Frankenstein, de Sandra Hernández

Por
0
1340

Portada Frankenstein de Sandra Hernández

Edición original: Frankenstein (Bang, 2023)
Guion: Sandra Hernández adaptando la novela de Mary Shelley
Dibujo: Sandra Hernández
Corrección: Miguel Sánchez García
Formato: Cartoné. 96 páginas. 25€

Un interesante giro al material original.

«¿Dónde reside el principio de la vida?»

Tras encargarse hace un par de años de la sugestiva adaptación al cómic del relato de Jean Giono El hombre que plantaba árboles que daba el pistoletazo de salida de la colección Clasicomix de Bang Ediciones, dedicada a adaptar al cómic grandes obras literarias, Sandra Hernández (Barcelona, 1977) vuelve a repetir con Frankenstein adaptando la inmortal novela de Mary Shelley. Publicada originalmente en 1818 se convirtió en una de las obras precursoras de la ciencia-ficción para con el paso del tiempo transcender sus fronteras espaciotemporales y convertirse en una obra universal gracias a la diversidad de temas que aborda que siguen vigentes a día de hoy. Como todos los grandes clásicos literarios la novela ha sido adaptada a diferentes medios en innumerables ocasiones y con diversa suerte, dejando de pertenecer a su autora, de manera que su historia y sus personajes se han convertido en parte integral de la cultura popular. El cómic no ha sido ajeno a esta popularidad y tanto el monstruo como el doctor Frankenstein han aparecido en múltiples cómics. Tantos que hace un par de años desde Zona Negativa dedicamos un especial a hablar de algunos de los más destacados que podéis leer en este enlace.

Como ya es sobradamente conocido, la historia de Shelley nos cuenta la obsesión del doctor Frankenstein por vencer a la muerte y conseguir crear vida. Una búsqueda que le lleva a realizar todo tipo de experimentos hasta que finalmente tienen éxito y consigue insuflar vida a un ser compuesto por trozos de distintos cadáveres, pero el resultado le resulta aterrador y repulsivo. De manera que abandona a su criatura a su suerte, dejándola desprotegida y teniendo que enfrentarse a una sociedad que no la comprende haciendo que descubra la crueldad humana y la soledad. Unos sentimientos que llevan a la criatura a buscar venganza contra su creador por traerle a un mundo que solo le ha ofrecido sufrimiento y penurias.

La popularidad de la que goza la historia hace que prácticamente todo el mundo conozca los elementos claves de la trama dificultando que una nueva adaptación resulte original, así que para ofrecer algo diferente es necesario darle una vuelta de tuerca para redescubrirla y estimular al público para que se acerque a esta nueva versión. Además del enorme atractivo que ya posee la interpretación gráfica que ha realizado Sandra Hernández, también ha optado por hacer una reinterpretación del texto con novedades tan interesantes como convertir en mujer a la protagonista otorgando al original de una visión más femenina y actual que le permite abordar nuevos temas como los problemas que tenían las mujeres en aquella época para acceder a los estudios universitarios y para dedicarse a la ciencia. Ese cambio de sexo también posibilita dar un giro a la idea del niño sin madre que está presente en la obra de Shelley, puesto que al tener una protagonista femenina conecta de manera más profunda con algunas de las desgracias que acompañaron la vida de la autora, aportando una relectura novedosa y revitalizadora que también sirve para reflexionar sobre el tradicional rol de madre al que han sido abocadas las mujeres durante toda la historia.

Pese a esos cambios, la versión de Sandra Hernández sigue siendo tremendamente fiel al original y no se aleja en exceso de la esencia de la historia ni deja de lado el resto de temas que trataba la obra original. Gracias a una enorme capacidad de síntesis en las menos de cien páginas del cómic se abordan también el misterio inherente a la creación de la vida, una reflexión sobre qué es lo que nos hace humanos y la importancia de la educación en el proceso, los peligros morales a los que se enfrenta la ciencia cuando no hay ningún tipo de control ético, el rechazo social al que se enfrentan los que son diferentes y un largo etc…

También conserva el toque de terror gótico del original gracias a un dibujo muy evocador con una destacada capacidad para genera atmósferas inquietantes que, pese a que se trate de una historia muy conocida, sigue manteniéndonos en tensión y nos despierta los mismos sentimientos que en la primera lectura. La autora barcelonesa consigue transmitirnos esas atmósferas gracias al uso del color que brilla especialmente en la secuencia en la que el monstruo relata a su creadora los primeros momentos en los que adquiere consciencia y en la vuelta de la protagonista al hogar familiar. En su versión Sandra Hernández se aleja de la interpretación visual del monstruo realizada por Boris Karloff en la adaptación cinematográfica dirigida por James Whale en 1931 que ha marcada la mayoría de las adaptaciones posteriores para ofrecernos una más cercana a la ideada por Shelley.

La edición de Bang es muy similar a las realizadas en el resto de números de la colección, así que estamos ante una edición muy cuidada en todos los aspectos en la que brilla con luz propia la excelente ilustración de la portada. La siguiente parada de la colección será adaptación que Pep Brocal ha realizado de la obra de Ramon Llull El libro de las bestias.

Cuando se afrontan adaptaciones de obras tan conocidas como Frankenstein es necesario que quien afronte el reto se atreva a ofrecernos algo diferente que se aleje del original, pero sin perder su esencia. Una prueba que Sandra Hernández pasa con nota gracias a un interesante giro y una apuesta gráfica que tiene momentos impresionantes.

Lo mejor

• El atrevimiento de la autora a cambiar el original para ofrecer una versión actual pero fiel al espíritu.
• Las escenas nocturnas.
• La portada.

Lo peor

• El estatismo de algunos personajes.

Edición original: Frankenstein (Bang, 2023) Guion: Sandra Hernández adaptando la novela de Mary Shelley Dibujo: Sandra Hernández Corrección: Miguel Sánchez García Formato: Cartoné. 96 páginas. 25€ Un interesante giro al material original. "¿Dónde reside el principio de la vida?" Tras encargarse hace un par de años de la sugestiva adaptación…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

8.8

Novedoso

Sandra Hernández moderniza y extrae todo el jugo de la obra de Shelley en una obra que nos deja ver los claroscuros de la humanidad y la ciencia.

Vosotros puntuáis: 9.76 ( 2 votos)
Artículo anteriorMarvel Must Have. Patrulla X: Cisma
Artículo siguienteCosmoknights 1, de Hannah Templer
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...