El Asombroso Spiderman: Hasta el Fin del Mundo

Por
30
1412

Una de las mejores historias del año

 

Contiene: Amazing Spiderman #682-685
Guión: Dan Slott, Rob Williams y Brian Clevinger
Dibujo: Stefano Caselli, Humberto Ramos, Thony Silas
Formato: Tomo, 128 páginas.
Precio: 6,25€

 

Hasta el Fin del Mundo es, por lo menos en lo que respecta a este primer tomo, una obra redonda y un placer para el lector. El momento de concluir la última página es el más triste de toda la lectura, un instante al que no tarda en seguirle una enorme expectación por el próximo ejemplar. Hablando del mes que viene, ignoro si era intención de Panini que la conclusión de una saga llamada Hasta el Fin del Mundo se publicase en Diciembre de 2012, pero sea algo voluntario o involuntario, tiene su punto divertido. Y hablando del fin del mundo, Dan Slott demuestra su buen gusto al incluir un “cameo” de la canción de REM “It’s the end of the world as we know it” en las páginas, aunque yo al leerla pienso inmediatamente en la versión de los estupendos Great Big Sea, que considero mejor por ser más rítmica y vibrante. Pero estoy divagando. Volvamos a Hasta el Fin del Mundo. Es asombroso hasta qué punto ha potenciado Slott no solo al personaje sino a todo su mundo, desde su nuevo trabajo y las consecuencias que de él se derivan a la atmósfera que se respira en este arco argumental, de una emocionante tensión que te sujeta de las solapas para no soltarte hasta que el cómic se termina. Es increíble cómo maneja todos los registros, desde el diálogo a la acción, y cómo ha sabido conjugar con maestría el profundo respeto por el personaje y su renovación. Vamos a ver qué hace de Hasta el Fin del Mundo una de las lecturas más gratificantes y recomendables de este año a punto de terminar.

Peter Parker y su circunstancia

El mundo de Peter Parker en su identidad civil resulta interesante, atractivo y goza de una buena cohesión. Es gratificante y esperanzador que un guionista coja un nuevo estatus quo y se atreva a hacer algo nuevo con él, algo que no solo resulta novedoso sino que refuerza la idea de que al hablar de Peter estamos hablando de un genio: su trabajo como profesor estaba muy bien, ya que permitía devolverlo al duro entorno en el que fue objetivo de burlas para enfrentarse a él desde un prisma completamente distinto, pero al mismo tiempo transmitía una cierta sensación de potencial desaprovechado, de que una mente como la de Peter Parker estaba hasta cierto punto constreñida en un pequeño instituto, máxime si tenemos en cuenta las infinitas posibilidades que brinda el Universo Marvel en cuanto a ciencia ficción. También funcionaba a la hora de indagar su lado humano, pero una vez en una nueva casilla de salida, hubiese sido un error devolverlo poco a poco a la misma situación que había dejado atrás, de modo que enhorabuena a Slott por no solo darle una nueva situación, sino por enriquecerla con personajes secundarios -que, sin ser memorables, son encantadores y un complemento excepcional para el protagonista-, un entorno estimulante con su propia e interesante sub-trama y una deliciosa atmósfera de descubrimiento e innovación que inyecta a la colección una generosa dosis de sentido de la maravilla.

No solo eso: esta ambientación rodeada de ciencia y tecnología funciona igual de bien o incluso mejor que en otras series, como Cuatro Fantásticos, gracias a la humanidad de Peter. Esperamos que Reed Richards invente cosas alucinantes y nunca termina de quitarse de encima esa aura de cerebro superhumano más allá de los mortales… pero con Peter es distinto, porque al ver en él a una persona como tú y como yo, su implicación en el proyecto resulta todavía más fascinante, por ser tan cercana. Por otra parte, en ningún momento da la impresión de que Slott se haya tomado la nueva ocupación del personaje como una transición destinada al olvido: hay una implicación real detrás de ella. Se nota que el héroe está integrado -y en esta palabra está el quid de la cuestión, en “integrar”- en un entorno en el que aún tiene mucho que aportar, en el que veremos crecer al héroe y al que veremos crecer gracias a la influencia de este, en una simbiosis que beneficia por encima de todo al lector.

Pero lo bueno no termina aquí: el hecho de que seamos testigos de las aplicaciones prácticas de los inventos de Spiderman da una nueva dimensión al personaje, en tanto a que es un héroe anónimo con traje o sin él. Y hablando de trajes, Slott parece haberle tomado la medida a la creación de nuevos trajes (¿Lo pilláis? ¡La medida!, ¡trajes! ¡El humor! Ugh…) : tras la torpe decisión de darle un traje antibalas mágico a Spiderman unos cuantos números atrás -no solo los trajes antibalas no funcionan así, además resultaba apresurado, demasiado conveniente y poco apropiado para el personaje-, en este tomo encontramos un mayor énfasis en los dispositivos y las armas especializadas contra ciertos villanos. Aplicar el cerebro contra villanos con debilidades evidentes, ¿no se trata de eso? Ver a Spiderman sacando una victoria de las fauces de la derrota a base de determinación moló mucho durante cuatro décadas, pero ya iba siendo hora de que pusiese las neuronas a trabajar: si tu galería de villanos se basase en tipos con fortalezas tan claras como sus debilidades, ¿tú no te aprovecharías? Supone dar una inteligente vuelta de tuerca a un héroe que siempre ha necesitado utilizar el cerebro. Sigue haciéndolo, solo que de otro modo.

En suma, este nuevo Spiderman funciona. Funciona porque las características fundamentales del héroe se mantienen intactas, al mismo tiempo que el modo en el que hace uso de ellas avanza por interesantes derroteros, como parte de un nuevo status quo fascinante. Funciona porque combina a la perfección los dos extremos de la balanza: es fiel sin caer en la nostalgia y es innovador sin cargarse todo lo anterior o hacer irreconocible al personaje. Funciona porque en torno todos los aspectos de la vida de Peter se influyen entre ellos, otorgando a la serie una cohesión admirable: su vida en el proyecto Horizon tiene repercusiones en su faceta de superhéroe, que a su vez tiene ramificaciones en la civil… Nada queda desatendido y una vez más Slott demuestra una capacidad rara vez vista de equilibrar dos sensaciones: que todo está planeado por parte del guionista y que al mismo tiempo, todo resulta espontáneo en la colección, real como la vida misma. Y funciona porque le ha sacudido las telarañas a un personaje al que leía ya de forma intermitente, temeroso de que llegase el momento en el que te das cuenta de que la única fuerza que impulsa a la colección… es la inercia. Mayúscula la labor del guionista en este apartado. ¿Y queréis saber lo mejor? Que no se conforma con esto.

Un guión de lujo

Slott no pierde un minuto en plantear la premisa: en un ejemplar incluye, sin que dé sensación de compresión, una breve pelea contra un villano menor que sirve para introducir los avances científicos de Spiderman; presenta una de las sub-tramas de modo que queda perfectamente explicada y transmite una sensación de peligro real; lanza la amenaza de Octavius de un modo que no puede tomarse de otro modo que no sea muy, pero que muy en serio; presenta a los villanos y concluye por todo lo alto con el héroe reuniendo a los Vengadores para el contraataque. Veinticuatro páginas, amigos. Pienso en esta parte escrita por Bendis y me entra la risa floja. El ejemplar terminaría cuando Octavius erigiese la octaedral. Luego, otro número más para que lance la amenaza y sus condiciones. Por último, uno a modo de conclusión para que Spiderman reaccione; además va a visitar a los Vengadores y eso supone una oportunidad de oro macizo para páginas y páginas de diálogos, que es lo que el lector quiere cuando Spiderman visita a los Vengadores. Total, que de un número podrían salir tres sin despeinarse, y eso si en medio no se meten páginas de soliloquios de Octavius, Spiderman llorando porque siente que no hace lo suficiente o Jameson amenazando con el cierre de Horizon, que entonces nos plantamos en seis y sacamos un tomo entero llamado “Hasta el Fin del Mundo – Preludio”. Slott, que no te enteras, tú venga a hacer calidad concentrada cuando podrías estar estirando. Membrillo.

Hablemos de la amenaza en sí. Es brillante. Combina a la perfección el clásico plan imposible de maloso con un tema de actualidad con implicaciones reales, ata todos los cabos para que no se venga abajo ante la primera intervención superheroica, es eficaz en su sencillez y, ya para hacer el más difícil todavía, plantea una interesantísima y legítima ambigüedad moral. Si desconectas tu incredulidad -cosa bien fácil gracias al endiablado ritmo que imprime Slott en los guiones, gracias al cual no puedes dejar de leer-, llega un momento en el que te encuentras preguntándote si Spiderman no se estará equivocando, si Octavius no habrá hecho algo realmente bueno por el planeta por una vez en su vida. Se nota, en definitiva, que se trata del plan de un genio al que tomar en serio, y no de un villano de opereta. Es de sobra conocido y es algo que intento recordar en varias reseñas: el héroe solo es tan grande como la amenaza a la que se enfrenta. Y en Hasta el Fin del Mundo, la amenaza es mayúscula. Excepcional en el planteamiento y la ejecución.

El desarrollo de la historia aumenta la tensión de forma gradual con un enfoque superheroico tradicional hasta culminar entre un enfrentamiento entre los Seis Siniestros y los Vengadores. ¿Recordáis todos esos preparativos que el Doctor Octopus ha estado reuniendo desde hace tiempo? Pues llega el momento de utilizarlos. Y dejad que os diga una cosa: no recuerdo a unos Seis Siniestros tan chulos. El resultado es un enfrentamiento muy visceral, potente, en el que se deja entrever la personalidad de los villanos así como el uso que les dan a sus actualizados poderes. Es intenso, es vibrante y está lleno de sorpresas, ¿qué más se puede pedir? Bueno, algunas de las medidas son demasiado específicas o carecen de imaginación, como la que se emplea para derrotar a Hulk, ¡demasiado conveniente! En líneas generales, se trata de una pelea memorable: hasta quienes son derrotados juegan un gran papel, ya sea a base de demostrar coraje o ingenio. Un sobresaliente clímax a los preparativos de Octavius, que se salda con un violento balance satisfactorio para todos los lectores.

La pelea entre los Vengadores y los Seis Siniestros sirve de punto de inflexión a partir del cual la historia cambia de tónica: la historia superheroica al uso, basada en el enfrentamiento de un grupo contra otro, se ve enriquecida por un enfoque de aventuras en el que un puñado de héroes enfrentado al mundo entero deberá recorrer el planeta en un intento por frustrar los planes del villano. Esto redunda en lo que viene siendo la tónica del Spiderman de Slott: coge lo que hace interesante y representativo del personaje y potenciarlo al máximo. ¿La inteligencia de Peter Parker? Reflejada. ¿Los villanos? Convertidos en eficaces máquinas de matar con fascinantes planes entre manos. ¿Spiderman, marginado y perseguido pese a sus buenas intenciones? Pues esta vez, nada de limitarse a una ciudad: a escala mundial se ha dicho. Familiar pero adaptado a los nuevos tiempos y a lectores que no se van a conformar con leer la misma historia de siempre, idéntica en forma y fondo a las anteriores. Por otra parte, en cuanto al hilo conductor de esta parte de la trama, todo queda perfectamente explicado, de modo que pese a ampliar la magnitud de la trama y sacar a Spiderman de su zona de confort para llevarlo al mundo entero, nunca nos sentimos perdidos o con la sensación de que los héroes solo están yendo de un punto al otro del mapa: cada decisión tiene un motivo detrás.

En esta etapa es cuando asistimos al que puede ser el mejor enfrentamiento entre Spiderman y el Hombre de Arena que he leído. Para crear un escenario adecuado, Slott sube las apuestas: en esta ocasión, el villano tiene a su disposición todo el desierto del Sáhara. ¿Cómo puede enfrentarse Spiderman a algo así? Pues con algo que ya se ha mencionado en varias ocasiones: utilizando el cerebro. Sin embargo, si durante años Peter había utilizado la materia gris para dar con una solución en el último momento, en esta ocasión la utiliza para ir preparado y ejecutar un plan que le da una posibilidad de victoria, aunque no exenta de peligro. El resultado es una delicia.

