Emanon Recuerdos, de Shinji Kajio y Kenji Tsuruta

Por
2
2267
 

Edición original: Omoide Emanon JAP
Edición nacional/ España: Emanon Recuerdos
Guión: Shinji Kajio
Dibujo: Kenji Tsuruta
Formato:
Tomo B5 (170×240) rústica (tapa blanda) con solapas (sentido de lectura oriental)
Precio: 20€
Valoración: (8,5)

 

¿Hasta donde sois capaces de recordar en vuestra vida? ¿Cuál es vuestro recuerdo más antiguo? ¿Un paseo por el parque con vuestros padres, persiguiendo palomas, o una primeriza sesión de cine? Son imágenes que quedan borrosas, según la edad que tengamos, envueltas en una neblina en un rincón poco concurrido de nuestro cerebro… Si ya es difícil mantener los recuerdos de toda una vida (cuando unos sustituyen a otros que creías recordarías siempre, ya sean buenos o malos), ¿cómo te sentirías si tuvieras que recordar todos los recuerdos acumulados de los seres vivos desde la creación de la vida en este planeta? Millones de vivencias, experiencias, evoluciones biológicas, guerras, alegrías, decepciones, nacimientos, muertes, millones de días y noches,… Y no es cuestión de memoria física (no habría neuronas suficientes en un cerebro humano normal), sino que se transmite a nivel de genética, de forma automática, sin capacidad de decidir si se quiere o no recibir o transmitir esa información e indolora. Esta es la historia de la última representante de este grupo selecto de seres que han ido recibiendo toda esta información a lo largo de los siglos, y como lo transmite a un chico normal y corriente durante la travesía de un barco…

Tsuruta en España: La presencia de Kenji Tsuruta en España ha sido intermitente pero constante; pese a no ser un autor de primera línea para el aficionado español actual, siempre se las ha apañado para acabar siendo publicado más pronto o más tarde, y no solo en formato papel. Nuestro primer contacto con este autor nacido en 1961 fue en 1997 con Miss China, en plena época de manga publicado en comic book. Se trataba de las aventuras de una joven oriental que regenta un restaurante-pocilga con algunas habitaciones en un pueblecito del Bristol de principios de siglo pasado. Su fuerte carácter, un humor refinado y una cuidada mezcla entre realidad y ciencia ficción dejaron el nombre del autor grabado en esos primeros años de manga en España. Estas mismas historias junto con otras se recopilaron en 2003 en los tres volúmenes de Spirit of Wonder (recopilado a su vez en un tomo único en la última época de Glénat antes de desaparecer). Tendríamos que esperar hasta 2007 para tener entre nuestras manos un nuevo Tsuruta: Forget-me-not, un tomo único con la bonita Venecia de fondo en una historia detectivesca en torno a un cuadro y con la típica chica Tsuruta de protagonista. Si os preguntáis porque no aparecieron más tomos del título (está marcado como el primer volumen) no fue culpa de la editorial española sino del autor, que no la continuó. Este primer arco parece un preámbulo de lo que tenía que venir pero por alguna razón el autor abandonó el proyecto. El recuerdo de la historia es correcto pero algo confuso en su desarrollo. Por suerte, parece que Tsuruta ha dado en el clavo con Emanon, ya que aunque el tomo se venda como autoconclusivo, el autor siguió con la historia y este microuniverso con dos tomos más, ya previstos para su publicación en castellano, cosa de la que nos alegramos mucho. De hecho, tenemos la suerte de haber visto traducido al castellano casi toda la obra en papel completa de este meticuloso autor, si exceptuamos varios artbooks (con manga incluído, como Venezia) o su última obra publicada, Wandering Island. Las ilustraciones de esta reseña provienen de un fansub, por lo que la traducción oficial de la editorial española puede diferir bastante, aunque se ha intentado seleccionar el trabajo fansub con mejor traducción.

Shinji Kajio nació a finales de 1947 y se especializó en géneros como fantasía y ciencia ficción. Como mangaka, publicó un solo tomo de Chronos Jaunter no Densetsu, sobre viajes en el tiempo y la posibilidad de subsanar errores e impedir muertes evitables. Vio una versión live action, A Heartful of Love, de 2005. El cine también recibió una adaptación de otra novela suya, Yomigaeri, en 2003.

La historia del encuentro entre el protagonista y la enigmática chica (ambos sin nombre, sintomático) se sitúa en 1967. Una época de cambios, de sueños, de mejoras, de inventos que revolucionarían nuestra historia. Es la época de los cambios políticos, de esperanzas renovadas por los movimientos sociales contrarios a la guerra con Vietnam en curso, al racismo, a las desigualdades sociales, los Beatles disfrutaban de su éxito… El autor emplaza la historia al inicio del relato con unos breves datos. Especialmente reveladora es la mención a la carrera espacial, o un guiño a su obra más famosa Miss China. Realmente es una historia que podría estar localizada en cualquier momento del tiempo, ya que lo que narra es algo atemporal tanto por la historia (chico conoce chica) como por las sensaciones ante una historia fuera de lo normal… El tomo reseñado es la versión manga del primer libro que Kajio dedicó a este personaje, aunque debido al éxito su editor le pidió que hiciera más.


El joven viajero flipando con lo que está escuchando de la joven vagabunda…

Pero Kajio no plantea este encuentro casual desde el punto de vista habitual de los manga románticos,sino más bien lo vemos como un relato melancólico que se distancia mucho de un enamoramiento clásico. Es más bien una compenetración de alto nivel en un momento del tiempo y del espacio entre dos personas que les marca para toda la vida (a una más que a la otra). Formalmente, este manga es una larga conversación entre dos desconocidos que van compenetrando poco a poco. No es un diálogo típico de ligoteo de una noche, sino todo lo contrario: una conversación que ya avisa necesitará de una mente abierta al otro interlocutor (y al lector) y que empieza a un nivel alto y no deja de sorprender. Cuando la noche acaba, y con ella el viaje, el relato cambia y se convierte en las sensaciones que nos queda de un encuentro a lo largo de los años, la melancolía de una persona que se cruzó en nuestra vida y nos marcó profundamente. Un estudio de la conversación central nos desvela varios aspectos muy interesantes y la auténtica calidad de este título, qué es lo que nos quiere contar el autor, centrado en dos grandes temas o “patas” que soportan el diálogo :

El tema central de la historia es la importancia de los recuerdos, tanto los propios como los ajenos. El relato de la chica tiene como objetivo preguntarse el por qué existe la característica de recordar toda la existencia viva en este planeta, qué propósito tiene almacenar toda esa información, el peso a que está expuesta, a quién debe rendir cuentas… Ambos interlocutores exploran la naturaleza de esta característica, incluso entroncándola con leyendas y folklore japonés proveniente de la época de los grabados ukiyo-e. Relacionan evolución, genética, biología, historia de la humanidad supervivencia de la especie supeditada a la pervivencia del recuerdo,… El regalo que podría ser para la humanidad tener alguien que recuerde todo lo vivido podría usarse como escalafón evolucionador de la especie pero, a su vez, significa un castigo muy duro para la persona que lleva este peso. Especialmente cuando la gente normal intenta olvidar los momentos malos (representado en este manga por uno de los episodios más tristes para el país nipón) y ella no consigue olvidar nada. Por eso, este diálogo central, con muchas capas y subdivisiones que cuestan ver en una primera lectura, también podría verse como un grito de auxilio. Una señal de socorro de la chica por compartir su historia, su pasado y su desconocido destino, cargar entre dos este peso histórico… Otro aspecto destacable en torno a la chica es como los autores la muestran en relación con el mundo: ella es la Tierra, ella es la vida, el círculo sin fin, la pose fetal que emerge del océano (mayor parte de la historia ocurre en el mar, nada casual), es la mujer avanzada a todas las épocas que mira con condescendencia el hombre paleolítico que aún está descubriendo el hueso como arma. Pero también muestra el peso que esto le comporta… El hecho de que la carga de recordar todo la Historia recaiga en una mujer tampoco es baladí: permite jugar con el factor de la reproducción de la especie y recalca el vital papel de la mujer en la historia de la humanidad, dando un par de collejas al pensamiento del macho predominante.

Otro puntal de la historia es recalcar la importancia del recuerdo para los seres humanos. Nos moldean como personas, nos afectan positiva o negativamente según el momento o el estado de ánimo, devuelven al presente experiencias pasadas, como un gran molino que nos va trayendo periódicamente la misma agua recogiendo a la vez nuevas experiencias y olvidando otras más caducas. Lo que nos ocurrió en el pasado nos puede afectar en el presente. El recuerdo de un encuentro puede marcar los años venideros, o volver a la memoria de forma muy vivaz cuando volvemos a sitios que nos recuerdan a esas personas… Desde luego, no seríamos las mismas personas o incluso no seríamos personas si no fuera por los recuerdos. El sentimiento de nostalgia de un encuentro puntual puede durar años, ser persistente más allá de unos meses, abarcar décadas y cambios de vida (casamientos, nacimientos de hijos, pérdida de familiares,…) Pero si recordar es importante aún lo es más ser recordado (y muy gratificante). Persistir en la memoria de alguien es como no morir, como dejar un pedacito de ti dentro de esa persona, la hayas conocido un solo día, unos pocos años o varias décadas. Las últimas páginas de la historia principal son muy emotivas por la carga emocional establecida entre los dos viajeros pero el autor también envía un mensaje final que resume y reúne los dos puntales de esta historia: el peso e importancia de los recuerdos y la impronta dejada y que dejamos en otros seres humanos.


Alguien especial nos puede marcar durante años…la nostalgia de un momento en la vida…

Como podéis ver Emanon toca bastantes palos y todos de forma muy correcta. Cada lector descubrirá capas o trozos de diálogo (preciso y claro,sin andarse por las ramas) que significarán algo para él. Otro aspecto a destacar de este tomo es la importancia que otorga a la misma transmisión de la historia, el hecho de captar la atención del interlocutor, que se crea lo que estamos contando. Esto entronca con la misma profesión de guionista, dibujante, escritor,… y se puede ver como un homenaje al arte de contar historias y relatos de forma oral. Cómo jugar con el que tenemos delante (sea persona física o a través de una publicación), y que más allá de que lo que explicamos sea cierto o no, involucrarle en la historia… Planea durante toda la lectura la duda de si lo que explica la joven vagabunda es cierto o no,y el autor juega con el joven (y el lector) hasta las últimas páginas…

El dibujo de Tsuruta sigue siendo excelso. Cierto es que sus féminas protagonistas son de características bastante parecidas (altas, delgadas, de pelo largo, esbeltas, jóvenes con la efervescencia de la adolescencia) pero se lo maneja bien para que las distingamos fácilmente. En esta ocasión, nos alejamos de los espacios abiertos de Forget Me Not en la ciudad de Venecia para trasladarnos al interior de un ferry. Cierto es que hay escenas exteriores, pero la mayoría del nudo de la historia ocurre entre los camarotes y dependencias del barco. Al ser eminentemente una charla, el autor desplaza los personajes por el barco para hacer la lectura más amena y cambiar de escenario de tanto en tanto. Los rostros tienen gran expresividad y pueden pasar de un extremo al otro en pocas viñetas. El gran dominio de la anatomía por parte del mangaka sigue siendo apabullante, junto con un elegante fanservice. Los movimientos corporales son muy naturales, especialmente en los de la vagabunda. El dibujo habitual de Tsuruta se ve realzado por viñetas de gran belleza sobre la evolución animal, datos biológicos, evolución de la especie, la inmensidad del espacio,… Seguimos disfrutando de esos fondos tan detallados (no en vano Tsuruta es un autor muy lento y fuera totalmente de la velocidad habitual de otros mangakas que producen mucho más deprisa) que llegan a ser muy realistas, como en la estación de tren. Las láminas a color también son muy espectaculares, con el colorido pastel y suave que le caracteriza. La narrativa del cómic es excelente, muy fácil de leer incluso tratando temas abstractos o no habituales en el manga. A destacar el conjunto de planchas seguidas donde Tsuruta usa una planificación de página distinta al resto del tomo, concretamente en la explicación central de la teoría sobre las memorias acumuladas.

La edición de Ponent Mon es muy correcta. De tamaño B5, más grande que un tankoubon normal, permite disfrutar del arte de Tsuruta en todo su esplendor. La reproducción de las páginas es muy buena y las páginas a color quedan espectaculares. El papel y traducción son buenos, y están incluídos los extras del tomo original como los textos de los dos autores. Puede parecer cara,y lo es, pero la calidad encontrada tanto en edición como en contenido compensan el gasto. La editorial lleva algo más de un año reactivando su apuesta por el manga seinen, aunque esto se limite muchas veces a publicar todo lo que lleve el sello Taniguchi. Se suma así a la labor de otras editoriales que apuestan por el manga menos comercial, como Milkyway, ECC o Tomodomo, cada una especializándose en sus campos, autores y perfiles de historias que quieras ofrecer al mercado español.

Emanon es una historia adulta (seinen) que nos habla de los recuerdos, de esos encuentros que marcan nuestra vida, aunque sean fugaces. Sobre si acumular demasiados recuerdos es positivo o no, y en caso que no lo sea, la importancia de buscar a alguien que quiera compartirlos, aunque sea un ser anónimo al que acabas de conocer, o que tengas la sensación de conocer de toda la vida. Sobre esos momentos cruciales en tu vida, en el que te cruzas a alguien que se torna imprescindible, o que marca tu vida para siempre. Sobre recordar, pero también olvidar, seleccionar lo que queremos recordar y los procesos mentales. Sobre el destino de la humanidad como especie y su evolución según si tiene en cuenta todo lo que ha aprendido. Y muchas cosas más. Emanon es una historia sensible que gana en cada relectura, preciosa de leer y admirar, con un grafismo y narrativa que se aprecia más en posteriores lecturas, aportando capas y puntos de vista al relato. Al saber que hay más tomos relacionados con la historia te quedas pensando qué camino han escogido Kajio y posteriormente Tsuruta para explorar este mundo de recuerdos, memorias y sensaciones: la vida de la vagabunda posterior a su encuentro en el barco,el fin y evolución de la humanidad tal y como la conocemos, o ¿quién sabe? Aunque una rápida búsqueda por Google sorprende bastante en varios aspectos…Haciendo un vistazo de lo que viene no puedo esperar a que llegue Septiembre, muchas ganas de leer la continuación!


Emanon universo
Emanon universoNotando el peso del universo en sus hombros…

  Edición original: Omoide Emanon JAP Edición nacional/ España: Emanon Recuerdos Guión: Shinji Kajio Dibujo: Kenji Tsuruta Formato: Tomo B5 (170x240) rústica (tapa blanda) con solapas (sentido de lectura oriental) Precio: 20€ Valoración: (8,5)   ¿Hasta donde sois capaces de recordar en vuestra vida? ¿Cuál es vuestro recuerdo más antiguo?…

Conversaciones sobre la memoria y la nostalgia...

Guión - 9
Dibujo - 9
Interés - 8.5

8.8

Emotivo

Emanon Recuerdos significa el retorno en muy buena forma de un clásico no muy conocido por las nuevas generaciones, Kenji Tsuruta, guionizado por Shinji Kajio.

Vosotros puntuáis: 7.66 ( 6 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
1 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Jordi QuerolDayKnight Recent comment authors
Recientes Antiguos
DayKnight
Lector
DayKnight

“Pero si recordar es importante aún lo es más ser recordado (y muy gratificante). Persistir en la memoria de alguien es como no morir, como dejar un pedacito de ti dentro de esa persona, la hayas conocido un solo día, unos pocos años o varias décadas”. Maravillosa reseña! Las ilustraciones y la historia, más el modo en que están reseñadas (de forma tan poética como reflexiva), me han dado ganas de “zambullirme” en este manga. Muchas gracias por el artículo. Saludos!