Faith #9 al 12

La serie regula de Faith llega a su ecuador, Jody Houser nos presenta a dos nuevos villanos que tratan de hacer la vida a nuestra protagonista y lo hace junto a Marguerite Bennet,, Joe Eisma y Meghan Hetrick.

Por
0
682

La serie de Faith sigue adelante mes a mes en formato grapa y este junio Medusa Cómics ha comenzado a recopilarla en un tomo que contiene las cuatro primeras grapas, lo que en Estados Unidos era la primera serie limitada de este personaje y cuya reseña podéis encontrar aquí. El arco del que hoy hablaremos contiene en realidad los números cinco al ocho de la serie regular en su país de origen, la cual duró doce números, es decir, está en el ecuador de la colección. ¿Qué hará luego Medusa? Es una buena pregunta, si tenemos en cuenta que luego vendría la limitada Faith & The Future Force, el especial de invierno y ahora se ha anunciado que habrá una nueva limitada del personaje a finales de año, eso significa que tendremos serie de Faith para rato, además todo escrito por Jody Houser, lo cual asegura una continuidad aunque sea con series aisladas.

A mi parecer Houser abordó la serie de forma muy adecuada, hasta tal punto que parece como si todo estuviese planeado desde el principio para ser una gran serie larga, narrada mediante fragmentos separados en el tiempo. En los primeros cuatro números se nos contaban los puntos importantes en la vida de Faith, cómo llegaba a un nuevo escenario, su trabajo real y su trabajo de heroína, los cuatro siguientes fueron dos aventuras dedicadas a presentar a dos villanos, justo la parte en la que la serie cojeaba, Houser la corrige rápidamente para mostrar a algunos antagonistas pero sin dejar de hacer historias divertidas. La idea de Houser para la serie es tan básica como buena, si Faith es, en un sentido moral y clásico, la mayor heroína del universo Valiant entonces sus aventuras deberán ser igual de clásicas. El hecho de que su cuerpo no sea el del canon de belleza actual normalmente mostrado en los cómics, que tenga actitudes muy frikis o que en su soledad fantasee son los añadidos que la hacen especial, pero su estructura es muy clásica, cosa que no es tan normal a día de hoy y menos aun en el universo Valiant, donde los héroes no son tan héroes.

Al igual que hiciera con los anteriores cuatro números, Houser divide estos en dos historias, la primera está dibujada por Meghan Hetrick en su parte principal y Marguerite Sauvage en las escenas de la imaginación de Faith, como venía siendo habitual y así será en el toda la serie. El estilo de Hetrick es más difuso y oscuro de lo que estamos habituados en esta colección, sin embargo le va bastante bien con la villana que se presenta. El trazo grueso, sin ser nada especial, queda bien para las imágenes de Estrella Oscura, una niña a la que un gato parlante de la poderes con una extraña fijación de atacar a Faith.

La historia tiene su punto importante en el tema moral, como pasa en los anteriores números, por un lado le es difícil luchar contra una niña, por otro entra en juego el P.E.R. (Proyecto Espíritu Renacido) unos grandes enemigos de los psiots que, sin querer, tienen la culpa de que ese gato parlante ande suelto, Faith los juzgará a todos pero al final siempre hace lo correcto, aunque eso suponga tener que ayudar a unos asesinos como el P.E.R.. El final es el que es, eso no se duda desde la primera página, Faith salvará a la niña del gato sin las artimañas del P.E.R. pero de eso se trata, lo bonito es ver el desarrollo, bueno, y las referencias al Pokemon Go o a Sailor Moon.

En los dos siguientes números hay un cambio de dibujante, Joe Eisma, artista de Morning Glories junto a Nick Spencer para Image, se ocupa de la parte principal de la historia, su trabajo tiene alguna página que está bien, como la primera en la que aparecen los fantasmas, pero no es muy destacable, estaba mejor en la serie de Image que en esta, aquí sus viñetas son excesivamente simples.

Houser se centra un poquito más en la vida de Faith, tras seis números con más acción y en los que los villanos cobran importancia, la escritora frena en el once para hablar un poco de los pensamientos de nuestra heroína, de nuevo a su relación con sus compañeros, sus miedos y con tiempo para intentar diseñarle un nuevo uniforme parodiando a personajes de Marvel y DC. Pero el último número vuelve a hablar de un villano, una en este caso, que nos lleva a Torque, el que fuera su novio en Harbinger, y al primer arco de esta serie donde veíamos brevemente a Sidney Pierce, un personaje a priori insulso que aquí le da guerra.

Resumiendo, podemos decir que estos cuatro números bajan un poco el nivel de los anteriores, los diálogos no son tan divertidos, las historias personales de Faith no llaman tanto la atención pero los villanos sí que tienen buena pinta y esto es muy importante de cara al siguiente arco que promete unir a todos los enemigos de la protagonista para arruinarle la vida, de esa forma la serie toma un camino en el que estos cuatro cómics se valorarán mejor unidos al resto que por separado. Houser no hace un mal trabajo, su historia sigue siendo mejor que la de la mayoría de cómics de este tipo, con superhéroes desde una perspectiva intima, y destaca en su género pero es cierto que se queda algo cojo, el pequeño bajón en el dibujo tampoco ayuda. Aun así hay muchas, muchísimas ganas de leer los siguientes.

La serie de Faith sigue adelante mes a mes en formato grapa y este junio Medusa Cómics ha comenzado a recopilarla en un tomo que contiene las cuatro primeras grapas, lo que en Estados Unidos era la primera serie limitada de este personaje y cuya reseña podéis encontrar aquí. El…

Faith #9 al 12

Guión - 7.5
Dibujo - 6.5
Interés - 8

7.3

Coleccionable

Estos cuatro números rebajan un poco el nivel de los ocho anteriores, entretienen gracias al poderío de Faith. Su interés aumenta por lo que promete dar en el siguiente arco.

Vosotros puntuáis: 6.2 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame