El incierto Destino de Steve Gerber

Por
6
425

Hará cosa de dos años, cuando le preguntamos a Ed Brubaker por el ostracismo en el que habían caído ciertos guionistas clásicos del cómic de superhéroes en una entrevista para la Panini Comics News nº 13, nos respondió lo siguiente:

Los cómics del mainstream americano actuales son muy diferentes a los que se publicaban en los años 70 o 80. A veces los escritores evolucionan con el medio y otras se quedan atrás. Steve Gerber es un buen ejemplo de escritor cuyo trabajo es tan vital en la actualidad como lo era en los años 70.

Sirva esto para encuadrar la labor de uno de los guionistas norteamericanos más peculiares de los que ha dado este género, creador del Pato Howard y responsable de proyectos tan llamativos y especiales como Omega the Unknown, Man-Thing, los Defensores, Nevada, Void Indigo y Hard Time; esta última, colección que se hallaba entre las preferidas de la esposa de Dan Didio… si es que eso supone alguna referencia.

Así, con los años, Gerber ha dado muestras de su interés por socavar los cánones del orden establecido, hurgar en la miseria humana, burlarse un poco de todo e inquietar a los espíritus sensibles.

Lo último que se esperaba de él tenía que ver con una nueva serie ilimitada cuyo protagonista debía ser el nuevo Doctor Fate y que iba a dibujar otro autor veterano, Paul Gulacy. Desde aquel temprano anuncio dicho proyecto ha sufrido algunas modificaciones debido a un triste motivo: Steve Gerber sufre una enfermedad degenerativa de pronóstico fatal a no ser que puedan serle transplantados unos nuevos pulmones.

Durante estos días Steve Gerber ha sido entrevistado en Newsarama para hablar de todos estos cambios… y aquí nos hacemos eco de ellos:

De entrada la serie pasa a miniserie hasta que el estado de salud de Gerber se estabilice. Cambia también su título, pasando a llamarse Coundown to Mystery, imaginamos que como una manera de vincularla a la macroserie del año en DC. Y, por último, el apartado gráfico deja de estar en manos de Paul Gulacy – según Gerber, porque el dibujante no parecía compartir la perspectiva que él quería darle a la colección – para recaer en Justiniano, erigido grafista de lo sobrenatural desde su trabajo en El Día de la Venganza y The Creeper.

Gerber aclara que su interés por el Doctor Fate viene de cuando niño, despertado por lo evocador de su nombre y lo intrigante de su rostro encubierto, pero que hasta la fecha no había tenido nunca la oportunidad de escribirlo a conciencia, habiendo realizado con él tan solo algunas historias de complemento a finales de los setenta. La situación de tabula rasa en la que ha caído el personaje a partir de El día de la Venganza, así como las alteraciones sufridas por la misma magia dentro del Universo DC, ha supuesto para Gerber la oportunidad ideal de reconducir el legado del personaje sin ninguna de sus cargas.

Es por eso que Gerber puntualiza que, para seguir su miniserie, no será necesario conocer nada de la situación previa del personaje, así como tampoco haber leído los especiales de El Yelmo de Fate protagonizados por personajes tan dispares como Detective Chimp y Sargón el Hechicero. Aún así, Gerber se compromete a aclarar lo esencial sobre la continuidad del personaje en sus dos primeros capítulos.

El nuevo Doctor Fate será un familiar de aquel que fuera el primer Doctor Fate conocido, Kent Nelson, tío abuelo de este nuevo personaje que, casualmente, también se llama Kent Nelson. De todas maneras, Gerber aclara que este “descendiente Nelson” sabe poca cosa de su antecesor y mucho menos tiene idea ninguna sobre la doble identidad que éste mantuviera. Eso entronca con una noción novedosa que Gerber quiere introducir: en este nuevo planteamiento el Doctor Fate es un personaje apenás conocido por el gran público, al haber transcurrido la mayoría de sus aventuras en otros planos de la existencia y al quedar un tanto lejos en el tiempo sus escaramuzas públicas con la JSA durante la Segunda Guerra Mundial.

Sobre la cuestión del por qué el yelmo de Fate – único resto conservado del original Doctor Fate – se ha escogido a este descendiente de un anterior portador suyo, Gerber responde de la siguiente manera: El yelmo no es algo vivo en sí mismo. No posee autoconciencia. Es atraído por vibraciones simpáticas, hacia otros seres, buscando una entidad que sea compatible con él.

Con lo cual, tenemos que la serie tratará de alguien que debe convertirse en hechicero, sin que hasta ahora haya tenido contacto alguno con la magia. No tiene interés ninguno en ella y le supone más una complicación que otra cosa.

Aunque esta premisa nos pueda parecer familiar y gastada, el contexto en el que Gerber la insertará y las mismas circunstancias del autor hacen que debamos prestarle atención. Como ya os hemos explicado, la situación de salud de Steve Gerber es un tanto incierta, hasta el punto de que podría fallecer en un plazo de tiempo relativamente corto. Según él, eso no ha supuesto ningún cambio respecto a las temáticas que gusta de abordar en sus trabajos ni a su misma filosofía existencial, aunque sí que le hace sentir una mayor urgencia a la hora de querer contar aquello de lo que desea dejar constancia. De todas formas, atendiendo a sus declaraciones, uno sí que tiene la impresión de que su planteamiento para con el Doctor Fate reflejará un tanto de lo que su guionista está viviendo en estos momentos:

(Las cosas sobre las que hablaré) son cosas que a la gente no le gusta escuchar, sobre lo fugaz de nuestra existencia y la necesidad que tenemos todos de comprenderla hasta un cierto punto, valorar su importancia y contribuir– mientras aún estamos vivos – a cambiar un poco las cosas (…) La serie del Doctor Fate tiene que ver con Kent Nelson, alguien que ha tocado fondo al principio de la misma. Vive en las calles, está emocional y financieramente colapsado y participa en videos de peleas callejeras para ganar algún dinero que le permita emborracharse. En una situación como ésta emergen grandes cuestiones alrededor de la dignidad humana. Preguntas sobre aquello que es importante en la vida de los seres humanos e, incluso, hasta qué punto cada vida humana es particularmente significativa. Temas como la autoimagen, la autopercepción, la forma en qué un individuo se relaciona con el mundo, con el resto de la gente. En la serie todos estos temas se amplían hasta explorar cómo un ser humano se relaciona con el universo, qué es un universo y si una persona es capaz de abrirse a nuevas maneras de contemplar la existencia.

(…) Creo que la percepción humana de las cosas es extremadamente limitada (…) Uno de los motivos por los que tengo tantos problemas con la religión organizada es porque creo que la descripción de Dios que dan las grandes religiones monoteístas es demasiado pobre, demasiado limitada. Venga, ¿alguien se cree que al ser más poderoso del universo le importa lo que alguien come para almorzar? ¿Este tipo de creencias, en realidad, no están situando al creyente en el centro de la existencia? Parte del atractivo de la… llamémosle magia, llamémosle misticismo, es que presenta un universo… universos… metaverso… cómo quieras llamarlo, mucho más amplio de lo que los humanos somos capaces de percibir en este punto de nuestra evolución. Y el uso que yo hago de todo ese en mis historias se acerca más a plantear preguntas que a encontrar respuestas. Me atrae el hecho de poner este tipo de teorias a prueba. A veces estarán basadas en místicos y teóricos de la magia. Otras veces partiran de ideas un tanto raras que yo tengo. Y tengo curiosidad por ver cómo se comportan cuando las llevas hasta su conclusión lógica… o ilógica… o hasta una conclusión que prueba que la lógica es algo totalmente irrelevante. En mi trabajo hay lo que algunos llaman un compenente espiritual. Para mí es, más bien, una exploración de ideas. Creo que la actual concepción americana de la espiritualidad esta pensada para acallar posibilidades, no para descubrirlas. Tiene más que ver con el control que con la busqueda.

Después de estas palabras, sólo nos resta confesaros que los Zoners del equipo DC esperamos con verdadero interés esta novedad. El planteamiento de Gerber es interesante y su misma situación de salud dejan bien claro que éste no será para él un trabajo “alimenticio”, antes bien, una obra en la que intentará dar todo lo que tiene y hablar de todo aquello que más le importa. ¿Si no escuchamos a alguien en estas circusntancias, y más a un autor de la talla de Gerber, cuándo lo haremos?

Algunos detalles de más que Gerber ha dado sobre el nuevo Dr Fate

Estará totalmente desvinculado ya de Nabu, quien falleciera en el Especial del Día de la Venganza publicado en España con el número 1 de Crisis Infinita. En opinión de Gerber, este Nabú controlando al huesped de Fate era una figura demasiado hierática que dificultaba la conexión con los lectores.

Con la marcha de Nabu, también se aprovechará para desvincular al personaje del imaginario egipcio. Según Gerber, esa referencia a la mitología egipcia podía resultar muy exótica cuando la creación del Doctor Fate, pero hoy en día ha perdido ya todo su exotismo.

En relación con eso, la magia del Doctor Fate seguirá unas reglas lógicas y tendrá sus limitaciones. Ya no todo le será posible y cada hechizo que utilice tendrá servirá siempre para una misma cosa, aunque también, por eso mismo, descubrir a su lado la magia será toda una fuente de sorpresas y descubrimientos.

Enlaces de interés

Entrevista en Newsarama

Blog de Steve Gerber donde habla de su situación de salud.

Artículo anteriorLos comics de los autores
Artículo siguienteNN: Dolmen se lanza a la publicación de Manga
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pocohuntas
Pocohuntas
20 septiembre, 2007 19:01

JOder, esto es una mierda ultimamente mucha gente de talento esta cayendo, y alguna no tendrá el reconocimiento que se merece, esperemos que Gerber encuentre doonante para un posible trasplante, nadie a manejado a Howard como su creador

chacal
chacal
20 septiembre, 2007 19:13

Es interesante el articulo que presenta Toni Boix las ideas vertidas y dadas por Gerber, en el comic siendo un medio masivo las ideas de religiosidad, religión, magia, ocultismo y esoterismo caen en algunos grados de seudo-esoterismo como ejemplo doy el comic “THE BOOKS OF MAGIC” de NEIL GAIMAN cayendo en hipótesis burdas y fuera de los ideales esotéricos no critico al escritor solo su manera de abordar la magia y lo oculto no lo presenta teniendo una idea clara de lo oculto, dando ideas simples y materialistas no espero que lea un docto en estas lides pero casi ningún autor toma seriamente y con bases a lo esotérico… ¿por que? La idea fundamental es no ser un decálogo o panfleto de magia o esoterismo, es simple y llanamente una cosa entretenida y nada más.
De este razonamiento me llega ¿el comic puede incidir en las mentes jóvenes hacia alguna tendencia especifica? En este caso lo esotérico o la magia. O a ver su religión con ojos críticos no lo se, pero una cosa si es real y lo dice Gerber las religiones en vez de acercarnos a algún ente divino (entiéndase Jesús, Ala, Buddha, etc.) te aleja y te engulle en muchas ideas DOCTIRINARIAS alejándote de lo divino y aquí es parejo desde el musulmán hasta el cristiano esta peleado con el dios del de enfrente no entendiendo que son lo mismo, el del musulmán y el del cristiano son simplemente el mismo dios, convirtiéndose este en un AGNOSTOS THEOS “un dios desconocido” para el practicante de alguna religión.
SOLO CONOCIDO PARA AQUE INICIADO EN LO DESCONOCIDO el verdadero MAGO.

DR STRANGE
DR STRANGE
Lector
20 septiembre, 2007 21:35

ja ja ja !,muy bueno, reconocelo chacal cuando escribiste el comentario ibas emporrado hasta las cejas,en serio tio, me recuedas al Arrabal en la 2: el “minerialismo va a llegaaar” 🙂

el niño Tor
20 septiembre, 2007 22:31

o a Alan Moore en Prmotehea … a dolor de cabeza cuando se lee en estado de sobriedad….

R. Domene
21 septiembre, 2007 14:44

Joder, qué bueno es Justiniano…

Y que se mejore Gerber, que vaya añito llevamos :-S