El hombre que j#€ió el tiempo, de John Layman y Karl Mostert

En El hombre que j#€ió el tiempo John Layman y Karl Mostert muestran a un hombre que j#€ió el tiempo y nosotros hacemos la j#€ida reseña. Una obra de Aftershock que publica Planeta. ¡No j#€das el tiempo!

Por
1
1300

Edición original: The man who f#%&ed up time 1-5 USA (Aftershock)
Edición nacional/España: El hombre que j#€ió el tiempo (Planeta Cómic, 2021)
Guion: John Layman
Dibujo: Karl Mostert
Color: Dee Cunniffe
Editor: Mike Marts
Traducción: Nacho Bentz
Formato: Tapa dura. 136 páginas. 14,95€

El hombre que j#€ió el tiempo y no podía parar de j#€erlo

“No hay que j#€er el tiempo”

John Layman tiene algo especial. No es un autor de gran fama, aunque ha realizado una de las mejores obras del presente siglo: Chew, tampoco es especialmente prolífico ni sus obras en las grandes editoriales ha llamado la atención, pero todas sus propuestas son únicas e interesantes y esto no es algo que se pueda decir de muchos autores. El hombre que j#€ió el tiempo viene a certificarlo.

Dentro de la colección de Aftershock que nos presenta Planeta Cómics ya hemos podido disfrutar de Eleanor and the egret, una magnífica historia que se distanciaba de lo publicado por la editorial en fondo y forma, gracias a que Layman daba rienda suelta a su imaginación haciendo equipo con un dibujante excepcional como es Sam Kieth. Con esta nueva serie va a darse un paseo por los viajes en el tiempo. Un paseo muy loco, como suele ser costumbre, y donde el peso de los sentimientos siempre va a ser muy importante, otra de las costumbres del guionista.

En este caso dicho paseo lo da de la mano de Karl Mostert, dibujante sudafricano sin mucho trabajo a sus espaldas que nos haya podido llegar por aquí, ya que se prodigó un poco por DC (en DCsos y algún especial), pero teniendo una base de colaboraciones en su país de origen. Y junto a ellos está la colorista Dee Cunniffe, artista que ha trabajado en series como Redneck, Crossover, Runaways o Paper Girls, con resultados muy buenos.

El hombre que j#€ió el tiempoEl hombre que j#€ió el tiempo

Ya de por sí debe ser complicado trabajar con los guiones de Layman, él mismo admite que es un dolor de cabeza interpretar ideas como las suyas, más aún si se trata de j#€er el tiempo, pero siempre ha sabido codearse con artistas que aporten un algo especial, Afu Chan en Outer Darkness, Nick Pitarra en Leviathan, Rob Guillory en Chew o el mencionado Kieth son claros ejemplos. Con Karl Mostert y Dee Cunniffe ha vuelto a dar en el clavo para otorgar a El hombre que j#€ió el tiempo un aire propio y distinguible. El dibujo es limpio, con una expresión clara y buenos diseños, algo parco en fondos y una narrativa que no se sale de lo habitual pero que transmite en todo momento el ritmo frenético de persecución y consigue ser confuso cuando la obra lo pide pero también claro cuando se necesita, lo cual es fundamental para hablar de un tema como j#€er el tiempo. Los diseños de esos mundos alternativos que se generan al j#€er el tiempo también son dignos de elogios, no tanto por la originalidad de cada uno de los conceptos por separado sino por la manera en la que se unen, y Mostert es muy atrevido con algunas perspectivas, generalmente con buenos resultados.

La aplicación del color también es brillante, no solo por lo bien que Cunniffe nos mueve entre los diferentes escenarios, los mundos y los tiempos, sino porque le da un tono claro que ayuda a la narración y a ambientar al lector, a hacernos partícipes de una historia de amor, humor y tiempos j#€idos de una manera que encandila al lector.

Con el apartado gráfico bien cubierto toca la trama. Con un título como El hombre que j#€ió el tiempo no hay lugar a dudas. Los autores nos llevan un par de siglos en el futuro, a un laboratorio donde un grupo de investigadores inventan una máquina del tiempo, donde su jefe pone una regla básica: no j#€er el tiempo. Pero alguien incita al auxiliar de laboratorio Sean Bennett a usar la máquina sin permiso, ¿quién?, ni más ni menos que un Sean del futuro. Pero después de hacer dos cosillas de nada para arreglar un poco su vida vuelve a su tiempo para encontrarse una sociedad dominada por un tirano descendiente de Abraham Lincoln que obliga a los ciudadanos a llevar sombreros altos de copa junto a un ejército vestido con armaduras de samurái que van montados en dinosaurios.

De ahí en adelante asistiremos a un loco megamix de todos los elementos que caracterizan a los viajes en el tiempo, desde una policía del futuro que quiere asesinar a Sean cuando era bebé hasta encontronazos con sus otros “yo” en una historia dirigida por el humor, con una importante presencia del amor, pero que resulta un thriller, cómico, en el que la acción es trepidante, casi apetece decirle al protagonista que se siente un poco a descansar, y en la que un misterio nos dirige hasta las últimas páginas del cómic.

En cierta manera la historia general es sencilla, nos plantean ¿cómo es que mandar un ramo de flores y comprar la lotería j#€en así el mundo? Por lo que nuestro trabajo será acompañar a Sean a descubrir qué es lo que pasa en realidad. Pero la locura que presentan los autores, con el sello de Layman, y su manejo del humor, como esa página que se repite cada vez que Sean vuelve a su presente, hacen de El hombre que j#€ió el tiempo uno de los cómics más divertidos del año y otra muestra de cómo Afterschock ha sabido crecer a base de pequeñas series de gran calidad.

Al final El hombre que j#€ió el tiempo es un cómic muy divertido, para poner en la estantería junto a Chew, Outer Darkness o Eleanor and the Egret y tener un puñado de obras de primera que no te mienten, que cada una te da lo que promete y se prestan a relecturas, porque con Layman, a veces mejor y a veces peor, siempre pasamos un buen rato.

(Y ya que he escrito esto voy a permitirme el lujo de aprovechar las últimas líneas para hacer una petición a la gente de Planeta: Por favor, reediten Chew en un buen formato, esa obra lo merece).

Lo mejor

• La diversión que nos ofrece de principio a fin.
• La narrativa ágil y limpia.
Layman sabe jugar con los lectores y lo que les interesa, sin perderse en explicaciones mil veces dadas.

Lo peor

• Pues eso, que j#€ió el tiempo.

Edición original: The man who f#%&ed up time 1-5 USA (Aftershock) Edición nacional/España: El hombre que j#€ió el tiempo (Planeta Cómic, 2021) Guion: John Layman Dibujo: Karl Mostert Color: Dee Cunniffe Editor: Mike Marts Traducción: Nacho Bentz Formato: Tapa dura. 136 páginas. 14,95€ El hombre que j#€ió el tiempo y…
Guión - 8.8
Dibujo - 8.2
Interés - 8.8

8.6

El hombre que j#€ió el tiempo es un cómic muy divertido con todo lo que gusta de John Layman y un genial dibujo de Karl Mostert . ¡Léelo y no j#€das el tiempo!

Vosotros puntuáis: 6.76 ( 5 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
supermanumolina
supermanumolina
Lector
22 septiembre, 2021 22:27

Este tomo es lo que me parece que pretende ser el Aftershock bueno: tomo único, una historia muy entretenida que se lee ágil y sin demasiadas pretensiones. Yo, encantado. Un saludo.