Espacio Narrativo#5 – Violent Love#1 de Víctor Santos y Frank Barbiere

Entrevista a Victor Santos y análisis de su trabajo al color en Violent Love#1

Por
2
798

Con Violent Love#1 proseguimos con esta nueva sección que trata sobre la narrativa del cómic a través del dibujo, el color y la rotulación, mostrando que la narración va más allá del guión, que un tebeo es un proceso colaborativo donde cada autor va aplicando diferentes capas hasta lograr el resultado final que es lo que leemos los lectores.
Para lograr ese cometido se analizan varias páginas de un cómic – o webcomic- y en ocasiones este análisis está acompañado de bocetos, páginas en blanco y negro, y una breve entrevista con el artista sobre el trabajo realizado en las páginas analizadas.

El autor

Víctor Santos no hace falta presentarlo, y menos en Zona Negativa, con quien siempre se ha mostrado muy amable y accesible. Para todos aquellos lectores que quieran saber de su larga trayectoria recomendar encarecidamente la larga charla que Pedro Monje tuvo con él para ZNPodcats#21.
Y la reciente entrevista que Sergio Fernández Atienza y Diego García Rouco realizaron a Víctor Santos en la que hablaban entre otras muchas cosas de sus nuevos proyectos.

Respecto a lo que será el 2020 para Víctor Santos se recomienda la suscripción a su newsletter y visitar su web.

Por último, para aquellos que no hayan leído aún Violent Love (edición original para Image y publicada en España por Norma Editorial) recomendar la reseña del primer tomo escrita por Raúl Lopéz

Entrevista a Víctor Santos

Zona Negativa: ¿Tuviste claro desde el principio que te ibas a encargar del color de la colección?
Víctor Santos: Sí, la idea de hacer un cómic con Image era el control absoluto a nivel creativo. Habíamos trabajado en Boom! con la serie Black Market y aunque tenía un buen colorista, nos faltaba esa coordinación y comunicación fluida que se da en iniciativas como Image.

Z.N.:¿Barbiere te hizo alguna indicación sobre el color a aplicar?

V.S.: No, me dejó total libertad. Básicamente me contó el tipo de ambiente que quería describir y yo le expliqué lo que me sugería a nivel de narrativa, estilo de dibujo y color.

Z.N.: Al ocuparte tanto del dibujo como del color ¿cómo fue el proceso de creación? ¿pensaste en los colores tras tener todas las páginas dibujadas o mientras dibujabas ya ibas anotando el color a aplicar?

V.S.: Cuando me va a colorear otra persona creo que tiendo a sobredibujar algunas cosas pensando en ponerle las cosas más fáciles al colorista. Cuando me coloreo yo puedo dejar muchos elementos gráficos en el aire porque soy yo quien lo va acabar. En este caso ya tenía pensado muchos recursos y los anotaba en las páginas de los lápices, de manera que el lápiz va en función del entintado posterior y la tinta en función del color posterior.

Z.N.: Lo primero que sorprende del primer número es que la primera mitad de un tebeo titulado Violent Love está lleno de luz. ¿Con intención de mostrar la ingenuidad y esperanza tanto de Penny como de Daisy, así como que el impacto de la violencia de la doble página que constituyen las páginas 14-15 fuese aun mayor para el lector?

V.S.: Sí, para mí ese valor emocional es muy importante. Tiende a ser un color alegre y naturalista, de una persona que vive en un mundo que cree real. En vez de recurrir a un color más artificial o expresionista, prefería reservarlo para los momentos de violencia, que suceden como “interrumpiendo” ese mundo. Daisy, incluso cuando empieza a vivir como una forajida, tiene una visión ingenua que el mundo criminal y su deseo de venganza y su experiencia lo va enturbiando.

Z.N.: En ese inicio, usas colores cálidos tanto para representar Texas – a través de los ojos de una niña – como para representar la mítica y romántica pareja de ladrones, resultando curioso que la viñeta más oscura no sea la muerte de Daisy y Bradley, sino la entrada de Penny en la casa. ¿Señal de que a partir de entonces va a descubrir una vida oscura y violenta?

V.S.: Exacto. En realidad no es una planificación tan exacta como parece, va surgiendo conforme vas dibujando el cómic. La entrada de Penny quería sugerir un misterio, el acercarse a un abismo que es escalofriante y fascinante al mismo tiempo. Primero hay una planificación de lo que estás contando literalmente, básicamente es “Penny entra en la casa a oscuras” pero luego utilizas eso para potenciar las emociones de ese personaje, saliéndote o usando ese “naturalismo” del que hablaba.

Z.N.: Recurso que vuelves a usar en la página 21, donde la ilusión y alegría de Daisy – verde, amarillo y azul de las tres primeras viñetas – choca con el negro del garaje de su Padre.

V.S.: Como esta historia está contada en diferentes líneas temporales, quería que este cómic tuviese una serie de resonancias a nivel narrativo y cromático, es decir, elementos que se repiten en diferentes momentos, como el estribillo de una canción. Si analizas colores, composiciones y secuencias y retículas de viñetas, verás que hay motivos que están repitiéndose constantemente. La composición de la bofetada y el círculo rojo, el propio círculo rojo. La gorra, las secuencias mudas o las splash pages de situación, donde el rótulo del lugar y año aparecen en la misma composición… Todo sirve para conectar las diferentes líneas temporales y dotar a la historia de una coherencia.

Z.N.: Las páginas 24-25 ofrecen una doble página parecida a la que formaban las 14 y la 15, pero con la diferencia de que ahora está Daisy. Y frente a la violencia del rojo y el negro de las acciones de Nails, optas por el blanco sobre negro y el negro sobre blanco para representar a Daisy.

V.S.: Era una escena muy turbia pero no quería equiparar a Daisy con Nails porque ella está en un proceso inicial de “criminalización” por así decirlo. Daisy no querrá ejercer la violencia, pero es un recurso que necesita para un fin. Nails disfruta con el proceso. Lo fácil habría sido hacerla en rojo también pero la situación era distinta, Daisy es una especie de “pegote” cromático ahí, un elemento ajeno a ese mundo, quería mostrar esa separación (de momento) con ese mundo.

Z.N.: Tras lo descubierto, aun existe un futuro prometedor para Daisy, de ahí la luz del cielo rosado y el verde de los árboles de la universidad, pero esa esperanza se difumina en la página siguiente con la lluvia violeta que nos avisa de que nada bueno va a salir del reencuentro.

V.S.: Eso creo que lo he comentado más de una vez, es un recurso que he copiado mucho de Akira Kurosawa y luego de Will Eisner. La climatología es un recurso fantástico. En el caso de la cabina en medio de la lluvia y la oscuridad sirve como presagio y también como muestra del sentimiento de soledad de Daisy en ese momento. El color en este caso sirve para exacerbarlo.

Z.N.: Las dos páginas que siguen a la de la llamada son fantásticas, tanto por composición, como por el uso del color ¿ El guión de Barbiere era muy detallado o el uso de las doce viñetas de la mitad superior de la página 30 y la aproximación de Daisy en la 31 es en gran parte idea tuya?

V.S.: Gracias. En el caso de las doce viñetas fue cosa mía porque me di cuenta de que teníamos un pequeño problema, y era que generábamos tensión y lo resolvíamos en la misma página, y no había más páginas disponibles para ampliarlo. Frank describía la escena de la preparación en dos o tres viñetas pero fragmentarlo era una manera de prolongar el tiempo del lector en la página. Aquí, el color cálido crea esa imagen hogareña que se rompe en cuanto de nuevo, la tragedia aparece.
En el caso de Daisy, Frank sí que había marcado el ritmo, creo que describía esa especie de “zoom” a su cara pero decidí convertir las viñetas de Daisy en figuras que se van superponiendo, acercándose al espectador y cambiando de color (enrojeciendo) conforme es consciente de lo que ha pasado.

Z.N.: Hace unos días veía un análisis sobre el uso del color de Morris en Lucky Luke donde se señalaba que para representar el fuerte impacto de un personaje, este era coloreado por completo de color rojo, y justo es el elemento que empleas en esas dos páginas, donde tanto Al Robinson como Daisy pasan del amarillo al rojo.

V.S.: Como te contaba, el cómic usa cierto naturalismo que es interrumpido por arrebatos de violencia que alteran esa percepción del color que está teniendo el lector. En este caso el término “impacto” es realmente adecuado.

Z.N.: Color rojo, que sirve tanto para asumir la muerte y mostrar el horror, como para clamar venganza ante lo sucedido.

V.S.: Es además un recurso que en el cómic puedes usarlo de la manera más expresionista posible. De todos los colores es el que transmite mejor un sentimiento asociado, puedes jugar con la calidez y la frialdad de otros tonos, pero con el rojo intenso las cosas están claras.

Z.N.: Para concluir, podríais decirnos una página de cómic del s.XX por el que tengas especial aprecio.

V.S.: Tengo muchas, pero hablando del color me viene a la mente la página de Daredevil: Born again donde Ben Urich escucha por teléfono como matan a un testigo. La composición, el trazo y el color están completamente supeditados al estado emocional de los personajes. Me parece que ese tipo de atrevimiento y “expresionismo” se ha perdido en el sector más mainstream del mercado americano.

Z.N.: Muchas gracias.

V.S.: Un placer charlar con vosotros, como siempre.

Proceso de creación

A continuación los lápices, las tintas y el color de dos de mis páginas favoritas del número, observar, entre otras cosas, como Víctor Santos , como indica en la breve entrevista, anota en los lápices el color a aplicar posteriormente.

Violent Love#1

La página con la que se inicia el tebeo poco puede presagiar sobre la oscuridad y violencia que tiene el cómic. Ese cielo anaranjado que ilumina las cuatro primeras páginas evocan a la parte love del título, pero sobre todo representan el tapiz que tapa el pasado, así como la inocencia del personaje que aparece en la segunda página, Penny. Para ella es un viaje más hacia una solitaria y aburrida casa, pero

En la tercera página Víctor Santos con un diseño de página de tres tiras logra un triple objetivo:
1.Reduciendo la altura de la tira refuerza la sensación de movimiento del coche y de acercamiento a la casa.
2.A ello se se le suma la disminución del campo de visión, que nos traslada de un plano general; cielo naranja, automóvil a la izquierda, casa con jardín y arboles a la derecha, a un plano medio del propietario de la casa.
3.Y por último, un cambio sin brusquedad del color de la página, del luminoso cielo anaranjado a la gris puerta.

Víctor Santos da muchas pistas respecto a que estamos presenciando la calma antes de la tormenta. En la primera tira se puede observar esa solitaria casa rodeada de altos árboles sin hojas tan poco acogedores. En la segunda, el cielo anaranjado que ha llenado las dos primera páginas, apenas se percibe en el angulo izquierdo, dando paso a una casa de un color blanco desapacible. Y en la tercera, por mucho que el personaje sonría y vista una camisa blanca – representando la personalidad del personaje y señalando que es uno de los buenos – el fondo tras el que está nos indica que tras esa puerta va comenzar la parte violenta del cómic.

Muestra de ello es el regreso del cielo anaranjado y el verde del patio en la cuarta página, despareciendo en la primera viñeta de la quinta pagina. Ejemplo del cambio que va a sufrir Penny, del abandono de su inocencia o descubrimiento de una verdad , su vida era naranja y verde, pero tras cruzar ese umbral va a descubrir la negrura y violenta vida de un personaje cercano a ella.
Observar que Víctor Santos además del contraste en el dibujo y el color entre el exterior y el interior, ilumina el paso de Penny hacia esa oscuridad.

Violent Love#1 es cómic donde el contraste juega un papel importante, ejemplo de ello el propio titulo que presenta dos palabras que por separado representan en principio dos sentimientos muy diferentes. Ese contraste entre amor y violento se muestra en la doble página que forman la sexta y la séptima. Estas representan la visión romántica que tenemos los lectores a causa de la literatura, pero sobre todo de la cinematografía, al pensar en una pareja de jóvenes rebeldes…y ladrones. Víctor Santos no rechaza el representar ese recuerdo tanto en el aspecto bello de la pareja – son guapos, delgados y llenos de carisma, a lo que se suma la chupa de cuero y vaqueros que viste Rock Bradley, y la mini y botas altas de Daisy Jane – y para reforzar la imagen seductora de la pareja se aplica un tono verde lima lleno de luminosidad, a lo que se añade un tono magenta que potencia la intensidad del amor de esta pareja.
Sí, Bradley y Jane eran unos ladrones, ”los mas famosos que ha habido por estos lares” ¡pero son de los buenos! Las sombras del angulo derecho potencian la versión cinematográfica que los lectores tenemos de este tipo de historia, al señalar que contra los que luchaban eran más mafiosos que la policia.
La doble página podría ser solo eso, una visión romántica y estereotipada, pero el angulo izquierdo señala que este tebeo va ir más allá, que lo que aquí se va a contar y a mostrar va a ser crudo y violento.

Ese fondo marrón llena de lineas negras furiosas sirve para diferenciar el presente del pasado y mostrar el contraste, pero también, y ello lo refuerza la mirada llena de dolor de Lou, para señalar que tanto ese pasado como el presente tuvo amor pero también mucha violencia.
Esta introducción finaliza ofreciendo el final de esta peliculera pareja y para ello Víctor Santos pone el foco en ello.

Además como un homenaje a los films noir, resulta útil para destacar el rojo de la sangre con la icónica imagen en blanco y negro – a modo de señalar que aquí la sangre es real. Pero ese circulo que ilumina a la pareja es también un elemento utilizado para la simetría que Víctor Santos ejecuta tanto en este primer número y como en el resto de la colección.

Puede decirse que Víctor Santos y Frank J. Barbiere estructuran este primer número en varios capítulos, los cuales comienzan siempre de manera vitalista por la situación que reflejan y el color que aplican.

Capítulos que presentan un momento de cambio para los personajes y que se representa a través de un circulo.
En 1969 Daisy trabaja en una cafetería de la luminosa California donde tiene que aguantar las gilipolleces y abusos de unos clientes ignorantes y machistas, y es yendo con su padre en el coche cuando

El circulo tiene varios significados en este página:
1)Simboliza el violento choque y las presumibles vueltas de campanas sufridas por los coches y los personajes que iban en ellos
2)Al mismo tiempo que esa vuelta física, representa una vuelta – o cambio – que van a sufrir en sus vidas.
3)Resulta muy útil para destacar el impacto y más aún con ese color rojo, el cual simboliza tanto sangre y violencia como alarma.

El segundo momento de cambio sucede con lo que ve Daisy tras regresar del cine.

Esas situaciones claves tienen efectos opuestos en padre e hija; tras ellos Daisy recibe la noticia de que la han otorgado un préstamo estudiantil y se la ve sonriente caminado por el campus universitario, mientras que su padre, entra en la vida de Johnny Nails y sufre sus consecuencias.

Una página que sintetiza perfectamente esta situación es la página 21.

Si se divide la pagina en tres, se observa que en la primera tira el fondo de color verde del primer plano de la carta es sinónimo de buenas noticias, a lo que se añade el color amarillo sobre el que se encuentra el plano medio de Daisy.

La segunda tira sirve de transición, una Daisy con camisa rosa y bajo un cielo azul, abandona la hierba verde para atravesar la negra carretera y llegar al taller donde dar la buena nueva a su padre.

La oscuridad y suciedad del interior del taller, y el modo en el que se representa el rostro de Al, es indicativo de la contrapartida de esa noticia, y del sacrificio que ha de realizar el padre por su hija, al fin y al cabo

Violent Love#1 es un cómic lleno de contraste, por ello presenta páginas con un color amable y cálido, otras en las que contrapone la luminosidad- hija – y la oscuridad – padre – y como no, también páginas donde la violencia es protagonista.

Esta página impacta por su estructura, su color y su composición, y dicho impacto en el lector es reforzado por venir tras cuatro páginas de colores cálidos y amables protagonizados por Daisy y su padre.

En ellas también ha violencia – el acoso que ha de sufrir la joven Daisy de los comensales- pero es una violencia sin sangre , la cual es lo contrario a lo que representa el personaje de Johnny Nails.

Por ello Víctor Santos lo va a bañar con tonos rojos, grises o negros en casi todas sus apariciones.

Respecto a la doble página en la que se presenta a Johnny Nails señalar una serie de hechos:

1) Víctor Santos la estructura en tres tiras. En la superior, a modo de faldón, y con siete planos detalles que muestran secuencialmente la escena que está sucediendo

Destacar el cuidadoso trabajo con la tinta para representar las salpicaduras que ocasionan los martillazos.

2)En la segunda tira muestra quién es el responsable de esta violencia, y para ello utiliza un plano general en el que aparecen los agresores, la victima y el lugar en el que sucede.

Y junto a ella un plano- contraplano con el que señalar el contraste entre el sufrimiento del agredido y la serenidad del agresor.

3) Víctor Santos , usando apenas tres colores, logra generar un ambiente opresivo, representar la violencia del personaje y en ningún caso generar caos en la combinación de los tonos. En la tercera tira usa una herramienta ya usada en Polar parar representar el golpe final a través de un fade out marca de la casa , aunque en este caso, en lugar de con splash page, lo emplea con planos detalles y disminuyendo de manera progresiva el tamaño de la viñeta a medida que el negro va tapando el fondo rojo.

.

Si anteriormente se señalaba la simetría o el uso repetido del circulo, lo mismo se puede indicar respecto al uso de la doble página. Tres hay en este primer número de 28 páginas; la primera es aquella que representaba de manera naif a Daisy y a Bradley, y las otras dos muestran la violencia del malo del tebeo: Johnny Nails.

Permitidme que me detenga brevemente en esta violenta doble página que nuevamente Victor Santos estructura en tres tiras, representando cada una de ellas un momento concreto; la primera, la brutalidad de la violencia de los agresores, la segunda, el dinero no solo es por el lugar , y la tercera, la ira y pena de Daisy.
Dos son los protagonistas de esta escena , Al Robinson y su hija Daisy, respecto al primero destacar la tercera viñeta de la primera tira en la Víctor Santos al mismo tiempo que trasmite una mezcla de indiferencia y malestar en la figura de Al, muestra, a través de las sombras que se reflejan en la pared, la violencia ejercida. Otro aspecto a reseñar de esa viñeta es como Víctor Santos indica quien esta al mando de la situación por medio de una sombra amenazante sobre la cabeza gacha del mecánico y que es una pista respecto lo que va acontecer en la siguiente tira pero sobre todo páginas mas tarde.

En cuanto a Daisy, la labor de Víctor Santos resulta sobresaliente por las herramientas utilizadas.

En esta viñeta representa a Daisy como una silueta blanca, indicando su desconocimiento, e ingenuidad, que es un ser ajeno al mundo violento y a la realidad que sucede en el interior del taller de su padre. Blancura que contrasta con el rojo que inunda el interior del taller.

Junto a la viñeta de mayor tamaño de la doble página y que muestra el acto de brutalidad que realiza Al Robinson, Víctor Santos muestra a Daisy en una pequeña viñeta en el extremo inferior derecho. Vuelve a ser un ejemplo de síntesis de Víctor Santos que es capaz de presentar en una viñeta dos situaciones y enfrentarlas.
El rectángulo blanco que dibuja no solo representa el umbral de una puerta, sino que en confrontación con el fondo negro del resto de la viñeta, significa la diferencia entre el mundo exterior – en el que vive y del que viene Daisy – y el oscuro mundo en el que está metido Nails y su padre. Pero además, al mostrar a Daisy como una sombra negra es un modo de evidenciar el conocimiento por su parte de ese mundo, que no es lejano a ella, pues se lleva a cabo en el taller de su padre, quien forma parte de él. Pero eso no significa que Daisy este ya dentro de ese mundo – ella no entra en el taller – y por ello Victor Santos coloca trazos grises en su negra silueta: aun hay futuro para la bella y joven Daisy.
Sienta ira ante el acto de su padre.

pero también pena y dolor por él, porque aunque no lo quiera asumir sabe porque lo ha hecho.

Sí, sí, lo sabe.

Para terminar, destacar la que es mi página favorita del cómic

Victor Santos la estructura en tres partes. La primera de ellas corresponde a la primera tira y respecto a ella cabe reseñar:

1)Con su división en seis pequeñas viñetas que presentan planos detalles, Victor Santos enlantece el tiempo.

2)A ese paso lento del tiempo se le añade el transmitir confort con las imágenes mostradas: el vapor de una taza caliente, unos cubiertos, una fotografía y dos rosas. Respecto a esto último observar que la segunda no llega verse dentro del jarrón ¿Otra pista que ofrece Victor Santos sobre como va acabar el número?

3)El tono de amarillo aplicado por un lado genera unidad en esa tira, y por otro es el más correcto para trasmitir la esperanza y la felicidad que el padre siente ante la llegada de su hija.

La segunda tira es muy diferente y merece la pena pararse un momento en ella.

La tira anterior finalizaba con el primer plano y su alegría ante la probable reconciliación con su hija ¿Qué puede salir mal?

Esta segunda tira también esta compuesta por seis tiras, pero mientras en la anterior era una sucesión de elementos que Al veía en el interior de su casa, ahora Victor Santos coloca la cámara fuera de la casa, en la puerta – excepto la última viñeta. El plano detalle del martillo ya señala al lector quien esta fuera, impresión que es reforzada por las sombras que se reflejan en la propia puerta, pero es algo que desconoce el bueno de Al, quien espera que la responsable del golpeo sea su querida Daisy.

Con el uso de las seis viñetas, Victor Santos logra dos objetivos; por un lado crea orden en la viñeta y por otro sigue haciendo que el tiempo vaya lento, que el lector detenga su lectura en el martillo, en la sombra, en la alegría de Al y en

Victor Santos no solo representa el cambio que presenta Al con el gesto sino que potencia el efecto con el color, que no solo inunda la figura de Al sino también el fondo ¿Y quién ha ocasionado que la felicidad se convierta en desgracia?

Se ha de observar que si en la primera viñeta Victor Santos mostraba el plano detalle de un martillo, en la última de esta tira dibuja el humo de un cigarro, otro de los elementos que representan a Nails.
Para finalizar la página, Victor Santos realiza un plano medio que ocupa la mitad de la página, ahora más que utilizar el tiempo usa el espacio y en este caso para señalar la gran amenaza que representan esos tres hombres, reforzado por el fondo rojo tras el que están.

El rojo en este cómic representa un sentimiento de alarma y de produción de violencia, y bien se podía mostrar en el fondo – circular – o impregnado a los personajes – sobre todo Nails. Pero en las últimas cuatro páginas de Violent Love#1 , Victor Santos emplea el rojo en la figura de la inocente Daisy. Primero como señal de alarma

después de horror

y finalmente de ira y venganza

¿Y qué mejor manera para representar la mezcla de sentimientos que siente Daisy; dolor y cólera, que con un plano detalle de unos ojos llorando, y una mirada penetrante y llena de rabia?

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Pedro Pascual ParedesEl Tito Alf Recent comment authors
Recientes Antiguos
El Tito Alf
Lector

Como de costumbre, un artículo interesantísimo. Siempre me alegra ver que esta maravillosa sección sigue en pie.

Me ha gustado especialmente el análisis de la narrativa visual de la página en la que el malo llama a la puerta del padre con el martillo. Plantear un twist principalmente visual en medio de una página en vez de en un salto de página no es lo óptimo a nivel de impacto, pero a veces es necesario porque el espacio es limitado.

Sin embargo, la forma que tiene Víctor Santos de intentar paliar esta limitación me parece espectacular. Dividir la acción de la parte superior de la página en tantas viñetas sirve para incrementar la tensión previa a la llamada, pero lo mejor es cómo consigue distribuir la cantidad justa de información visual en cada viñeta. Hay bastante información como para mantener los ojos del lector fijados en esa parte, pero no tanta como para ralentizar el paso de una viñeta a otra. Es decir, la mirada del lector queda “atrapada” en las dos primeras tiras de viñetas de principio a fin, reduciendo así las posibilidades de que le dé por mirar el resto de la página antes de tiempo y se arruine el twist. Magistral.