Iron Patriot: Irrompible

Por
18
385
 

Edición original: Iron Patriot Vol #1-5
Editorial: Marvel Comics (USA)
Fecha de publicación: Marzo a Julio de 2014.
Guión: Ales Kot.
Dibujo: Garry Brown.
Color: Jim Charalampidis.
Entrada en Comixology
Precio: 19,95$.

 

“Tuve un sueño sobre ti. Te vi pescando sólo cuando no eras más que un niño. Entonces me sonreiste y me di cuenta de que el niño era yo”

Pese a que como secundario -e incluso como sustituto temporal de Iron Man- James Rhodes supo dejarse querer, nunca ha tenido demasiada fortuna en sus aventurasen solitario, incluso si lo comparamos con otros ilustres actores de reparto que no tuvieron serie propia hasta mucho después como Flash Thompson o Trueno Ross. Lejos quedan aquellos locos setenta en los que lo vimos debutar como veterano de guerra a medio camino entre Shaft y un joven Barry White, con una barba y proporciones imponentes que fueron perdiéndose en beneficio del aspecto espigado de Don Cheadle (para que luego hablemos de Amanda Waller).

Pero la Máquina de Guerra del U.S. Army nunca terminó de funcionar por su cuenta, y ni siquiera en los beligerantes 90 Len Kaminski fue capaz de quitarle el tufo de escudero de Tony Stark e Iron Man de reemplazo que le impedía volar por su cuenta. Muy atrás queda la armadura xenomorfa de Dan Abnett, los días en los que Christopher Priest intentó que fuera algo más que un mandado en The Crew, la desmadrada versión satírica de Chuck Austen, Greg Pak arrojándolo a las trincheras tras encontrárselo hecho una chatarrería con patas o los intentos de Nick Spencer por actualizarlo a las más sofisticadas formas de guerra del siglo XXI.

Ahora, la identidad de Máquina de Guerra queda guardada en el fondo de armario, en un tiempo en el que los americanos reivindican a sus gobernantes más compromiso dentro de sus fronteras y menos ofensivas bélicas en el extranjero, y los días de Black Hawk Derrivado han dado paso a 24 y Homeland.

ironpatriot02Siguiendo como hoja de ruta su evolución en el universo fílmico, James Rhodes es ahora Iron Patriot, identidad que asumió sin hacer demasiado ruido en los Vengadores Secretos de Nick Spencer y con la que ahora protagoniza esta mini-serie salida de ninguna parte, con la nueva gran esperanza blanca del cómic americano Ales Kot como guionista y el dibujante de The Massive Garry Brown a los lápices.

Sin tener muy clara la viabilidad de la serie, hasta el punto de que ni los propios editores se decidían si sería una mini-serie o una regular, Marvel vio en Kot el arquitecto perfecto para consolidar esta nueva etapa en la vida de Rhodes. El joven guionista de origen checo tenía una experiencia más que probada en historias de corte militar plagadas de elementos de ciencia ficción gracias a Zero, y además ya había tenido contacto con el personaje por medio de su contribución en el segundo volumen de los Vengadores Secretos.

Haciendo lo que cabía esperar de él, Kot construye una historia al más puro estilo de Jack Bauer o Carrie Mathison, trasladando el frente de actuación de Rhodes, desde los conflictos en el extranjero hasta las crisis de seguridad nacional. El guionista sabe moverse con fluidez por los elementos propios del género, construyendo un escenario en el que se exalta el hogar como lugar de retorno del soldado, abundan las proclamaciones de principios repletas de sentimiento patriótico que aspiran a llevar la inspiración al pueblo y los medios de comunicación de máxima actualidad, como arma de doble filo.

ironpatriot08

Todo muy americano, trazando un mapa de lugares comunes a través de la geografía norteamericana, donde no faltan paradas tan reconocibles como las labores humanitarias en Nueva Orleans, las crisis petrolíferas en el Golfo de México, las conspiraciones políticas fraguadas bajo la sombra del Capitolio, recuerdo a las guerras pasadas o la imponente efigie del Monumento a Washington.

Un marco perfectamente medido de banderas ondeantes y manchas imposibles de ocultar, en el que Kot se vale de las habilidades gráficas de Brown, para meternos en el juego con un arranque potente en forma de flashforward. Todo ello valiéndose de la mitología del personaje, con elementos que probablemente digan mucho a los lectores que lleven ya tiempo afincados en el universo del Hombre de Hierro (el diseño de la armadura del villano, el nombre de ese misterioso hombre en la sombra…), aunque también alguna decisión difícil de entender como sacarse de la manga a un padre mitad John Amos y mitas Louis Gossett Jr. y una sobrina hija de una hermana muerta, que si no es un descarado calco de la Natasha Irons de DC, es que lo es de Tesla Strong.

ironpatriot04Con todos estos ingredientes en el tablero, Kot juega con la idea del terrorismo interno que tanto temen los americanos, y de aquellos conciudadanos que -proclamándose verdaderos Patriotas- pretenden imponer sus ideales a los demás. Tenemos intereses podridos hasta lo más alto de la cúpula de gobierno, un villano con una causa que el mismo considera justa, secuaces infiltrados en los rincones más insospechados (tus vecinos, tu cartero, la chica del trabajo que tanto tilín te hace… cualquiera podría estar en el ajo) y un objetivo de altas miras, con la intención de sacudir a la nación.

Materiales suficientes para convertir a James Rhodes en el protagonista de toda una ‘Jungla de Cristal’ sin descanso, en una vertiginosa mini-serie de acción sin descanso en la que Iron Patriot no acabe de salir de un embolado, para descubrir que está metido en otro todavía más gordo. Sin embargo, lo que Kot nos ofrece en su lugar es un completo y desolador vacío, narrado tal pulso que Kot consigue ocultar que apenas tiene un esbozo de historia hasta entrar de lleno en el nudo de la misma.

ironpatriot07Ninguno de los elementos que forma parte de la trama está realmente aprovechado ni se desarrolla debidamente, ni un villano cuyas motivaciones no pasan de “Estoy cabreado con el gobierno y quiero hacer algo gordo porque queda guay”, ni la implicación de cierto cargo político cuya participación es meramente testimonial (desaprovechando por completo todas las cuestiones que Kot podría haber explotado si se hubiera atrevido a usarlo como algo más que una cara anónima), ni mucho menos un protagonista que nunca llega a definirse debidamente y que se pasa el 60% de la mini-serie atrapado en su armadura.

Tampoco se puede hablar demasiado bien de unos secundarios magnificados, que al final estorban más de lo que aportan, y que conllevan una serie de soluciones narrativas que flirtean con el absurdo. No se entiende que hace la sobrina de Rhodes trasteando con el equipo millonario propiedad del gobierno, porque opta por asumir una fachada imposible de creer en lugar de solicitar ayuda ni la relevancia que se le da a un recién aparecido padre cuya inclusión en el tramo final de la historia es tan gratuita, y sin más función que conducirnos a un sórdido clímax final al más puro estilo de los clásicos de Jean Claude Van Damme.

El resultado final es una miniserie que se puede resumir como un bonito envoltorio para una historia tan vagamente desarrollada que apenas llega a ser el esqueleto de una. Un relato de nula relevancia que se suma sin pena ni gloria al historial de James Rhodes y que, peor aun, fracasa por completo cuando intenta tener algo de trascendencia o dotar de consistencia a su nuevo rol como Iron Patriot. Apéndice completamente superfluo tanto para el personaje protagonista como la totalidad del universo Marvel, se queda en una bonita sucesión de viñetas para los consumidores de thrillers políticos de acción sin demasiadas exigencias.

ironpatriot06

Para los que esperen la saga que reivindique de una vez por todas a James Rhodes y el Patriota de Hierro como personajes o que Kot termine de afianzarse como guionista de Marvel Comics, me temo que habrá que seguir esperando.

  Edición original: Iron Patriot Vol #1-5 Editorial: Marvel Comics (USA) Fecha de publicación: Marzo a Julio de 2014. Guión: Ales Kot. Dibujo: Garry Brown. Color: Jim Charalampidis. Entrada en Comixology Precio: 19,95$.   "Tuve un sueño sobre ti. Te vi pescando sólo cuando no eras más que un niño.…

Review Overview

Guión - 3
Dibujo - 7
Interés - 2

4

Valoración

Vosotros puntuáis: 3.6 ( 1 votos)
18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dynamo
Dynamo
Lector
3 agosto, 2014 16:39

Señor Gavilán, echaba de menos una reseña suya, o se ha hecho esperar o me he perdido alguna. Una gran reseña, parece que la serie apunta maneras pero al final no termina de dar en el blanco. Una pena, Rhodes no termina de funcionar alejado de la armadura de Tony Stark.

samanosuke
samanosuke
3 agosto, 2014 21:05

Pues sí, ha sido una decepción enorme porque, aunque no esperaba mucho del protagonista de la mini, con Kot en el ajo creía que algo rescatable podría salir de ésto. Pero no, yo creo que Kot se lo toma no sé muy bien si como cachondeo porque los recursos, como dices, propios de una película de Van Damme, con ese final estereotipado con el padre que acabamos de conocer, lo de la paliza a puño descubierto de la armadura, y el plagio de la niña a cierto personaje DC, parecería que el guionista intenta hacer una historia de mierda a propósito, dando a la industria y a los lectores lo que suelen pedir, ya que hemos visto que cuando muestra todo su potencial en DC lo echan y en Marvel lo marginan en ventas. ¿Es una rabieta hecha guión? ¿Es la mejor forma de que lo despidan de Marvel pero le siga cubriendo el seguro médico? Ni puta idea, esto es tan extraño que no tiene una explicación lógica.

Por cierto, destacar a Garry Brown, que hace un trabajo muy interesante, complementado a la perfección por el color. Muy rescatable, espero que lo veamos más.

billyboy
billyboy
Lector
3 agosto, 2014 21:18

Bueno,yo cada vez reafirmo que estos movimientos salidos por las peliculas se las terminan pegando como avengers assambled y similares.

Jordi Molinari
Autor
3 agosto, 2014 21:23

Pues samanosuke en Marvel no se, pero en DC Comics lo podrás ver a partir de octubre, junto a Genevieve Valentine en Catwoman. A ver que tal ^^

Mr. X
Mr. X
Lector
3 agosto, 2014 23:05

A Mr X. -recuerda- le gustó el primer número, pero considera plausible que después la mini se fuera a la mierda. En fin. Yo espero que Marvel o quien sea le siga dando mucho trabajo, para que siga haciendo cosas molonas como Zero en otra parte.

samanosuke
samanosuke
4 agosto, 2014 2:51

Pues sí, es una hipótesis que tengo yo aunque sé que no es real más que nada por fechas, para qué se yo, no echarme para atrás espantado en próximos trabajos de Kot para las grandes que huelan a alimenticios. Este chaval tiene mucho, muchísimo talento, e imagino que como en otras ocasiones Ellis, Gaiman, Ennis, Moore, a todos les gusta llegar holgados a fin de mes y si en Marvel o cualquier otra editorial te cogen un guión escrito en papel higiénico (y miro especialmente a Avatar, una editorial que vive básicamente de ésto…) de una serie en la que no tienes mucho interés y en la que a pesar de buenas ideas, no tienes mucha intención de explotarlas, pues a todos nos gusta vivir bien y el cheque ya está en la cartera.

Que lo importante, como dice Mr. X, es que gente como Kot, Fraction, Ellis, etcétera, puedan seguir permitiéndose escribir lo que le verdad les entusiasma en las indies, con que de vez en cuando nos dejen alguna maravilla como Secret Avengers, Hawkeye o Thunderbolts, a mí ya me vale.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
4 agosto, 2014 13:22

Pese a que soy un gran fan de Kot y procuro leer todo lo que saca, esta mini no me llamaba nada la atención. Y tras tu (estupenda) reseña, Sr. Gavilán, pues ya me ha quitado las ganas de leerla.
A ver si su Winter Soldier es la mitad de bueno que se Zero, con eso me conformaría.

Pin
Pin
Lector
4 agosto, 2014 14:53

Enhorabuena por la reseña, Daniel.
Como llevo varios meses dando el coñazo con lo bueno que es Kot, es de justicia que aparezca por aquí a decir que su Iron Patriot es malo malo de narices.
Yo también tuve la sensación que comenta Samanosuke, al leer los primeros números (no la he terminado, ni ganas) de que el chico no se lo estaba tomando en serio. He de decir que me pasó algo similar con el primer número de los Secret Avengers. Me pareció un ‘¿queréis un Hawkguy? pues ahí va’. Y aunque no estaba del todo mal, no me parece Kot un escritor que pueda dar el 100% en ese registro fractioniano. Eso sí, los últimos números me han gustado mucho más. Creo que le está empezando a pillar el tono a la serie y es un Kot más reconocible. Una lástima lo que dices de que se mueve en números de cancelación porque me da la serie está arrancando. Pero ahí ya entramos en otros temas y ya dije por aquí un día que con la oferta de series que hay me parece milagroso que la enésima cabecera de los Vengadores venda 20.000 ejemplares, por muy buena que pueda ser.
Un saludo a todos.

Antoine
Antoine
Lector
4 agosto, 2014 15:09

“Que lo importante, como dice Mr. X, es que gente como Kot, Fraction, Ellis, etcétera, puedan seguir permitiéndose escribir lo que le verdad les entusiasma en las indies, con que de vez en cuando nos dejen alguna maravilla como Secret Avengers, Hawkeye o Thunderbolts, a mí ya me vale.”

Entiendo lo que dices, pero, viendo que la mayoría de los guionistas de las grandes trabajan también las indies, me gustaría que dieran lo mejor que tienen y etapas largas en trabajos para Marvel o DC. Si no, ¿quien lo va a hacer?

samanosuke
samanosuke
4 agosto, 2014 16:34

Antoine, pues por ejemplo, hubo unos tales Milller y Simonson que levantaron dos series por las que nadie daba un duro, sin ser ni mucho menos grandes nombres en ese momento. Dudo mucho que gente como los guionistas de los que hablo, para los que los empijamados no son ni de lejos su género predilecto e incluso en algunos casos, les tienen bastante tirria, vayan a darnos grandes series de superhéroes “puros”. Por eso digo, prefiero que de vez en cuando llegue, por ejemplo, un Ellis que sin dar el 100% deja ideas para rato que aprovechen otros guionistas (Thunderbolts, Iron Man), o a gusto en su parcelita para que pueda hacer una buena etapa (Moon Knight, Nextwave).

Antoine
Antoine
Lector
4 agosto, 2014 16:48

No, si en eso estoy de acuerso. Lo que digo es que casi todos los que están ahora en Marvel o DC, trabajan también para las indies, por lo que no quedan ya no Millers o Simonsons, tampoco Sterns o Mantlos, gente de la casa que ponga a Marvel o a DC primero.

Vamos que para casi todos los superhéroes son meramente alimenticios.

samanosuke
samanosuke
4 agosto, 2014 17:22

En eso estoy de acuerdo, pero es que realmente, a los guionistas que realmente les gustan los superhéroes, que hacen historias para mí más “puras” del género, se les ningunea bastante, sobre todo en ventas: Pak, Van Lente, Parker… Quizá tenga que llegar aún su gran obra, pero han hecho muy buenas cosas con superhéroes y juraría que les encanta trabajar en las dos grandes. No sé si ponerlas por delante o no, creo que eso es algo que ya va a quedarnos cada vez más lejos y es algo completamente lógico, pero al menos cuando escriben superhéroes lo hacen en mi opinión con amor al género y no como simple escaparate y catalizador momentáneo de sus temas recurrentes sin tener demasiado en cuenta dónde está trabajando y a quién está escribiendo (te miro a ti Hickman).

frankbanner71
frankbanner71
Lector
4 agosto, 2014 17:33

enesimo intento de hacer de jim rhodes un personaje interesante.

y van….

Mr. X
Mr. X
Lector
4 agosto, 2014 17:38

“#12
Antoine
4 agosto, 2014 de 16:48
No, si en eso estoy de acuerso. Lo que digo es que casi todos los que están ahora en Marvel o DC, trabajan también para las indies, por lo que no quedan ya no Millers o Simonsons, tampoco Sterns o Mantlos, gente de la casa que ponga a Marvel o a DC primero.

Vamos que para casi todos los superhéroes son meramente alimenticios.”

Eso ya lo he argumentado yo en alguna ocasión. Guionistas frikis de los superhéroes que han crecido queriendo escribir para Marvel o DC, quedan cuatro, Peter David, Mark Waid Morrison y no sé quién más de su quinta que siga en activo. L

De una generación posterior, Azzarello, Rucka, Brubaker y compañía ya se nota que tienen unas, por así llamarlo, inquietudes personales y que igual las plasman en un cómic pijamero como en uno que no. Y ya los de la siguiente, Hickman, Aaron, Snyder, etc, pues supongo que para ellos es un curro y punto, porque sus trabajos personales no les dan aún para vivir.

Y hay algunas excepciones, como Pak o Johns, pero, vamos, creo que son excepciones en una tendencia general.

samanosuke
samanosuke
4 agosto, 2014 20:21

El problema, Daniel, es que en principio cabía esperar muchísima más de esta miniserie, teniendo en cuenta el tono que le querían dar y viniendo Kot de hacer esa maravilla de Zero que por similitudes temáticas apuntaba bastante más alto, pues claro, uno se esperaba bastante más, a pesar de ser de sus primeros trabajos para Marvel. Es lo mismo que ha pasado (guardando las distancias de la calidad demostrada hasta ahora) lo que le ha pasado a Edmondson, que todos apostábamos por que se iba a marcar dos pedazo de series con Punisher y Viuda Negra al conocer sus trabajos anteriores y se han quedado en dos series bastante sosillas. Haciendo una comparación imaginaria pero que como juego mola mucho para elucubrar, es como si el primer trabajo para Marvel de Gaiman tras petarlo es Dr. Extraño y la pifia, parece que te quedas como con más cara de tonto xD O como sí a Milligan tras X-Statix le dan los X-Men y se marca un mojón… ¡Ups!

Pero vamos, que sí, de acuerdo contigo en que no es el primero ni será el último, ya digo que el caso más reciente fue dos días antes de él con Edmondson.

Mr. X
Mr. X
Lector
4 agosto, 2014 21:16

“lo que le ha pasado a Edmondson, que todos apostábamos por que se iba a marcar dos pedazo de series con Punisher y Viuda Negra al conocer sus trabajos anteriores y se han quedado en dos series bastante sosillas. ”

Yo no, que ya había leído su Grifter, que era malo con ganas.