Algas verdes, de Inès Léraud y Pierre Van Hove

0
1084
Portada Algas verdes de Inès Léraud y Pierre Van Hove

Edición original: Algues vertes, l’histoire interdite FRA (La Revue dessinée – Delcourt, 2019)
Edición nacional/España: Algas verdes (Astiberri, 2022)
Guion: Inès Léraud
Dibujo: Pierre Van Hove
Color: Mathilda
Traducción: Rubén Lardín
Rotulación: Ana González de la Peña
Maquetación: Alba Diethelm
Corrección: Alba Pagán
Formato: Rústica. 160 páginas. 18€

El planeta no entiende de cuestiones económicas.

«¿Por qué este silencio, este malestar en torno a las víctimas de las mareas verdes? ¿Por qué este rechazo?»

Hace años que se puede decir que el cómic alcanzo la mayoría de edad como medio y en él ya tienen cabida todo tipo de historias, al igual que sucede con otros medios, de manera que podemos encontrar todo tipo de historias sin necesidad de revestirlas de acción o humor. Aunque todavía se pueden encontrar muchos ejemplos de cómics que lo siguen haciendo, ahora podemos encontrar cómics mucho más variados que hace treinta años y entre la avalancha de novedades de cada mes siempre hay espacio para cómics periodísticos o de denuncia que tratan de arrojar luz sobre los temas más diversos. En esas dos categorías podríamos situar Algas verdes. La historia prohibida de los franceses Inès Léraud (Saumur, 1981) y Pierre Van Hove (Angoulême, 1974), un cómic que trata sobre la manera en que los humanos estamos tratando el planeta en el que vivimos transformándolo en un estercolero y provocando un cambio climático que hace que habitualmente tengamos que enfrentarnos a catástrofes ecológicas que tienen un enorme impacto sobre nosotros mismos. Un trabajo que coincide en las librerías con otras dos obras que también abordan el tema como El meteorito somos nosotros (Astiberri) de Darío Adanti y El mundo sin fin (Norma) de Jean-Marc Jancovici y Christophe Blain. Aunque a diferencia de estas dos obras que buscar dar una visión de conjunto del problema, el trabajo de Léraud y Van Hove se centra en un caso muy concreto, el problema ecológico y el peligro causado por los excesos de algas verdes que las mareas llevan a la costa bretona constantemente, algo que trataron de ocultar las autoridades durante años.

Léraud es una periodista y documentalista independiente especializada en los temas relacionas con la alimentación que lleva años denunciando el problema ecológico y de seguridad que supone la proliferación de las algas verdes en la costa bretona a través de diversos medios. Ha querido usar el cómic como una nueva plataforma de difusión de la completa y rigurosa investigación periodística que ha realizado durante estos años con la ayuda en el dibujo de Van Hove, un autor conocido en España por El ladrón de libros (El Mono Libre) realizado junto al guionista Alessandro Tota. Un trabajo periodístico que ya apareció publicado en parte en la revista francesa La Revue Dessinee, una cabecera centrada en el periodismo en formato cómic que también tiene una versión en italiano. El resultado ha sido un ensayo gráfico muy interesante que pone luz sobre un problema que no solo se da en la costa bretona, ya que en España también podemos ver un problema muy similar que comparte causas y consecuencias en la región del Mar Menor, en Murcia.

La obra comienza con una primera pare en la que vemos el testimonio de varias personas diferentes que nos relatan como van descubriendo el problema que la llegada masiva de algas verdes está generando al llegar a las playas y como su descomposición hace que suelten una enorme cantidad de H2S que ha provocado a lo largo de los últimos años por lo menos la muerte de 3 hombres y 40 animales. En esta primera parte se aborda de una manera cercana el drama personal de las personas afectadas y sus familiares y también vemos como las persona que ha tratado de denunciar el problema sanitario que producen las mareas verdes se han encontrado con un sinfín de trabas por parte del estado francés que no quiere que se conozca el desastre medioambiental para que la economía de la zona no se vea perjudicada.

La segunda parte del libro trata de esclarer las causas económicas, políticas e históricas detrás de la proliferación de las mareas verdes que están íntimamente ligadas a las industrias agroalimentarias que desde el final de la Segunda Guerra Mundial han transformado la agricultura de la zona, que ha pasado de estar formada por pequeñas explotaciones familiares a enormes terrenos de agricultura intensiva y macrogranjas. Para poder producir intensivamente se ven obligadas a usan fertilizantes que provocan el vertido descontrolado de nitratos en las aguas que al llegar al mar donde son los responsables del crecimiento descontrolado de las algas verdes. Esta parte es mucho más densa que la primera ya que contiene una enorme cantidad de datos y referencias, aunque está contada de manera que no resulte abrumadora y nos permiten conocer como los diferentes intereses políticos y económicos han dado al traste con las iniciativas para tratar de ejercer un control sobre esos vertidos con la complicidad y de gobiernos de todo signo y maquinarias judiciales capaces de retorcer la realidad y conseguir junto a campañas ideadas para crear corrientes de opinión opacar el problema de manera que todavía sigue persistiendo hoy en día.

Esa estructura en dos partes bien diferenciadas permite que la obra se convierte en una mezcla bien equilibrada entre testimonios y datos que hace que la lectura no se convierta en algo excesivamente farragoso y frio, dejando espacio para ese toque más humano y personal que convierte la obra en algo universal, pese tratar un problema bastante local. Pero no hay que olvidar que el caso que presenta es equiparable a otros problemas medioambientales generados por la descontrolada codicia neoliberal.

El trabajo grafico de Van Hove se convierte en el perfecto apoyo de la denuncia que plantea la obra gracias a un estilo sencillo que consigue transmitir a la perfección tanto la parte más humana como los datos económicos e históricos más puros. El dibujante francés solo deja de lado esa sencillez en las páginas dobles en las que retrata la compleja estructura de los lobbies alimentarios franceses que están detrás del blanqueo del problema. La parte grafica más destacada es el fantástico uso del color, en particular del verde que va inundando las páginas de la misma manera que las algas lo hacen con las costas bretonas.

Astiberri hace una edición de calidad en la que además del cómic en sí podemos leer una cronología del problema, además de artículos de Léraud y diversa documentación, cartas y noticias que los autores han tomado como base para realizar el cómic.

En Algas verdes Inès Léraud y Pierre Van Hove nos cuentan una historia que solamente nos puede generar miedo, pero, que, a diferencia de otros cómics, no se trata de una obra de ficción. Se trata de una realidad que debemos conocer y cambiar si aspiramos a que el mundo del mañana sea habitable para nuestra descendencia. Un cómic que resume a la perfección y hace accesible un trabajo periodístico complejo y minucioso.

Lo mejor

• La minuciosidad y objetividad del reportaje.
• La estructura narrativa consigue equilibrar la parte humana con los datos más fríos.
• La composición de las páginas que explican el lobby bretón y el uso del color verde a lo largo de toda la obra.

Lo peor

• Tiene partes que pese a todo pueden resultar muy densas.

Edición original: Algues vertes, l'histoire interdite FRA (La Revue dessinée - Delcourt, 2019) Edición nacional/España: Algas verdes (Astiberri, 2022) Guion: Inès Léraud Dibujo: Pierre Van Hove Color: Mathilda Traducción: Rubén Lardín Rotulación: Ana González de la Peña Maquetación: Alba Diethelm Corrección: Alba Pagán Formato: Rústica. 160 páginas. 18€ El planeta…
Guión - 8.5
Dibujo - 7.5
Interés - 9.5

8.5

Un terror real

Inès Léraud y Pierre Van Hove firma un espléndido ejemplo de cómic periodístico que nos consigue acercar de manera objetiva y detallada al problema medioambiental y sanitario que las algas verdes provocan en las costas bretonas.

Vosotros puntuáis: 8.82 ( 3 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #194 – Homenaje autores 2022
Artículo siguienteIce Cream Man 3, de W. Maxwell Prince y Martín Morazzo
Diego García Rouco
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments