El meteorito somos nosotros, de Darío Adanti

Por
0
617

Portada El meteorito somos nosotros de Dario Adanti

Edición original: El meteorito somos nosotros. Un cómic sobre el cambio climático (Astiberri, 2022)
Autor: Darío Adanti
Correción: Soraya Pollo
Maquetación: Alba Diethelm
Edición: Lucia Álvarez
Formato: Cartoné. 160 páginas. 19€

El problema climático es aquí y ahora.

«Hola terrícolas, veníamos a destruiros, pero regresamos a casa porque ya hemos visto que lo estáis haciendo vosotros solitos…»

Venimos de unas Navidades que no han sido precisamente blancas, pero, pese a algo tan aparentemente obvio para cualquiera que quiera verlo, no pasa una semana sin que alguien tenga la osadía de poner en duda el cambio climático, les da igual que cada vez estemos asistiendo a más catástrofes climáticas a lo largo y ancho del globo terráqueo que se están cobrando una enorme cantidad de muertes y sufrimiento. Y normalmente no se trata de gente con una amplia formación científica que se apoyen en datos fiables. No. Suelen ser empresarios, políticos e iluminados varios. En el caso de los dos primeros lo hacen para seguir manteniendo su estatus económico y conservar sus cotas de poder a costa del planeta. Lo que lleva a los terceros a creerlo tiene más que ver con una ceguera bastante más difícil de explicar. Unas creencias que se podrían corregir si se leyeran los millones de estudios realizado por organismos independientes que esta repletos de datos y pruebas que confirman una desgracia obviedad. Quizás esas lecturas les puedan resultar demasiado farragosas y áridas, pero siempre pueden optar por obras más amenas como los cientos que de ellas que cada vez proliferan más entre las novedades de las librerías. Lo que sea necesario para que de una maldita vez nos empecemos a concienciar sobre un problema que ya admite más demoras. Un interés por concienciar al mayor número posible de personas al que no es ajeno el cómic que en este año recién finalizado ha visto como han aparecido obras tan interesantes como Cambio de clima (Errata Naturae) de Philippe Squarzoni, Algas verdes (Astiberri) de Inès Léraud y Pierre Van Hove, El mundo sin fin (Norma) de Jean-Marc Jancovici y Christophe Blain o El meteorito somos nosotros. Un cómic sobre el cambio climático de Darío Adanti (Buenos Aires, 1971) que ha publicado hace unas pocas semanas Astiberri.

Viñeta de El meteorito somos nosotros Darío Adanti

En El meteorito somos nosotros Adanti nos propone un ensayo en forma de cómic sobre el cambio climático siguiendo la estela de lo que el autor ya había hecho en Disparen al humorista (Astiberri) uno de sus últimos trabajos en la que también hacia un ensayo gráfico, aunque en esa ocasión abordaba los límites del humor. Como ya sucedía con ese trabajo, en esta nueva obra nos propone un trabajo profusamente documentado que toma como base el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático para ofrecernos un cómic que nos nuestra como hemos llegado a la actual situación haciendo un recorrido que nos explica desde el origen del universo, la Tierra y la humanidad hasta el costo que está teniendo para el medio ambiente los diferentes progresos tecnológicos. Haciendo también hincapié en como diferentes científicos llevan ya varios siglos advirtiendo del peligro al que estamos exponiendo a la Tierra, todo ello relatado con el personal sentido del humor que caracteriza al cofundador de la revista Mongolia.

Aunque se trata de un cómic lleno de datos y referencias científicas todos están explicados de forma muy clara y amena y cumplen con la función de transmitir la magnitud del problema de una manera más descarnada y real que otros discursos más vagos y con menos apoyo documental. Pese a esta abundancia de datos, la lectura no resulta en ningún momento pesada y está contada de manera que pueda entenderse a casi cualquier edad, algo a lo que ayuda un lenguaje muy sencillo y un medido ritmo narrativo, unidos a los toques de humor satírico que están muy bien intercalados a lo largo de la obra y nos permiten distanciarnos en parte de la frialdad de los datos, y que sirven sobre todo para dejar clara la profunda estupidez de la humanidad. Aunque en esta obra Adanti no esta tan certero y fino en el humor como en otros trabajos anteriores. Pero el gran valor de la obra no reside en el humor, sino en su capacidad para concienciar sobre el problema a quienes se acerquen al cómic, algo que consigue también gracias a la capacidad de síntesis que permite abordar en pocas páginas casi todas las capas del problema y tratar de buscar soluciones. Unas propuestas que vemos en las páginas finales del libro y que quizás sean las más educativas y sirvan para dejarnos un halito de esperanza ante una realidad que se presenta muy negra. Adanti nos expone algunas de las posibles iniciativas que podemos realizar a nivel particular y estatal para tratar de paliar el imparable cambio climático. No está nada mal dejarnos un poco de esperanza, aunque quizás sea solo un poco de autoengaño.

Página doble de El meteorito somos nosotros

Gráficamente nos encontramos con el estilo ya habitual de Adanti, en el que brilla por encima de todo el color. Quizás no sea su mejor trabajo ya que abusa mucho de la repetición de viñetas, pero el resultado es una obra a la que se puede acercar cualquiera sin perderse en una composición de páginas y narrativa excesivamente complejas, aunque hay varias secuencias que están realmente bien planteadas y resueltas. Quizás la mayor pega que se le puede poner en el aspecto gráfico es que en varias ocasiones los textos y los dibujos no están del todo integrados haciendo que se puede comprender tan solo con el texto sin necesidad de leerlo en conjunto.

La edición de Astiberri es de gran calidad con un diseño precioso en el que destaca las ilustraciones de las guardas que están perfectamente integradas en la obra.

Viñeta de El meteorito somos nosotros Darío Adanti

El meteorito somos nosotros es un cómic que no solo debería estar en todos los centros educativos, también en las sedes de muchas grandes corporaciones y de partidos políticos que tienen a dirigentes que siguen negando el cambio climático. Un cómic que sabe explicar de manera fácil lo difícil y que se basa en certezas científicas para dejar de lado la enorme desinformación que se sigue escuchando y leyendo sobre el tema a diario.

Lo mejor

• La claridad con la que se expone la realidad.
• La capacidad de síntesis de Adanti le permite abarcar en pocas páginas un tema realmente complejo.

Lo peor

• Que en varias ocasiones el texto y las imágenes no funcionan como un todo.
• La parte humorística no está al nivel de otros trabajos de Adanti, quizás porque se trata de un tema más serio y urgente.

Edición original: El meteorito somos nosotros. Un cómic sobre el cambio climático (Astiberri, 2022) Autor: Darío Adanti Correción: Soraya Pollo Maquetación: Alba Diethelm Edición: Lucia Álvarez Formato: Cartoné. 160 páginas. 19€ El problema climático es aquí y ahora. "Hola terrícolas, veníamos a destruiros, pero regresamos a casa porque ya hemos…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 8

7.5

Divulgativo

Darío Adanti firma un cómic que nos explica de manera objetiva y pormenorizada el cambio climático y sus consecuencias.

Vosotros puntuáis: 5.88 ( 4 votos)
Artículo anteriorHiraeth, el final de la travesía, de KAMATANI Yuhki
Artículo siguienteSnow Angels 1, de Jeff Lemire y Jock
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments