Freaks’ Squeele. Masiko

Masiko es un personaje muy carismático y original. Esta ninja, asesina y madre primeriza protagoniza tres relatos muy dispares que enriquecen el fértil cosmos creado por Florent Maudoux, que se aglutina alrededor de la Facultad de Estudios Académicos Heroicos y que responde al título genérico de ‘Freaks’ Squeele’.

Por
0
720

Edición original: Freaks’ Squeele. Masiko (Ankama Éditions. Febrero, 2015)
Edición nacional/ España: Freaks’ Squeele. Masiko. Dibbuks. Noviembre, 2018
Guion: Florent Maudoux
Dibujo: Florent Maudoux
Color: Florent Maudoux
Formato: Rústica, 96 páginas
Precio: 15€

Nunca se sabe lo que puede guardarse en la manga una ramera como ella”.

En los créditos del álbum Freaks’ Squeele. Masiko, su autor el francés Florent Maudoux, hace esta reveladora dedicatoria: “Gracias a los primerísimos lectores de DoggyBags. (…) ¡Gracias a los y las que creen en nosotros!”. Es la prueba palmaria de una filosofía de grupo, de una pertenencia a un equipo, de gratitud a una marca que ha potenciado el talento y la innovación; Label 619. Porque esta recopilación de tres relatos protagonizados por la asesina a sueldo llamada Masiko participa del espíritu de formación del sello editorial Label 619 de Ankama Éditions que aglutina a autores jóvenes, historias mestizas, con múltiples influencias y una querencia casi enfermiza por la cultura trash.

Florent Maudoux creó en 2008 una serie de referencia titulada Freaks’ Squeele donde presentaba a tres personajes protagonistas que iniciaban su formación académica destinada a convertirlos en superhéroes. Uno de estos personajes, la joven Xiong Mao, no posee ninguna característica paranormal y sin embargo está empeñada en convertirse en vigilante enmascarada por razones que no quiere desvelar. Su principal motivación es, sin duda, el recuerdo de su madre, Masiko, que protagoniza las tres historias de este tomo. La misma Xiong Mao aparece en las tramas siendo un bebé de algunos meses.

Freaks’ Squeele. Masiko está formado por tres historias autoconclusivas de alrededor de treinta páginas realizadas con estilos diferentes. Las tres están protagonizadas por la madre asesina, pero en la última también cobra protagonismo el padre de Xiong Mao.
El primer relato, titulado simplemente Masiko, es un interesante e inteligente híbrido entre los thrillers de mafiosos producidos en Hong Kong, las películas de Tarantino y las aventuras de Elektra: Assasin. Destaca por su excelente ambientación, por la eficaz coreografía en las escenas de lucha y por el uso sobrio pero atractivo del color. Desde las primeras páginas nos percatamos de que ha nacido una estrella, un personaje de recorrido casi infinito.
Esta historia se estrenó en el primer número de DoggyBags con fecha de febrero de 2011.

En cambio, La danza de los 13 velos (en castellano el original) es más previsible aunque el final está bien resuelto, con la suficiente mala leche para suscitarnos una sonrisa de complicidad. Destaca por una realización gráfica mucho más luminosa, de colores cálidos y brillantes, por una narrativa que busca el espectáculo, por combinar con acierto los flashbacks y por un erotismo elegante y descarado. Su precedente es muy obvio, se trata de la película de Robert Rodríguez titulada Abierto hasta el amanecer.
La danza de los 13 velos se publicó por primera vez en DoggyBags #03 de octubre del 2012.

Masiko y el tatuaje TÓTEM es la única historia inédita de este recopilatorio. Presenta una estructura completamente diferente a las dos primeras ya que está formada por ilustraciones a toda página del cuerpo de Masiko en diferentes momentos de su vida, dedicándole una especial atención a sus tatuajes. Paralelamente una voz en off va desgranando un discurso que combina la historia de Asia, sociología de arrabal y diferentes teorías conspiranoicas. Son cavilaciones pertenecientes a Gouxiong, el hermano oso, un joven líder mafioso que tiene que renunciar a su felicidad personal junto a Masiko y su hija común para protegerlas de sus enemigos y para poder completar un extraño plan maestro.
Está historia de carácter reflexivo e iconográfico recuerda a algunos experimentos que Tanino Liberatore realizaba en los ochenta paralelamente a la publicación de su serie estrella; Ranxerox.

