José de Viera y Clavijo: “Así lo recuerdo yo”

Por
2
179
 


Edición España: Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Gobierno de Canarias
Guión: Antonio Becerra
Ilustraciones: Alberto Hernández, Estudio Nexo
Portada: Alberto Hernández
Precio: Gratuito (Edición en PDF)

 

Uno de los sambenitos con los que el mundo del tebeo debe de cargar es su presunta condición de género menor. No es menester mencionar que, de cuando en cuando, alguna mente desocupada se lance en diatribas contra el cómic, con ejemplos que no viene al caso mencionar pero que se hallan en la mente de todos y que nos indica que, aunque se le llame el noveno arte en no pocos foros, el cómic aún está muy lejos de gozar del respeto apriorístico que se otorga a las disciplinas artísticas clásicas. Por eso, cuando una institución pública utiliza un tebeo para promocionar el conocimiento de una figura histórica entre las nuevas generaciones, uno se da cuenta de que no está todo perdido. José de Viera y Clavijo: “Así lo recuerdo” es un tebeo que hace de vehículo para que se conozca un poco mejor la vida y obra de uno de los mayores representantes de la Ilustración en Canarias.

La obra recorre en unas pocas páginas los hitos principales de la existencia de Viera y Clavijo. Nacido en lo que hoy es el municipio tinerfeño de Los Realejos, este caballero cultivó gran parte de los campos que componen las ciencias y las humanidades, escribiendo sobre la Historia y la Botánica de la tierra que le vio nacer. Su vida, a caballo entre los siglos XVIII y XIX le permite ser testigo de las fuerzas que convulsionaron y cambiaron la faz del mundo, cruzando su camino con el de personajes tan ilustres como Benjamin Franklin. El tebeo se presenta como un resumen que el propio personaje hace de su vida, escribiendo un informe sobre la misma y rememorando sus aspectos principales. La parte literaria corrió a cargo de Antonio Becerra, en tanto que las tareas gráficas fueron para Alberto Hernández y el Estudio Nexo. Guionista y dibujante ya habían colaborado previamente en la realización de un cuento infantil titulado El primer amanecer.

El trabajo es sencillo, pero permite ver otro aspecto del trabajo de Alberto Hernández, un artista cuya labor viene definida por la versatilidad. Perro viejo en la tarea de ir por la vida con la carpeta bajo el brazo, don Alberto ha trabajado en el ámbito de la publicidad, mientras iban saliendo cosas en el mundo de los tebeos que van desde el trazo realista a la caricatura y desde el terror al erotismo con reminiscencia “pajarero-estesianas”. Actualmente se encuentra realizando una serie de álbumes de corte humorístico picante para el mercado holandés, amén de estar embarcado en el proyecto Zombi Hunter, con guiones de Víctor Santos. Si visitan su bitácora tendrán ocasión de echar un ojo a múltiples ejemplos de éstos y otros trabajos.

José de Viera y Clavijo: “Así lo recuerdo yo” es una curiosidad agradable que, además puede acercarse uno gratuitamente, ya que tiene una versión en PDF. Iniciativas como ésta, enmarcada en la conmemoración del Día de las Letras Canarias, hacen que se rompa el tópico de que los tebeos no son cultura. A ver si cunde el ejemplo y nos vamos sacudiendo los prejuicios.

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
CylonZero
CylonZero
4 octubre, 2010 23:20

Hay que apoyar estas iniciativas para hacer ver que el cómic es un medio capaz de contar cualquier historia, y de servir como vehículo a muy diversos elementos.

Por cierto, el enlace del blog de Alberto Hernández, a mi me dio un error.