Flash de Geoff Johns: Ignición

Reseña del primer tomo de la segunda parte de la etapa de Flash de Geoff Johns, con Alberto Dose y Howard Porter a los lápices

Por
5
3804
 

Edición original: The Flash núms. 201 a 211 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Alberto Dose, Howard Porter
Entintado: Livesay
Color: James Sinclair
Formato: Cartoné, 272 páginas
Precio: 27,00 €

 

En estas fechas tan señaladas… Perdón, me invade el espíritu monárquico-navideño. Empecemos de nuevo. Es época de regalos, de consumismo, ¡Es Navidad, señoras y señores! Así que, la reseña de hoy irá enfocada a una recomendación navideña de uno de los personajes más populares del momento: Flash. En realidad no va a haber ninguna diferencia con respecto a las reseñas que escribo habitualmente, así que no os preocupéis. Pero lo cierto es que sí es un buen regalo navideño, en tanto en cuanto el cómic de hoy es una buena forma de empezar con un personaje memorable como es Flash, y en concreto Wally West, que tan de moda está últimamente por su fundamental participación en el especial DC Renacimiento.

Hoy hablamos de Flash: Ignición, un tomo que editó ECC Ediciones hace unos meses, y que continúa con la edición de Planeta de la mítica etapa de Geoff Johns, con aquel tomazo enorme de mil y pico páginas, continuando desde el número 201 hasta el 211. El resto de la etapa está recopilada en un segundo tomo recientemente editado por ECC. ¿Y merece la pena? Sin duda alguna.

Situémonos contextualmente, Wally West y todos los que le conocen han perdido la memoria sobre la identidad de Flash. ¿Por qué? Pues porque el Espectro, tras la dramática y trágica batalla final de Flash contra Zoom, que resulta en la muerte de los gemelos no nacidos de su esposa Linda, decide en consonancia con el propio Wally que borrar la memoria es la mejor solución para ellos. Tras esto, y a pesar de ni siquiera ser consciente de su propia identidad superheroica, Wally poco a poco, en medio de una serie de asesinatos en la que el Capitán Frío está aparentemente involucrado, siempre la presunción de inocencia por delante, empezará a tomar consciencia otra vez de que él mismo es Flash, el conocido superhéroe desaparecido del que todo el mundo habla en la ciudad. En medio de todo también hace su aparición Batman, que juega un papel importante en todo esto, y posteriormente en el siguiente arco otros personajes de la Liga de la Justicia y del Flashverso.

Johns construye una historia muy sólida e incluso sorprendente que, como de costumbre, no decepciona, con unos personajes muy bien construidos y una evolución coherente a lo largo de la historia. Quizás sea algo mejor la primera parte de su etapa, que abarcaba hasta el número 200, pero sin duda alguna ésta también es muy recomendable.

Con respecto al apartado artístico, tenemos principalmente a Alberto Dose y a Howard Porter a los lápices, a Livesay en las tintas, y a James Sinclair en el color. Del primer arco, Ignición, se encarga Alberto Dose, y a partir de las últimas páginas del número 206, Porter toma el mando sustituyéndole. Y menos mal, porque el dibujo de Dose en algunos momentos es horrible, siendo suaves con el término. Los diseños de los personajes, especialmente las caras, gestos, así como cuando están en movimiento, son de lo más antiestético y simple que he podido ver en los últimos años en un cómic de superhéroes. Tiene algún punto fuerte, como el uso de las sombras, que aunque a veces se sobrepasa y las coloca sin mucho sentido, en general sirven para darle un toque oscuro y urbano a la historia muy interesante. También brilla un poco más en las portadas, que acaban también en el primer arco, pero en general realiza un trabajo paupérrimo.

Las portadas de Michael Turner son magníficas

Porter, sin embargo, eleva muchísimo el nivel, tras su no muy memorable artísticamente etapa en la JLA de Morrison y posteriormente de Mark Waid, y una breve estancia en Marvel con los Cuatro Fantásticos de Waid, Porter aterriza en Flash en plena etapa de Geoff Johns, y se mantendrá hasta el final de la misma en el número 225, superando ampliamente a su precedente y a sí mismo en trabajos anteriores. De las portadas se encarga el mítico Michael Turner, que ya no es que supere a Dose, es que está a años luz. En definitiva, tras el primer arco, esta colección da un salto de calidad artístico enorme.

  Edición original: The Flash núms. 201 a 211 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Geoff Johns Dibujo: Alberto Dose, Howard Porter Entintado: Livesay Color: James Sinclair Formato: Cartoné, 272 páginas Precio: 27,00 €   En estas fechas tan señaladas… Perdón, me invade el espíritu monárquico-navideño. Empecemos de nuevo.…
Guión - 8
Dibujo - 6.5
Interés - 7.5

7.3

Recomendable

Excelente tomo recopilatorio de una parte de la etapa de Geoff Johns en Flash, perfecto para regalar en estas fechas tan señaladas a un amigo, familiar, conocido o a uno mismo, que le interese este personaje y quizás no sepa por dónde empezar. Esta es una buena opción.

Vosotros puntuáis: 8.64 ( 7 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
alvaroJack KnightCristian Miguel SepulvedadavidAs_I_Die Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
As I Die
Lector
As I Die

Me gustaría hacerme con algo de Flash ¿cómo se llama el “tomazo” de planeta? ¿Es fácil de conseguir? Luego seguiría este Ignición ¿verdad?

david
Lector
david

Muy buen tomo,y comparando entre los dibujantes,son muy distintos entre si.Aunque me inclino por gustos,Dose me gusta mas que Porter y Turner,ya que ambos no son tan buenos dibujantes,su narrativa,poses y caras,no sobresalen.Cumplen nada mas.

alvaro
Lector
alvaro

Dose un dibujante horrible? Turner a años luz de Dose? Ay dios mio, lo que hay que leer………