DC: THE NEW FRONTIER, de Darwyn Cooke

Por
33
4630

Edición original: DC : The New Frontier # 1-6 (2003/2004); DC Comics.
Edición España: Planeta DeAgostini Cómics.
Guión, dibujo y entintado: Darwyn Cooke.
Color: Dave Stewart.
Formato: 2 tomos recopilatorios de 208 págs.
Precio: 13 € c/u.

Entre los años 2003 y 2004, DC Comics publicó una de las más comentadas, alabadas y reconocidas obras del género superheróico reciente: DC: The New Frontier, historia épica y ambiciosa (por momentos incluso pretenciosa) que supuso el espaldarazo definitivo de Darwyn Cooke, autor que desde sus inicios en la profesión demostró estar llamado a alcanzar grandes metas. En forma de miniserie de seis números, Cooke revisó la práctica totalidad del Universo DC, al tiempo que dedicó parte de sus esfuerzos a reflexionar, con diferentes grados de acierto, acerca del espacio temporal y geográfico en el que se desarrolla la acción de The New Frontier: la década de los 50 de los Estados Unidos, un periodo de capital importancia a la hora de comprender los contrastes, y porqué no decirlo, a menudo contradicciones, que caracterizan a la sociedad norteamericana.

DARWYN COOKE: CLASICISMO CONTEMPORÁNEO

Nacido en Toronto (Canadá) en 1962, Cooke dios sus primeros y dubitativos pasos como dibujante de cómics a mediados de la década de los ochenta, aunque poco le duró el ímpetu al dibujante canadiense, pues contrariado ante el desalentador panorama que ante él se cernía en el siempre complicado mercado americano, y acuciado por una situación económica preocupante, optó por centrar sus intereses profesionales en otras disciplinas relacionadas con las artes plásticas. Así, durante más de una década ejercería como diseñador y supervisor artístico de diferentes publicaciones y empresas. Sin embargo, la suerte de Cooke cambiaría desde el momento en que Bruce Timm lo contrató para formar parte del equipo de profesionales que darían forma a Batman: The Animated Series, influyente y exitosa producción televisiva que marcaría a toda una generación de autores. A la serie protagonizada por el Hombre Murciélago, le seguirían otras como Superman: The Animated Series, Batman Beyond, o Men in Black: The Series, un bagaje que le serviría para ver multiplicada su confianza en cuanto se le presentó la oportunidad de retomar su carrera como dibujante de cómics, esta vez con la tranquilidad de gozar de una posición privilegiada en el mundo de la animación.

Batman: Ego fue uno de sus primeros trabajos de su “segunda etapa” en el mundo del cómic, obra a la que le seguirían X-Force, o el especial Wolverine/Doop, entre otros. Pero fue a partir de su colaboración con Ed Brubaker al frente de Catwoman cuando comenzó a acaparar la atención y la admiración tanto de profesionales, como de medios especializados y lectores, gracias a su elegante trazo, indudablemente influenciado por el estilo “Timm” y por la obra de algunos de los grandes clásicos del tebeo americano. Sin embargo, su trabajo más conocido es, sin lugar a dudas DC: New Frontier, con la que logró alzarse con los más variados premios de la industria del cómic norteamericano (Harvey, Eisner, Shuster, etc…). Con posterioridad, se ha encargado de más de un especial (Green Lantern, SOLO), al tiempo que trata de emular ni más ni menos que al mismísimo Will Eisner al frente de una nueva serie mensual de The Spirit, y la serie limitada Batman / The Spirit, actividad que compatibiliza con la supervisión de la adaptación animada de The New Frontier.

Centrándonos en The New Frontier cabe decir que la apuesta de Cooke era arriesgada: la pretensión de narrar la transición entre La Edad de Oro y La Edad de Plata de DC en seis cómics se antojaba como una tarea casi imposible, más aún cuando dicha narración implicaba prestar atención a un numerosísimo elenco de personajes, cada cual más interesante. Se corría el riesgo de fracasar estrepitosamente, de demostrar una vez más la máxima de que “quien mucho abarca, poco aprieta”, pero finalmente los esfuerzos de Cooke dieron sus frutos, tomándose, eso sí, una serie de licencias creativas en beneficio de la historia, siendo la más destacada la opción de situar la acción en los Estados Unidos de la década de los 50, salvando así las limitaciones inherentes a la tan problemática continuidad.

