Green Arrow: La Máquina de Matar

Por
23
625

Uno de los mejores arcos argumentales de Green Arrow en mucho tiempo

 

Edición original: Green Arrow #0, 15-21 (2012-2013). DC Comics
Edición nacional: ECC Ediciones (noviembre 2013)
Guión: Ann Nocenti, Jeff Lemire, Judd Winick
Dibujo: Andrea Sorrentino, Freddie Williams II
Formato: Rústica, 192 páginas
Precio: 17,95€

 

Normalmente no escribo reseñas sobre aquellos cómics en los que he publicado artículos para que no parezca que estoy intentando promocionar un trabajo en el que participo aunque sea con una contribución mínima. Manías mías. El caso es que con Green Arrow: La máquina de matar no he podido evitarlo, ¿sabéis por qué? Porque es una historia que merece la pena leer. Por muchos motivos. Es un buen relato de superhéroes de corte urbano, es una buena historia de acción, es un buen cómic de Green Arrow y, se mire como se mire, es una compra muy recomendable. Además, consigue algo que buena parte del catálogo editorial de DC aspira a conseguir sin éxito: un enfoque genuinamente maduro sin que ello signifique sexualizar personajes de forma gratuita -te miro a ti, Capucha Roja-, incluir diseños supuestamente modernos que solo se antojan planos o inyectarle una dosis excesiva de violencia gratuita.

Green Arrow se disfruta como cómic maduro sin renunciar al puro entretenimiento, a presentar una historia prometedora, contarla bien y dejar la puerta abierta a un desarrollo que la conduzca por nuevos y fascinantes derroteros. Por este y otros trabajos Jeff Lemire se está perfilando como uno de los mejores guionistas del relanzamiento de DC, un autor muy sólido al que se debe seguir la pista si se buscan buenas historias. Entiende a los personajes, sus circunstancias, la atmósfera del mundo que habitan, qué hace que funcionen y, sin renunciar a su propio estilo, potencia dichos elementos para que cada serie que toca resulte única, distintiva y muy, pero que muy entretenida. Ojalá su presencia en la colección sea duradera, porque después del poco prometedor comienzo de Green Arrow, la incorporación de Lemire es un rayo de luz que no podría haber llegado en un momento más oportuno.

En primer lugar, Green Arrow es un personaje bien caracterizado, del que queremos saber más, cuyas aventuras queremos compartir: aquí y allá se pueden encontrar reacciones, líneas, pinceladas que ayudan a volverlo más humano a nuestros ojos, a la vez que más complejo. Hacer un personaje realista no consiste en volverlo mundano, sino en que podamos empatizar con sus reacciones, comprender sus motivos e incluso sentirnos hasta cierto punto identificados con él. Todo eso ocurre en Green Arrow gracias al buen hacer de Lemire, que pese a poner el énfasis en la historia que narra, construye del plano Green Arrow heredado un personaje maduro e interesante que, sin rechazar a las anteriores encarnaciones del personaje, se erige como un ser propio y memorable. En los primeros números Green Arrow resultaba a ratos indefinido. Corriente. Insípido. Lemire no ha cambiado radicalmente la naturaleza de Green Arrow: solo ha hecho que crezca, que podamos percibir su madurez, sus dudas, que nos contagie su miedo. La evolución del personaje a lo largo del arco argumental, sin ser espectacular o dramática, es tangible y está muy bien desarrollada. El ritmo es el adecuado, con una progresión juiciosa y una respuesta a las amenazas que en ningún momento se antoja exagerada. Podemos apreciar su desesperación en pensamientos, reflexiones y acciones: cada nuevo peldaño en la escalada de violencia en la que se ve inmerso deja en el personaje una huella palpable. Lo mejor de todo es que de este modo no solo llegamos a conocer al “nuevo” Green Arrow, más sufrido y dolido, sino que somos testigos de un proceso que nos permite conocer al “anterior” Green Arrow y al “nuevo”. Cómo consigue hacerlo solo en un tomo es uno de los motivos por los que merece la pena comprarlo.

