International Iron Man: Y los padres son…

Brian Michael Bendis y Alex Maleev responden en International Iron Man a las preguntas de los fans. ¿Quiénes son los verdaderos padres de Tony Stark?

Por
13
4742
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, y desvela abundantes detalles argumentales de International Iron Man .

Un mal azota las oficinas de Marvel desde hace tiempo. Cada vez se presta más atención a lo que viene después que a lo que hay ahora. Se entiende que el sistema de producción americano, que exige que las tiendas de cómics hagan sus pedidos con tres meses de antelación, fuerza a presentar y promocionar lo antes posible futuras novedades; al fin y al cabo, hay que generar interés en lectores y libreros para que unos no esperen a hipotéticas reimpresiones y los otros confíen en el rendimiento comercial de futuras propuestas y se atrevan a encargar copias extra. El coste a pagar es la falta de visibilidad para series que lo necesitan desde el comienzo. Marvel publica más de setenta cómics al mes, todos compitiendo por la atención de lectores cuyo presupuesto para cómics es muy limitado. Si a eso le sumamos el amplio volumen de oferta por parte de otras editoriales, queda claro que la clave para triunfar es la promoción que le da la editorial a las series. En muchos sentidos, la estrategia editorial de Marvel significa abandonar a su suerte a todas las series que no están protagonizadas por los héroes de siempre.

International Iron Man

International Iron Man fue presentada por todo lo alto. Una serie regular a cargo de Brian Michael Bendis y Alex Maleev, el equipo creativo de Daredevil y Scarlet, que sería publicada en más de cincuenta países y supondría el siguiente paso en la historia del personaje estandarte de All-New All-Different Marvel. En resumen, el estreno más importante de la temporada. Pero poco después se anunció Civil War II, que inmediatamente acaparó toda la atención. International Iron Man pasó a segundo plano, y el impacto de su primer número se limitó a chistes a costa de la ignorancia de Bendis respecto a la geografía inglesa. Para cuando se anunció una nueva iniciativa Marvel Now, las ventas estaban descendiendo en picado, probablemente porque ya nadie se acordaba de la serie. La sentencia de muerte fue pronunciada oficialmente al anunciarse las series que compondrían Marvel Now: Bendis y Maleev estaban trabajando en –menuda ironía– otra serie de Iron Man más importante. International Iron Man quedó reducida a una miniserie de siete números.

Este inesperado final además cuestiona la planificación de Marvel. La editorial no solo prometió una serie regular, sino también una premisa que nunca se materializó. International Iron Man iba a ser una serie sobre Tony Stark viajando por el mundo entero en compañía del nuevo Doctor Muerte. Juntos, lucharían contra supervillanos que no uno no encuentra en Nueva York y ya de paso, descubrirían secretos del universo Marvel largo tiempo ocultos. En los siete números que ha durado la serie, Stark solo ha viajado a una gran ciudad europea y a un pueblecito perdido, del Doctor Muerte ni rastro, y los secretos esos siguen estando bien ocultos. Sin embargo, y menos mal, una promesa sí se cumplió. Al anunciarse la serie Bendis prometió revelar la identidad de los verdaderos padres de Tony Stark, y así ha sido.

El origen de Tony Stark según Kieron Gillen

iron_man_17_cover_fragment

Retrocedamos al año 2013. Marvel Now! está siendo un éxito, las ventas reflejan que la estrategia de Axel Alonso, recientemente ascendido a editor-in-chief, era lo que hacía falta para renovar el interés de los lectores. Siguen los mismos autores de antes, pero cambiarlos de título y dejarles contar sus historias es suficiente. Matt Fraction cedió Iron Man a Kieron Gillen, quien empezó con un breve arco argumental antes de llevarse al personaje al espacio. Bendis acababa de empezar su horrenda etapa en Guardians of the Galaxy y una de las novedades era la inclusión de Tony Stark en la cuadrilla de Star-Lord. Gillen aprovechó esa situación para narrar las aventuras en solitario de Stark en el cosmos, donde el héroe descubriría lo diminuto e insignificante que es en comparación con los otros habitantes del universo. Pero justo cuando se encontraba planificando esas historias, su editor telefoneó pidiendo un cambio significativo en la colección.

