Fuerza Especial Z #1

Capucha Roja lidera su propio Escuadrón Suicida, integrado por enemigos de Batman zombificados, son la Fuerza Especial Z.

Por
5
2353
Fuerza Especial Z

Edición original: Task Force Z núm. 1-3 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Matthew Rosenberg
Dibujo: Eddy Barrows
Entintado:Eber Ferreira
Color: Adriano Lucas
Traducción: Francisco San Rafael Simó
Formato: Rústica, 80 págs. A color.
Precio: 9,00 €

Fuerza Especial Zzzzzzzzzz

«Vengo por la pizza con vodka.»

Una nueva serie de personajes DC zombificados llega a nuestro país, en esta ocasión de las manos de Rosenberg y Barrows. Si la temática zombi es explotada por la editorial principalmente en los llamados Elseworlds, aquí se hace en la Tierra principal. La circunstancia limita enormemente las consecuencias, que nadie espere a todo el universo implicado como en DCsos, la serie se mueve en su parcela limitada. Por ello, tampoco es una colección de zombis, con las características habituales de este tipo de trabajos, tan solo es una serie superheroica donde hay un grupo de agonizantes, controlados y manipulados por la resina de Lázaro, la droga que pudimos ver en Future State.

Fuerza Especial Z

Capucha Roja con nuevo uniforme, más orientado al original que al visto recientemente en su serie, lidera un equipo donde se encuentran unos moribundos Bane, Manbat, Arkham Knight o Mr. Bloom, único de ellos con el que es posible mantener una conversación, más o menos, no está drogado, ni es un zombi mantenido con vida por la resina. La premisa es todo lo que entrega la colección, siendo una serie que podría haber resultado interesante aun siendo un pastiche de enemigos de Batman unidos en su propio Escuadrón Suicida. Pero la genial idea de zombificarlos limita enormemente su caracterización, siendo reconocibles estrictamente por el dibujo, quien acuda aquí esperando leer a los personajes de la portada, probablemente se sentirá decepcionado. Jason adquiriendo el papel de papá preocupado, con ganas de cumplir la ley, mucho más bondadoso que de costumbre, no se siente cómodo al lector. Mejor lo hizo Lobdell, sí Lobdell, incluso dando muestras de agotamiento al final de su serie en Renacimiento, cuando debe lidiar con una situación similar colocándolo como profesor de un grupo adolescente de villanos en potencia. La trama es heredada de la iniciativa El Año del villano, siendo Todd más fiel a sí mismo bajo esta difícil particularidad de lo que nos ofrece aquí Rosenberg. El líder de esta Fuerza Especial Z, Crispin, cuya identidad se desvela en la última página, resulta una sorpresa y puede seducir. La serie discurre por lugares comunes estrictamente superheroicos con una caracterización deprimente y una trama muy poco sugerente.

Algún villano elegido parece una broma, como el Hombre Edredón. Reírse de sí mismo puede generar simbiosis con el lector, está bien, pero sigue sin tener gracia. Es otra singularidad del tebeo, ¿acaso pretende un humor negro? Debe hacerlo, pero resulta tan torpe en ejecución que uno ni se da cuenta del chiste. Otros adversarios, como Cheshire, aparecen en el cómic. ¿Es su hija y la de Roy Harper, la Shoes de los gatos callejeros de Catwoman?

El capítulo tres tiene un ritmo distinto de los dos anteriores, es más serio y profundiza más en los personajes. Además sale de las cuatro escenas únicas del cómic hasta el momento; pelea, vuelta a la base, ducha de Jason, vuelta a la pelea. Aquí vemos un bar y el elenco de secundarios es capaz de articular alguna palabra, siendo menor el grado de zombificación, por lo que es posible empezar a construir dinámicas entre los personajes. Demasiado tarde, este número mejora, no es que sea excelso, tan solo correcto, con alguna idea que puede resultar interesante, pero no prospera todo lo que requiere la serie tras la exasperación producida en las páginas anteriores.