El villano, Komodo, es una excelente némesis por algo que comento en el artículo: porque Lemire ha creado a un tipo que se percibe como vulnerable (para entendernos, no es un prodigio cósmico a la altura de Darkseid o va protegido por una Armadura Argumental, como Lex Luthor), supera al héroe en todo. ¿Imagináis la sensación que deben de tener los villanos de Batman cuando se enfrentan a él, sabiendo que tienen delante a alguien que los supera a todos los niveles? Pues cambiad los roles. Ahora el cazador es el villano y el héroe es la presa. Su personalidad no es para tirar las campanas al vuelo, pero Lemire se las apaña para hacerlo interesante a través de una caracterización resultona y sobre todo, a partir de sus acciones. Ver cómo se libran los distintos combates entre Green Arrow y Komodo es otro de los atractivos de la historia. El modo en el que se pasa del ataque inicial tipo “opa hostil” a los combates finales, cuerpo a cuerpo, sucios, desagradables y muy viscerales, es un reflejo de cómo el enfrentamiento gana en violencia a cada página, como el odio de Komodo y la justa venganza de Green Arrow se mezclan para crear un cóctel explosivo, excepcionalmente narrado y con los tiempos muy bien medidos, culminando en un buen clímax. Siempre he pensado que un héroe humano armado con un arco permite al guionista llevar los combates a un nivel de crudeza vetado a otros personajes y Lemire saca todo el partido a dicha circunstancia, ofreciendo al lector algunas de las peleas más memorables en las que jamás se ha visto embarcado Green Arrow.

El dibujo de Sorrentino, por otra parte, es realmente bueno, muy apropiado para la serie, oscuro, crudo a la par que elegante, con un buen grado de detalle en los personajes, los escenarios y las distintas secuencias -tanto de acción como de diálogo-, una cuidada narrativa que conduce al lector a través del relato con buen pulso y por encima de todo, con un estilo propio reconocible. Imprime un buen ritmo a los combates, hace que las escenas aterradoras con un punto onírico funcionen bien sin perder realismo ni marear al lector, y en general se antoja como el dibujante ideal para plasmar sobre el papel la historia de Lemire. Su diseño de Komodo es sencillo pero apropiado para el archienemigo definitivo de Green Arrow.

Cabe señalar que el tomo incluye el número 0 de la colección, que no es nada del otro mundo -viene con villano cibernético plano y rabioso recién sacado de los años 90 de regalo-, además de los últimos números de Nocenti, que son directamente prescindibles, una historia sin pretensiones en el peor sentido de la expresión, que no aportan nada al personaje y ni siquiera consiguen mantener el interés del lector. Afean el resultado final -especialmente si los comparamos con el arco argumental que da título al tomo-, ya que lo que realmente merece la pena es el arco de Lemire, pero en ningún caso impiden hacerse con el ejemplar. En definitiva, La Máquina de Matar es una muy buena historia y uno de los mejores arcos argumentales de Green Arrow en mucho tiempo. Intenso, lleno de acción bien retratada, con un personaje interesante enfrentado a una némesis peligrosa e inteligente, una buena historia detrás y jugosos detalles sobre el pasado del protagonista, es un relato que no os debéis perder.

23 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Rivas
12 octubre, 2013 11:53

“Afean el resultado final […] pero en ningún caso impiden hacerse con el ejemplar”

Hombre Alberto, con todo el cariño, quizá si que lo impidan porque el tomo cuesta 17,95 en vez de los 11,95 € que hubieran sido sólo con la etapa de Lemire. El número 0 no es que sea prescindible es que es lamentable y da mucha vergüenza ajena. Y eso son páginas por las que el lector ha de pagar.
Hay veces que los crossovers y demás zarandajas pueden hacer que su publicación aquí sea complicada. Pero aquí no había nada complicado y han decidido complicarlo ellos. La única estrategia posible que se me ocurre es que hayan pensado “quizá si los lectores ven la mierda que era antes la serie, cuando comparen con la nueva etapa, ésta les parecerá más genial aún y se enganchen para siempre.”

Por lo demás, totalmente de acuerdo con el resto. Además Sorrentino me hizo caso y a partir del segundo número ya no se encargó él de los colores, que fue la única parte negativa que le vi yo al primer número (https://www.zonanegativa.com/?p=61086).