La recta final del tomo es una emocionante cuenta atrás que consigue transmitir con éxito al lector que se acerca el final, el momento en el que los héroes serán capaces de salvar el día o en el que el villano se salga con la suya. No es fácil conseguir esto, pero Hasta el Fin del Mundo lo logra no solo gracias al ritmo que imprime Slott en esta recta final, sino debido a los ejemplares que han precedido al último y que han ido creando una cada vez más asfixiante sensación de que se agotan los segundos. Los personajes secundarios que ayudan a Spiderman a lo largo y ancho del globo no aportan mucho en términos de la historia: no pasan de ser compañeros planos, aunque la tensión sexual no resuelta siempre es un añadido divertido. Hablando de secundarios, Spiderman echa mano de héroes menores de distintos países del mundo que le ayudan en secuencias breves de las que no tenemos mucha información. Sí, hay un one-shot que narra sus andanzas, pero no contribuye especialmente a la trama principal, los personajes tienen uno o dos rasgos que los hacen interesantes (en el mejor de los casos) pero no consiguen cautivar y en general su propósito es más bien vago: si pretendía darle magnitud a la saga, de modo que la amenaza de Octavius fuese aún mayor, ni era necesario ni lo va consigue con un puñado de héroes de tercera categoría. Si quería extender el conflicto al mundo entero… bueno, eso ya lo habíamos visto en ejemplares anteriores, con Spiderman y sus aliados directos saboteando las bases del Doctor Octopus. Si quería poner de manifiesto que Spiderman puede conseguir ayuda de otros héroes, es algo que ya sabíamos y que se nos ha contado hace cuatro números. En general, esta parte de la historia resulta superflua y poco atractiva.

Pero la miga, la saga en sí, no defrauda y el cliffhanger te golpea como un martillo de obra. Me encuentro en una situación que echaba de menos: no tengo ni idea de cómo se las van a ingeniar los héroes para salir de esta (no, no valen Deus Ex Machinas ni nada de eso). Esa sensación inocente de no saber qué va a pasar, el saberse a merced de un guionista que posee una respuesta que se te escapa, es exquisita. Es la ilusión de leer cómics bien hechos. Leer Hasta el Fin del Mundo es un placer de sibarita. La caracterización es excelente, la nueva vida de Peter Parker es interesante y cohesionada, con abundantes ramificaciones que configuran un mundo del que siempre quieres descubrir más, la amenaza es genial, los villanos son impresionantes y los combates en los que se ven implicados, memorables; hay ingenio, innovación, giros inteligentes, acción, un ritmo endiablado y respeto por el personaje y su universo. Mucho tendría que torcerse el arco al final -y confío lo bastante en Slott como para estar razonablemente seguro de que no será así- para que no se convierta en una de las mejores historias de 2012 y uno de los mejores trabajos que se ha hecho de Spiderman en los últimos años -desde luego, lo mejor que se ha hecho desde Un Día Más-. No puedo recomendar lo bastante esta obra, que gustará a cualquiera que tenga una mínima sensibilidad hacia el género de superhéroes, las historias bien hechas y las aventuras de calidad. Sobresaliente.

Un dibujo a la altura

El dibujo de Caselli es fascinante, pero entiendo que pueda no ser del gusto de todo, todo el mundo. Sí, algunas de sus expresiones faciales quedan un poco raras. Sí, a veces algunas de sus piernas agradecerían un repaso. Pero amigos, qué grado de detalle. Qué precisión en el trazo, qué capacidad de dibujar cada escena de modo que sea lo más impresionante posible, qué dominio de los planos y la anatomía. Cuando Caselli dibuja, todo es a lo grande sin perder capacidad narrativa. Su estilo, tan meticuloso como reconocible, engrandece el guión y plasma a la perfección una historia que requería un dibujo espectacular. El dibujo de Ramos es… bueno, es Ramos, ya sabéis lo que eso significa. Anatomía extrema que funciona bien con Spiderman, expresiones al límite que pueden resultar desencajadas, un rostro del Doctor Octopus que parece un montón de arrugas informe y un aspecto general espectacular que le va sorprendentemente bien a la historia. A destacar su Hombre de Arena, que por tratarse de una ocasión especial necesitaba un diseño impactante, y Ramos cumple con creces.

30 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Rivas
17 noviembre, 2012 10:20

Te veo tan efusivo como todos los fans de Slott, pero considerandote algo más objetivo, me gustaría saber como son estos números en relación a los comprendidos entre el 648 y el 662 (Big Time y lo que vino después). Esa etapa a mi me gusta más bien poquito. Me resulta anodina incluso, insulsa.
Así qué me gustaría saber si este tomo es el mismo Slott o mejora bastante aquello.

Raúl López
Admin
17 noviembre, 2012 10:33

El Spider-Man de Dan Slott es un poco montaña rusa, me explico, tiene grandísimos momentos de esos que se guardan en tu memoria de por vida como el episodio del funeral de Marlo, o la escena de Peter y MJ en el Empire State en pleno Spider-Isla. Ha sabido darle un status quo interesante a Peter y sobretodo diferente, lo ha rodeado de un buen elenco de secundarios y consigue construir tramas interesantes.

Personalmente, aunque esta historia no está nada mal, la calificaria de notable, esperaba más de El fin del mundo, quizás un título tan rimbombante haga pensar eso, que realmente estamos ante una hipotetica ultima historia de Spidey y Slott no consigue transmitir esa amenaza. 

Por otro lado, van a llegar en nada a España capítulos muy muy interesantes, y la saga actual del duende me está gustando mucho.

Si me preguntas si este es un buen tomo para engancharte al personaje, te diria que si, que sin dudarlo, porque vas a alucinar con lo que está por llegar, y más con la saga con la que promete cerrar este volumen que nos tiene a muchos en ascuas.

Yo que he tenido la suerte de poder hablar con Dan tanto por chat como por e-mail os puedo garantizar que el es uno de los nuestros, un fanático del personaje, no haría nada que nosotros haríamos porque el lo quiere tanto o más que nosotros, así que tengo mucha, mucha curiosidad con los planes futuros que tiene.

Raúl López
Admin
17 noviembre, 2012 10:48

 Estaba repasando números, y de hecho Ivan te recomendaria que arrancases con el número del mes anterior el 72, en el hay una historia de viajes temporales acojonante y que esta si, está a un nivel bastante alto.

Por cierto, en el spiderman 73 que reseña Alberto se incluye en la sección de Pedro y mia una entrevista a Dan Slott donde hablamos de esta saga, de Jonah Jameson y como no, de Mary Jane que cada vez cobra más protagonismo a base de pequeños momentos (Spider-Isla, Asombroso Spiderman 72 el momento del cafe con Peter) si no tuviesemos el Superior a la vuelta de la esquina diria que esto huele a regreso de la eterna pareja.

Damián González
Damián González
Lector
17 noviembre, 2012 11:19

Pues a mi me ha dejado muy frio, me pareció muy forzado bastantes cosas además como apunta Raul me parece superior los 2 capitulos anteriores a esta saga sobre viajes temporales.

Reverend Dust
Lector
17 noviembre, 2012 11:33

Yo me subí al carro con el #680 y de momento me deja no frío pero sí fresco. Entiendo que esto es una carrera de fondo y que si hubiera leído toda la etapa de Slott o toda la historia de Spidey debería estar más emocionado y tal. Pero vamos, que no es ni mucho menos el mejor cómic que estoy leyendo, ni siquiera está entre los más entretenidos.

Eso sí, al menos debo reconocer que sí que es uno de los que más cunde en tanto que es uno de los que más tardo en leer porque pasan muchas cosas, se dicen muchas cosas y se describen muchas cosas en cada número. Una experiencia comiquera añeja y completa, vamos. Lástima que de momento para mí la excelencia brille por su ausencia. Pero sigo a la espera.

the drummer
the drummer
Lector
17 noviembre, 2012 11:54

muy buen artículo alberto; enhorabuena.
coincido en todo con lo que dices salvo en una cosa: la versión original de i.t.e.o.t.w.a.w.k.i.(&.i.f.f.) es insuperable y la de grat big sea no le llega ni a la suela de los zapatos.

fiti23
fiti23
Lector
17 noviembre, 2012 12:01

 HOla gente! Yo empecé con Slott con spider island,(65,66,67,68),y tambien me lei el 61(justo antes de la portada en la que mira al cielo la señal de los 4F.

¿me recomendais la de la portada que comento y los siguientes con este grupo??

Me paso de Spider islan al 72? o merece la pena el 69,70 y71??

UN saludo y gracias

Khonshu
Khonshu
Lector
17 noviembre, 2012 12:06

 Wow, alguien se olvidó de tomar sus pastillas contra el exceso de euforia.

Es bromita, Alberto, en realidad me ha gustado tu reseña, pero creo que puede inducir a pensar que estamos ante una grandiosa obra maestra, cuando sencillamente es un comic muy bueno.

Creo que el tiempo acabará colocando a la etapa de Slott como una de las más destacadas del trepamuros. Yo por lo menos no disfrutaba tanto desde el segundo advenimiento de Gerry Conway (y mira que han pasado años ya de eso). Coincido contigo en que su gran logro es hacer que el personaje evolucione sin perder su esencia. Es curioso cómo ha conseguido que en lugar de que Parker sea un fracasado en ambas identidades, como venía siendo habitual, sea ahora un triunfador (vengador y científico de élite) y aún así el personaje sea reconocible y funcione mejor que en muchos años. 

Esta saga, aún siendo buena, me ha decepcionado un poco, quizás por mis propias expectativas. Me esperaba algo muchísimo más épico tras tanta planificación de Ock y las prometedoras portadas. Spider Island me sorprendió más, pero eso no ha evitado que me lo pase como un enano y que haya dado momentazos memorables como ese Spiderman poniéndole las pilas a los Vengadores cuando dudan de las intenciones de Doc Ock (así debía haber actuado en las series de Bendis con respecto a Osborn) o esa relación imposible con Silver Sable (creo que un deseo irrealizable de muchos fans).

Además, aunque suelo abominar de él, diría que aquí sí que hubiera agradecido un poco más de decompressive storytelling. Una historia tan ambiciosa como ésta merece cuidar un poco los detalles:

Aviso de Spoiler

Eché en falta algún momento entre Peter y MJ inicial que justifique la conversación que tiene con Marta; me extrañó mucho la actitud de Iron Man teniendo en cuenta que se enfrentó al nuevo Ock hace poco en su serie y ya sabe cómo se las gasta y me habría gustado que se hubiera detenido un poco a desarrollar la situación entre que Spiderman se vuelve fugitivo de todas las naciones y se descubre el plan de Octavius. 

 

the drummer
the drummer
Lector
17 noviembre, 2012 12:10

el 69 contiene principalmente la historia de los buitres, si no te lo lees no pasa nada.
el 70 y el 71 no son amazing, sino avenging, yo me pillé el 70 (buen dibujo -si te gusta MAD!-, floja historia) y del 71 pasé directamente.
te diría que tires directamente al 72 (como mucho, hazte, si quieres, el 69).

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
17 noviembre, 2012 15:30

 No sólo a ti, Reverend, a mi el Spiderman de Slott tampoco me mata, pero bueno, entretenido y tiene sus momentos. A ver esta saga, que parece el nuevo Watchmen por la reseña XD (es bromilla, es bromilla).

