Hablamos con Dolmen sobre los cómics de Radical Studios

Por
10
378

A finales de junio de este mismo año, Dolmen Editorial nos sorprendió con la noticia de la adquisición de los derechos de publicación en España de los cómics de Radical Studios, editorial fundada en 2007 con la clara vocación de publicar viñetas para adaptarlas al celuloide. Una estrategia empresarial que, pese a las reticencias que suele causar en los lectores, no impidió a Radical contar con nombres tan ilustres como los de Warren Ellis, Peter Milligan, Steve Niles o Rick Remender para sus cabeceras. Muy llamativos para ser mero markéting.

Con una primera tanda de títulos compuesta por el Hotwire de Steve Pugh y Warren Ellis (fantasmas basados en la ciencia y una agencia gubernamental que los controla), el Time Bomb de Jimmy Palmiotti, Justin Gray y Paul Gulacy (viajes temporales a la Alemania nazi para evitar una hecatombe apocalípitica) o el FVZA (Federal Vampire and Zombie Agency) de David Hine, Roy Allan Martinez, Wayne Nichols y Kinsun Loh, la apuesta de Dolmen Editorial nos interesó lo suficiente como para ponernos en contacto con Jorge Iván Argiz (editor de la línea Siurell en Dolmen y artífice de la llegada de Radical a la editorial, amén de fundador de la desaparecida Dude Cómics, director de las Jornadas de Cómics de Avilés o coordinador literario de la Semana Negra de Gijón, entre otras cosas) y así conseguir un poco de información sobre los muchos títulos por llegar. Resultado de este intercambio es la siguiente entrevista, que sin duda despejará muchas dudas a todos los interesados. Empecemos pues…

Entrevista con Jorge Iván Argiz

Zona Negativa: ¿Cómo surgió la idea de haceros con los derechos de Radical Studios para España? ¿Por qué, de entre las muchas licencias de compañías independientes, escogisteis ésta?

Jorge Iván Argiz: Como todos los editores, nosotros nunca dejamos de mirar qué se publica por otras latitudes y, de hecho, nunca se ha dejado de publicar en Dolmen material de editoriales americanas y así títulos como Los Ratones Templarios, Invencible o Moving Pictures, por citar algunos, se iban integrando en nuestro catálogo a lo largo del año. No conviene olvidar que el cómic USA fue uno de los cimientos sobre los que se asentó la editorial mucho antes de que yo estuviese en ella y la revista Dolmen, santo y seña de la casa, se dirige a un público con una querencia especial a este tipo de material. Lo que sí sucede, y no se puede dar la espalda a la realidad, es que, en los tiempos en los que yo estaba aún en Dude y publicar material americano parecía reducido a las grandes editoriales, había un enorme catálogo de títulos de gran calidad todavía libres. Ahora, con la afortunada democratización del universo editorial español en ese sentido, son cada vez menos los títulos interesantes de verdad que quedan libres, y nos obliga a pensar con mucho más cuidado cada paso a dar.

Los primeros cómics de Radical en desembarcar

La eclosión de Radical tenía un planteamiento diferente al mayoritario, tratando de crear cómic con personajes interesantes de cara a futuras adaptaciones cinematográficas, llevados al papel por equipos creativos tan solventes como interesantes y apostando por un acabado moderno que conecte con los gustos de las nuevas generaciones sin alejar por ello a los lectores de toda la vida. Por eso nos pusimos en contacto con la gente de Radical y cerramos rápidamente un acuerdo que de momento ha dado ya el fruto de varios títulos publicados en España.

Zona Negativa: En el anuncio oficial comentáis que había varias editoriales pugnando por los derechos. No os vamos a preguntar cuáles, lógicamente, pero sí qué valores propuso Dolmen para llevarse el gato al agua, más allá de los económicos.