El quincuagésimo cumpleaños de Iron Man estaba al caer y la editorial pensó que sería buena idea celebrarlo con una historia especial en los cómics, algo rompedor que conectara el pasado con el presente. Gillen desechó todas sus ideas y se puso a pensar hasta que se le ocurrió algo tan alocado que podría funcionar. Los editores le dieron el visto bueno a su propuesta, que no era otra que revisitar el nacimiento de Tony Stark. Unos meses después comenzaba a publicarse El Orígen Secreto de Tony Stark, cuya conclusión dejó boquiabiertos a todos los lectores.

La aparición en el presente del misterioso androide 451 –máquina creada para recolectar y archivar enormes cantidades de datos– sacaba a la luz un gran secreto. Howard y Maria Stark esperaban a un hijo que probablemente no sobreviviría el parto si los médicos no se equivocaban. El primero buscó incansablemente a alguien o algo que pudiera evitarlo. Gracias a su posición como agente de SHIELD descubrió la existencia de 451, entre cuyos bancos de datos podría encontrarse la clave para salvar a su futuro vástago. El robot aceptó ayudarle bajo la siguiente condición: alteraría la estructura genética del niño para convertirlo en un genio de la tecnología. De este modo, la humanidad podría prepararse en el más absoluto secreto para cualquier ataque alienígena.

iron_man_secret_origin_451_offer

La sorpresa fue que ese bebe… no era Tony Stark. Gillen, en el último acto de su historia, desveló que el bebé modificado por 451 era Arno Stark. Al detectar que 451 había inoculado al bebé un dispositivo de autodestrucción en caso de que su plan se torciera, Howard Stark ideó una cura con devastadores efectos secundarios. Su hijo necesitaría pasar el resto de su vida bajo respiración asistida, y 451 jamás debería saberlo. Los Stark escondieron a Arno y adoptaron a otro bebe para engañar a un 451 que nunca sospechó nada. Ese bebe adoptado era Tony Stark.

iron_man_17_tony_and_arno

Sin embargo, Gillen no dijo quiénes eran los padres biológicos de Tony. Arno Stark comentaba que la identidad de estos era un misterio, y en la propia historia Stark tampoco se mostraba interesado por saberlo. Lo verdaderamente importante era que tenía un hermano al que quería conocer. En los siguientes números los dos Stark trabajaron juntos en diversos proyectos y la pregunta de los padres no volvió a surgir. Cuando Gillen dejó la serie Marvel la relanzó como Superior Iron Man, cuyo argumento giraba en torno al personaje volviéndose malvado debido a los sucesos del evento Axis. Arno estuvo ausente en lo poco que duró ese volumen y tampoco se profundizó en el nacimiento de Tony Stark. Luego, tras Secret Wars, Brian Bendis asumió las riendas y continuó dejando de lado todo lo relacionado con el origen de Stark. Hasta que se anunció International Iron Man.

Y los padres son…

La serie de Bendis y Maleev da por fin una respuesta a la pregunta de los padres en una historia que alterna escenas en el presente, con Tony Stark indagando el paradero de sus padres, y en el pasado, retrocediendo a la juventud del héroe de la armadura dorada, ahondando en un viejo amor y en la complicada relación con su padre adoptivo. La parte situada en el presente se limita a una pelea con una organización criminal con la que Iron Man se cruza en su búsqueda; en cambio, las secuencias en el pasado adaptan sus años formativos a un contexto más moderno. Pero todo eso palidece en comparación con los dos últimos números, que sirven para narrar la historia de los padres de Stark y por qué fue entregado a adopción.

Antes, en el quinto número, Iron Man encuentra un documento secreto en un pueblo perdido de Bulgaria. En él está escrito el nombre de su madre, a la que localiza inmediatamente. En contra de lo que uno podría esperar, es aparentemente una persona normal y corriente que nada tiene que ver con el mundo de héroes en pijama y supervillanos dados a monólogos en el que vive el protagonista de la serie. Se llama Amanda Armstrong y es una cantante profesional. Pero ¿cómo es que entregó a su hijo a un orfanato en Bulgaria? La respuesta es más complicada de lo que parece…

international_iron_man_tony_stark_mother

Resulta que Amanda es la hija de un agente del FBI asesinado por IMA. Este hecho motivó a la condesa Allegra de Fontaine, agente de SHIELD y eterna novia de Nick Furia, a reclutarla hace cuatro décadas. Le ofreció un suculento contrato con una discográfica a cambio de pequeños trabajos de espionaje. En solo un año Amanda se volvió una estrella del pop, y llamó la atención del seductor agente de SHIELD llamado Jude. Este la rescató en dos ocasiones de los terroristas de Hydra, estableciéndose una relación romántica entre los dos al mismo tiempo. Jude, por cierto, se deja crecer un precioso bigote que viene a demostrar que su hijo heredó bastante de él.

international_iron_man_jude_and_amanda
Los padres de Tony Stark cuando se conocieron

Unos años después de conocerse, Amanda y Jude esperaban un hijo. Temían que el mundo de espías en el que viven sea un peligro para la seguridad del niño, temían morir y dejar sola a su criatura. No parecía que SHIELD les dejase retirarse, pero tampoco hacía falta.

Aviso de Spoiler

Jude tenía un plan que consistía en cobrar todos los favores que le debe… Hydra. Sin que nadie lo supiera, Jude había estado trabajando en secreto para la organización nazi, suministrándole información confidencial. A cambio, los villanos prometieron no hacer daño a Amanda y al niño, además de garantizarle suficiente dinero y protección para desaparecer del mapa. El problema es que con sus acciones Jude hizo posible la muerte de agentes inocentes. Amanda, claramente consternada, reaccionó violentamente.

international_iron_man_amanda_kills_jude

Jude falleció segundos después. Destrozada psicológicamente, Amanda le pidió a la condesa Fontaine que encuentre un hogar seguro a su hijo, lejos de SHIELD e Hydra.

Quiso el destino que los Stark no estuvieran pasando por un buen momento debido a sus fallidos intentos de tener un hijo. Un día Howard Stark escuchó que SHIELD iba a entregar a un niño a un orfanato, y él mismo se ofreció a adoptarlo. Ese niño pasó a llamarse Tony Stark.

Si hay que destacar algo del origen que Bendis le ha dado a Iron Man es la total ausencia de referencias a Arno Stark y al androide 451. Las escasas escenas de Howard y Maria Stark son tan ambiguas que funcionan sin necesidad de resumir la etapa de Kieron Gillen. Este hecho garantiza que todos los lectores entiendan qué está pasando; pero también que la historia de International Iron Man pueda seguir siendo vigente incluso en el caso de que la editorial eliminase a Arno mediante retcons, reboots, o cualquier otra artimaña.

Las aventuras del joven Tony

Aparte de la pregunta de los padres, International Iron Man pretende actualizar el pasado de Tony Stark a una época más moderna. Es por eso que oficialmente la juventud de Stark transcurrió a partir de ahora en los años 90. Bendis y Maleev muestran a Stark estudiando en Inglaterra, en la universidad de Cambridge, situada, cómo no, en Londres… Por errores tan garrafales como ese Bendis fue el hazmerreír de Internet una buena temporada. Pero volviendo a la historia, los dos autores hacen que el joven Tony conozca a una atractiva chica que lo cambiará todo para él. Cassandra Gillespie es su nombre, y pertenece a la familia dueña de la principal competidora de Industrias Stark en el negocio de la venta de armas. Los dos jóvenes se enamoran, pero la intromisión de Howard Stark, quien ya había arruinado la vida romántica de su hijo un par de veces, y varios secretos de la familia Gillespie lo arruinan todo.

international_iron_man_tony_meets_cassandra

En estos segmentos Bendis continúa la costumbre de cambiar el pasado de Howard Stark, quien ha pasado de ser ese padre duro con problemas de alcoholismo a una figura heroica y esencial para entender el universo Marvel. En este caso no hay ninguna alteración radical, pero sí un Howard más entregado que nunca a su hijo adoptivo, llegando a extremos impensables para protegerlo. El papá de Iron Man es desde ahora un progenitor que siempre obró bien, aunque eso implicase el odio de su ser más querido.

La mayor novedad que aporta Bendis es el personaje de Cassandra Gillespie, que reaparece muy cambiada en el presente. Por motivos misteriosos, en algún momento se convirtió en la líder de una organización secreta dedicada al tráfico de armas que se cruza casualmente con Iron Man. Nueva ex amante y nueva villana en la ya densa mitología del Vengador dorado.

international_iron_man_cassandra_present

Valoración final

A la hora de valorar International Iron Man como serie uno no puede hacer otra cosa más que comentar que, nuevamente, estamos ante un Bendis muy irregular, tirando a malo. Empezando por lo positivo, los dos últimos números, es decir, la historia de los padres de Stark, son muy buenos. Si era necesario retconear el origen de Tony Stark es una cuestión subjetiva, pero lo que está claro es que el escritor se ha esforzado en darle una nueva historia a la altura de las circunstancias. Y por supuesto, su caracterización del Vengador dorado, sin dejar de ser el típico parlanchín que tanto le gusta escribir, es notable. Errores de geografía aparte, los segmentos en los años 90 también están muy conseguidos, sobre todo las partes relacionadas con Howard Stark.

