El personal asalariado de L’Association, a la huelga

Por
22
108

Leo en Actua BD que el personal asalariado de L’Association, la editorial independiente de carácter cooperativista fundada por un conjunto de autores en 1990 (y que se situó durante un tiempo a la vanguardia de la BD alternativa con nombres como Lewis Trondheim, David B., Joann Sfar o Marjane Satrapi), se declaró ayer en huelga con motivo de la decisión unilateral y no dialogada por parte de la cúpula directiva de la editorial de reducir el equipo de siete a tres/cuatro integrantes en febrero. La medida viene motivada al parecer por el cierre en diciembre de su difusor tradicional, Le Comptoir des Indépendants, tras una bajada en las ventas del alternativo principalmente a expensas de L’Association y Atrabile. Esta crisis y su consiguiente reestructuración, según el mismo medio, obedece a la radicalización del presidente de L’Association, Jean-Christophe Menu, con respecto a la industria tradicional de la BD en Francia (principalmente a raíz de su beligerante ensayo Plates-Bandes), así como a una sobreestimación del papel del independiente en el crecimiento del 375% que la historieta francesa experimentó entre 1990 y 2005; un año, por cierto, en el que la actitud de Menu precipitó la salida de gran parte del capital autoral de L’Association (David B., Trondheim, Sfar) para desgracia del proyecto.


Colección KSTR de Casterman, con obras
tradicionalmente ligadas al independiente

Dos factores (radicalización y sobreestimación) que, según Actua BD, se unen para gestar la presente debacle a la dependencia de una serie de autores concretos (más que a una industria consolidada y autónoma), a la creación de líneas específicas para acogerlos por parte de las editoriales tradicionales de BD y a la adopción generalizada de un formato dúctil por parte de las mismas, así como a un modelo de marketing basado en la pose y los gestos grandilocuentes (como quitar el código de barras de sus obras) y a Internet, que ha convertido en obsoleto el modelo de L’Association para dar a conocer a jóvenes autores (caso de Bastien Vivès). Sea como fuere, es otra noticia (además de la del predominio del cómic superheroico y el shonen japonés en el mercado directo y en el generalista estadounidenses, respectivamente) que pone de manifiesto el hecho de que las estructuras asociadas a la historieta independiente pueden no servir para generar un modelo sostenible, por mucho que ciertas obras y autores hagan muchísimo por concitar al público generalista, la crítica y las grandes cadenas de librerías.

22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
tebeobien
Lector
11 enero, 2011 16:35

josé, no entiendo eso de ‘el hecho de que las estructuras asociadas a la historieta independiente pueden no servir para generar una industria cohesionada’.
quiero decir, que si son independientes de verdad, la industria cohesionada les debe importar un pimiento. no?

quitus
quitus
Lector
11 enero, 2011 16:44

últimamente tengo la sensación (no solo en cómic, es algo que en cine ha estado pasando durante unos años) que a la industria independiente se le piden los mismos resultados que a la comercial. o como mínimo, el mismo impacto, lo cuál es (entre otras cosas) absurdo.
 

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 16:49

ah, vale.
no, solas no pueden, claro, pero tampoco creo que sea su tarea, eh? o sea, su tarea, si son verdaderamente independientes, es arriesgarse y saber que pueden tanto petarlo como cagarla, claro.
 

el tio berni
11 enero, 2011 16:55

No me he leído el post original por falta de tiempo, sorry, no sé hasta que punto transmites las palabras de ACTUA BD o haces tu propia interpretación, pero ¿a qué se refiere exactamente lo de la sobreestimación en el crecimiento del mercado? O sea, entiendo que a lo mejor, en números totales su influencia no haya sido tan brutal, ahí está el manga, como bien indicas, pero a otros niveles su influencia ha sido brutal. O sea, ahora coges el catálogo de cualquiera de las grandes editoriales y todas tiene su línea o su grupo de autores “estilo L’Association”. Porque vende y porque no quieren dejar escapar ningún sector de público. Y de hecho ahí está el traspaso de los autores independientes a la industria más generalista. Y la consolidación de temáticas poco habituales hasta el momento, porque el mercado francés siempre ha estado enfocado a los géneros más tradicionales. Con todo este rollo lo que quiero decir es que, independientemente de lo prepotente que pueda ser o no Menu, la influencia de L’Association ha sido brutal y ha dado lugar también al “efecto Blain”, o lo que es lo mismo, trasladar al cómic de género de toda la vida la sensibilidad de la escuadra de L’Association.

el tio berni
11 enero, 2011 16:59

En lo que he escrito este mensaje has surgido nuevos temas. Mola. Sí, claro, las independientes dependen de la industria, y las vanguardias, si tienen éxito (el relativo éxito que puedan tener o que les permitan tener), son absorbidas por el mainstream, que a su vez muta ligeramente en el sentido que la vanguardia apuntaba. Y luego surgen nuevas vanguardias, etc.

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 17:07

pues no lo entiendo. si eres independiente de verdad, no dependes de nadie, y mucho menos de la industria tradicional. haces lo que quieres, lo publicas, y allá tú mismo con tu mecanismo. y mucho menos ahora que lo puedes vender vía web, o pasar de distribuidores, etcétera. ya tu éxito o tu fracaso estará en relación con tu ambición como autor (independiente) o editor (independiente).
en el caso este de l’association, es puntual sobre una editorial en concreto que ahora está regida por un pequeño fascistillo si creemos al tipo que escribe la noticia (al que le dan estopa en los comments, por cierto). oye, que sí, que l’association es un desastre ahora, bueno. no lo fue en el pasado. estas cosas pasan.
lo que dice el tío berni está clavado.
y lo de los movimientos de autor como alternativa a no sé qué, pues tampoco lo entiendo. por otro lado, hay autores que sí que están siendo empezados a ser acogidos por editoriales que de independientes no tienen ni flowers, ahí está random house. mondadori en españa ha sacado a brieva, a juanjo sáez, a giménez, a paco alcázar, eso de aquí, y a ware, y a clowes…

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 17:09

‘están siendo empezados a ser acogidos’, jesús maría y josé, eso pasa por ir follado y ni leer. bueno, se me entiende, no?

jose torres
jose torres
11 enero, 2011 17:21

Por muy independientes que se consideren, siempre, como toda empresa, necesitarán de un responsable que ejerza de “empresario”. Si no es así, que espabilen.

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 17:27

eso de las cooperativas no va contigo, eh, josé torres?

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 17:40

es que aquí entramos en otro ruedo. a lo mejor no quieres vivir de tu trabajo. a lo mejor sólo quieres expresarte artísticamente y estar en otro circuito, y para eso la web viene de perilla, y lo que vendrá. esa es la clave, lo que vendrá. que a lo mejor no hace falta industria, vamos. que obras maestras pueden crearse al margen de todo eso. díselo a kafka, jojojo.
pero! a lo mejor si hay una industria que apuesta por eso. he puesto ejemplos de autores españoles que están respaldados por un emporio editorial. y me consta que algunos se venden, y tienen éxito. y eso es industria. de otra manera, de otro modo. o sea, juanjo sáez es súper ventas. lo peta. y hace tebeos. se está empezando, pero el camino está ahí. lo que pasa es que es completamente diferente al modelo tradicional. modelo tradicional que también la palmó, eh? porque mira bruguera, a ver dónde quedó.

Dario
11 enero, 2011 18:57

> a lo mejor no quieres vivir de tu trabajo.
Desde luego. En eso todos los que compramos la bonoloto estamos de acuerdo 😀
 

Espaiderman
Espaiderman
11 enero, 2011 19:05

Vamos a ver…

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 19:10

ese trabajo debería ir entrecomillado, sí. venga, ‘trabajo’. y matizo, a lo mejor no te hace falta vivir de tu trabajo (este sin comillas), y haces tebeos porque te gusta, y no te interesa el éxito comercial. anda que no hay webcomics así.

tebeobien
Lector
11 enero, 2011 19:36

en resumen, por si no me estoy explicando bien, que me estoy leyendo ahora y veo que no, jojojo:
-no creo que la crisis de l’association en concreto suponga un síntoma de nada concreto salvo de un hecho puntual en cuestión (la salud de una editorial comandada por un señor problemático y que tiene unas especiales características).
– hay editoriales fuertes interesadas en publicar tebeos de autor, porque resulta que dan perras.
– la web es un medio fabuloso para los dibujantes que tengan una ambición artística no crematística, cosa que, aunque parezca increíble a muchos, existe. como también existen los editores tradicionales  pequeños con intereses pequeños, ajenos a la industria de verdad porque no dependen de ella ni falta que les hace.
– cosa que no deslegitima la industria, ni la producción de tebeos en franquicia ni nada por el estilo, allá cada uno, su mercado, sus intenciones de ganar más o menos pasta.

Tiegel
Tiegel
11 enero, 2011 23:06

No sólo es que haya gente a la que simplemente le gusta hacer comics sin cobrar, sino que también hay un buen montón de gente (humoristas por lo general, por lo que yo sé) que empiezan a hacer sus tiras cómicas porque básicamente disfrutan mucho con ello, consiguen dar “el salto” (o la caída) a cobrar por ello y acaban hartos de tonterías que no tienen nada que ver con hacer comics, como promociones o “sugerencias” editoriales, de modo que al final lo mandan todo a la mierda y vuelven a centrarse en hacer sus cosas gratuitamente o, como mucho, a autoeditarse. Y no piensan volver a cobrar de un tercero ni de coña porque descubren que su afición preferida (o “la pulsión irrefrenable de pintar monigotes” como la llama un amigo) se convierte en otra cosa bien distinta cuando no haces al 100% lo que quieres.

tebeobien
Lector
12 enero, 2011 0:41

por otro lado, y ya termino con esto, dice torralba ‘ las estructuras asociadas a la historieta independiente pueden no servir para generar un modelo sostenible’ y en su momento fueron las que salvaron la industria (americana), el direct market que nace en principio para distribuir el underground salva a las majors de la hostia que hubiera sido seguir vendiendo en kiosko. y a lo mejor no hay que desdeñarlas ahora, con ese futuro tan incierto y tan digital. hala, buenas noches!