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
17 noviembre, 2012 15:46

 Gente diciendo que no, que esto es una puta mierda porque hace cuatro años sacaron 4 comics malos y ya Spiderman no puede volver a molar nunca jamás en la puta vida en 3…2…

Reverend Dust
Lector
17 noviembre, 2012 16:12

 Gente diciendo que gente diciendo que porque… Juanan, me suenas xD

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
17 noviembre, 2012 16:16

Este cómic es una puta mierda porque hace 4 años sacaron unos cuantos comics malos y no volverá a molar jamás en su puta vida 😀

Fuera bromas, la etapa de Slott en Spiderman está bastante bien. Como dice Raúl, te alterna episodios cojonudos (Spider-Island) con otros momentos menos cojonudos (el arco de los buitres, la sga de alpha, que me dejor un pelín fresco, aunque a ver por donde va). Y a ver como acaba el arco del duende actual, que mola bastante.

Hasta el fin del mundo me ha parecido (solo este primer número) un muy buen cómic. Slott cuenta cosas (Ohhhh!), sabe mantener el ritmo, parece que lo tiene todo planeado pero hace que las cosas sucedan de manera natural, a mitad del relato cambia el tono de la historia por otro, profundiza en los personajes… Resumiendo, un cómic que hay que leer sí o sí.

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
17 noviembre, 2012 16:16

 Si es que me tienes calado.
Nah, el tomo de noviembre ha sido cojonudo, aunque en realidad le tengo muchas mas ganas a la saga que se avecina después, con Connors y Morbius (será que me leí los números 101 a 103 de Amazing la semana pasada y como que quiero mas de lo mismo hecho por alguien que sabe hacerlo bien xD ). Ahora, me toca mucho la moral que Caselli no haya dibujado esta saga entera. Ramos me mola, pero Caselli se lo come con patatas. 

Juan Sangrós
17 noviembre, 2012 16:21

 Qué raro se me hace leer algo bueno de Ramos, con la de palos que se lleva siempre. Y normal, pues en mí despierta una ira homicida…

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
17 noviembre, 2012 16:36

Ramos no lo hace mal, lo que pasa es que su estilo es muy amerimanga (y dicho sea de paso, muy para los jóvenes). Eso sí, en este tomo no lo hace del todo mal y su narración es simplemente BRUTAL.

 

Reverend, puesto que no has leído casi na de Spiderman, te recomiendo que compres el Marvel Gold de Romita, puesto que: a) podrás leer desde el principio la etapa dorada del personaje, y b) sabiendo que estás en la universidad (o ya has acabdo, tanto da) la etapa puede levantar en ti cierta empatía a Peter y su mundo, y seguro que algunas situaciones te son familiares (como algunas me la son a mí en la etapa Ditko). Espero serte de ayuda para empezar con el personaje.

Reverend Dust
Lector
17 noviembre, 2012 16:43

No te jode. Claro que lo voy a comprar. Y el Marvel Héroes de enero. Pero cuando haya dinero. Yo todos estos Omnigold tochales los quiero. Pero hay un límite monetario xD Ahora en navidades quiero el de Hellboy y el tercero de la Patrulla-X. No hay ninerossss.

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
17 noviembre, 2012 16:44

 Mi guía de lectura personalizada:

los tres tomos de la etapa Lee/Ditko
-Los seis tomitos de Las historias Jamás contadas
-Las 84 grapas que van desde la etapa de Romita al Coleccionable rojo de planeta
-El Coleccionable rojo de Planeta, y luego el azul (90 tomos en total) 
-Los años 90 te los saltas, salvo los Años Perdidos y El Duende Vive
-Los 55 tomos de la etapa Strakcinsky/Jenkins. Ese volumen fue editado entre Forum y Panini
Y ya, pues el volumen actual. 

Ale, guía de lectura arácnida en un plis.

Y ojo, la etapa noventera se deja leer, porque tiene buenos momentos. Pero mejor os la descargais y punto, que hay cada pedazo de MIERDA…

Pachinko
Pachinko
Lector
17 noviembre, 2012 17:02

 Y nadie dice nada de las portadas de Gabrielle Dell’Otto?

Inaceptable!

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
17 noviembre, 2012 17:05

 Va,lo digo yo: la del Rhino, la mejor, seguida de cerca por la del Hombre de Arena. Si es que menudo fiera. ¿Por que nadie le encarga algo en plan Marvels? Es mas,¿por que ya no surgen proyectos como Marvels? 

Kravinoff
Kravinoff
Lector
17 noviembre, 2012 17:14

 “Y nadie dice nada de las portadas de Gabrielle Dell’Otto?

Inaceptable!”

Yo había dicho que era el puto amo, pero parece ser que mi mensaje se perdió en la estratosfera(o que no le di a publicar, que también puede ser). De todas formas es algo que salta a la vista de todos los presentes.

Ivan Rivas
17 noviembre, 2012 18:15

Entendido, lo mismo me animo y todo.

Pero otra cosa…¿algún día se decidirán a cambiar el formato de Spiderman en España? Sé que es super económico y de eso no me quejo. Pero hace 10 años dejé de comprar Spidey en España por esos tomos y parece que hoy día sigue así ¿no?. Yo es que estos tomitos de 3 o 4 números nunca me han gustado. O haces una grapa o haces un tomo como dios manda, estas cosas intermedias…que estoy quejica hoy vaya. En modo Ocioso, podría decirse.

Mighty Ultimate
Mighty Ultimate
Lector
17 noviembre, 2012 19:40

 Ojala Caselli se hubiera quedado como dibujante de la serie regular…

Raúl López
Admin
17 noviembre, 2012 20:15

Sorry Ivan pero para nada de acuerdo, el formato es ideal para publicar spidey, tomos q van variando su extensión según como haya sido ese mes en usa, yo ya sufrí las grapas hace décadas en spidey y este fue uno de los mayores aciertos de forum, tpbs a 5€ imbatible.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
17 noviembre, 2012 21:12

 Venga, vamos a contentar a Juanan Brundle.

Spiderman no ha levantado cabeza desde OMD y desde luego manteniendo a dibujantes como Humberto Ramos no tiene pinta de que la vaya a levantar en un futuro próximo.

No creo que Slott sea “de los mios”, yo nunca habría llevado a Spiderman como él lo ha llevado, aunque es cierto que de todos los perpetradores es el único que intentó maquillar un poco la situación y el único que ha intentado dar pasos para deshacer los destrozos de OMD.

Hace poco, cuando salió la noticia de Superior Spiderman dije que era el enésimo palo para el personaje, pero pensándolo bien y recapacitando creo que es todo lo contrario. Para mí Spiderman acabó en OMD así que empezar de cero con un nuevo Spiderman que no esté lastrado por el pasado, con un entorno totalmente diferente, tábula rasa con el que no te tengas que preocupar de si es coherente o no con el pasado puede ser un punto de entrada para volver al trepamuros. O mejor dicho, para empezar con el trepamuros.

Eso sí, el equipo de dibujantes me echa para atrás. ¿Por qué no han podido dejar a Caselli?

DonaldBlake
Lector
17 noviembre, 2012 21:25

¿cuanto nos creemos qie va a durar ese nuevo spiderman???

 

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
18 noviembre, 2012 4:37

 Peter volverá al traje, eso es obvio. Superior será temporal, una ida de olla de Dan Slott…veremos si es una ida de olla de las que molan o no. Yo tengo más que expectación curiosidad.

Lo que no me deja vivir es Dying wish xDDD. GANAZAS de que llegue la edición española.

the drummer
the drummer
Lector
18 noviembre, 2012 9:15

9 comentarios repetidos: o el sistema ha entrado en bucle, o mr. brundle llegó ayer noche enormemente perjudicado 🙂

Alfeizar
Alfeizar
Lector
18 noviembre, 2012 9:48

 Perdona mi desconocimiento, Raúl/todoelmundo, pero ¿Por qué Superior impide que se siga acercando la relación MJ-Peter?

Despues de Spider Island,  la cosa está muy direccionada según entiendo.

(Seguramente soy un romántico empedernido y veo lo que no hay…)

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
18 noviembre, 2012 11:03

 ¿9 comentarios repetidos? Arrea…
A ver, IBA perjudicado. Supongo que mi comentario se repitió 9 veces por el hecho de que la web entera se quedaba atascada tras darle a “Publicar”, yo le daba a f5 y ni así salía mi comentario. EA.
Gracias por borrar los que sobraban 😀