Sin embargo, nada puede enmascarar que todo lo malo de Bendis también está presente. Como viene siendo habitual en él, casi toda la historia se podría haber contado en la mitad de páginas perfectamente. No, falso, se podría incluso haber contado en tan solo tres números. El guion no tiene claro cuál es el motivo de juntar la trama de los padres con la de la juventud de Stark y todo lo relacionado con Cassandra Gillespie consiste al final únicamente en gastar páginas. Se entiende, por lo tanto, que los cinco primeros números de la serie, por muy interesantes que puedan ser, son relleno innecesario; no tienen otro propósito más que malgastar el tiempo de los lectores hasta que, por casualidad, aparecen pistas que resuelven automáticamente todo el misterio de los padres. Y eso nos lleva al otro problema de la serie: Bendis vuelve a recurrir a unos cuantos deus ex machina para avanzar la historia. Los momentos más importantes de la serie se resuelven entre escenas o a base de programas o inventos que Tony Stark se saca de la chistera.

international_iron_man_1_preview_1

En el apartado gráfico, Alex Maleev vuelve a simplificar radicalmente su estilo de dibujo, tal y como hizo en otras series como Lando. Recuerda un poco a Sean Murphy, y no al dibujante de Daredevil y Scarlet, lo cual es, al parecer, el precio a pagar por una serie sin retrasos. Indudablemente, los resultados no son malos, aunque sigue sin derrotar a su eterno enemigo el estatismo y no se luce como en sus mejores trabajos. Mucho depende también del colorista Paul Mounts, quien no hace mal trabajo, pero su paleta de colores no sabe cómo compensar la ausencia de fondos y la falta de detalles en el escenario. A veces parece que las figuras de Maleev viven en un mundo en el que hasta el cielo está hecho de mármol.

En conclusión, International Iron Man queda reducida a una interesante pero prescindible serie que es difícil de recomendar hasta a los fans del duo Bendis/Maleev. Lo mejor que se puede decir de ella es que los dos últimos números, los únicos que de verdad valen la pena, pueden comprarse por separado sin tener que sufrir el resto.

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Luisru
Lector
6 octubre, 2016 16:33

Madre mía… ¿Y esto es idea de Bendis, o el editor se lo dicta y él solamente lo embrolla un poco más? SPOILER No sé qué es más delirante, si lo de los padres biológicos, lo de la ex-novia que ahora dirige una organización secreta… Es todo ridículo, como de parodia turca de James Bond. ¿Y esto iba a ser el cómic más importante de Marvel? Normal que lo hayan cancelado.

Y lo de Cambridge en Londres… A ver, me parece normal que un americano no tenga ni idea de geografía europea (aunque los europeos sepamos más o menos dónde están todas las universidades de la Ivy League gracias a su colonialismo cultural) pero, coño, eres un guionista al que pagan un pastizal, ¿y no puedes mirar Google Maps para saber dónde está Cambridge? Bendis no es que sea mejor o peor guionista, lo que le pasa es que es un vago de cojones y escribe los cómics con el piloto automático. El hazmereir de Internet, sí, pero más se habrá reído él de los lectores cuando le hayan ingresado el cheque por sus servicios con la mierda que ha escrito.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Luisru
6 octubre, 2016 17:41

Los dos primeros números me leí de Bendis en Iron Man, porque todo dios me decía que era el mejor Bendis que habían leído desde Ultimate Spiderman.

Dos números que se reducen a dos conversaciones en cada número. Cuando ojeé el tercero y vi que gastaba ¡¡¡una página entera!!! para que el Doctor Extraño le chocara la mano no me podía creer lo que estaba viendo… lo dejé en la estantería de la tienda y regalé los dos que había comprado a un amigo.

No entiendo como ciertos guionistas siguen en sus puestos. Ah, sí, me olvidaba: venden miles de cómics, que al final del día es lo único que cuenta.

Katar
Katar
6 octubre, 2016 16:58

Y yo que pensaba que lo del Toninho de la Encrucijada o lo de quitar la paternidad de Wanda y Pietro a Magneto eran cagadas épicas. Aun no puedo creer que en Marvel diesen luz verde a lo de hacer a Tony hijo adoptivo, pero mucho menos aun darle al empantanado asunto una mierda de solución de este calibre.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
En respuesta a  Katar
6 octubre, 2016 17:44

Ahora sustituir a Tony por una versión juvenil me parece pecata minuta comparada a esto… y mira que odio aquella etapa de Iron Man con todas mis fuerzas.

Lo peor de todo esto es que es como un Mefistazo, pero sin Mefisto de por medio.

Eso y que cuando las críticas arrecien por toda esta movida, tendrán que entonar un mea culpa y volver a corregir toda esta absurda situación.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
6 octubre, 2016 17:37

Muchísimas gracias José García Vicente por tu excelente artículo con el cual me he ahorrado el tener que pagar para leer esta nueva tomadura de pelo made in Bendis.

La idea de que Howard y María Stark no fueran los padres biológicos de Tony me pareció en su momento un disparate: siempre se había caracterizado a Howard y Tony con ciertas similitudes gráficas, por lo que la paternidad estaba fuera de dudas, pero bueno, era el nuevo sapo que había que tragar y Kieron tenía ideas que de una mejor o peor manera iba sacando adelante.

¿Hacer una idea salida de tono para llamar la atención? A fe mía que lo consiguieron. Creo que con un simple “donde dijimos Arno, volvemos a decir Tony”, aprovechando las Crisis fin… esto, las Secret Wars de Hickman y aquí paz y en el cielo gloria.

Nueva estupidez de Bendis, haciendo el ridículo monumental. Yo no sé situar en un mapa la dichosa Universidad, ni falta que me hace, pero no haber comprobado ese dato es una muestra más que el guionista, editor de la serie y dueños de Marvel no hicieron sus deberes.

Una prueba más de que el “calvo genial” se le permite de todo, aún cuando sólo sabe producir basura, eso sí, basura de la más selecta calidad.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
6 octubre, 2016 17:46

Ya es oficial: no entiendo algunos movimientos que Marvel hace con sus personajes.

Ya podéis darme votos negativos y llamarme hater.

hammanu
hammanu
Lector
6 octubre, 2016 18:16

Como cantaba Manolo Escobar ¿Dónde estará mi Marvel…?
Esto de los padres parece una versión mala del de los padres de Peter Parker mezclado con El secreto de Puente Viejo.
Definitivamente cuando Hickman decía que el UM moria y se transformaba en otro no mentia.
Por desgracia a nivel de calidad de comics Iron Man va a ser un segundon. La ultima etapa que me hice fue la de los Knauff y me alegro por el embrollo que le han metido. Que mania tienen los guionistas que cuando no tienen ideas trastean con el pasado para destrozarlo mas y mas

billyboy
billyboy
Lector
En respuesta a  hammanu
7 octubre, 2016 1:13

“parece una versión mala del de los padres de Peter Parker mezclado con El secreto de Puente Viejo.”

Algunos comentarios tendrian que ser enmarcados en ZN XXXD,que bueno 🙂

Savarese
Savarese
Lector
6 octubre, 2016 22:34

Qué complicado todo, por lo menos no es inhumano. Creo.

Savarese
Savarese
Lector
En respuesta a  Savarese
6 octubre, 2016 22:36

¿Era necesario conocer a los padres biológicos? ¿Qué problema había si quedaban en el anonimato? ¿Le suma algo al personaje?

Thorin_II
Thorin_II
Lector
6 octubre, 2016 22:48

Que asco me está dando toda la etapa esta. Incluso le he cogido tirria a la etapa de Kieron Gillen y eso que me la compré y la tengo releída un par de veces y no me desagradaba. Le estoy cogiendo una manía desde que llegó Bendis de mucho cuidao. Leche que estoy pensando en deshacerme de los cómics del origen secreto y todo! A ver si se pasa el tiempo, se larga el tiparraco este ya y vuelve el Iron Man de verdad, no la broma esta que nos están gastando. Siento ser duro pero es que estas cosas me matan.

Save
Save
Lector
7 octubre, 2016 1:01

Si Bendis fuera un futbolista sería Sergio Ramos.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
8 octubre, 2016 11:48

comment image