Florent Maudoux demuestra y reconoce múltiples influencias. Sus referentes van desde la animación más convencional de la factoría Disney o las innovadoras y espectaculares coreográficas bélicas de los videojuegos, pasa también por el universo fantástico de Terry Pratchett y se extiende hasta autores tan dispares como Hayao Miyazaki, Moebius, Frank Miller, Katsuhiro Otomo, Frank Frazetta, Juan Giménez o Bruce Timm. Además, se confiesa un apasionado de las películas de acción producidas en Hong Kong, de la filmografía de Akira Kurosawa, los hermanos Coen o Johnnie To y de las series de adolescentes de la televisión norteamericana.

Florent Maudoux nació 1979. Es diplomado en matemáticas y se formó en la rama de animación en la École des Gobelins. Tras varios años dedicado a la realización de videojuegos y al diseño de figuritas, debuta en 2008 en la editorial Ankama con la serie Freaks’ Squeele de la que realiza siete álbumes, el último publicado en 2015. Maudoux ha publicado numerosos spin-offs de esta colección principal entre los que destacan Freaks’ Squeele. Rojo (2013-2015) con dibujos de Sourya Sihachakr y que consta de tres álbumes además de Freaks’ Squeele. Funerales (2013-2020), con seis tomos que realiza en solitario.

En la revista DoggyBags participa en tres números – el primero, el tercero y el sexto – y allí presenta un personaje femenino, llamado Masiko, que protagoniza dos historias cortas que aglutinan sus mejores virtudes; acción trepidante, erotismo y violencia explícita. La tercera historia está escrita por la guionista Céline Tran y por RUN, se titula Draw Blood y está protagonizada por una ninja vestida de negro llamada Katsuni.
En 2018 publicó otro spin-off de su serie principal titulado Freaks’ Squeele. Vestigiales de contenido más adulto y comenzó su colaboración en el proyecto antológico dirigido por Mathieu Bablet titulado Midnight Tales del que se han publicado cuatro números. De momento Maudoux ha participado en el segundo y el tercero.
Todos estas obras las ha publicado Ankama Éditions dentro de su sello Label 619.

La edición de este álbum a cargo de la editorial Dibbuks es bastante buena. El tomo es en tapa blanda, el color está bien impreso y cuenta con un tipo de papel adecuado. No contiene ningún artículo introductorio o biografía del autor, pero si un breve comentario de Maudoux a modo de editorial. El precio es más que razonable.

Uno de los aspectos más interesantes de la fecunda carrera de este autor francés es la capacidad de integrar casi todos sus relatos en un universo atractivo, personal y coherente. Freaks’ Squeele. Masiko es un momento secundario pero trascendental en este recorrido por un entorno que combina las virtudes del manga, la BD y el comic book.
Para el lector no iniciado en el imaginario creado por Florent Maudoux, esta recopilación es una excelente puerta de entrada a todo su territorio. Si la propuesta mestiza, frenética y original que este artista le propone en estos tres relatos le acaba convenciendo, entonces yo no lo dudaría y me adentraría en el ambiente estudiantil y superheroico de la serie Freaks’ Squeele; creo que tampoco le defraudará.

Salut!

Edición original: Freaks’ Squeele. Masiko (Ankama Éditions. Febrero, 2015) Edición nacional/ España: Freaks’ Squeele. Masiko. Dibbuks. Noviembre, 2018 Guion: Florent Maudoux Dibujo: Florent Maudoux Color: Florent Maudoux Formato: Rústica, 96 páginas Precio: 15€ “Nunca se sabe lo que puede guardarse en la manga una ramera como ella”. En los créditos…
Guion - 6.5
Dibujo - 8.5
Interés - 7

7.3

Ninja

Una recopilación interesante e inteligente que nos descubre a un personaje tremendamente carismático

Vosotros puntuáis: 8.78 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments