Guía de lectura: IKEGAMI Ryōichi

Recopilamos la información sobre el maestro Ikegami que puedes leer en Zona Negativa.

0
2137

IKEGAMI Ryōichi (池上遼一, 1944) es un autor de manga de sobras conocido en nuestro país. Ha sido un mangaka que desde los inicios de la edición del cómic japonés en estos lares ha estado siempre presente entre los lectores. Por lo tanto, desde la década de los noventa se ha convertido en un autor de culto, que merece la pena leer. IKEGAMI Ryōichi nació en 1944 en Fukui y fue testigo durante la infancia de la tragedia de la posguerra.

Pasó gran parte de su juventud en la ciudad de Osaka. Durante esta etapa fue cuando empezo a interesarse por el dibujo y con diecisiete años ya empezó a combinar el dibujo de manga y el diseño de carteles. Precisamente en esta etapa fue cuando publicó sus primeras obras. La calidad de sus obras provocaron que el MIZUKI Shigeru le contratara como asistente tras publicar en la revista Garo, una publicación de gran éxito en la década de los sesenta. De esta forma, IKEGAMI Ryōichi se trasladó a Tokio en el año 1966.

En la década de los setenta empezó a beber las mieles del éxito cuando fue el encargado de realizar la versión japonesa de Spiderman en colaboración con Stan Lee para la revista Gekkan Shōnen Magazine. Acabó esta década trabajando como profesor en la escuela de dibujo de Manga de KOIKE Kazuo, la escuela Gekigason Juku. Pero el gran boom de IKEGAMI Ryōichi llegó en la década de los ochenta gracias al éxito que supuso Crying Freeman. En este caso él se encargo del dibujo mientras que KOIKE Kazuo se encargó del guion. En este caso, esta serie acabó siendo publicada en la revista Big Comic Spirits. Su consagramiento en el Olimpo de los dibujantes le llegó con Mai, la chica con poderes (1987), obra guionizada por KUDO Kazuya para la editorial Shogakukan.
En la década de los noventa publicó su tercera gran obra, la aclamada Sanctuary, serie guionizada por FUMIMURA Sho. Ya en el nuevo siglo continuó trabajando en el mundo del manga para la editorial Kodansha y en 2001 ganó el premio Shogakukan. Desde 2005 trabaja como profesor para la Universidad de arte de Osaka.

Obras publicadas en España

Adam y Eve, ECC Ediciones

YAMAMOTO Hideo e IKEGAMI Ryôichi combinaron sus talentos para dar a luz esta historia de misterio, acción y violencia, que fue publicada en el año 2015 en las páginas de la revista Big Comic Superior, de la editorial Shogakukan. La yakuza es un grupo criminal de arraigada tradición y constante presencia en la sociedad japonesa desde hace siglos, por lo que no es de extrañar que se encuentre un gran número de mangas en los que tienen una destacada presencia, ya sea sirviendo de antítesis a los protagonistas como siendo las figuras principales de la historia.
Enlace a la reseña original.

Crying Freeman, Planeta Cómic

La historia narrada en Crying Freeman comienza con la presentación de Emu Hino, una joven de 29 años que ha heredado un gran patrimonio tras el fallecimiento de su padre, aficionada al arte y que, mientras se encuentra sobre una colina en las afueras, desde la que observa una ciudad costera china que plasma sobre un lienzo, ve alterada su existencia por la persecución y ejecución de un hombre, convirtiéndose en testigo del crimen y viendo la cara del asesino, un joven de cuyos ojos brotan unas tristes, hermosas y silenciosas lágrimas. El asesino decide respetar su vida y se presenta como Yō, un japonés, al igual que ella, que se convierte en una obsesión para Emu a partir de ese momento.
Enlace a la reseña original.

