Half Past Danger #1-6

Por
13
477
 

Edición original:Half Past Danger #1-6.
Guión: Stephen Mooney.
Dibujo: Stephen Mooney.
Entintado: Stephen Mooney.
Color: Stephen Mooney, Jordie Bellaire.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,99.

 

Difícil es abordar un cómic que uno sabe que le va a gustar desde antes de leerlo. La dificultad radica en quitarse esos prejuicios o expectativas favorables al momento de la lectura, como también al comentarlo. Y esto proviene, a su vez, de la anticipación que se genera desde que uno se entera de la existencia del proyecto, con su premisa y varios detalles y alguna que otra imagen, que confirman una y otra vez que se trata de algo que se disfrutará.

Este es precisamente el caso de Half Past Danger, serie de seis entregas de Stephen Mooney que fue anunciada hace más de un año (en octubre de 2012) y se publicó entre mayo y octubre de este 2013; es decir, doce meses exactos entre la noticia y la lectura completa del cómic. Durante ese período de tiempo, vimos imágenes promocionales como las que están más abajo. Luego, leímos una premisa que nos decía que narraría “una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial, que luego derivará de ese cuasi realismo a un mundo de fantasía, que irrumpe para llevar el comic a los géneros de acción y aventura”, en la vena de Indiana Jones, con nazis y dinosaurios entremezclados, y bebiendo también de las historias pulp tan de moda y tan disfrutables. Al mismo tiempo, Mooney declaraba que este cómic sería un proyecto completamente autoral, personal, en el cual se daría el gusto de hacer todo lo que siempre quiso hacer, cumpliendo sus deseos artísticos.

7796 7798

En efecto, todo lo previo elevaba las expectativas (al menos a quien escribe), y eso puede afectar al momento de la lectura del cómic, porque no consiga estar a la altura de lo anticipado, o bien siendo indulgente por eso mismo. Procurando evitar una y otra actitud, puedo anticipar que no tratamos aquí con una joya ni con una lectura imprescindible, y que tampoco resultó ser la obra definitiva que el autor promocionaba, pero nada de esto evita disfrutar igualmente de leerlo. Pero no anticipemos tanto, y pasemos a revisar por qué llegamos a esas conclusiones.

half_past_danger_interior_1 half_past_danger_interior_2

Comenzando por el principio, la premisa que tenemos es efectivamente la que nos anunciaba el autor, y un poco más también, fruto de los protagonistas que transitan esta historia; siendo personajes en gran medida arquetípicos, igualmente el lector puede relacionarse con ellos. En primer lugar tenemos al principal, el irlandés (no casualmente, ya que el propio autor es originario de Irlanda) Tommy Flynn, carismático, divertido, con el que puede sentirse identificado; luego, el resto del reparto protagónico consiste en una femme fatale con un rol fuerte, un soldado que combina elementos de Superman, Capitán América y Doc Savage, y por último un japonés con muchos dotes de ninja. Todos juntos conforman un grupo divertido y realmente entretenido de leer. Como decíamos, la historia comienza en tono bélico realista, y en este irrumpe rápidamente el mundo de fantasía, generando conflictos que llevarán adelante a la narración, llena de giros de trama sorprendentes, algunos mejores y más justificados que otros. Lo que se consigue con esto, más allá de lo bien que se ejecute, es mantener siempre en vilo al lector, con una sorpresa a la vuelta de página y con nuevas tensiones que deberán enfrentar y resolver los personajes, lo cual redunda en lectura atrapante y entretenida.

half_past_danger_interior_3 half_past_danger_interior_4

Habiendo mencionado el mayor o menor logro en la ejecución de las muchas ideas de Mooney para esta historia y sus personajes, debemos profundizarlo más. A lo largo de sus seis números la realización tiene altibajos, iniciando la miniserie con un muy buen primer número, pero seguido de un #2 que tiene diálogos de menor calidad, y un guión no del todo sólido y consistente para conseguir narrar lo que quiere, denotando aquí la inexperiencia como escritor del irlandés que tiene en Half Past Danger su primer trabajo como autor completo. Podemos ser un poco indulgentes y considerar que al ser este su primer guión esos bajos están dentro de niveles aceptables, y que son de cierta forma compensados por otros diálogos que sí están muy bien logrados y giros narrativos que en verdad sorprenden y están bien conseguidos (o algunos que cuentan sólo una de esas dos características), demostrando que tiene capacidad para desempeñarse en esta tarea.

half_past_danger_interior_5 half_past_danger_interior_6

Por el lado del dibujo sucede algo similar, ya que exhibe una gran habilidad narrativa tanto en escenas de acción, como en otras más tendientes al suspenso y en otras que pertenecen momentos de calma, y en este aspecto sí mantiene el nivel de principio a fin. Donde no es igualmente regular es en la calidad del dibujo en sí mismo, que si bien sostiene un estándar, hay mejores y peores páginas, en las que una vez más se nota que es capaz de un nivel pero por la razón que sea (probablemente tiempo, porque es más evidente esta irregularidad hacia la mitad de la miniserie y en adelante) no está a la altura de su propio nivel del #1 al #6.

De todos modos, no pretendo con esto señalar a Half Past Danger como un cómic malo, en absoluto. Si todo lo señalado estuviera bien logrado, probablemente se trataría de un cómic perfecto, una obra maestra que haría de Stephen Mooney el principal autor a seguir. No obstante, sin ser perfecto ofrece muy buenos momentos, de calidad visual y narrativa, con entretenimiento y diversión constante (en esto sí no falla), así como mucho contenido de ideas y trasfondo que puede dar lugar a secuelas en las cuales el autor podría seguir contándonos historias de este atractivo mundo de ficción y sus queribles personajes, mientras él mismo crece como creador de cómics, ya que no deja de ser un autor interesante al cual cabe prestarle atención.

Enlaces de interés

  Weblog del cómic

  Entrevista en Comic Book Resources

  Entrevista en Newsarama

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
11 diciembre, 2013 12:39

Indiana Jones meets Cadillacs & Dinosaurs, con erótico resultado. Coincido plenamente contigo, Mariano, en que es más un entretenimiento de alto nivel que una obra maestra, y con sus fallos, claro está. Aunque confío en que para el TPB hayan corregido los diálogos “dudosos” y añadan algún extra dinosáurico 😛

No me esperaba encontrar esto por aquí, por cierto. ¡Gracias, Mariano!

Khonshu
Khonshu
Lector
11 diciembre, 2013 12:52

Pues en esas páginas el dibujo se ve muy muy flojo. Un autor verde y con un trazo carente de carisma.

Y el color – imagino que de él mismo – tampoco ayuda.

Ya puede compensarlo con buenos guiones.

Reverend Dust
Lector
11 diciembre, 2013 13:28

No sé, Khonshu. Yo veo que lo importante cumple su función.

Khonshu
Khonshu
Lector
11 diciembre, 2013 13:36

Pues en blanco y negro gana un montón.

Este tío se está haciendo un flaco favor al colorearse a sí mismo. El resultado final pierde una barbaridad. Se está haciendo un “Andrea Sorrentino”.

Reverend Dust
Lector
11 diciembre, 2013 13:39

Se colorea a dos manos con Jordie Bellaire, que es una colorista de 10, así que no sé si en estas páginas se ha coloreado él o ha contratado a Bellaire como mercenaria, dejándole todos los patrones hechos. De todas formas tampoco me parece un color horrible. Prefiero esto que el exceso digital de series que me gustan más (pienso en los coloristas de Valiant, que a veces habría que correrlos a gorrazos -sobre todo viendo las tintas de esos dibujazos, fuá-).

Khonshu
Khonshu
Lector
11 diciembre, 2013 13:53

Este tío tiene un estilo de blancos y negros muy marcados, tipo Leif johns, Mignola, Tony Harris o Peter Snejberg. Combinándolo con una paleta tan tenue y poco variada no da buen resultado. Y lo de convertir la línea en color les ha quedado muy mal aplicado.

En la escena de los prismáticos desdibuja demasiado el fondo, parece que no está acabado.

La de la caseta es una escena terriblemente plana. No puedes resolver eso con un croma marrón y ya está.

Ese fondo malva de lo del tren tampoco creo que funcione muy bien.

Y ya lo del personaje rubio, que parece que tiene la cabeza en llamas es de escándalo.

La mejor, con diferencia, es la que tú has posteado del T-Rex, que fíjate que tiene unos colores más vivos y solo transforma el negro en color donde debe, en lugar de hacerlo con toda la línea.

Una de dos. O empezó el solo y luego le ayudó Bellaire o realmente fue mejorando.

Reverend Dust
Lector
11 diciembre, 2013 14:13

La del T-Rex es del primer número, así que es todo un misterio xD

Khonshu
Khonshu
Lector
11 diciembre, 2013 16:08

Será sencillamente lo que dice Mariano, que hay mejores y peores páginas. Que la obra es irregular en cuanto a acabado.

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
12 diciembre, 2013 3:01

Hombre, Mr.Abrach, la verdad es que esto suena bien:
– “…historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial, que luego derivará de ese cuasi realismo a un mundo de fantasía, que irrumpe para llevar el comic a los géneros de acción y aventura”, en la vena de Indiana Jones, con nazis y dinosaurios entremezclados, y bebiendo también de las historias pulp…”

Lo que pasa es que los dibujos hacen aguas, al menos los que usted a utilizado en la reseña. Cuando he visto al pseudo Hombre de Bronce ese, entre otras cosas, a punto he estado de correr a por un cubo de agua para tirarselo a la cabeza. Madre mia, que horror!!
En cambio, como comentan los compañeros zoneros por ahi arriba, las páginas enlazadas por Mr.Reverend en ByN y color están muy, pero que muy bien. Y las portadas también me han gustado bastante.

Pero yo también creo que este artista está aún un pelín verdecillo para llevar a cabo el solo un trabajo de esta enjundia.
De todas formas, soy de la opinión de que si esta obra llega por estos barrios un servidor le da una oportunidad. Y eso gracias a su reseña que me da que ha sacado petroleo de donde no lo hay, o al menos no en las primeras capas 😉

Rockeros Saludos.

Khonshu
Khonshu
Lector
12 diciembre, 2013 11:08

A ver, yo quiero ver viñetas de los números 2 en adelante en las que salga el rubio. Tengo curiosidad por ver si la señorita Bellaire le apagó a este hombre la cabeza flamígera.

Había oído de gente que se ponía en el pelo “mechas”, pero no que luego las encendieran. (Tum-tum-pas… festival del humor).

orco05
Lector
12 diciembre, 2013 15:08

¿Un ninja contra soldados nazis? ¡Compro!