Reseñas DC: Shade The Changing Girl

Shade regresa a DC y lo hace por la puerta grande, fiel al concepto y con afán de sorprender.

Por
8
3141
 
stcg_cv2_previews

Edición original: Shade: The Changing Girl #01.
Guión:Cecil Castellucci.
Dibujo:Marley Zarcone.
Entintado:Marley Zarcone.
Color:Kelly Fritzpatrick.
Formato:Grapa, 24 páginas.
Precio:2,99 $.

 

El personaje de Shade no es nuevo en DC Comics. Su primera aparición fue en 1977 en el primer número de su propia serie, escrito a cuatro manos entre Michael Fleischer y Steve Ditko, verdadero cerebro detrás de la creación de Rac Shade, un ser proveniente de la dimensión Meta donde es acusado de traición y sentenciado a muerte. Para huir, Shade, roba un chaleco M con el que poder cambiar de dimensión y llegar a la Tierra mientras las autoridades de Meta lo persiguen de forma implacable.

Aquí hay dos claves importantes. La primera es que ese chaleco le permite poder distorsionar la percepción de la gente respecto a quien lo lleva en función de su estado emocional. La segunda es que con este trabajo Ditko regresaba al cómic mainstream de nuevo y como no podía ser de otra forma lo hace con una creación diferente, original, psicodélica y con un sinfín de posibilidades.

Y como ocurre con lo que se sale del camino marcado, las ventas no acompañaron y la serie acabó siendo cancelada en el número 8, quedando un noveno número inédito que ha ido viendo la luz a retazos repartido en varias series como Comic Cavalcade #02 y Detective Comics #487.

Pero la semilla ya estaba plantada y aunque las historias que se desarrollaron a lo largo de su breve etapa no estuvieran enmarcadas dentro del propio Universo DC, fueron más que suficientes para que el concepto se retomara en 1990 y que de mano de Peter Milligan y Chris Bachalo se lanzara una nueva serie que llegaría a alcanzar un total de setenta números, pasando a formar parte, en su número 33, de la primera oleada de series que, en 1993, dieron forma y entidad al recién creado sello editorial Vertigo. Puede que la serie alcanzara una buena cantidad de números y sea considerada una serie de culto hoy, pero la realidad es que las ventas nunca fueron muy buenas por lo que acabó siendo cancelada.

stcg_1-preview_1coavbtouiaapib4

Y desde su cierre en 1997 el personaje y todo lo creado hasta entonces quedó en el olvido y abandonado en ese ático oscuro, húmedo y lleno de telarañas que es el limbo editorial al que algunos personajes son condenados.

Hoy, en 2016, el personaje regresa con fuerzas renovadas y lo hace en el recién creado sello Young Animal, ese Vertigo metido en continuidad de DC Comics, con el propósito de devolvernos de nuevo a este personaje que esperemos haga suyo el dicho de que a la tercera va la vencida.

Hoy el personaje es de nuevo reinventado por Cecil Castellucci con el firme propósito de tamizar una historia sobre la identidad y la personalidad con una capa, gruesa y espesa, de surrealismo que busca alejarse mucho del estilo visceral y anárquico de Milligan. Castellucci no persigue realizar una obra compleja, pero tampoco simple, construyendo un nuevo entorno que aleja al personaje de la madurez de sus otras encarnaciones para llevarlo a la adolescencia y todo lo que ello implica.

Shade llega de nuevo de Meta y posee a una muchacha que estaba en coma. Su despertar convulsiona su entorno y hace que se pongan en marcha una serie de mecanismos que llevan a Shade a vivir la vida de esa muchacha que atesora un inquietante pasado que Catellucci va a ir desgranando de forma muy meticulosa y medida, ya que ese pasado oculta un horrible secreto que puede cambiarlo todo y a todos.

Con este reenfoque queda todo dicho en un solo número. La guionista quiere cambiar la propia percepción de la realidad tal y como la entendemos, haciendo uso de la psicodelia más arraigada en los años sesenta, el surrealismo más puro y dejar que esa realidad se aleje de la lógica mediante un principio físico como es la entropía, pero aplicada en este caso no a la materia, sino a las relaciones sociales y en esencia a las emociones más primarias.

stcg_1_preview_3shade-1-pg02

Intentar racionalizar este cómic es un puro acto de locura. Estamos frente a un cómic muy intenso y duro que puede o no resonar dentro del lector, por el aspecto que sea, estético, conceptual, narrativo… no importa, la cuestión es que se lee y deja huella, buena o mala, pero de alguna forma genera sensaciones y emociones contrapuestas que hacen de su lectura una experiencia muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

Estamos frente a un cómic que debe ser leído varias veces para poder llegar a captar todos los matices que esconden, no solo sus textos, sino los dibujos obra de Marley Zarcone que con su trazo fino y limpio da forma a lo inabarcable. Su capacidad para generar una atmósfera que resulta inquietante es sobrecogedora. No precisa cargar su dibujo con detalles, sombras o líneas cinéticas, su dibujo sencillo se basta para meternos dentro de una nueva realidad de la que sabemos que podemos entrar, pero tal vez no sepamos o queramos salir.

Una nueva encarnación para un personaje con infinitas posibilidades y un claro ejemplo de lo que Young Animal persigue con cada nueva serie que llega al mercado. La oferta se diversificará aún más con Cave Carson y Mother Panic, de las que esperamos grandes cosas, visto lo visto hasta ahora con Doom Patrol y la que ahora mismo nos atañe.

Shade es una serie exigente, sincera, áspera, inquietante, emocionalmente tóxica, retorcida, imaginativa y especial, que quiere poder llegar a ese lector que demanda algo que se salga de lo establecido, profundice en las raíces humanas y nos muestre que en medio de todo esto, al final, la cordura es tan solo un estado transitorio que nos precipita hacia la locura.

  Edición original: Shade: The Changing Girl #01. Guión:Cecil Castellucci. Dibujo:Marley Zarcone. Entintado:Marley Zarcone. Color:Kelly Fritzpatrick. Formato:Grapa, 24 páginas. Precio:2,99 $.   El personaje de Shade no es nuevo en DC Comics. Su primera aparición fue en 1977 en el primer número de su propia serie, escrito a cuatro manos…
Guion - 9
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.8

Diferente.

Una obra de difícil catalogación, capaz de entusiasmar y asquear por igual. Una obra que busca romper ciertas normas, no tanto metalingüísticas, sino más propias de las historias en si mismas. Un trabajo que busca enraizar en el lector y arrastrarlo a la entropía que parece encerrar entre sus páginas.

Vosotros puntuáis: 9.18 ( 7 votos)
8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Argonas
Argonas
Lector
7 octubre, 2016 10:41

Creéis que ECC editará esto, Cave Carson, Omega Men o sobre todo la Doom Patrol? Naaa, eso nos alegraría y nos haría disfrutar de sus tebeos, y no está el horno para bollos.

Anónimo
Anónimo
7 octubre, 2016 13:55

Shade posee a una chica en coma, entonces… ¿se impone la personalidad de Shade o la de la chica? O sea, ¿el protagonista es ese gran Shade que conocí en Starman o aflora más la personalidad de la moza en cuestión?

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Anónimo
7 octubre, 2016 17:57

El Shade que dices es el de la Golden Age; el que manipula las sombras. El que sale aquí es una creación de Ditko que es n tipo de otra dimensión con un traje que influye en las percepciones de la gente, e incluso este no sale es una chica que roba el traje de marras y vete a saber como acaba atrapada en la mente de la terraquea

Anónimo
Anónimo
En respuesta a  hammanu
8 octubre, 2016 13:12

Gracias. ¡Qué enrevesado es a veces este mundillo!

hammanu
hammanu
Lector
8 octubre, 2016 23:01

De nada Luca… a veces cuando tengo que explicar a un no lego sobre cosas de supers ni yo mismo se como me aclaro, si no llevase lustros leyendo estaría igual de perdido que los demás.

Phantom Stranger
Phantom Stranger
5 diciembre, 2016 5:18

hola una pregunta, esta serie se situa en el mismo universo en donde transcurren la de los superheroes de Rebirth en Dc comics?

mateo pereyra
mateo pereyra
En respuesta a  Phantom Stranger
12 diciembre, 2016 18:42

creo que si young animal es como un vertgo pero todos sus titulos estan integrados a la continuidad principal