Mai, La Chica con Poderes, Planeta Cómic

Con los inicios de los primeros títulos de manga, publicados en nuestro país, Planeta de Agostini Cómic nos sorprendió con la edición de Mai, la chica con poderes (1993), dibujada por IKEGAMI Ryochi y guionizada por KUDŌ Kazuya. El dibujante ya era conocido dentro del fandom nacional gracias a la publicación de Crying Freeman, la ley del Yakuza, uno de los primeros títulos de manga que se publicó en 1992 en nuestro país. Esta serie acabó por cautivar completamente a la primera generación de lectores de manga y propició que un tiempo después se publicará la segunda gran obra de IKEGAMI Ryochi, Santuario, en junio del mismo año. El argumento se basa en la vida de la joven Mai Kuju, una adolescente de unos catorce años, que posee poderes psíquicos que le otorgan unas grandes habilidades. Al igual que sucede en otras muchas series, esta joven es perseguida por una organización secreta que ansía secuestrarla para poder usarla para controlar el mundo.
Enlace a la reseña original.

Ryûgetsushô, Relatos misteriosos del fin del Shogunato, EDT/Glénat

En 2004, EDT/Glénat se animó a publicar Ryûgetsushô, Relatos misteriosos del fin del Shogunato una serie en tres volúmenes donde Ikegami actúa como autor completo. En esta historia, el autor se adentra en los últimos años del Shogunato para explicarnos una historia de amor, violencia y venganza con todos los elementos que le caracterizan: un dibujo exquisito, una ambientación medieval y altas dosis de contenido explícito.

Santuario, Otakuland y Planeta Cómic

La primera vez que Ikegami fue editado en España, la tarea recayó en Planeta Cómic. Corría el año 93 y el formato que tocaba era el comic-book rústico y encolado. La serie se quedó incompleta a tres números del final, aunque los que pudieron hacerse con esta pequeña joya pagaban 375 pesetas por cada volumen. Años más tarde, en 2004 fue la desaparecida Otakuland la editorial que se animó a darle una nueva oportunidad. Una edición que aún se puede encontrar en pequeñas tiendas especializadas en un gran formato que incluía 450 páginas por 12€. Con guión de Buronson, la historia gira en torno a dos amigos, uno político y otro yazuka, que intentan cambiar el devenir de Tokyo desde su visión del mundo.

Strain, Planeta Cómic

Una de las obras en que IKEGAMI Ryoichi trabajó junto a Buronson es Strain. Publicada originalmente en 1996 en la revista Big Comic Superior de Shogakukan, en España, fue Planeta Cómic la encargada de publicarlo en unos pequeños tomos a 4,50€ la unidad. Strain nos cuenta la historia de Mayo un japonés afincado en malasia que asesino por cinco dólares. Pero su negocio se complicará cuando se vea inmerso en una conspiración mundial. Un thriller lleno de sexo y violencia donde las cosas no siempre son lo que parecen.

Yuko, Satori Ediciones

Este título se presenta en forma de colección de relatos cortos, de entre 40 y 50 páginas en su mayoría, en los que el autor explora los aspectos más perturbadores de la sociedad japonesa y del ser humano. Los relatos se exponen en riguroso orden inverso de publicación para bucear hacia el origen de su estilo artístico , con la única excepción de la segunda parte de La serpiente, que obviamente va ubicada tras la primera. De esta manera, Ikegami nos invita a realizar un realizar un ejercicio inductivo, en el que a partir del producto final, el más perfeccionado, conozcamos por nosotros mismos los fundamentos de su carrera, prolongándose hasta las páginas de OEN.
Enlace a la reseña original.

Oen, Satori Ediciones

Aunque muchos lectores de los que se acerquen a Yuko quedaran maravillados por el dibujo maduro de Ikegami, entre las páginas de Oen hay historias que merecen ser leídas y admiradas. Quizás el dibujo no es tan deslumbrante, pero en sus trazos permanece el espíritu de su autor. Ese grito contenido y a la vez emitido en contra de un mundo opresivo y asfixiante. Esa voluntad de retratar lo más ruin y miserable del ser humano como especie. Sin la pomposidad, el sexo y la violencia que podemos encontrar en Yuko. Pero igualmente descorazonador.
Enlace a la reseña original.

Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments