El Show de Juanelo

Por
10
1451

 

Guión: Marco Canepa
Dibujo: Marco Canepa
Formato virtual: El Show de Juanelo
Formato físico: Juanelo. El Librísimo
Editorial: Ril Editores
Precio: No editado en España. Se puede conseguir de importación en la web de Ril Editores por 22,35 €

 

“¡Ok, ok, tú ganas, soy un irresponsable! ¡Pero ya no más! ¡Desde hoy, terminaré bien todo lo que empiece! Pero “hoy” lo empiezo mañana…”

El Show de Juanelo es uno de los webcómics chilenos de corte humorístico más reconocidos, creado por el diseñador Marco Canepa lleva publicándose desde 2005 en el blog personal de su autor, también ha sido divulgado quincenalmente por la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la que Marco Canepa ha estudiado Arquictura y Diseño, y su salto definitivo ha sido en forma de tira diaria en el periódico gratuito Publimetro que además de en Chile se distribuye en países como Colombia, Brasil, México y Perú. En 2009 la editorial Ril Editores sacaba al mercado el primer recopilatorio físico de la serie titulado Juanelo. El Librísimo y la empresa Ludik ha sido la impulsora en el último año de la Agenda Juanelo 2012, en una prueba más de que la edición en papel de un webcómic, aunque no necesariamente, suele ser sinónimo de la popularidad de una determinada obra de este tipo, por contradictorio que nos pueda parecer. De hecho, en el diario chileno El Mercurio de este mismo mes de Octubre, encontramos un breve artículo dedicado a los webcómics patrios entre los que se menciona El Show de Juanelo de Marco Canepa, donde el director de la editorial Arcano Cuatro, Miguel Ángel Ferrada, afirma que desde el punto de vista editorial los webcómics pueden ser considerados muchas veces como “la primera etapa dentro del proceso de producción de un cómic” siendo la mencionada edición física “la consagración del éxito de un webcómic”. Al respecto Marco Canepa declaraba en una breve y ya añeja entrevista en el blog El Francotirador que “el webcómic es esencial” en un país como Chile en el cual “el mercado nacional es muy chico”, lo que hace que “el cómic nacional sólo tiene alguna oportunidad de subsistir en la web”. Dejando el manido tema de los formatos a un lado, El Show de Juanelo es un fenómeno en auge, un webcómic de humor absurdo “en que el chiste no siempre está al final” y que trata temas de calado relacionados con la actualidad nacional e internacional, sobre todo a raíz de su publicación en Publimetro, en los que Marco Canepa crítica, como afirmaba en I Kill You, “nuestras mediocridades, nuestras bajezas” tan propias de nuestra sociedad.

El Show de Juanelo se sirve muchas veces de referentes culturales de todo tipo que van desde los ligados al propio género, como la Mafalda de Quino que sería una de sus grandes influencias, pasando por la literatura, El Señor de las Moscas de William Golding o Moby Dick de Herman Melville, y el cine, El Padrino de Francis Ford Coppola, La Guerra de las Galaxias de George Lucas o El Séptimo Sello de Ingmar Bergman, e incluso pictográficas, El Pífano de Édouard Manet y El Grito de Edvard Munch, y televisivas, entre estas últimas destaca la fuerza que ejercen algunas series animadas estadounidenses como Padre de Familia, Los Simpson o South Park. ¿Pero qué es El Show de Juanelo? Es una serie de tiras cómicas que cuentan las desventuras de Juanelo, un personaje abstracto e inocente aquejado de “dibujitis subcómica aguda” cuyo aspecto parece sacado directamente de una señal de tráfico, en contraposición al mundo más definido en el que se mueve, un ser que “desconoce la diferencia entre el bien y el mal, es inocente pero manipulador, ingenuo pero descarado, amigable pero insensible”. Juanelo se encuentra acompañado muchas veces de su inseparable amigo, Narrador, su particular voz de la conciencia, así como de otros personajes secundarios recurrentes como Edemetrio, Anónimo, Cuchara y Janet “Metralleta” Carmona. Este personaje, nacido como una manera de matar el tiempo y el aburrimiento de su autor durante sus clases de Arquitectura, se sirve de un humor irónico y absurdo, en base al cual no es extraño que Juanelo rompa el cuarto muro o que en sus gags, la línea entre realidad y ficción, resulte a veces muy débil y quebradiza realizando constantes guiños al lector y de cara a la galería.

Las tiras cómicas de El Show de Juanelo no tienen una continuidad estricta más allá de la temática y en ellas Marco Canepa utiliza un lenguaje bastante coloquial que le ha llevado a publicar en su página personal un diccionario de “chilenismos” para facilitar la vida a todos los lectores aunque la serie puede seguirse habitualmente sin problemas para cualquier castellanoparlante. Marco Canepa empezó dibujando su obra en papel para posteriormente “limpiarla” en Photoshop e incluir los textos y diálogos pero en la actualidad ha simplificado el proceso trabajando directamente en un tablet PC lo que supone un ahorro de tiempo y recursos. Por otro lado, en El Show de Juanelo hay un antes y un después de comenzar a publicarse en el diario Publimetro; en sus inicios la tira cómica de Marco Canepa tenía una estructura más libre, con entregas que podían oscilar entre las seis y las veinte viñetas, pero en su travase a las páginas diarias las limitaciones de espacio y el cambio de orientación de cara a otro tipo de lector resultan un elemento decisivo. El lector medio en internet “independiente de la nacionalidad tienen un humor similar, desvergonzado, atrevido, irónico, muy desarrollado”, explica el mismo Marco Canepa, pero en una publicación periodística “llega a todas las edades y muchas clases sociales” lo que provoca que el humor que se utiliza deba ser algo más “internacional y atemporal”. De esta manera, este “cambio de switch”, como lo llama su autor, provoca que sus tiras cómicas publicadas en Publimetro suelan tener una extensión de unas dos o tres viñetas y sus gags sean más políticamente correctos y abiertos. A pesar de ello, Marco Canepa consigue que El Show de Juanelo conserve su esencia, haciendo valer una forma de hacer humor y un personaje que se han convertido en una seña de identidad en su país y que amenazan con continuar su expansión más allá de él, hacía territorios inexplorados y mientras el ingenio aguante.

10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
28 octubre, 2011 9:34

El chiste del cambio de sábanas es malísimo XD

Lord Deu
Lord Deu
28 octubre, 2011 14:50

Los que compartimos disciplina de Arquitecto con Canepa, nos estrujamos de la risa con sus chistes del gremio. Un retrato certero al snobismo y a la pose, que se ha arraigado en muchas disciplinas.

Sus otros chistes, siempre me han parecdio que no estan a la altura de los ya mencionados. Y me sorprendio mucho verlo reseñado en este sitio.

Solo me queda aplaudirlos. Aunque hubiese esperado una reseña de 1899 una obra chilena de mayor peso, aunque menor trayectoria por ser un one shot.

I´m with a Skrull!
Lector
28 octubre, 2011 15:53

“Los que compartimos disciplina de Arquitecto con Canepa,…”
Ahora comprendo muchas cosas.

Ocioso
Ocioso
Lector
28 octubre, 2011 16:31

Y yo que le hacía neurocirujano.

Dissapointed
Dissapointed
29 octubre, 2011 1:13

Le daré una oportunidad. Gracias por el artículo.

elgorrion
Lector
29 octubre, 2011 1:28

Los arquitectos copamos zona negativa!!!
muahahahahah….

BichoAzulDC
BichoAzulDC
30 octubre, 2011 4:28

Yo tengo 1899 y es realmente interesante, es una mezcla entre policial, histórica y steampunk, algo interesante son las mil y una referencias a distintas obras y hechos historicos, como por ejemplo:

Aviso de Spoiler

El profesor James Moriarty es presidente en una Inglaterra democrática sin monarquía.[spoiler/]

sapiringo
sapiringo
31 octubre, 2011 1:24

Es genial Juanelo, soy de Guatemala viviendo en Argentina, lo encontré gracias a Feedly Xt, una extensión de Chrome. Algunas no serán buenas pero es raro y se compensa con unas que son increíblemente buenas. Ya tengo mi agenda y lo recomendaré cuando vuelva a mi país. Capo Marco Canepa! (Sugerencia, si hay un día que tenés bloqueo es mejor no publicar nada me parece) Saludos. (esperemos q leas esto jaja)

Orticario
Orticario
7 noviembre, 2011 5:06

“Los que compartimos disciplina de Arquitecto con Canepa,…”
Comentario un poco snob.
Como seria entonces la disciplina en un diseñador teatral?