Entrevista a Carles Santamaría, Director del Salón de Barcelona

Por
8
362

Comienza la semana del 26º Salón del Cómic de Barcelona y tenemos a un invitado de excepción para empezar a abrir boca: nada más y nada menos que Carles Santamaría, Secretario general de FICOMIC y Director del evento, quien ha tenido a bien respondernos a unas cuantas preguntas. Así que, si estás interesado en el pasado, presente y futuro del Salón y de cuáles son los mecanismos de funcionamiento internos que lo hacen moverse, éste es tu post. Con todos ustedes, Carles Santamaría…

Zona Negativa: Para poner en situación a nuestros lectores, ¿podría indicarnos quien hay detrás del nombre Carles Santamaría y cuáles son sus funciones como director del Salón internacional del comic de Barcelona?

Carles Santamaría: Detrás de mi nombre hay un apasionado del cómic que lleva más de veinte años escribiendo sobre cómics, comisariando exposiciones y dirigiendo el Saló del Cómic en diversas etapas. En casa las estanterías rebosan cómics de todas las tendencias, épocas y países. Respecto a las responsabilidades del director podemos decir que como los entrenadores soy el responsable último de que el equipo funcione. Porque el trabajo en equipo es una de las claves del éxito del Salón, como también lo es nuestra capacidad de ser receptivos a propuestas y a las críticas que permiten mejorar el resultado. Me gustaría explicar que el Salón del Cómic y el Salón del Manga los organiza FICOMIC, una federación de instituciones donde están representados los gremios de editores, libreros y distribuidores de Catalunya. También la APIC (Associació Professional d’Il·lustradors de Catalunya) tiene su representación en el Comité Ejecutivo. Sin la participación y complicidad de la industria y de los autores nada sería posible. Ellos son fundamentales para que todo funcione. No olvidemos que nuestros salones deben servir para promocionar el cómic, sólo suman ocho días. Hay 357 días más donde autores, editores, distribuidores y libreros se dejan la piel para que el cómic crezca y sea una industria cultural potente y respetada.

ZN: Aunque sea un suceso ya lejano en el tiempo, usted acometió las labores de dirección de los dos Salones de Ficomic allá por el año 1995 –durante dos ediciones– y volvió en 2006 hasta el día de hoy ¿Qué cree que ha cambiado, tanto en el panorama nacional español del tebeo como en el propio Salón del Cómic de Barcelona, desde un momento y el otro?

CS: Son dos etapas muy diferentes. En 1995 la industria del cómic no tenía la fuerza como industria cultural que disfruta hoy. Tampoco el reconocimiento cultural era el mismo del que tenemos en la actualidad, aunque ya entonces se le empezaba a respetar. Entonces el cómic atravesaba por el principio de su transformación, con la crisis de revistas legendarias mientras el manga irrumpía en el mercado a raíz del éxito de Dragon Ball. A mediados de los noventa nos encontrábamos en un proceso de transición como medio. Hoy tenemos un sector consolidado y en crecimiento, con la irrupción de nuevas editoriales. Un hecho significativo es que algunos grandes grupos editoriales que habían ignorado el cómic lo han incorporado a su catálogo, mientras que la industria del cine tiene en las viñetas su gran referente temático y estético. Respecto al propio Salón, en 1995 atravesaba una complicada situación económica. Pero tengo que decir que con el apoyo del conjunto de la industria, instituciones públicas y proveedores pudimos superar el trance, eso sí sin que nadie nos regalase nada, a parte, claro está, de su confianza. Fueron tiempos difíciles donde el equipo de FICOMIC supo resistir y enfrentar la situación, donde destacaría sin duda la labor de Pilar Gutiérrez. El éxito que tuvo la edición de 1995 nos ayudó a empezar a superar la situación y a consolidar definitivamente el Salón. Además, al año siguiente organizamos la primera edición del Salón del Manga.

Cuando volví a la dirección de FICOMIC en diciembre de 2005, la situación era diferente. La industria estaba consolidada y en crecimiento, mientras que el Salón del Manga funcionaba muy bien, aunque el del Cómic precisaba de un relanzamiento tras muchos años de buen funcionamiento. Se me contrató para darle un nuevo impulso tanto al Salón como a la entidad. Procedimos a una reestructuración del equipo donde Pilar Gutiérrez iba a ser una pieza clave como directora comercial dado su conocimiento del sector y su excelente trabajo de gestión, a la vez que incorporamos a Graziella Pérez como responsable del área internacional y también con tareas organizativas, y Guillermo Bosch como asistente general, dos personas que han aportado profesionalidad y entusiasmo. También creamos la figura del coordinador de actividades, dada la complejidad creciente de las actividades del certamen. En este salón tenemos a Toni Boix. Ello sin contar con unos cuantos colaboradores directos sin los cuales esto no marcharía como el webmaster Álex Gallego o David Nieto, una persona que colabora con Guillermo en tareas de producción de las exposiciones. En este sentido quiero destacar el trabajo del escenógrafo Carles Pujol, que diseña y construye los montajes de las exposiciones. También tenemos a David Macho, eficiente coordinador de invitados, o Alfred García, que se encarga, entre otras cosas, de organizar los encuentros profesionales de nuestros autores con editores extranjeros. Y sin olvidarnos del incansable Tomás Pardo, el director de comunicación, que trabaja con vosotros, los medios de comunicación, donde las webs cada vez tienen mayor relevancia.

Respecto a la filosofía general para afrontar esta segunda etapa tenía varios frentes. De una parte vincular el cómic con su entorno cultural y social para atraer a un mayor número de visitantes. No debemos olvidar que el Salón del Cómic es un gran hecho promocional que debe servir para interesar al público en los cómics el resto del año. Respecto al Salón del Manga hemos continuado la labor de que sea un gran espectáculo que satisfaga a los otakus, incidiendo cada vez más en las actividades culturales como la producción de exposiciones, la participación de destacados autores y cantantes japoneses.

Por otro lado, quise que FICOMIC tuviese una mayor presencia en la vida cultural y social. Ello se tradujo en que fuimos nosotros quienes organizamos la presencia del cómic catalán en la pasada edición de la Feria del Libro de Frankfurt o que hayamos redactado el proyecto, por encargo de la Generalitat de Catalunya, del futuro Centro Nacional del Cómic y la Ilustración de Catalunya.

ZN: Precisamente entre 1996 y 2006 se dedica usted a labores muy directas para con el mundo del tebeo, participando en la creación del cómic Cohibas Connection… ¿planea algún día volver a estar al otro lado del espejo, creando cómics en lugar de organizarles plataformas de lanzamiento tan sensacionales?

CS: De hecho, en este tiempo he escrito el guión de Primavera Tricolor con dibujos de Pepe Farruqo, y estamos trabajando en la segunda parte de este cómic ambientado en la resistencia del maquis. También participé en el álbum colectivo No a la Guerra junto a Pepe Farruqo, Ángel de la Calle y Carlos Azagra. Además publico una sección quincenal de reseñas de novedades de cómic en el diario AVUI. Mi vocación y trayectoria periodística propicia que escribir sea otra de mis grandes pasiones.

ZN: En los últimos años las actividades e invitados del Salón del Cómic se han diversificado… ya no sólo acuden autores de talla internacional, sino ilustres personalidades como –por ejemplo, este año– Ray Harryhausen, cuya relación con el mundo del cómic es ciertamente tangencial. ¿Es complicado mantener el equilibrio entre propuestas que podrían convocar a más público y medios, y propuestas que sean “canónicas” (por decirlo de alguna manera) para con el aficionado al cómic, netamente de su mundo? Por otra parte, ¿podríamos considerarlo una evidencia de que el aficionado al cómic se muestra cercano a otras formas de cultura popular (como el cine en este caso) o es mucho suponer?

CS: Empezando por el final, me parece muy atinado el comentario de que el aficionado al cómic también comparte otras aficiones culturales como puede ser el cine o la literatura de género. Sabemos que cómic, cine, televisión, videojuegos y literatura de género van muy unidos, que tienen públicos con intereses comunes. Por ello nuestro interés en traer a personalidades y montar exposiciones que relacionen el cómic con estas otras industrias culturales. De todas maneras, como pueden constatar los lectores de vuestra magnífica web no nos olvidamos de traer a autores de cómic de todo el mundo, incluidas estrellas de los cómics de superhéroes.

ZN: Es un modelo que se parece mucho al de las convenciones estadounidenses… ¿podríamos decir que es ése su objetivo?

CS: Nosotros pretendemos desarrollar nuestro propio modelo, que sea una síntesis de la Convención americana y del Festival europeo. Queremos que en el salón haya espectáculo y cultura, diversión y pedagogía; donde al autor se le trata como un artista y donde al aficionado al cómic se le trata como un consumidor cultural. Los expositores cada vez entienden mejor que es importante la promoción, decorar los stands y hacerlo todo más atractivo y funcional. De la satisfacción de los visitantes depende el éxito del Salón.

ZN: Permítame hacerle una pregunta un tanto incisiva pero a la que quizás pueda sacarle partido. Es indudable que el Salón del Cómic recoge la tradición de las antiguas ferias mercantiles pero ¿con el sistema de distribución actual, por qué debería el aficionado al cómic acudir al Salón a hacerse con las novedades en lugar de comprarlas en su tienda habitual?

CS: El Salón es mucho más que un supermercado. Es la gran fiesta del cómic con exposiciones, firmas de las grandes estrellas, mesas redondas o talleres para aprender a dibujar. Además, los aficionados pueden adquirir no solamente las novedades sino el fondo de catálogo que traigan los expositores. Pero es que como nuestro salón también está seduciendo a los canales de televisión y grandes distribuidoras cinematográficas, los visitantes podrán disfrutar de cosas que no se ven en ninguna otra parte.

ZN: De la misma manera, para los lectores esporádicos o que se están “arrimando” al cómic en los últimos años pero que aún no son “fanáticos” –por decirlo de alguna manera– ¿cómo les animaría a visitaran el Salón? ¿Qué pueden encontrar allí?

CS: El Salón del Cómic es una gran fiesta cultural, lúdica y ciudadana que permite descubrir todo un mundo de fantasía, de narrativa dibujada apto para todas las edades y los gustos. Desde el cómic de humor hasta los comic-books de superhéroes, pasando por la novelas gráficas o los tradicionales álbumes. Y además es un megaespacio artístico donde están expuestas las obras de grandes maestros de la historieta y donde la diversión está garantizada con talleres de manualidades o el espacio de videojuegos.

ZN: Al amparo del éxito en España del cómic en general y del Salón de Barcelona en particular, han proliferado a lo largo y ancho del país salones, exposiciones y jornadas que suponen una seria competencia para los eventos organizados por Ficomic, en tanto en cuanto cada año aumentan la competitividad. ¿Qué ofrece el Salón de Barcelona que no ofrezcan otros? ¿Por qué debería el aficionado poner Barcelona como centro de la peregrinación anual?

CS: Es realmente muy importante que el cómic pase a formar parte de las agendas culturales de muchas ciudades españolas. Cada Salón y cada jornada tiene su propia personalidad y finalidad que enriquecen el panorama en conjunto. Respecto a nuestro Salón podemos decir que produce la mayor concentración de expositores relacionados con el cómic y su entorno, de dibujantes y guionistas y de profesionales del sector. También es el acontecimiento que mayor número y variedad de exposiciones ofrece con montajes escenográficos. No nos limitamos a colgar los cuadros en paredes, creamos un entorno escenográfico que da un contexto a esa obra que se expone.

ZN: Precisamente en relación a la pluralidad de jornadas relacionadas con el mundo del cómic que en la actualidad se desarrollan en diferentes emplazamientos dentro de la geografía nacional, ¿Cuál le ha sorprendido de forma más grata? ¿Y a nivel internacional?

CS: La celebración de salones y jornadas por el territorio español es muestra de la vitalidad que tiene el cómic en nuestro país. Respetando el trabajo que se realiza en todas ellas, porque de todas ellas se aprenden cosas, me gustaría destacar varios acontecimientos por su personalidad propia. Empezando por Viñetas del Atlántico que tiene lugar en A Coruña, pasando por la Semana Negra de Gijón y llegando a Getxo y Avilés, sin olvidarnos de iniciativas tan interesantes como las que tienen lugar en Ávila o de la labor que desarrollan Expocomic en Madrid o el Salón de Granada.

A nivel internacional, hay dos lugares de peregrinaje: la Comicon de San Diego y el Festival de la BD de Angulema. Son los lugares donde podemos ver la fuerza del cómic norteamericano y francés, que no es poco. También es cierto que en Italia tienen lugar salones interesantes como el de Lucca, de un carácter totalmente cultural, o la Comicon de Nápoles, más convencional.

ZN: En lo tocante a las ediciones del Saló de Barcelona de cuya organización se ha encargado ¿hay algún invitado o actividad que se haya resistido, y que le gustaría estuvieran presentes en sucesivas ediciones?

CS: Para que engañarnos. Hay un autor que traerlo es un sueño por todo lo que significa en el mundo del cómic y del cine. Su nombre es Frank Miller. Pero también estamos trabajando para que en los próximos años podamos incorporar a la lista de invitados a actores y directores de cine de fama universal por su relación con el mundo del cómic. Y sin olvidarnos de los autores, clásicos o actuales, que todavía nos resta por traer que son multitud. Y cada año aparecen nuevos nombres porque el cómic es un arte en constante ebullición.

ZN: ¿Podría comentarnos a grandes rasgos las diferentes fases del proceso de preparación de cada edición del Saló?

CS: El Salón del 2009 ya se está trabajando ahora, con propuestas que van surgiendo a medida que trabajamos este salón. Recibimos también interesantes propuestas de colaboradores que ya tenemos programadas para el 2009 o el 2010. Una vez finalizado el Salón hacemos un balance, viendo los aspectos positivos y lo que no ha funcionado. A partir de ahí empezamos a diseñar el siguiente Salón, mientras paralelamente trabajo en la preparación del Salón del Manga. Para que los otakus lo sepan, en estos meses previos al 26º Salón del Cómic ya estamos preparando actividades para el XIV Salón del Manga.

ZN: Tras celebrar diferentes ediciones en la Estación de Francia, ¿Cómo valora el cambio al Palacio número 8 de la Fira de Barcelona? ¿Considera que éste es el recinto más adecuado para un evento de estas características?

CS: El recinto de Fira de Barcelona es el mejor espacio para celebrar el Salón del Cómic, al reunir todas las necesidades de espacio, técnicas y de servicios al expositor y al visitante. Recordemos que celebramos nuestro certamen en el mismo lugar donde tienen lugar ferias como Alimentaria, Construmat o el Congreso Mundial de los Móviles. Además, nuestra relación con el equipo de Fira de Barcelona es excelente porque ellos son plenamente conscientes de las necesidades específicas que tiene un Salón como el nuestro.

ZN: El cartel de invitados de la edición de 2008 resulta realmente atractivo, incluyendo a autores representativos de las más variadas tendencias, lo que en definitiva redundará en ofrecer una amplia visión del mundo del cómic. ¿Esta lista es definitiva, o están pendientes de confirmar alguna incorporación de última hora?

CS: Como siempre hay autores de última hora que vamos confirmando en las últimas semanas previas al Salón. No es capricho. Simplemente damos los nombres cuando tenemos cerrados los viajes, aunque siempre pueden surgir imprevistos de última hora. Desde la oficina de prensa del Salón y nuestra web vamos actualizando la información.

ZN: ¿Para terminar, y a modo de colofón, qué espera de esta 26ª edición del Salón del Cómic de Barcelona?

CS: Espero que todos podamos disfrutarlo con intensidad porque promete que van a ser cuatro días apasionantes. Deseo que la programación que hemos preparado sirva para atraer al gran público y a los medios de comunicación, ya sean generalistas o especializados, sin olvidarnos de satisfacer a los aficionados al cómic, siempre exigentes, como debe ser.

8
Déjanos un comentario

Please Login to comment
8 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
The_QuestionPrognatisAlberto BenaventeExar KunKike Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alberthor
Lector
Alberthor

Excelente entrevista, sobre todo para ponernos al tanto a los que no podremos ir. Una cosilla más ¿A qué responde la abreviación CM? (espero que no sea Carles Miralles)

Saludos!

José Torralba
Autor

ARG!!! Sí, sí, sííííí… la fuerza de la costumbre. Gracias por el aviso Alberthor y perdonad todos por el error (incluyendo al Sr. Santamaría). ¡Ya está corregido! Será posible…

Kike
Lector

Muy muy interesante :D.

Exar Kun
Lector
Exar Kun

Interesantísima entrevista, felicidades!
Una pregunta VITAL (debido a la proximidad de la fecha del salón): ¿el horario de autores y el lugar cuando se sabrá?, es más que nada para organizarme y poder salir del colegio con cierta rapideza o no tener que hacelo (esto de combinar bachillerato con los comics es dificil de llevar ya que lo uno es más interesante que lo otro!!:-) )

Ala, gracias y seguid así ZN!!

Alberto Benavente
Lector

Exar, mañana publico el listado. No prob. 😉

Exar Kun
Lector
Exar Kun

gracias alberto!!!!!!!!!!

Prognatis
Lector

Qué envidia, no poder estar allí para derrochar mis euros en los mejores cómics del año.

The_Question
Lector
The_Question

Bueno, la verdad es que para gastarte la pasta no es imprescindible el Salón. Si te pasas por cualquier librería podrás invertir el dinero que guardabas para la universidad de tus peques.