Fuerza Especial Z

Capucha Roja es un personaje mayoritariamente defenestrado en blogs o comentarios, pero que debe de contar con una base de seguidores suficiente para ver sus cómics publicados, pues DC siempre lo tiene en cuenta. Una larga etapa en Renacimiento, su participación en Batman: Leyendas urbanas o incluirlo en este disfuncional grupo como absoluto protagonista lo contempla. Sin embargo, usarlo de reclamo y no terminar de darle una colección de valor o una dirección clara al personaje, puede acarrear la desilusión de aquellos que lo siguen, generando contrariedad en los aficionados y probable contención o aversión ante la segura próxima serie integrada por el Robin resucitado.

Barrows ya sabe lo que es tratar la resina de Lázaro pues fue el encargado del dibujo de Robin: Eterno en Estado Futuro, donde se presentaba el compuesto. Frecuente de la editorial, con aires noventeros, no es un artista especialmente reconocido pero suele cumplir sobradamente con su trabajo. En esta tebeo se muestra menos dedicado que en otras ocasiones (por ejemplo, llena una página con la misma escena tres veces, idénticas dos de ellas y la restante con mínima variación) y algo más abocetado. Cuenta con su equipo de trabajo habitual, Ferreira a las tintas y Adriano Lucas al color (colorista del “hermano mayor”, Nightwing) entregando un deliberado ambiente sucio y oscuro, con buenos diseños, casando bien con una serie de acción con un componente zombi. Sin ser extraordinario, el arte resulta lo mejor del tomo.

Fuerza Especial Z

Una serie que en su país de origen cuenta con buenas críticas de forma mayoritaria. Quizás he leído otro cómic, podría ser el calor extremo que sufrimos, pero la percepción obtenida es que leerla supone más de un sofoco. Ningún personaje se siente él mismo, siendo irreconocibles, la dinámica de grupo es absurda, con Jason erigido en líder sin nadie con quien interaccionar, la trama no se esfuerza lo más mínimo por resultar interesante y el guion pretende ser gracioso sin serlo. Barrows cumple pero se le percibe más desganado de lo habitual, Adriano Lucas parece reservarse para Nightwing. Todo se sustenta en el fanservice, en el interés que pueda generar una alineación de enemigos de Batman unidos en un Escuadrón Suicida zombi, con Capucha Roja como líder.

Lo mejor

• El dibujo.

Lo peor

• Todo lo demás.

Edición original: Task Force Z núm. 1-3 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Matthew Rosenberg Dibujo: Eddy Barrows Entintado:Eber Ferreira Color: Adriano Lucas Traducción: Francisco San Rafael Simó Formato: Rústica, 80 págs. A color. Precio: 9,00 € Fuerza Especial Zzzzzzzzzz "Vengo por la pizza con vodka." Una nueva serie de…
Guion - 3
Dibujo - 7
Interés - 2

4

Malo

Un cómic incapaz de generar una dinámica de grupo atractiva que no despierta ningún tipo de pasión con su lectura y que apenas sugiere interés por sus próximos números. Sin ser su mejor trabajo, Barrows salva los muebles.

Vosotros puntuáis: 5.56 ( 4 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
28 agosto, 2022 11:37

Hola!

Pues yo esta vez concuerdo mas con las criticas americanas, asi que supongo que me toca hacer de abogado del diablo!

Quizas una cosa que decepcione al lector son las expectativas. Igual a priori se espera una mezcla de Capucha Roja + Escuadron Suicida de Batvillanos + Decesos y no vas a eso. No exactamente, al menos .

Yo lo veo mas ligado tematicamente al Reanimador lovecraftiano que al genero de zombies actual. Tienes un compuesto que te permite resucitar gente (aunque no sabes las consecuencias a largo plazo). Pero aqui el (las) mad doctors no viven en la clandestinidad. Trabajan para el sector privado/gobierno, y lo usan para crear un Escuadron Suicida de carne de cañon con menos problemas legales (ya estan muertos) pero mucho mas horrible desde el punto de vista etico. Salvando las distancias es como leer un viejo comic de Alan Grant, te cuenta una historia truculenta con un humor dudoso, que es vehiculo para esbozar _no mucho mas) ciertos temas que pueden hacer pensar al lector. De momento bien.

Es en esos margenes de la serie B (nivel Troma) donde se mueve la serie. Y curiosamente es mas Escuadron que el Escuadron actual. Donde los personajes se van caracterizando, se relacionan, tienen agendas, intereses y traumas que chocan… Y es el sueño hecho realidad de la Waller chunga post-Ostrander: activos reducidos a trozos de carne esclavizada a los que no hay que suprimir, simplemente dejar de mantenerlos minimamente a flote.

Una cosa de agradecer es que se revele relativamente pronto quien es Crispin, y que ademas se dejaran pistas suficientes de su identidad. Y lo es porque supone contar algo nuevo con un personaje que lleva mas de una decada dando tumbos y junto con Jason nos da una relacion nueva entre ambos que da juego. Pero de esto podemos hablar en la reseña del proximo numero… Si te quedan ganas de hacerla!

Sobre Rosenberg…. No quiero hacer juicios definitivos sobre lo que puede llegar a hacer en la editorial pero en una serie de 12 numeros no soy muy optimista de que pueda mantener un nivel. Cruzare los dedos!

Y es Edredón Loco, el bigote mas malvado de Gotham!esta bien salir del mebu habitual, y ver que en la serie puede salir cualquiera de cualquier epoca.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Paulo Hernando
28 agosto, 2022 18:30

Es que Crispin si no es mi arkhamita favorito, esta muy cerca! Y el par de veces que le dio una paliza a Joker ya ni te cuento! xD

Flaush
Flaush
Lector
28 agosto, 2022 17:02

Solo hay 2 formas que capucha roja funcione para mi
– El villano de las etapas de Morrison y Winnick
-El macarra que iba con Bizarro y Artemisa creando una sensacion de ‘Generacion perdida’ entre la generación del Legado(Dick , Kyle y Wally) y las 2 nuevas generaciones (Tim/Connor/Wondergirl y Damian/Red Arrow/y ahora los hijos de Wally)
Red hood no sirve ni como Tynion propuso ni como Lobdell ideo al inicio (Lo de Lobdell es de risa , le queta personajes importantes a Dick para ponerselos a Jason pero a la vez cuando le toca escribir a Dick escribe esa deleznable etapa), ni para mi gusto lo.qyense ha estado proponiendo ultimamente.
Servia con esa trinidad rara porque era graciosa, los outlaws era lo unico bueno que dejo Lobdell y sirve para dar un equilibrio entre Titanes y JL.
Y aun asi, como personaje llevo 10 años mejores que Tim, lo cual dice mucho de Robin

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Flaush
28 agosto, 2022 18:38

Yo soy de esos malvados que opinan que Jason en DC y Bucky en Marvel estaban mejor muertos. Si seguimis en DC lo hago extensible a Barry y Hal. Pero bueno, aqui estan!

Por lo menos Winick intento hacer algo interesante concon personaje: un antiheroe mas villano que heroe con profundas diferencias y resentimiento por Batman. A partir de ahi, intentos de descafeinarlo como en countdown o de volverlo loco como en «la batalla por la capucha» eran errar el tiro.

La reinvencion de Morrison, mas alla del resentimiento capilar a sumar a los agravios de Bruce, era demasiado Silver Age, le quitaba el toque macarra urbano.

El grupo con Bizarro y Artemis es sorprendentemente eficaz, y de lo poco legible de Lobdell en DC.

Dede entonces solo Zdarsky en Leyendas urbanas y Azzarello en Get Joker han hecho algo legible con el personaje, y creo que Rosenberg aqui sigue unnpoconesa estela.

Pero vamos,que Jason es tan polemico desde su creacion que cada cualnlo vera a su manera.

Saludos!