Jorge Iván Argiz: Sé que al menos había otras tres editoriales interesadas, dos ellas con oferta en firme, que no me corresponde a mí desvelar aunque tampoco hay tantas como para que si lo pensáis os equivoquéis en mucho. Yo creo que además de cumplir las condiciones económicas, obviamente, valoraron como ventaja competitiva a nuestro favor el hecho de que en Dolmen los títulos de Radical iban a ser un pilar importante dentro de nuestra oferta editorial, algo que íbamos a dejar claro apostando por un formato lujoso y muy cuidado, en lugar de ser solamente otros títulos más dentro de un enorme catálogo. Por otra parte dejamos muy claro que nuestra oferta no iba a ser por dos o tres títulos y ya está, sino que teníamos intención de apostar realmente por sus productos tratando de que los lectores españoles conecten con ello. Al final, sea por eso o por otras causas, se decidieron por nosotros y como os podéis imaginar estamos muy contentos e ilusionados de que así fuera.

Zona Negativa: Los cómics de Radical pertenecen a un espectro de cómics muy concreto: alejados de los superhéroes, cercanos a géneros como el terror o la ciencia ficción, y con una voluntad adulta. Es un mercado muy concreto en el que Radical tiene mucha competencia (Vertigo, Icon, Image, Avatar, Dark Horse…). ¿Qué creéis que los hace destacar sobre la oferta existente? ¿A qué tipo de lector queréis apelar y cómo lo vais a atraer a esta línea?

Jorge Iván Argiz: Efectívamente Radical transita por ese tipo de géneros que mencionáis y que en Dolmen siempre hemos cuidado especialmente, incluso ahora como sabéis tenemos una línea de novelas de zombis y en breve ampliaremos el espectro a todo tipo de terror. Yo, por mi parte, formo parte de la organización de festivales como la Semana Negra, que apuestan también muy decididamente por ese tipo de géneros y temáticas. Así que es lógico pensar que la orientación de Radical encajaba a la perfección con nuestros gustos editoriales.


Previa de Hotwire

Yo creo que destacan por encima de muchas de sus competidoras al tener un aire mucho más acorde con los tiempos y los gustos de muchos nuevos lectores, así como por la calidad de las firmas que están detrás de cada serie pero, realmente, no creo que se trate tanto de comparar líneas entre sí como de tener claro, y lo tenemos, que los títulos de Radical nada tienen que envidiar como propuesta a esas que mencionáis. Yo, como lector, disfruto mucho con Hotwire de Radical, pero también con Scalped de Vertigo o con el Hellboy de Dark Horse, y creo que los títulos que estamos lanzando al mercado tienen, como mínimo, la calidad suficiente para competir con las editoriales que mencionáiss y hacer que muchos de sus lectores pasen a ser también nuestros lectores. Sobre la última parte de tu pregunta es siempre bastante fácil de responder, otra cosa es luego hacerlo bien o no, pero vamos a atraer lectores ofreciéndoles buenas historias, que creemos que no deberían perderse, y ofreciendo las series en volúmenes integrales de bonito formato repletos de interesantes extras.

Zona Negativa: ¿Por cuánto tiempo o cuántos títulos habéis suscrito los derechos? ¿Cuál es vuestro plan de publicación para línea?

Jorge Iván Argiz: Iremos gestionando el plan editorial sobre la marcha viendo la respuesta de los lectores a cada cabecera. La idea es sacar alrededor de ocho o nueve volumenes al año, lo que tenemos un poco menos claro es el orden. Hasta ahora hemos sacado el Hotwire, el AFZV y el Time Bomb que lleva a la venta apenas un par de semanas. Los próximos tres títulos sí que os los puedo confirmar ya: Serán The last days of the American Crime, la segunda entrega del Hotwire y City of Dust, tres títulos muy diferentes entre sí y que están realizados por firmas tan interesantes como Steve Niles, Warren Ellis, Steve Pugh o Greg Tocchini, entre otros.

Zona Negativa: En concreto nos gustaría preguntaros, más allá de los tres títulos anunciados, por Caliber, Hercules y After Dark… ¿podéis indicarnos cuándo y cómo se publicarán?.

Jorge Iván Argiz: Las tres están en nuestra parrilla de salida, la que saldrá antes de ellas será probablemente After Dark, que seguramente sea la siguiente a las tres que os he mencionado antes. Y saldrán publicadas con el mismo formato del resto de la línea, ya que queremos que la imagen de la línea sea homogénea y fácilmente reconocible.

Zona Negativa: El formato de publicación de Radical es muy curioso: básicamente se basa en publicar miniseries ya concebidas desde origen para dar el salto cinematográfico. Para ello las series vienen “creadas” o “patrocinadas” por personajes del séptimo arte y escritas por valores profesionales del noveno. Así, After Dark está creada por Antoine Fuqua y Wesley Snipes y guionizada por Peter Milligan; para Caliber tenemos a Johnny Depp, ¿Ha influido esta perspectiva de adaptaciones en vuestra decisión de haceros con los derechos?

Jorge Iván Argiz: No ha sido algo que nos hiciera fijarnos especialmente en Radical de mano, aunque sí que nos parece una interesante política editorial. El problema sería si eso fuese la idea central y los cómics la excusa para llevarla a cabo, pero parece que la compañía (al contrario que otras que anteriormente intentaron estrategias parecidas) saben que los cómics han de funcionar también de forma independiente, así que sin dejar de mirar nunca para las posibilidades de llevarlas a la gran pantalla, las colecciones están en manos de profesionales muy reputados del mundo del noveno arte, lo que garantiza un trabajo de calidad más allá de una posible versión en pantalla grande.

Próximos títulos a publicar en España

En el 2012 parece que se estrenará la versión en cine de The last days of the American Crime, uno de los próximos títulos en ver la luz en nuestro país, y si no hay cambios uno de los protagonistas será Sam Worthington (el protagonista de Avatar, el remake de Furia de Titanes o de la más reciente entrega de Terminator) y el director será F. Gary Gray (que ya había dirigido Italian Job, Negociador o Un ciudadano ejemplar).

Zona Negativa: Aunque esa clara vocación cinematográfica de los cómics de Radical pueda ser atrayente, también puede ser contraproducente: muchos lectores han adquirido cierta alergia al cómic que adquiere tics protocinematográficos. Recordemos la línea Director’s Cut de Virgen Comics, con cosas como el 7 Brothers de John Woo. ¿Qué les dirías a esos lectores para romper sus esquemas?

Jorge Iván Argiz: Bueno, les invitaría a no prejuzgar y darle una oportunidad a esta línea, ya que esa generalización (como todas) debería contemplar las excepciones y no hacer que se pierdan obras que igual pudieran haberles gustado y mucho, ya que sería como no leer nada de Vertigo porque las dos primeras lecturas que hubieran caído en nuestras manos no nos hubiesen gustado. En mi opinión el trabajo en las versiones de cómic realizada en Radical es bastante superior a lo que fueron los comics de Virgin y, aunque evidentemente no tienen porque gustarle a todo el mundo, creo que no sería el mejor ejemplo a seguir. Eso y que, además, las series de Radical son tan distintas entre sí que no se puede tan siquiera juzgar a una por las otras.

Zona Negativa: Si no recordamos mal, Dolmen está en la plataforma de cómics digitales española Koomic. ¿Habéis adquirido también los derechos de publicación digital de los materiales de Radical? ¿Veremos estos tebeos en nuestros iPhones y iPads?

Jorge Iván Argiz: En un principio no hemos adquirido de mano esos derechos, pero si funciona bien la línea en España no descartamos ejercer el derecho preferente de adquisición sobre ellos.

Enlaces de interés
10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Khonshu
Khonshu
Lector
10 octubre, 2011 19:08

Un inciso cinematográfico quizás un poco puntillista:

La película “The Negotiator” de F.Gary Gray se tuvo que llamar “Negociador” a secas, sin el “el”. Esto fue probablemente debido a que anteriormente ya habían llamado en España “El negociador” a la película “Metro”, protagonizada un par de años antes por Eddie Murphy.

Parece una errata insignificante, pero “Negociador” es un peliculón, lo cual hace la elección del director haga más ilusión que si fuera el de la mucho más floja “El negociador”.

anpugar
anpugar
Lector
10 octubre, 2011 21:17

No es por molestar, pero para mí Dolmen es sinónimo de falta de seriedad, no creo que acaben ninguna de las series que empiecen.
Ejemplos:
– Liberty Meadowns edición de lujo, (bastante cara), En el tomo 3 dejaron sin publicar las tiras finales de la boda que eran fundamentales, además dicho tomo era más pequeño que los números 1 y 2.
– Jeremiah, no han seguido publicando tomos, y han dejado un follón de números publicados, con su edición por numeros aleatorios.
– Starman de DC, solo editaron el segundo arco. saltándose el primero que edito mal Zinco y no continuaron.
No recomiendo a nadie que compre nada de lo que publiquen, los tebeos citados son de calidad sin discusión y ya ven como los trataron.

Toni Ribas
Toni Ribas
10 octubre, 2011 21:32

Aparte de las series que menciona anpugar, yo sigo esperando que continúen con Wayne Shelton… o al menos que den algún tipo de explicación. Por otro lado, creo que es la editorial española con más denuncias por prácticas poco éticas. No entiendo como se han decantado por ellos.

josemari
josemari
Lector
10 octubre, 2011 21:48

Pues sí que habéis puesto a caldo a Dolmen en pocas palabras xDDDD

A mí me apetece variar de cómics y estos tres que anuncian la verdad es que parecen tener buena historia y buen dibujo. Y encima tapa dura, como a mí me gusta. Así que me haré con ellos. Total, si no los compro ahora con una buena edición, ¿qué me toca? ¿Esperar a que Dolmen pierda los derechos y otra editorial se haga con ellos y los edite de una forma que me convenza? Tampoco lo veo muy práctico.

JOSE
JOSE
10 octubre, 2011 22:44

pues si te vas a comprar los 3 vete ahorrando 60 euracos, q t van a hacer falta…

jorgeivanargiz
11 octubre, 2011 0:48

Bueno… no creo que haya mucho riesgo de que no acabemos de editar estas series, ya que son integrales con la obra completa 😛

Por otro lado, no sé muy bien las circunstancias de esos casos que mencionas porque Starman o Jeremiah eran editados mucho antes de que llegara a Dolmen, pero me temo que todas las editoriales -en determinados casos- se ven obligadas a no continuar con sus intenciones iniciales por muy buenas que estás fueran.

En el caso de Radical, como te digo, cada volumen es una obra completa así que no creo que sea aplicable.

josemari
josemari
Lector
11 octubre, 2011 10:29

Muchas gracias por aclararlo, Jorge 🙂

Otra razón más para tomarme en serio la compra de estas obras.

jorgeivanargiz
11 octubre, 2011 14:06

No hay de qué, era una aclaración importante de todos modos.

Ivan
Ivan
Lector
11 octubre, 2011 20:07

yo por mi parte me he comprado los 3 publicados y pienso seguir haciendolo, dolmen a mejorado mucho en unos años para aqui, y parece que por fin van a empezar a editar americano de una manera mas regular, espero que acabeis battle pope y cia.. y las ediciones son perfectas ..

josemari
josemari
Lector
11 octubre, 2011 20:18

Por la temática, el único con el que tengo más dudas es Hot Wire pero los otros dos sí que me llaman poderosamente la atención. Uno por ver en cómic esa agencia dedicada a cazar zombies y vampiros y otro porque el dibujo excelso de Gulacy habiendo acción de por medio promete, bombas temporales y demás promete y mucho.