Mr. X
Mr. X
Lector
12 octubre, 2013 12:02

Estoy de acuerdo con todo lo que dice aquí el Sr Morán:

“Porque es una historia que merece la pena leer. Por muchos motivos. Es un buen relato de superhéroes de corte urbano, es una buena historia de acción, es un buen cómic de Green Arrow y, se mire como se mire, es una compra muy recomendable. Además, consigue algo que buena parte del catálogo editorial de DC aspira a conseguir sin éxito: un enfoque genuinamente maduro sin que ello signifique sexualizar personajes de forma gratuita -te miro a ti, Capucha Roja-, incluir diseños supuestamente modernos que solo se antojan planos o inyectarle una dosis excesiva de violencia gratuita.”

Pero el problema es que también estoy de acuerdo con el Sr Rivas cuando afirma que:

“Hombre Alberto, con todo el cariño, quizá si que lo impidan porque el tomo cuesta 17,95 en vez de los 11,95 € que hubieran sido sólo con la etapa de Lemire. El número 0 no es que sea prescindible es que es lamentable y da mucha vergüenza ajena. Y eso son páginas por las que el lector ha de pagar.
Hay veces que los crossovers y demás zarandajas pueden hacer que su publicación aquí sea complicada. Pero aquí no había nada complicado y han decidido complicarlo ellos. ”

Por lo tanto, y con gran dolor de mi alma, porque es sin duda una de las 5 mejores series actuales de DC, no voy a comprar Green Arrow, porque no voy a premiar la mediocridad a la hora de editar.

jaque
jaque
Lector
12 octubre, 2013 12:09

Pues estando de acuerdo con lo dicho, yo si la compraré, aunque me xxxx en sus xxxx, lo que no voy a perder la oportunidad de leer algo que me atrae. Es como cuando tienes números sueltos y sacan un recopilatorio, o al menos me haré a la idea de que es así.

Kravinoff
Kravinoff
Lector
12 octubre, 2013 12:24

¡Reedición del Green Arrow de Mike Grell!

Por decir algo, la verdad es que los primeros números Nu52 me dejaron traumado, y aunque esta etapa está sumamente alabada no es lo suficientemente rupturista con lo anterior para que le de chance, sorry. Eso sí, Sorrentino tiene una pinta brutal.

jaque
jaque
Lector
12 octubre, 2013 12:25

Por cierto, merece la pena la secuela de Luz de Gas? Es que tengo la edición de Zinco y no sé no sé

Sergio Robla
Admin
12 octubre, 2013 12:38

Vale mucho la pena

Reverend Dust
Lector
12 octubre, 2013 12:56

pero en ningún caso impiden hacerse con el ejemplar
Ya he dado mi opinión bastante así que no haré sangre e Ivan ya ha dicho lo que podríamos decir, pero vamos, que esto de que no lo impiden, pues hombre, no hacen que los ejemplares se autodestruyan, pero impedir a mí al menos sí que me lo han impedido, con las ganas que le tenía.

Cagada monumental.

jaque
jaque
Lector
12 octubre, 2013 13:53

Gracias Sergio 🙂

Sergio Robla
Admin
12 octubre, 2013 14:32

Son estilos diferentes, pero un gran combo 😉

Ocioso
Ocioso
Lector
12 octubre, 2013 15:49
Rasputin33
Rasputin33
Lector
12 octubre, 2013 21:21

A mí me pasa lo mismo. Pensaba comprar la etapa de Lemire pero, visto el mix que han hecho mezclando esos números con los de Nocenti, paso.

Jordi Molinari
Autor
12 octubre, 2013 21:44

Yo sólo vengo a recordar que en su creación, Starfire era la Red Sonja de DC Comics. Que luego con el paso de las décadas, sobretodo en según que medios audiovisuales, se le rebajase el componente sexual no quita que esté en su esencia desde su creación.

Lo digo porque me molesta que a estas alturas, aún se siga polemizando con la sobredimensión que fueron los primeros números (básicamente el primero) de Capucha Roja.

Dicho esto, tengo el poder de votar con mi dinero, y no se lo daré con esta capuza editorial. Espero que el siguiente tomo, que será 100% Lemire/Sorrentino, se venda con una diferencia tan brutal que les sirva para aprender la lección.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
12 octubre, 2013 23:09

Yo mejor me espero a que lo recopilen a ver si así lo ponen por etapas. Intenté leer el principio de la serie con Dan Jurgens y no aguante ni diez páginas así que no voy a pasar por el aro. Ya bastante he cedido con La broma Asesina que tiene más tapas que páginas. ..

georgepak
georgepak
Lector
13 octubre, 2013 1:34

Que mal lo de incluir a Nocenti , pero asi se nota como esta paso a ser una de las peores series a una de las mejores . No tengo absolutamente ninguna queja a Lemire ni Sorrentino , el trabajo que hacen es brutal los 2. Al fin justicia para el arquero esmeralda !

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
13 octubre, 2013 9:30

Pues lo siento, pero lo de La Broma Asesina es culpa de los lectores: hace tiempo ECC sacó una magnífica recopilación (que os recomiendo) titulada “El Universo DC de Alan Moore” con todos los números de Moore en colecciones regulares de DC y que por supuesto incluye La Broma Asesina entre otras muchas maravillas.
Entonces todos los fans de Moore empezaron a dar la brasa para que se publicara La Broma Asesina en solitario. Ahora que lo han hecho resulta que todo el mundo dice: “Ah, qué cortita es”. Pues mira, haberos comprado el otro tomo, que es mucho mejor.

emilio
emilio
Lector
13 octubre, 2013 10:23

Estoy seguro de que era el unico que pensaba que los de ECC no podian ser tan torpes de mezclar lemire con nocenti. Pues bien una vez mas se demuestra que si en algo se puede confiar es en la torpeza de las editoriales españolas. ¿Tan dificil era empezar con la etapa de Lemire?. Como mucho hubiera encajado bien el numero 0, pero el resto no es que sobre es que estorba. Les di un voto de confianza y ahora que he visto lo que han hecho les critico abiertamente: una edicion lamentable que lo unico que ha conseguido es perder lectores, como si eso fuese algo que sobrase en España.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
13 octubre, 2013 19:43

Tronak yo no me quejo de que sea corta, me quejo de que ese formato de tapas no pega con esa cantidad de paginas. Lo mismo pasó con Emperador Doom con Panini por ejemplo.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
13 octubre, 2013 20:38

Sí, pero reconocerás que si no se llega a publicar con el formato de Grandes autores de Batman, los talibanes de Moore se hubieran tirado al cuello de ECC. Personalmente me parece una soberana tontería publicarla así, cuando ya la habían publicado hace poco en el recopilatorio de Moore, cuya compra sí es más que aconsejable.

Khonshu
Khonshu
Lector
15 octubre, 2013 2:32

No quiero ser mal pensado, pero esta reseña es una reacción directa a la polémica que se generó en ZN ante la chapuza de mezclar a Nocenti y Lemire?

Es que el artículo parece incidir varias veces en lo buena compra que es y le quita hierro al asunto de los tres números basura que nos cuelan.

Si encima, el propio Alberto reconoce que participó tangencialmente en la edición española… Antes de que me salten al cuello, no digo que esto sea una maniobra encubierta auspiciada por ECC o haya interés o mala intención por parte de Alberto, supongo que es lo que él mismo expone: que le parece un buen cómic y le da pena que muchos nos lo vayamos a perder.

Pero es que éste no es un cómic que corra el riesgo de vender mal porque vaya a pasar desapercibido, sino que la editorial, con gran torpeza, ha espantado a parte de su clientela interesada. Interés había, así que, por una vez, si el cómic fracasa tal vez no habría que señalar a los lectores.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 octubre, 2013 8:32

En beneficio del Sr Morán, hay que decir que en ZN hay varias reseñas suyas anteriores de cómics de ECC que pone a parir, así que aunque colabore con dicha editorial no se dedica a hacer publirreportajes de DC, vamos, que en mi opinión, es un redactor con total credibilidad; en el caso concreto de Green Arrow, sin embargo, estoy al ciento por ciento con lo que acaba de exponer el Sr Konshu: se trata de una serie excelente y si muchos no vamos a comprar este primer tomo es culpa única y exclusivamente del erróneo modo de editarlo.

Khonshu
Khonshu
Lector
14 noviembre, 2013 22:20

Al final caí en la compra de este tomo a pesar del despropósito de edición.

Y sí, está muy bien. Me ha interesado mucho la propuesta e Lemire para GA.

Pero los 3 números de Nocenti son ABYECTOS. Hacía tanto que no veía cómics tan malos.

Sigo sin entender cómo no se hizo un tomo con todo el material Nocenti para los completistas de GA y otro solo con la saga “La Máquina e Matar” para lectores nuevos.

Reverend Dust
Lector
14 noviembre, 2013 22:25

Al menos no podrás decir que no te avisamos 😛