Dinastía de X 1 y Potencias de X 1

La nueva etapa mutante ha llegado. Panini Comics ha comenzado a publicar Dinastía de X y Potencias de X. La apuesta de Marvel por el arte de Jonathan Hickman, Pepe Larraz y R.B. Silva para los X-Men. Ahora un grupo de redactores se han unido para dar su opinión.

Bueno, bueno, bueno, ha llegado el momento, las aventuras mutantes de Jonathan Hickman han comenzado a publicarse en España con dos títulos, Dinastía de X y Potencias de X, dos series limitadas que forman un todo y dispuestas a revolucionar a la Patrulla-X. Para ello, desde Zona Negativa, hemos decidido juntar a cinco valientes redactores dispuestos a entrar en la nueva nación de Krakoa y contar, desde su punto de vista, qué les ha parecido los primeros números de ambas colecciones, plasmando en este texto sus reacciones al trabajo de Hickman, Pepe Larraz y R.B. Silva. Allá vamos.

Raúl Gutiérrez

Tengo el honor de inaugurar mi opinión sobre el relanzamiento mutante llevado a cabo por Jonathan Hickman en Marvel, y a ese respecto, no puedo estar más contento con, lo que de momento hemos podido leer en España. Hickman, ya tenía una dilatada carrera en Marvel, comenzando por Los Cuatro Fantásticos y Los Guerreros Secretos, siguiendo por Ultimates (colección en la que creó al Hacedor, la versión Ultimate de Reed Richards que tanto juego está dando ahora en la continuidad Marvel de Tierra Primordial) y continuando con Los Vengadores.

En todas las colecciones que su mano ha tocado, Hickman ha dejado una impronta muy particular, dando lugar a versiones de los personajes que toca que normalmente, poco tienen que ver con lo que previamente sabemos de ellos, a pesar de tratarse de personajes históricos de Marvel con décadas de cómic a sus espaldas. Guste o no, esta es la forma de trabajar de Hickman, y es, precisamente, lo que hace que sea tanto amado como odiado por ello dentro del fandom.

En lo que a mí respecta, el estilo de Hickman, plagado de conspiraciones entre seres de suma inteligencia, de complicada simbología, y de ciencia ficción dura dentro de Marvel, hace que automáticamente acuda a la tienda para adquirir cualquier cómic escrito por él, por lo que me he lanzado a Dinastía de X y a Potencias de X sin dudarlo ni un segudo.

Si antes decía que Hickman realiza un tratamiento muy propio de los personajes que toca, era lógico (al menos servidor lo tenía claro) que los mutantes no iba a actuar de modo distinto, y es por eso que, cuesta reconocer a nuestros X-Men de toda la vida bajo la batuta de un Hickman que directamente pone a Xavier y Magneto como aliados desde un santuario mutante sito en Krakoa, teniendo ambos claro que ha llegado el momento de unir a todos los portadores de Gen X, aunque ello suponga enfrentarse al Homo Sapiens de forma violenta si a ello se ven obligados.

Partiendo de esta premisa, que presenta a un Charles Xavier o a un Cíclope, entre muchos otros, con una actitud que en otras décadas habríamos tildado de villanesca y, desde luego, más cercana al punto de vista de Magneto que al de la convivencia pacífica entre humanos y mutantes, lógico es que nos cueste reconocer a los protagonistas.

Sin embargo, esa circunstancia, que puede (y no con poca razón) echar para atrás a algunos lectores, personalmente a mí me encaja a las mil maravillas y me deja con ganas de más y más a cada número que leo. Y es que, como ocurrió en su día con Los Vengadores de Jonathan Hickman, los mutantes venían de una época en la que sus lectores hemos sufrido, y no poco, ante la baja calidad de sus colecciones, por lo que hacía falta un revulsivo, y si éste, es muy cambiante, poco me importa si la historia es buena.

Por otro lado, y a pesar de los cambios (muchos, abundantes y de carácter radical) que se producen en estas dos series, y que tendrán lugar de ahora en adelante en las colecciones mutantes hasta que llegue el siguiente relanzamiento de la franquicia y Marvel se plantee deshacerlos, no dejan de estar bien explicados y de guardar buena lógica con lo que Hickman ha venido a contarnos, por lo que mi opinión global es que estamos ante dos buenas series que todo fan de los mutis debería comprar, y ante un hito dentro de la historia de los portadores del Gen X.

Lo mejor:

• Krakoa. Sin duda, el nuevo estatus de la Isla Mutante como santuario que acoge a todo aquel de su especie que desee asilo y refugio, llegando a tener este emplazamiento un carácter cuasireligioso, ha sido el mayor y más sorprendente acierto de Hickman en la franquicia.

Lo peor:

• El haber estructurado el relanzamiento en dos series. Al final, ambas están hermanadas y deben leerse de forma intercalada, por lo que hubiera preferido como lector (aunque entiendo la vertiente de negocio que el tener dos series da a Marvel) que todo se orquestara en una única serie principal en la que se hubiera narrado todo.

El personaje:

• Sin duda, Charles Xavier.

Igor Álvarez Muñiz

Tras una de las peores etapas de la historia mutante, de la que mejor no hablemos más, es el momento de disfrutar del esperado Jonathan Hickman en España y… bueno, voy a ser sincero, no fui de los que saltó de alegría al ver el anuncio de Hickman en los X-Men. No me malentendáis, me gusta Hickman, su trabajo en Los 4 fantásticos me pareció genial y seguí mes a mes pegado a su larga saga en Los Vengadores, con esa maravillosa idea de Vengadores Mundiales, también me enganché a sus Proyectos Manhattan pero en mi mente Hickman no encajaba como escritor de los X-Men, era muy esquemático, compartimentando hasta la última miga, creando mundos con misterio pero de forma muy aséptica, muy limpio todo. Para que nos entendamos, no he visto a Hickman brillar por sus conversaciones en una cocina y creo que eso es lo fundamental en la Patrulla-X. Pero me compro las grapas con mucha ilusión, ilusión dada por los comentarios de los seguidores, que se llevan las manos virtuales a la cabeza asombrados por la genialidad de Hickman y busco un hueco para leerlas con tranquilidad, eso fue la semana pasada, por fin tenía en mis manos Dinastía de X y me dispongo a leerlo con mucha calma y atención. Lo primero que me encuentro es un Pepe Larraz inmenso, ya lo consideraba un gran dibujante, pero aquí está mejor que nunca, y comienzo a leer.

Lo que veo en sus primeras páginas son unos X-Men separados, aislados por su propia decisión en una nueva nación que han creado bajo el mando de Xavier y me pregunto ¿dónde está el sueño?. Han pasado unos meses y los mutantes han decidido apartarse de la sociedad, dando regalos a los humanos para ganárselos, con una comitiva representando a importantes países para convencerlos de algo, que no me queda claro si es aceptación o amenaza, pero parece lo segundo. Veo a las Cuco entrando como si fueran unas extraterrestres, generando inquietud de forma muy aséptica, y veo a Magneto dirigiendo la acción, pero no veo a los X-Men. Llego al final y me da la impresión de haber leído un cómic de la Hermandad de mutantes diabólicos que no me ha levantado emoción alguna y me pregunto ¿dónde está el corazón?, ¿dónde está aquello que caracterizaba a los mutantes?, mi mente dice: “esta no es mi Patrulla-X”. Sin embargo hay dos páginas que me dan esperanza, la primera es la conversación entre Cifra y Sabia, donde al fin se muestra algo de emoción típica del grupo, la segunda la breve conversación entre los 4 Fantásticos y Cíclope, un Cíclope más cercano, hasta sumiso, sin montar jaleo, tratando de mantener lazos aun estando separado, sin embargo me sigo preguntando si esto es así o es una estratagema, su última frase casi parece una amenaza. Acabamos de llegar de La era de Hombre-X y ¿estamos ante otra historia de lavado de cerebro?, quizás no, quizás esta no es mi Patrulla-X. Este cómic me ha planteado más dudas que respuestas pero no sobre su mundo sino sobre su identidad, es muy Hickman, se construyen muchas cosas, se explican muchas cosas, pero no veo la interacción que caracteriza a estos personajes, así que acabo el cómic, escribo esto y me lanzo a por Potencias de X. De nuevo el dibujo me llama la atención, me gusta algo más Larraz, pero R.B. Silva ha llegado a un nivel muy alto. Marvel está apostando fuerte por esta etapa y se nota en el esfuerzo de los dibujantes. Ninguna queja, los dos sobresalientes.

Empezamos este segundo número y Hickman se lanza a la piscina con el primer encuentro entre Moira y Xavier en lo que se llama año 1. Hickman sigue con sus números, la X es un 10 y representa el ahora, pero como si de una epopeya de ciencia ficción se tratara, hablará de las siguientes potencias, el 100 la guerra y el 1000 la ascensión. Tenemos al autor creando mundos misteriosos e interesantes, pero en sus primeras páginas sigue pareciéndome carente del espíritu que los caracteriza, no veo carisma y diversidad en los personajes, veo a los mutantes como si fueran un solo ser, veo muchas características de las series molonas de hoy en día pero no veo a la Patrulla-X. Nos vamos al futuro, la guerra de 100 años después y, como ocurría con esas escenas en el pasado número, vuelvo a ver algo que me da esperanza, el futuro distópico y los mutantes luchando contra máquinas. No es nada original, poco original se puede hacer con los X-Men, pero lo de futuro distópico es de lo más trillado, aun así parece que Hickman pone algo de alma en esos personajes, de manera muy breve, pero algo hay. Pero sigue habiendo muchísimas explicaciones, hay una importante mente científica detrás tratando de mostrar todo, Hickman está creando pero también se está comiendo a la Patrulla-X, su estilo por encima de la vida, y eso es lo que menos me gusta. Mis temores eran ciertos, no está escribiendo a la Patrulla-X sino que está creando sus mundos, los mundos de Hickman, y encajando a estos personajes en ellos.

Quiero aclarar que no me parecen malos cómics, ni mucho menos. Son historias interesantes y tengo ganas de ver como evolucionan, pero por momentos me parece estar leyendo a villanos algo descafeinados en mundos muy bien construidos, impecables pero asépticos. Aun así tengo esperanza que esto evolucione de manera favorable y me leeré con calma todas estas series, pero no me ha llegado a emocionar, no estoy asombrado, entiendo que haya mucha gente a la que le encante porque parece un tipo de historia atractiva pero, para mi no, principalmente porque en estos cómics no he visto a la Patrulla-X.

Lo mejor:

• El dibujo y la capacidad de Hickman para construir mundos y atar todo bien.

Lo peor:

• La falta de corazón en los diálogos y los personajes. No veo a la Patrulla-X, estos no son mis mutantes.

El personaje:

• Nimrod año 100, nunca había visto a un centinela reírse de los mutantes.

Raúl López

La lectura de la primera entrega de Dinastía de X y Potencia de X ha sido sin lugar a dudas una de las más satisfactorias de lo que va de año. Una vez más, Jonathan Hickman no sólo ha conseguido atraparme con sus tramas sino que además, me pase con ellos algo que hacía muchísimos años que no me pasaba, y es que en cuestión de tres semanas he releído ambos cómics por triplicado buscando cazar detalles que me habían pasado por alto en las anteriores lecturas. Estamos ante una historia inmensa, y que por fin, posiciona el universo mutante a la altura de sus mejores momentos editoriales. Con una historia que salta entre épocas y en la que el guionista modula de una escena a otra el lenguaje con el que transmite cuanto sucede al lector. Tenemos algunas páginas exigentes no porque utilice un lenguaje complejo sino por esa borrachera de ideas que nos lanza, y acto seguido nos ofrece una escena cotidiana o de acción en la que se nota que está pensada para que el lector se deje llevar. Estamos pues ante una montaña rusa literaria perfectamente orquestada en la que hay que prestar atención hasta el más mínimo detalle.

Si a esto sumamos la mezcla de ese sabor clásico de la mano de personajes como Jean Grey, Magneto, Mística o Dientes de Sable con la creación de otros nuevos de corte más futurista nos ofrece un producto que reúne el sabor de las grandes epopeyas firmadas por Chris Claremont en su mejor momento con el punto de locura y a su vez actualización de la esencia de la cosmología mutante que nos regaló Grant Morrison. En la mezcla de ambos creo que va a radicar el éxito de esta miniserie doble.

Espero que con el paso de los años dejemos de llamarla La Patrulla-X de Jonathan Hickman porque el trabajo que realizan R. B Silva y Pepe Larraz es alucinante, cada uno en su estilo, y ambos brillando para convertir este proyecto en eso que tanto cuesta encontrar, una historia en la que no sepas si estás más enamorado de las palabras o de las imágenes. Y si, Silva y Larraz hacen un trabajo apabullante, no es menos cierto que no sería lo mismo sin los colores de Marte Gracia, probablemente uno de los mejores de la industria a día de hoy, y que sabe darle uniformidad a la historia jugando un papel capital.

Podría entrar en detalles, hablar de que escenas me han sorprendido más, o con qué concepto Hickman me ha ganado para siempre, pero creedme, estamos ante un hito de la historia del cómic, y es mucho mejor que inviertas los doce euros que valen ambas grapas y leas, y releas hasta la saciedad la historia. Estamos ante el resurgir del universo mutante, una nueva era de grandeza se atisba en el horizonte, sólo hay que dejarse llevar y disfrutar de lo mucho que tienen que ofrecernos los autores implicados.

Lo mejor:

• El regreso por la puerta grande Jonathan Hickman a Marvel Comics.
• La importancia que parece van a jugar personajes como Charles y Erik.
• Esa Jean Grey con su vestido verde recordando tiempos mejores.
• El buen gusto de los editores a la hora de escoger a los dibujantes involucrados.
• Ese vistazo al futuro apocalíptico.
• La entrada en escena de nuevos personajes que tanta falta hacían en el universo mutante.
• Que Marvel apueste seriamente por el universo Mutante después de tantos años.

Lo peor:

• Tener que buscar algún fallo a estas dos primeras entregas para poder poner algo aquí. Creedme no hay nada malo.

El personaje:

• Me quedo con la majestuosidad de Magneto, a este Erik vaya si me lo creo.

Juanjo Carrascon

Sentimientos encontrados. Ambas palabras describen lo que se siente de la lectura de este reinicio de la franquicia mutante. No nos confundamos, puesto que nos encontramos con un reboot en toda regla y ello nos puede conllevar una cierta desubicación en cuanto a personajes, tramas y argumento. Marvel Comics ha dado carta blanca a Hickman. La grave situación de deriva de los mutantes ha permitido poner toda la carne en el asador y dar todo por el todo en aras de poner a los mutantes en primera línea. Nada se pierde, y todo se puede ganar; así que la apuesta de la editorial carece de riesgo, pero si que le puede aportar un gran beneficio.

Entrando en harina y respecto Dinastía de X, lo primero que debemos afirmar sin género de duda es que el equipo artístico es muy notable, incluso hablaría de sobresaliente, tanto a nivel de argumento como gráfico.

Dicho lo anterior, ahora queda una pregunta en el aire que debemos hacernos: ¿Estamos ante un serie o evento de la Patrulla-X?. En sentido formal, la respuesta es sí, si bien leyendo cada una de las páginas que conforman esta grapa, la respuesta es difusa cuanto menos. Iremos viendo a personajes clave de la historia actual y pasada de la Patrulla-X, si bien están alienados o irreconocibles. La afirmación es rotundamente objetiva. Leyendo Dinastía de X, no reconozco a los X-Men. Este humilde lector no alcanza a comprender la posición de prevalencia y prepotencia en la que se mueven los personajes, los cuales son capaces de permutar invenciones claramente beneficiosas para la sociedad a cambio del reconocimiento de un Estado soberano. Es pronto para hablar de lo que será esta macro historia, y muy probablemente todo tenga un por qué y un fin, pero esta actitud es más propia de Victor Von Doom que de la Patrulla-X. Entendiendo el fondo, incluso el trasfondo y la terrible situación en la que se encuentran los mutantes, si bien no es comprensible esta actitud para un lector de toda la vida de los mutantes. ¿Convivencia pacífica entre humanos y mutantes?, no, ahora ya no.

Lo dicho hasta ahora, no es óbice para afirmar igualmente que nos encontramos ante un comic sobresaliente. Las líneas argumentales, así como el complejo entorno social y cultural que ha desarrollado el autor es digno de alabar. Hickman nos regala información sesgada, y en pequeñas dosis, para que queramos seguir leyendo, y lo hace con un resultado impecable. El simbolismo propio de su obra se plasma por entero en las páginas que conforman este primer número, y muy probablemente todo será desvelado a lo largo de los números que haya previsto el autor que durará su etapa, tras este inicio.

La labor gráfica es de diez. Pepe Larraz se ha convertido en un dibujante de trazo espectacular. Las páginas del autor denotan cariño, dedicación y horas de trabajo detallista. Cada página es una explosión de movimiento y de fondos plagados de detalle. Nuestro autor patrio se ha convertido por méritos propios en una estrella.

Respecto a Potencias de X, encontramos a Hickman en estado puro. Encontramos al autor desatado, haciendo un planteamiento lleno de información sesgada, dando pasos en la maquinaria temporal y trasversal que es su cabeza. La conformación de las páginas de este primer número puede llegar a ser caótica, necesitando de una segunda y tercera lectura para poder captar toda la información que el autor facilita. No es una lectura sencilla.

Por lo demás debemos afirmar lo mismo que con Dinastia de X, es decir, es pronto para poder hacer una valoración definitiva, puesto que el guionista hace siempre planteamientos a largo plazo. Los personajes que aparecen en este número son de nueva creación, siendo informado el lector de sus posibles orígenes aportando complemento al contexto social y temporal de cada uno de los saltos que da Hickman, para poder ver así el futuro al que se dirigen los mutantes. Posible hastío es el que se siente al ver el tan denotado uso de futuros distópicos y pesarosos para nuestra sociedad, y en concreto para la especie mutante. En definitiva, un primer número muy confuso en cuanto al contenido y dispar en lo referente a la línea argumental a la que se dirige el autor.

La labor gráfica no desmerece la de Pepe Larraz, siendo R.B. Silva un autor “in crescendo” que nos regala un trabajo impecable.

En definitiva, es muy pronto para denostar o alabar lo que se nos plantea, pero no olvidemos que cuando se ponen las expectativas muy altas, es muy fácil estrellarse.

Lo mejor:

• la intriga, el no saber a dónde nos dirige el autor.

Lo peor:

• las altas expectativas.

El personaje:

• ese es el problema, no hay un personaje que pueda destacarse, son fríos, sin emoción, sin empatía.

Jordi Molinari

¿Qué hago yo en un artículo de Marvel? Bueno, salvo que omitieseis los magníficos artículos que hicimos para el 20º aniversario de Zona Negativa, soy un gran aficionado de la etapa de Jonathan Hickman con la Primera Familia de Marvel. Su etapa vengadora aún la tengo pendiente, porque me dio la impresión que era Hickman escribiendo DC con personajes Marvel. Y yo lo que quería era a Hickman escribiendo personajes Marvel en DC Comics, especialmente a la Legión. Al final este rol se lo ha quedado Brian Michael Bendis, y el autor ha regresado a Marvel para relanzar otra franquicia: la de los mutantes.

Aunque mi salto a la adolescencia fue delante del televisor con las series de la Patrulla X y Spiderman, nunca he seguido de forma regular las series de los X-Men. Algunos cómics míticos leídos de pequeño de mis hermanos mayores, y como adulto las etapas de Grant Morrison y Joss Whedon, y algunos eventos de Bendis tales como House of X o Avengers vs X-Men. “Cyclops was right“, ahora y siempre, por mucho que Gail Simone se empeñe en lo contrario. Pero tantas series, tantos años acumulados de lecturas, uno de los fandoms más pasionales y variopinto… nunca encontraba el momento de volverme a poner con la franquicia, ya que en su día fue motivado por la enorme etapa que estaba haciendo Morrison en Batman and Robin.

Por ello, con la llegada de Dinastía de X y a Potencias de X me encontraba con todos los elementos para volver (¿para quedarme?) a la franquicia mutante. No sólo tenía al frente a un valor seguro como es Jonathan Hickman, al parecer iba a hacerles un “Renacimiento tras unos Nuevos 52”. Sé que muchos creen que el verdadero aficionado mutante es el que constantemente sufre con la franquicia, y a pesar de grandes autores que han tenido algunas joyas estos últimos años – anda mira, como los Nuevos 52 -, todo el “desastre” venía a ser arreglado por el mayor salvador de la compañía en la última década. Pero el Renacimiento fue poco más que una mentira piadosa, y aquí es mucho más que esto: es un post-Flashpoint bien elaborado. Y hasta aquí puedo leer con lo publicado en España.

Si en la etapa de Morrison veíamos como tenían que re-situarse en el mundo tras la destrucción de Genosha, aquí es todo lo contrario, toman su lugar en el mundo en Krakoa y ahora es la humanidad quien le tocará adaptarse. Lo mismo les ocurrirá a muchos aficionados mutantes, que les tocará re-situarse ante este tablero tan viejo y conocido, y a la vez tan nuevo y desconcertante. ¿Porqué Charles Xavier da la sensación de ser más uno de los villanos característicos del propio Hickman en el universo Marvel, en vez de ser la figura bondadosa aun con armarios llenos de cadáveres a sus espaldas? ¿Deberían sentirse aliviados o doblemente estafados quienes compraron las últimas etapas mutantes? ¿Ver nuevamente a Mística, Dientes de Sable y Sapo haciendo tropelías es algo más que un guiño a las películas de Bryan Singer?

Personalmente he disfrutado de ambos números, dándome lo suficiente para al menos justificar que haya 2 mini-series, si bien esto al final será leído como leímos la etapa Renacimiento de Greg Rucka en Wonder Woman. A R.B. Silva ya lo había disfrutado en antaño en series de DC Comics, así que verlo brillar en Potencias de X no es una sorpresa sino simplemente una alegría. Pero lo de Pepe Larraz en Dinastía de X es otro nivel, de esos artistas que más te vale tener bien preparado tu parte del guion para no desaprovechar semejante talento. Por ello, no puedo decir que haya empezado a leer nuevamente Marvel. No, lo que he empezado es a leer nuevamente los X-Men, y con Hickman de arquitecto, será por largo tiempo.

Lo mejor:

• No sólo es que no se leen en “5 minutos” en su primera lectura, es que dan para múltiples re-lecturas. Y sólo acabamos de empezar.

Lo peor:

• Tener que re-escribir mi parte tras una re-lectura de las primeras grapas, y ver que hay cosas de las que aún no puedo hablar. ¿Me leéis emocionado? Aún no ha empezado lo bueno.

El personaje:

• Cíclope. Leer un Scott Summers que simplemente se siente él, y en frente de mis queridos 4 Fantásticos, es una de las mayores muestras de que puedo confiar en Hickman.

Bueno, bueno, bueno, ha llegado el momento, las aventuras mutantes de Jonathan Hickman han comenzado a publicarse en España con dos títulos, Dinastía de X y Potencias de X, dos series limitadas que forman un todo y dispuestas a revolucionar a la Patrulla-X. Para ello, desde Zona Negativa, hemos decidido…

Dinastía de X y Potencias de X

Raúl Gutierrez - 8
Igor Álvarez Muñiz - 6.5
Raúl López - 9
Juanjo Carrascon - 7.5
Jordi Molinari - 8.5

7.9

...y la puntuación final es...

Vosotros puntuáis: 8.38 ( 31 votos)
Artículo anteriorNovedades indie norteamericano en castellano: Diciembre 2019
Artículo siguiente100% Marvel. Spider-Gwen 1
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
Naci un día caluroso de agosto de 1979, Sauron ya había sido destruido tiempo atrás, y la magia había desaparecido progresivamente de nuestro mundo......, pero estudiando pergaminos y libros ocultos, que me hicieron perder puntos de cordura, encontré esa magia en los comics, o "tebeos" como los han llamado toda la vida mis padres. Desde ese momento, hace casi 30 años, nunca me han dejado solo, y han estado en mi vida, en lo bueno y en lo malo, dándome esa magia que nos hace falta para afrontar la vida. Comics, rol, miniaturas,,,,en fin, una amalgama de hobbies que hacen que este abogado y profesor universitario, disfrute de grandes momentos con grandes amigos, mi "tribu", y junto con este equipazo que conforma ZN. A vuestra disposición para lo que se tercie.
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Redactor de actualidad de DC Comics. Si, ciertamente elegí una buena época para serlo al unirme a ZN con los Nuevos 52. Y pese haber crecido con las series de tv de la Patrulla X y Spiderman, los primeros cómics mainstream que tuve de pequeño fueron de Superman y Batman (y Spawn). Y un servidor acabó volviendo a sus raíces, de la mano de los Green Lanterns de Johns, Batman de Morrison, Secret Six de Simone... Oh, también hiper-fan de Mortal Kombat, Pokémon y el wrestling ^^

29
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
7 Comment threads
22 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
warlockultron_ilimitadoPedro LuisSoutherNerevar Recent comment authors
Recientes Antiguos
AlbierZot
Lector
AlbierZot

A mí me ha convencido. Temía que petrificase el corazón mutante pero al contrario creo que les insufla nueva vida. No es Claremont y sus mutantes de puertas adentro, pero los mutantes de puertas afuera de Hickman son perfectamente reconocibles. Ojalá nos brinde una gran etapa a la altura de los mencionados allá arriba

Japacore
Lector

Muy de acuerdo con la línea general de los comentarios: dibujo espectacular, tramas complejas y misterios desde el minuto uno, personajes fríos…
Yo la he leído a ritmo USA y me ha flipado, Hickman en estado puro!

JOSE
Lector
JOSE

Le tengo muchas ganas, pero yo esperaré al tp americano. Paso de Panini y sus maravillosos precios…

Vansalth
Lector
Vansalth

Las miniseries son muy buenas. Gran dibujo, una trama de pura ciencia ficción y cambios en la historia y status mutante. Muy buena. Marvel por otro lado ya se ha encargado de bajar el hype en USA todo lo que ha podido con las ciento noventa y siete series derivadas que ha sacado, de una calidad bajisima. Pero tanto estas dos minis como la principal posterior, X men, la escrita por Hickman, merecen mucho la pena. Parece que nos llega una etapa dorada de los X men, como ya hizo con sus 4f o sus Vengadores, que mucha gente critica pero a mi me encantaron.

Souther
Lector
Souther

Sin entrar en una larga discusión de los detalles por ahora…no estoy de acuerdo con la afirmación sobre las series derivadas, que por cierto hasta ahora son seis (un número no muy grande, para la línea mutante, que ha llegado a tener el doble de títuilos).

Cada una tiene algo diferente en su concepto y premisa, además de distintos autores, por eso mismo no necesariamente le van a gustar en igual medida a todo el mundo, pero en lugar de ver eso como un defecto, para mí es una virtud.

Vansalth
Lector
Vansalth

El hype, al margen de gustos, ha caído por los suelos. De hecho ya hay gente que lo ha comentado en videos de youtube americanos, comentarios, páginas yankis… Asi que eso es innegable. Luego, claro, te pueden gustar las series más o menos. Pero cuando comiencen a salir aquí creo que la opinión general va a ser muy similar a la que hay en USA ahora mismo. La mayoría excepto la de Hickman y X force, flojísimas, de lo malo a lo peor. A ver que pasa, aquí lo comentaremos, seguramente.
Cada una tiene su premisa, si. Algunas chanantes y ridículas como la de Marauders, desde el nombre hasta unos mutantes viajando en barco (¿en barco? por qué? porque no van en un jet como todos los demás? Porque sí, supongo) para salvar a otros mutantes. Por otro lado, por mucho que los mutantes antes hayan tenido más, sobretodo en sus épocas más oscuras, por cierto, no quita para que sean muchas y la mayoría en nada tengan que ver con los planteamientos que en estas miniseries se hicieron. De hecho, para saber el hype, compara los comentarios y las busquedas, el ruido que se generó por todos lados con estas miniseries y lo que está generando ahora este Dawn of X. Si hasta los X Men de Hickman han pasado más desapercibidos…

Souther
Lector
Souther

Hasta ahora, las ventas han seguido siendo innegablemente buenas. Es posible que haya menos hype, si se quiere, pero no hasta la indiferencia. Mucha gente sigue las series, y son más que quienes leían a los autores inmediatamente anteriores (Rosenberg y compañía). Prefiero darles tiempo.

Sobre las críticas, hay videos con comentarios positivos y negativos…los cuales no siempre concuerdan. Por ejemplo, algunos no gustan de Nuevos Mutantes y prefieren X-Force, pero otros expresan la opinión opuesta. ¿Quién tiene la razón? Dependerá de cada lector. Personalmente, me gustan ambas.

Desde mi punto de vista, mencionaría que solo a dos de ellas las calificaría como series “alejadas” de HOX/POX, no totalmente pero sí en cierto grado (Excalibur y Fallen Angels). Las demás me parecen bastante conectadas, la verdad. No veo que Marauders sea realmente tan extraña, la verdad, pero tendría que entrar en spoilers para extenderme al respecto.

Vansalth
Lector
Vansalth

Las ventas de un montón de números 1, dices, y viniendo con el impulso del éxito tremendo de House/Powers? no han ido mal, no. A ver el número 3 de cada serie. Y a ver cuantas duran más de 10 números sin ser canceladas. Lo cual es lógico, por otra parte. No había ningún tipo de necesidad de sacar 6 series, que tienen una relación en varios casos tangencial, como mucho.

Hombre, claro que a cada uno le va a gustar una cosa y a otros no. Hay comentarios de todo tipo. No obstante, de Powers y House todo eran parabienes. Y tienen problemas a destajo. Pero el hype hacía que todo fuera bueno, casi sin voces discordantes. No es el caso de las nuevas series. Luego va en gustos, claro, pero la única que mayoritariamente ha recibido buenas criticas ha sido X force, el resto ha sido un recibimiento muuuuy tibio. Y eso es algo que tras un fenómeno en ventas y hype como el de la llegada de Hickman Marvel no debía haber dejado que pasara. Pero claro, quien se resiste a sacar 6 nuevos números 1 (más otro que ya está anunciado, 7 series en total de momento).

Duma
Lector
Duma

A mi me ha encantado a ritmo americano. De hecho tengo echado el ojo a una edición deluxe con las dos minis para Navidad.

Peeero, la caracterización de personajes es pobre. Más que pobre, divergente. Podría ser un elseworld increible pero resulta tan extraño la manera de comportarse de todos sin explicación previa, sin desarrollo que lleve del punto A al B. He estado esperando esas explicaciones varios meses pero las minis se acaban, las series arrancan… y todo sigue bastante igual en el sentido de “créete que todos van a aceptar esto, o que van a pactar y convivir con ciertos villanos absolutamente genocidas y a los que han dedicado su vida a combatir”

Es que el mundo de X-Man presentaba mutantes discrepantes. El de Apocalipsis también, el de Dinastía de M también… pero ¿este plan conspiranoico, beligerante y extremista de Xavier sufre afiliación total y absoluta? Mi no entender.

Aviso de Spoiler

Como no sé por donde va la edición española exactamente así que sigo en spoiler. Lo de las vidas de Moira NO me cuadra con la continuidad.

En algún momento presentan algunas vidas pasadas con imágenes de historias clásicas de la franquicia, pero como cada vez que muere lo anterior se resetea, entendemos que la continuidad del UM actual sobre la que han pasado las historias que todos los personajes recuerdan es la vida 10 que cuenta Hickman en el presente. ¿Cómo cuadra con ese encuentro temprano de Moira y Xavier en el que planean todo el rollo de Krakoa? Después de eso, sabiendo lo que se viene, Xavier dejó morir a los personajes que dejó, dejó pasar Fenix, se dejó matar en alguna que otra ocasión, dejó pasar la Matanza Mutante, el proyecto X-Terminio, Genosha… seguimos??

WTF, Xavier es el mayor villano de la historia del UM ¿cómo le siguen todos sabiendo que él conocía el futuro y les dejó ser asesinados y cazados sin pausa durante 30 años?

Nerevar
Lector
Nerevar
Aviso de Spoiler

Pues mira, ese es mi problema con el final feliz de Steve en Endgame…

La verdad es que en lo que he visto las personalidades no encajan… Y como en Marvel hace tiempo que el carácter cambia según necesite la historia y no al revés, no sé si hay algo detrás (como que no sea la línea temporal principal) o Hickman cuenta cosas a su bola.

Souther
Lector
Souther

Nuevamente, me permito una diferencia de opiniones.

Yo no diría que las todas personalidades no encajan. Hay divergencias puntuales, pero creo que la mayoría están dentro de rangos que no son novedosos o que se podrían explicar.

¿Xavier? Creo que la explicación está disponible en los siguientes números USA de esta primera fase, así que no voy a explicarlo por aquí. ¿Magneto? No veo el problema, en serio. ¿Cíclope? Teniendo en cuenta que Scott ha vuelto a la vida recientemente y reconocido sus errores del pasado (en ese anual de Uncanny si no estoy mal) pues no veo nada malo en que tenga una caracterización bastante clásica.

Partiendo de la base de que nunca ha existido una consistencia perfecta en ese aspecto, porque existen distintas formas de enfocarse en cada individuo según el contexto (no siempre es lo mismo leer a Batman en su propia serie que en Justice League, si se quiere un ejemplo clásico).

Alguien me preguntará: ¿Y qué ha pasado con el sueño de la coexistencia pacífica, acaso esta nueva propuesta no va en contra de ello? Mi respuesta es que hay que seguir leyendo, porque Hickman lo aborda más adelante.

Vansalth
Lector
Vansalth

Como dice Duma, no se explica en ningún momento porque Xavier, si sabía lo que sabía, dejó que pasara lo que ha pasado desde el primer número de X men hace tropocientos años. Es un villano maquiavélico, como parece durante estas dos miniseries?? Ha estado disimulando pero solo quiere ver el Universo Marvel arder?? Eso NO se explica en estas dos miniseries (de hecho Duma te dice que ya se las ha leído ambas, yo mismo también, así que no creo que haya un “keep reading” aquí), y habrá que ver si se explica en X men de Hickman.
Luego mencionas a Magneto o Cíclope, que son los que más fácil encaje tienen. Pero y Apocalipsis??? Y Mr Siniestro?? Ahora todos son amigos y compañeros. Lo mejor es que los dos mentados no parece que se hayan vuelto buenos, sino que parece que los X men son los que se han vuelto malos… Confío en Hickman, sus Vengadores me encantan, pero la caracterización de los personajes y lo que ha hecho aquí con Xavier y ese otro personaje al que le ha retconeado enterito, va a ser dificil de explicar sin cabrear a muuuucha gente.

Souther
Lector
Souther

Yo también he leído los números USA y, bueno, tengo una opinión distinta al respecto. Respeto la diferencia pero mantengo mi postura.

Creo que más adelante en HOX/POX hay varios detalles que son muy relevantes al momento de querer entender el actual estado mental o emocional de este Xavier y por lo tanto sus acciones.

Al día de hoy, Hickman no ha salido a responder a viva voz la pregunta mayor, con todo detalle, pero sí hay elementos y pistas valiosas dentro de los números restantes que no se deberían ignorar ni menospreciar.

Creo que sí se le podría llamar maquiavélico si se quiere, pero todavía no lo considero villano. No, aunque podría bien llegar a serlo, tarde o temprano. Para ser un “villano” en toda regla, hay que cumplir con ciertos parámetros que, analiticamente, no están presentes en la colección y mucho menos si apenas pensamos en los primeros números

No hablaría todavía de Apocalipsis (aunque sí mencionaría que al final del Age of X-Man nos mostraron otra cara del mismo…) y mucho menos de Siniestro, con toda sinceridad, porque ambos no han hecho acto de presencia en las ediciones fuera de USA.

En pocas palabras, me recuerda una frase famosa: “Mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos”.

Entiendo que el artículo no es sobre todos los números y he tratado de marcar los spoilers claramente, sin profundizar en una discusión que tendría que obligarme a hablar del número 4, 5 o 6 de estas colecciones.

Vansalth
Lector
Vansalth

En HOX/POX hay detalles que marcan el estado de animo actual de Xavier y porque ahora actua así, cierto… pero es que la revelación que se hace en Powers no afecta al Xavier actual. No solo. Si así fuera, podría explicarse cualquier cosa, es una nueva etapa, nuevo status quo, guste más o menos. La cuestión es que la revelación mencionada afecta al Xavier !De toda la historia de Marvel, desde el primer número de Lee y Kirby! Y para como se comportó durante esas décadas no hay explicación en estas colecciones. Lo que aquí se cuenta hace que lo que hemos visto siempre de Xavier, durante todos estos años, le deje como un hipocrita y un, por omisión, asesino. Pues si sabía lo que sabía y no hizo nada en los cientos de momentos de la historia mutante, habla horriblemente de él.

Y ese es el problema cuando metes un retconeo de estas proporciones. Que lo que tu escribas no afecta solo a tu etapa, si no a todo lo que ha existido previamente del personaje.

Y repito lo dicho, sigo creyendo en Hickman. Se que va a hacer una gran etapa y para todo fan de la ciencia ficción va a ser maravillosa, ya lo son estas dos miniseries. Pero no veo como pueden encajar en la continuidad sin ser un elseworlds, o mediante una explicación muy muy gorda. Es un lío bastante grande en el que se ha metido con ese detalle.

Souther
Lector
Souther

No comparto en términos generales la queja sobre la caracterización. Tal vez en uno o dos casos puntuales, pero no es la regla. Por lo general, me parece que está dentro del rango conocido.

Ahora bien…¿cómo fueron convencidos por Xavier para aceptar todo esto? Es válida la pregunta y es probable que vendrá un flashback para darnos mayor contexto, tarde o temprano, cuando sea relevante para la historia mostrarnos una parte de ese proceso. No me adelanto a los hechos.

Sin embargo, eso no significa que nadie tenga dudas ni preguntas sobre lo que está pasando. Creo que algo de eso se ha visto en las series derivadas, aunque sin llegar al fondo de la cuestión por el momento.

Aviso de Spoiler

Según lo que ha dicho Hickman en alguna entrevista, se supone que vendrá una serie (o mini-serie) de Moira en algún momento, para tratar de explicarnos algunos (no todos, eso sería casi imposible de abordar) aspectos de la continuidad desde este nuevo punto de vista.

Mientras tanto, el tema es que Moira ya conoce el futuro común gracias a sus otras nueve vidas y su conclusión es que nunca ha sido posible escapar del desastre, aún tratando de experimentar a través de los distintos caminos (aliarse con Xavier, Magneto o Apocalipsis por separado no ha cambiado el destino final).

Por eso esta última (o penúltima) vida representa un intento desesperado. Si ese es el problema y no hay más remedio, es totalmente válido violar las reglas para lograrlo. En principio, claro, luego veremos si ese será el mensaje de la etapa.

Todo lo anterior incluye el hecho de que en este momento la muerte no representa el mayor obstáculo, al menos no a nivel individual (otra cosa ya es el genocidio o exterminio), porque hay un mecanismo disponible para revivir a los mutantes caídos.

Por lo tanto, dejar pasar tragedias menores en aras de salvar a los mutantes del futuro inevitable puede ser cuestionable para el lector a simple vista, pero en contexto no es un acto de pura maldad ni de egoísmo.

Duma
Lector
Duma

Hombre

Aviso de Spoiler

Tragarse que Xavier supo todas las desgracias de los mutantes, muertes, masacres, sufrimiento, separación, trauma… y no hace absolutamente nada es increible. Es de psicópata de primera magnitud, porque además no se trata de conocimiento del futuro que no puede ser alterado sino de pasados similares y solo de la parte que Moira conoce de los mismos

¿Por miedo a un efecto mariposa que alterase los hechos hasta el ‘momento Krakoa’ dejó que ocurriera todo esto? Por no contar las veces que muere o casi muere. O las que es pillado por sorpresa en la larga historia de la franquicia ¿fingió sorprenderse de las traiciones que iban a llegar?

Toda la vida de Charles Xavier como nos la han contado es una mentira sin más, esperando (a saber por qué tanto) el momento de la nación Krakoa. Y el resto de mutantes, en la medida que descubren los secretos de Moira y el propio profesor X, ¿le siguen ciegamente? ¡Qué gran líder que ha sido capaz de dejarme morir N veces o a mi mujer o a mi hijo porque, total, en un futuro iba a poder resucitarlo!

Si en vez de Charles Xavier fuera Magneto la Patrulla X se le opondría. Como lo ha hecho muchas veces aunque entendiera su causa, por las líneas que no se pueden cruzar.

De hecho, recuerda mucho al Reed Richards del universo Ultimate (ayuda que hayan decidido usar la misma tipografía en los bocadillos de texto, frente a la tradicional de Tierra Prime), no tanto por la estética, que también, sino por la idea que subyace de qué pasaría si el hombre más inteligente del planeta careciese de moral. Cambia inteligencia por el poder de Xavier y ahí lo tienes.

Quiero decir que no se trata del sueño, eso es historia. No se trata de que hayan cambiado, que es normal. Se trata de lo que significa en última instancia la idea que ha planteado Hickman aquí, si lo analizas en todas sus consecuencias.

Vansalth
Lector
Vansalth

Estoy totalmente de acuerdo contigo Duma. Solo he de añadir que ese personaje del universo Ultimate que mencionas fue creado (en su versión maléfica en la que existe el parecido que acertadamente señalas) por Jonathan Hickman. Asi que…

Souther
Lector
Souther

Desde luego, no es una coincidencia que tengan un aspecto similar.

Sin embargo, creo que la idea no sería llevar a Xavier al mismo punto como personaje (ese Reed Richards ha sido muy egoísta, por decirlo en pocas palabras), sino establecer un paralelo en mayor o menor grado.

Vansalth
Lector
Vansalth

Bueno, no sabría decir si este Xavier no es egoísta. A raíz de la revelación de estas series ha sacrificado (directamente o por omisión, como he mencionado antes) a sus alumnos, que eran casi sus hijos, en numerosas ocasiones en post del gran plan que al parecer está ejecutando. Cuidado con la idea, que examinada con cuidado tiene tintes bastante negativos.

Souther
Lector
Souther
Aviso de Spoiler

Yo no diría que Xavier nunca ha tratado de hacer nada, ni que toda su vida ha sido una mentira, sino más bien que durante la décima vida de Moira…ella ha decidido volverlo a él más radical de una forma muy intencional. Eso incluye el hecho de tener que actuar como si no conociera lo que iba a ocurrir.

También vale la pena mencionar que, si no recuerdo mal, en uno de los textos se dice que a Xavier le ha tocado “recuperar” una versión anterior de sí mismo un par de veces, por lo cual es factible que en determinados momentos sus fracasos hayan sido genuinos, tal vez hechos exclusivos de esta vida que no se esperaban ver, y no una puesta en escena.

Por ejemplo, hago énfasis en que al parecer fue totalmente genuina la disputa que tuvieron Xavier y Moira con Magneto en el X-Men #1 de Jim Lee/Claremont (de hecho, cobra un nuevo sentido gracias al contexto adicional).

En todo caso, Moira lo ha convencido (al mostrarle todas sus vidas, no apenas alguna parte aislada) de que lo mejor para todos sería buscar una forma de enfrentar el problema de fondo, la tragedia mayor que termina en el fin de los mutantes, lo cual es muchísimo más grave tanto en calidad como en cantidad.

En su debido momento, estoy seguro que el gran dilema moral al que se hace referencia se volverá un punto de debate entre personajes y allí veremos si este plan finalmente era o no el camino que había que seguir. En ese punto, la similitud (no es equivalencia ni plena identidad) entre el Ultimate Reed Richards y el Xavier actual podría pasar a ser muy relevante, no lo niego.

Ahora bien, hay que aclarar que hasta ahora los demás mutantes no conocen que Moira permanece viva y escondida. Por lo tanto, muchos menos sabrían lo que ella ha vivido. Seguramente habrá diversas reacciones cuando alguien les diga la verdad acerca de todo esto y cuestionarán a Xavier y/o Erik.

