Grandes autores de Batman: James Robinson – Cara a cara

Reseñamos esta famosa historia de Batman de James Robinson publicada bajo la línea Grandes autores de ECC Ediciones.

Por
4
2103
 

Edición original: Detective Comics núms. 817-820 USA, Batman núms. 651-654 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: James Robinson.
Dibujo: Don Kramer, Leonard Kirk, Andy Clarke.
Entintado: Andy Clarke, Keith Champagne, Wayne Faucher, Michael Bair.
Color: John Kalisz.
Formato: Cartoné, 208 págs.
Precio: 20,50 €

 

“Dos cabezas son mejor que una”

Dos Caras es uno de los villanos clásicos y más importantes que han salido en las viñetas de las colecciones de Batman. Creado en el número 66 de Detective Comics (1942) por los padres fundadores, Bill Finger y Bob Kane, Harvey Dent fue uno de los fiscales de Gotham más activos implacables contra el crimen organizado. Si no fuera por el ataque con ácido que desfiguró y supuestamente trastornó su mente, quizás el trabajo de Batman habría sido mucho más sencillo y Gotham una ciudad algo más segura, y solo algo, porque allí brotan los villanos como las margaritas en el campo. Dos Caras ha amargado la vida a Batman durante estos años en muchas historias, siendo una de ellas la que hoy vamos a analizar: Cara a cara, un crossover entre las dos colecciones principales de Batman que cuentan una historia en ocho números en el que el trastornado villano tiene un papel importante, o al menos eso parece a priori.

Así pues, aprovechamos la edición de ECC Ediciones bajo la línea Grandes Autores de Batman, para rescatar esta historia de James Robinson que dio paso a la larga etapa de Grant Morrison, para ver qué tal le ha sentado el tiempo y si merece la pena darle una relectura, o recomendarla a quien no la conozca todavía.

Esta historia está situada un año después de los eventos de Crisis Infinita, aunque de hecho se empezó a publicar antes de que el evento finalizara, y esencialmente, cumple una función pragmática, que es situar a Batman donde estaba, como vigilante y protector de Gotham, retomando la relación con los habituales Jim Gordon, Harvey Bullock y sus compañeros más inseparables, como Alfred o Tim Drake, que poco le quedaría como Robin por aquel entonces ante la inminente llegada de Damian Wayne.

Todo comienza con el asesinato de KGBestia, un mercenario que muere bajo el plomo de una pistola de doble cañón, y que se une a la lista de villanos de segunda fila que últimamente están siendo asesinados de la misma forma, como Orca o la Urraca, entre otros. Batman, que vuelve a Gotham junto con Robin no sin armar un buen revuelo en la sociedad gothamita, contacta con Jim Gordon para que le ponga al día, y junto al recién redimido Harvey Bullock, investigan el caso, en donde de alguna manera se ve involucrado Harvey Dent, curado y también arrepentido, que ha estado tomando el lugar de Batman como justiciero en su ausencia por petición de éste. También hacen aparición otros personajes como el carismático detective Jason Bard, o el Ventrílocuo, entre otros.

El objetivo de Robinson con esta historia es situar al murciélago otra vez en Gotham con una historia introductoria y transitiva que le sirva de entrenamiento a Batman y a los propios lectores para lo que está por venir. Todo lo que hace con Dos Caras es muy interesante, profundizando más en el personaje y mostrándonos que pese a todo, las personas difícilmente pueden cambiar, sobre todo si tienen un problema psicológico que no ha sido tratado y ha hecho cosas terribles imposibles de olvidar. Por otra parte, Robinson nos muestra un Batman mucho más empático y amistoso, así como paternal, como se muestra en su preocupación y relación con Tim Drake, y que prepara el terreno para la llegada de su hijo con Talia al Ghul. En esencia, parece ser que el caso presentado es lo de menos, máxime por la pésima resolución del mismo, y que simplemente se trata de una historia de personajes, de la que se pueden sacar algunas cosas interesantes.

El regreso de Dos Caras

En el apartado artístico tenemos a Don Kramer, encargado del dibujo en los números correspondientes de Batman, y a Leonard Kirk, que realiza los bocetos de Detective Comics con la ayuda en los acabados usualmente de Andy Clarke. De Kramer ya hablamos un poquito en la reseña de la etapa de Straczynski en Wonder Woman, y con respecto a Kirk, es también un veterano artista conocido especialmente por su larga labor a los lápices en la Supergirl noventera y algunos números en la JSA. Personalmente, prefiero la labor de Kirk y Clarke que la de Kramer, que tiene un estilo más utilitarista, que por otra parte va más acorde con la historia y el objetivo de la misma. Los diseños de Kirk son más atractivos, dinámicos y juega mejor con las sombras, salvo excepciones como el horrendo diseño de Croc, muy superior en fealdad al de Dos Caras de Kramer, que ya es decir. Aún con todo, ambos hacen un trabajo notable para una historia entretenida sin más de Batman. Al final del tomo podemos ver bocetos y lápices originales de Don Kramer, que se agradecen mucho porque nos permite valorar mejor al dibujante en calidad artística.

En este aspecto cabe destacar también a Simone Bianchi, que realiza las portadas en blanco y negro que tan le sientan siempre a Batman y su universo, y que aunque algunas sean la misma reciclada y partida en cuatro, lo cierto es que son espectaculares.

  Edición original: Detective Comics núms. 817-820 USA, Batman núms. 651-654 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: James Robinson. Dibujo: Don Kramer, Leonard Kirk, Andy Clarke. Entintado: Andy Clarke, Keith Champagne, Wayne Faucher, Michael Bair. Color: John Kalisz. Formato: Cartoné, 208 págs. Precio: 20,50 €   "Dos cabezas son…
Guión - 6.9
Dibujo - 7.2
Interés - 7

7

Fifty fifty

Una entretenida historia de Batman cuyo mayor interés recae en el perfil que Robinson hace de Harvey Dent y en la evolución por aquel entonces del murciélago.

Vosotros puntuáis: 6.32 ( 7 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sibaix
sibaix
Lector
28 enero, 2018 13:46

Discrepo bastante con la nota para mi gráficamente este tomo es brutal son dos dibujantes que me gustan y que crean una atmósfera que le va muy bien a Batman, el guión si es más flojo pero tampoco diría que es malo esta bien, para mi el dibujo un 9 y el guión un 7, total 8.Hay pocos tomos de Batman que haya visto con un dibujo tan bueno, quizás el de Presa con Gulacy, pero en general son inferiores.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
En respuesta a  Cristian Miguel Sepulveda
28 enero, 2018 15:33

Leonard Kirk siempre me ha parecido un muy buen dibujante que, por desgracia, no ha tenido la publicidad y el apoyo que se merece.
Todo lo contrario que Don Kramer, que al tío le pusieron a hacer nada menos que Detective Comics primero con Robinson y luego con Dini y es un dibujante del montón y más bien del montón malo. Un dibujo feo, con unas caras horribles y como narrador cumplidor sin más.
Para gustos los colores, pero yo siempre recordaré a Kramer como el tío que lastró una de las mejores etapas de la historia de Detective Comics (la de Paul Dini)

Drury Walker
Drury Walker
Lector
29 enero, 2018 20:55

A mí la nota no me parece cicatera. Incluso diría que está puesta con cariño.

Como aventura unitaria de Batman, sin leer lo que precede ni lo que sigue, es bastante del montón. Como historia para sentar las bases del personaje y su entorno tras “Crisis Infinita”, que es lo que se suponía que era, es un tanto fallida y perfectamente obviable. A nivel de guión la historia es mecánica, predecible y salvo por referencias o cameos puntuales, algo desangelada. La resolución un tanto anticlimática. El apartado gráfico es muy diferente de un episodio a otro y se ve especialmente lastrado por Kramer, cumplidor sin más y con unas caras horribles como dice Jack Knight (está bastante mejor, por ejemplo, en su etapa en Nightwing). Y respecto a consecuencias de la historia… pues desaprovechadas o casi obviadas por los auténticos guionistas titulares posteriores. Y encima, de propina, matan a personajes que aún podían dar bastante juego… incluso de forma gratuita. Yo lo dejaría para muy fans de los autores, forofos de historias cortadas por el patrón de “El Largo Halloween” (salvando las distancias) o completistas de Batman, que tiene un catálogo bastante amplio con obras mucho más satisfactorias.