Historias del Multiverso Oscuro

Todo lado luminoso, tiene su lado oscuro.

Por
5
2077

Edición original:Tales from the Dark Multiverse: Batman: Knightfall núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: The Death of Superman núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Blackest Night núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Infinite Crisis núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Teen Titans: The Judas Contract núm.1 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guion: James Tynion IV, Jeff Loveness, Kyle Higgins, Matt Groom, Scott Snyder, Tim Seeley.
Dibujo: Aaron Lopresti, Brad Walker, Javi Fernandez, Kyle Hotz, Tom Raney.
Entintado: Norm Rapmund, Drew Hennessy, Dexter Vines, Walden Wong, Danny Miki, Matt Ryan.
Color: ALex Guimaraes, John Kalisz, David Baron, Allen Passalaqua, HIFI, Rómulo Fajardo Jr.
Formato: Cartoné. 280 págs. A color..
Precio: 31,00 euros.

Pensar en la alternativa de algo es siempre un ejercicio muy seductor. Nos gusta imaginar como serían las cosas de no haber pasado tal y como ocurrieron. Dentro de la ciencia ficción es un recurso muy usado para crear ucronías de todo tipo, en la que Alemania gana la guerra, los chinos son los primeros en llegar a la Luna o Abraham Lincoln no muere de un tiro en el teatro… Un sinfín de alternativas se abren a partir de un cambio, que puede ser muy sutil o directamente aplastante, para poner en marcha una historia alternativa cargada de nuevas posibilidades.

A finales de los ochenta, Marvel, explotó esta idea en una serie titulada What If? en la que justamente se trataba un acontecimiento relevante de su continuidad y se narraba cambiando algo de lo conocido. Era una serie con un nivel irregular, pero escondía joyas entre sus páginas y si el lector llevaba poco tiempo subido a eso de leer mensualmente comics, era la serie ideal para ir conociendo el inmenso universo Marvel.

En DC han emulado la fórmula (con anterioridad se ha tratado de forma sistemática en los especiales Otros Mundos) y han rescatado cinco eventos importantes dentro de su continuidad para someterlos a un tratamiento multiversal, pero en el lado oscuro. Un experimento al que ahora colocamos sobre la mesa de autopsias para diseccionar y ver que puede ofrecer al lector.

El Multiverso Oscuro nace de la mente de Scott Snyder en el evento Metal. En dicho multiverso todo ocurre de igual forma que en el multiverso convencional, pero con un tapiz siniestro y descarnado. Un telón de fondo con el que poder reinventar las cinco historias seleccionadas, la Caída del Caballero Oscuro, la Muerte de Superman, La Noche Más Oscura, Crisis Infinita y el Contrato Judas. Cinco joyas de la corona de DC. Cinco historias de potente calado en la continuidad, que siguen resonando entre los lectores más veteranos y los recientemente llegados que nunca dejan de oír hablar de ellas.

Las cinco historias tienen un mismo denominador común: la caída al lado oscuro de algunos de los involucrados. Con semejante escenario la fuerza y frescura de estos especiales pierde fuerza, pues el desenlace de cada una sigue patrones muy similares.

BATMAN: LA CAIDA DEL CABALLERO OSCURO

Con guion de Tynion IV y dibujo de un poderoso Javier Fernández, es la historia con más solidez de las que se presentan en este tomo. Sus puntos fuertes quedan muy remarcados gracias al trabajo de Tynion IV que apuesta por mostrar el lado más emocional de la historia y retorcerlo delante del lector. Se trata de mostrar lo sabido y luego pervertirlo. Hacerlo no es solo un mero ejercicio de traslación simple de la luz a la oscuridad, sino que se desarrollado con carisma y buen hacer.

Tynion triunfa por ser el que mejor entiende el ejercicio al que se debe someter con este trabajo y logra que los personajes sean fieles a si mismo en todo momento. Este tratamiento orgánico de todos ellos es lo que hace que su especial brille por encima de los demás encartados en el tomo.

Algo que además ayuda al trabajo del guionista de Detective Comics, es el lápiz de Fernández, que no solo se luce marcándose unos diseños espectaculares, sino que capta a la perfección el tono sepulcral de la historia.