Pero aún así…me atrevo a decir que esto es algo muy diferente frente a las clásicas especulaciones de Magneto y sus típicas ambiciones. Esas actitudes estaban basadas en incertidumbre y hambre de poder, mientras que Moira tiene certezas y miedos más fuertes. Rechazar sus métodos cuando se desconoce el futuro y todo es posible sería una cosa, algo muy distinto es cuando se tienen experiencias directas de vidas pasadas que llevan hacia una mirada pesimista (aunque no derrotista, por ahora).

Desde el punto de vista práctico, agrego que sería un suicidio emocional tratar de impedir todas y cada una de las muertes puntuales de mutantes que se han presentado en estos años (incluyendo las que, de nuevo, serían exclusivas de esta décima vida de Moira).

No necesariamente sería fácil ni posible prevenir todas esas muertes a nivel individual, pero muchas de ellas ya se han solucionado dentro de la misma continuidad que todos conocemos bajo otras condiciones (cada regreso a la vida de Scott, Logan, Jean, etc).

Comparto el interés en el análisis, por supuesto, pero hay muchas interpretaciones posibles.

Pedro Luis
Lector
Pedro Luis

Lo mejor del asunto es ver a Cíclope como el gran personaje que siempre ha sido y siempre será. Para que los Hombres-X resurjan es necesario que Cíclope lo haga. Es él quien lleva las riendas, siempre lo ha sido y siempre lo será.

Duma
Lector
Duma

Diría que esto va a más en X-Men, así que puedes estar contento (si aún no lo has leído).

Sobre las series que siguen a esto, ojo que Hickman se ha metido en un auténtico lío. Temerario o visionario, quién sabe.

Después de leer X-Men 1 quise seguir en X-Men 2 y me llevé un spoiler BRUTAL de algo acontecido en otra serie, sin lo cual no tenía sentido la trama. Para mí, al menos estos números #1 siguen la estela de HOXPOX de tener que leerse en orden, una especie de obligación completista estilo Vengadores-Nuevos Vengadores que en esta ocasión es demasiado ambiciosa con tantas series.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Bueno, muy poco que añadir a lo ya comentado. Inmenso dibujo de los dos artistas. A mí Hickman me ha entusiasmado en todo lo que he leído suyo y esto no está siendo una excepción. Los enigmas, los juegos de palabras y símbolos, los textos y esquemas que acompañan a la lectura y que hacen que te rompas la cabeza… muy fan. Llevo bastante tiempo sin leer a los mutantes y estoy un poco perdido, pero por lo que veo en los comentarios es un poco la intención de Hickman. ¿Todo esto parte de cero o bebe de los últimos arcos argumentales? Yo me quedé con el Profesor X muerto, con Cíclope con su traje rojo perseguido como villano, con los cinco X-Men originales correteando por ahí. Sé que la Jean Grey original había vuelto, ¿entiendo que la del traje verde es ella? ¿Alguien me hace un resumen más o menos de cómo hemos llegado aquí?

Vansalth
Lector
Vansalth

Resumen: todo lo ocurrido Post New Xmen de Morrison no importa, excepto que mataron a Cable y ahora hay un Cable joven del futuro. No necesitas mucho más, Hickman ha hecho reseteo y se ha ido hasta un punto que es como si su serie hubiera salido un mes después al último número de Morrison. Te pueden decir (completistas) que aquí o allá, pero ni caso. Si leíste aquello, puedes seguir aquí sin problemas

Duma
Lector
Duma

Post Whedom si me apuras, pero simplemente porque descartar la mejor etapa de los X-Men del siglo me parece feo.

Hay que saber alguna cosa más, como la vuelta de la Jean Grey de siempre, los personajes tipo X-23 tienen relevancia, ese cable joven, pinceladas.

Lo que sinceramente me está empezando a molestar un poco es el exceso de páginas de explicación. No me molesta la idea, además de un recurso facilón para no tener que mostrar en viñetas la jerarquía de Krakoa si en un esquema queda claro, o de qué narices hablan en X^3 sobre inteligencias mundo y conceptos locos de SciFi, porque no habría bocadillo de texto que aguantara esa disertación.

Pero si habéis leído X-Men…

Aviso de Spoiler

Me machaca que salgan unos villanos estéticamente tan currados como los invocadores esos, con un halo de misterio y monstruos tipo Cthullhu, para que en la siguiente página te describan quienes son, si tienen poder para 1 o 3 invocaciones… como la tarjeta de un personaje Magic. A mí el orden me gusta, la coherencia en poderes también, pero esa descripción fría de las capacidades del personaje me ha resultado decepcionante y, de hecho, machaca la sensación -me repito- de misterio de la primera splash-page. Si va a seguir así sinceramente que escriba un juego de rol que a veces parece que es lo que le gustaría.

Y todas estas críticas desde la admiración al guionista y al relanzamiento de los X-Men, eh? Quién lo diría.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

¿Y qué ha sido de los cinco X-Men originales? ¿El retorno de Xavier y por qué Cíclope ya no es el más perseguido del mundo se han explicado o lo harán durante estas series?

Vansalth
Lector
Vansalth

En el evento Exterminio volvieron a su tiempo y ya, sin más. Ahí fue donde murió el viejo Cable.
Se ha explicado en meses previos, pero vamos, ya te digo que están haciendo como si todas esas tontunas de Bendis jamás hubieran sucedido. Muy a lo Marvel reciente

Vansalth
Lector
Vansalth

A mi esas explicaciones, como auténtico fan de Morrison que soy y su fantaciencia desatada… No me gustan del todo. Entiendo que es el estilo Hickman y me gusta, lo acepto, pero como tu dices con moderación. Me gusta la ciencia ficción hard en literatura, pero no que me llenen el tebeo de textos explicándome todo (textos fuera del propio tebeo, encima, explicaciones en texto puro y duro) como que no. Ha llevado si estilo al extremo y parece más una guía de personajes que un cómic. Y me gusta, como digo, pero más moderado. Aquí parece que le han dado rienda suelta.

warlock
Lector
warlock

A mí tanta página de gráficos y explicaciones me aburre y me sobra bastante. No veo necesidad de que nos lo dé todo tan mascadito y no entiendo que no pueda meter alguna de esas cosas de manera natural en una viñeta en plan “lugar X, habitantes tal” en vez de gastar una página entera para darte el dato, que tampoco es para volverte loco o fundamental para disfrutar la trama. Es un buen guionista y lo tiene todo planificado, no hay duda, pero le veo ciertas ganas de presumir de ello con esos detallitos