LA MUERTE DE SUPERMAN

La muerte más mediática de los comics de superhéroes se convierte en manos de Jeff Loveness y Brad Walker, en un relato de odio y venganza desmedida. Una tragedia que funciona bien como historia gracias a la ola de destrucción que se desata, pero sin lograr conectar de manera emocional con el lector que siente que lo que está leyendo no es coherente con los personajes. Es necesario un ejercicio de abstracción intenso para lograr entrar en la trama y disfrutarla de verdad. Si no se logra llegar a ese nivel, el resultado es una simple historia que retuerce a la original, pero que no conmueve ni en fondo ni en forma.

Walker firma unas páginas muy bien resueltas, con un estilo más evolucionado que en sus días de Aquaman, en el que experimenta más con la composición de página y se deja llevar por el efectivísimo del guion de Loveness.

LA NOCHE MÁS OSCURA

Tim Seeley y Kyle Hotz son los encargados de plasmar esta historia alternativa en la que las cosas no acaban como se pudo ver en la Noche más Oscura original. Todo gira alrededor de un acto de egoísmo y sus consecuencias para el universo. Un relato de vida y muerte, de guerra y paz, de opuestos que Seeley resuelve con profesionalidad en un trabajo que no acaba de convencer. Se pierde en sus propios excesos, apostando todo al efectivísimo y sin dar apenas espacio a la caracterización de los protagonistas. Juega con algunos de los personajes del Universo DC que más pétreos se muestran en sus caracterizaciones por lo que se mueve sin apenas rascar la superficie de algo que podría haber dado mucho más en manos más exigentes.

No ayuda para nada el desbocado trabajo de Hotz a los lápices, que se muestra grotesco en cantidades industriales, sin acabar de entender muy bien la propuesta de Seeley. Un tándem descompensado y una de las historias más olvidables del tomo.

CRISIS INFINITA

De nuevo Tynion para salvar una historia compleja de diseñar de forma alternativa, no por la simpleza del cambio, sino de su desarrollo, siendo el trabajo del guionista de Batman, eficaz y significativo por el final que plantea. Lo acompaña a los lápices el siempre cumplidor, Aaron Lopresti, que realiza un trabajo sobrio, al servicio de la historia, sin florituras, fiel a si mismo y a los lectores.

Estamos de nuevo ante un trabajo con el que Tynion apela a los sentimientos de los lectores. Sabe a la perfección que debe ser capaz de tocar las cuerdas apropiadas para conseguir acercar la trama a lo que esta necesita. No en vano está jugando con algunos de los personajes más queridos por lectores, y un paso en falso podría resultar fatal.

Su caracterización se muestra coherente pues, aunque los cambios son drásticos, se mueven dentro de los parámetros esperados del comportamiento de cada uno de ellos. Una evolución natural como podría ser denominado, que hace que las piezas de este dominó caigan de manera ordenada en todo momento.

CONTRATO JUDAS

Nunca se había hecho nada así antes. Lo que Wolfman y Perez plasmaron a través de esta historia fue algo para lo que los lectores del momento no estaban listos… ni los que descubrieron la obra más tarde, pues aquella historia de traición, venganza y muerte, en una serie como los Titanes, fue algo totalmente inesperado. Y para revisar este clásico tenemos a Kyle Higgnis y Matt Groom al guion, con un irreconocible, por su bajo nivel, Tom Raney.

El planteamiento de la trama no puede resultar más directo al centrar toda su atención en Terra y su alianza con Deathstroke. Algo esperado, por otro lado, pero que apenas sorprende en su desarrollo por el anodino despliegue argumental del que hace gala esta historia reinventada.

El trabajo de los guionistas se muestra errático, con apenas un par de apuntes que puedan salvarse, para desatar una orgia desenfrenada de odio visceral que no acaba por entenderse de forma clara. A este desbarajuste narrativo se une un Raney en horas bajas que apenas es capaz de emular su propio estilo, con poses y expresiones que rozan el absurdo. Ni como trabajo alimenticio puede perdonarse a la peor entrega de las cinco.

Queda por tanto un tomo irregular en contenido, que acaba siendo una anécdota dentro de la producción DC. Una pequeña oportunidad perdida que podría haber dado más de sí.

Edición original:Tales from the Dark Multiverse: Batman: Knightfall núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: The Death of Superman núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Blackest Night núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Infinite Crisis núm. 1, Tales from the Dark Multiverse: Teen Titans: The Judas Contract núm.1…

Mera curiosidad.

Guion - 6
Dibujo - 6
Interés - 6

6

Un tomo que globalmente no convence. Su propuesta se muestra anodina. El trabajo de Tynion no es capaz de eliminar el irregular tono del recopilatorio.

Vosotros puntuáis: 5.42 ( 9 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Antonio Pulido Garcia
Antonio Pulido Garcia
Lector
26 septiembre, 2020 12:29

La explosión de ¿Lois Lane?, se parece de forma sospechosa a alguna que otra forma de morir del Fénix de Jean Grey.
Saludos.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
26 septiembre, 2020 13:33

Hola!

Igual es un poco off-topic pero me llamó la atención el comentario de los “What If…” de Marvel en el segundo párrafo del texto. El primer volumen de esa serie marvelita comenzó en 1977, para contar lo que habría pasado de producirse una alteración (mayor o menor) en la línea canon. Es un título que forma parte del acervo marveliano. Y ahora, a continuación, lo que quería comentar de una lectura que me dejó sorprendido hace tiempo.

Detective Comics 347, de Gardner Fox y Carmine Infantino, fecha de enero de 1966. Batman y Robin se enfrentan al Rebotador sin éxito, siendo cuestionados por la prensa y la ciudadanía. Batman traza un arriesgado plan y derrota al criminal. Eso es media historia. A continuación aparece Gardner Fox en su casa, y nos cuenta que le gusta pensar en qué ocurriría en sus historias si algo sucediera de forma distinta. Llama a esas historias “What If…” y tiene su propia salita en casa con su sofá (el cuarto de los “What If”) para pensar en ellas en un ambiente propicio. Y así viene la segunda parte: “Y si el Rebotador adivinara los planes de Batman y estableciera una contramedida para que fallara?” y arranca una segunda historia a partir de ese punto, con un escenario totalmente distinto. Al final Gardner Fox cierra la historia diciendo que es un “What if”, y que si la gente quiere más historias de este tipo que por favor escriban a la editorial. La cosa no debió entusiasmar mucho (aunque a mí me pareció muy imaginativo, Gardner Fox era un titán muy por encima de la media) porque no conozco muchas más historias en ese sentido. Diez años más tarde Marvel lanzaría una línea de “What If…” que consiguió cuajar durante años.

Cuantas pequeñas joyas hay perdidas en el fondo editorial de DC, con valor creativo y/o histórico? Y si… ECC publicara material antiguo? Quizás en el Multiverso Oscuro…

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  Drury Walker
26 septiembre, 2020 15:36

Que tipo enorme Gardner Fox, quizás de los más grandes americanos originales junto con Kirby, Eisner y alguno más: creó a Flash (2 veces!!), Hawkman, Dr. Fate, Sandman, Batichica, el baticinturón, Zatara y Zatanna, la Sociedad de la Justicia y la Liga de la Justicia, Tierra 2 y el Multiverso y, ahora me entero, el concepto de What if…continuado por el en Marvel y por DC en los Elseworlds. Gigante entre gigantes, fundamental en la Edad de Oro, de Plata y de Bronce.

Ziggy
Ziggy
Lector
En respuesta a  Drury Walker
27 septiembre, 2020 23:42

De seguro que ese numero se lo leyó Stan Lee. Admitamoslo, Stan sabia como vender las ideas de otros.

Ziggy
Ziggy
Lector
27 septiembre, 2020 23:48

Pues si que hay varios personajes que no actuan como tales y que esa es la excusa de este multiverso oscuro (que creo que debio tener su exito si estan preparando un rebrote, digo, una segunda ola).
No deja de ser una curiosidad, aunque cuando de historias alternativas se trata me gusta que tambien las haya con giros más positivos. Tanto millerismo resulta aburrido a la larga.