LOS AÑOS 50: SUCINTA REFERENCIA A UNA DÉCADA DE CONTRASTES

La década de los 50 trajo grandes cambios para los EE.UU.: tras la II Guerra Mundial, el país se encontraba en una situación de bonanza económica sin precedentes, lo cual propiciaría el auge del consumismo, y el posterior incremento de la natalidad conocido como el “baby boom”. La sucesión de multitud de acontecimientos políticos, culturales y económicos evidenciaron los contrastes de una sociedad en eterna contradicción. La realización de ensayos militares con la bomba de hidrógeno, la Guerra Civil en China, la Guerra de Corea, La Guerra Fría, la “Caza de Brujas” promovida por el Senador McCarthy, los mandatos de Truman, Eisenhower, el Acta de Inmigración y Naturalización de 1952, la declaración de inconstitucionalidad de la segregación racial en los colegios estadounidenses (decisión que encontró un feroz rechazo en el Sur de los EE.UU.), y en el ámbito cultural, la pujanza de figuras literarias como Tenessee Williams o Arthur Miller, y maestros de la ciencia ficción de la talla de Ray Bradbury e Isaac Asimov. Y qué decir de la música… Elvis Presley, Buddy Holly, Nat King Cole, Frank Sinatra… un elenco impresionante. En lo referido al mundo del cómic, el género superheróico vivió uno de sus más discretos momentos, siempre bajo la lupa de los censores, que llegaron a relacionar de forma insistente el auge de la delincuencia juvenil con el incremento de las publicaciones centradas en temáticas criminales, de misterio y terror (no hay que olvidar que precisamente durante estos años se fundó el famoso Comics Code Authority).

Pero por encima de todo, imperaba un ambiente de desconfianza, temor y paranoia ante la posibilidad de ver repetidos los sucesos acontecidos en el viejo contienente. Esta circunstancia, utilizada con mezquindad por los políticos de turno, degeneraría en un atroz conservadurismo y anticomunismo, que llevaría a los EE.UU. a vivir algunos de los más bochornosos episodios de su corta pero ajetreada Historia.

HISTORIA DE UN RELEVO GENERACIONAL

En The New Frontier, Cooke se vale de la riqueza de un periodo histórico como el comentado en líneas precedentes para plasmar en viñetas la caída de los más grandes héroes de los Estados Unidos, quienes en los años cincuenta imaginados por el autor canadiense, vieron cómo su actividad fue reprobada por quienes con anterioridad los idolatraban. Retomando el hilo de lo narrado por James Robinson y Paul Smith en la excelente JSA: La Edad de Oro, La Sociedad de la Justicia de América ve cómo sus años de servicio y dedicación son obviados por burócratas empeñados en dar pábulo a teorías conspiratorias y paranoias varias acerca de supuestas “actividades antiamericanas”. Esta “Caza de Brujas” propicia un tenso clima, enrarecido por la prohibición del vigilantismo, lo cual viene a suponer el final de una era. Tan sólo Superman y Wonder Woman, supervisados estrictamente por el Gobierno, escapan a esta prohibición. Sin embargo, la reacción provocada por tan temeraria acción es contraria a la pretendida: en su afán por seguir los pasos de quienes durante años sirvieron de inspiración, ciertos enmascarados (encabezados por Batman) se resisten a abandonar sus actividades, al tiempo que tanto los recién llegados (el Detective Marciano) como quienes dan sus primeros pasos en tan atípica profesión / vocación (Flash, Green Lantern,…), terminarán sacando fuerzas de flaqueza para reivindicar su derecho, y obligación moral, de emplear sus habilidades en beneficio de un bien común.

De este modo se siembra el germen que posteriormente derivaría en la formación de la Liga de la Justicia de America, cuyo origen fue a su vez narrado en la recomendable JLA: Año Uno, de Mark Waid y Barry Kitson. La plasmación definitiva de un relevo generacional cuyo detonante no pudo ser otro que una amenza lo suficientemente intimidatorio como para propiciar alianzas antaño insospechadas.

UNA NUEVA FRONTERA…

…es la que divisarán nuestros protagonistas, pues la amenza que provocará la unión de gran parte de los héroes de la “distinguida competencia”, es ni más ni menos que de origen extraterrestre. Esta solución argumental, fraguada durante las más de cuatrocientas páginas que componen esta obra por medio de una trabajada trama, más que un fin, parece un medio para justificar la cadencia de sucesos que permitirían la unión de los más grandes héroes en una batalla final que destila la heroicidad y épica necesaria para comprender la naturaleza, motivaciones y orígenes de estos personajes, integrantes de la variopinta galería de DC Comics.

El Escuadrón Suicida, Los Investigadores de lo Desconocido, Steel, La Sociedad de la Justicia de América, Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern, Flash, el Detective Marciano, Green Arrow, Speedy, todos tienen cabida en este precioso homenaje, que destila clasicismo en cada página. Y es que el tacto y el cariño con el que Cooke afrontó este proyecto se refleja en cada trazo, línea, viñeta y página de The New Frontier, donde deja patente su talento innato para homenajear a personajes y colecciones clásicas mediante el estilo que las popularizaron, sin necesidad de renunciar a sus propias señas de identidad, prestando especial atención a sutiles apuntes que en segundas y ulteriores lecturas dotan a este cómic de una profundidad inicialmente insospechada. Los paralelismos y analogías se camuflan en cada pasaje de la trama, salpicada de innumerables detalles acerca de la política, la cultura, y la sociedad norteamericana de mediados del siglo XX, en un meritorio esfuerzo por mostrar cierta verosimilitud y rigor, dentro de las convenciones de un género poco propicio para ello.

Esta Nueva Frontera también alude al final de una época y al nacimiento de otra, en la ficción y en la realidad: por una parte, el nacimiento de la JLA, y por otro, el fin de la década de los 50 y el inicio de los 60, ya con John Fitzgerald Kennedy como presidente de la primera potencia mundial. No en vano la expresión que da título a esta obra fue uno de los ejes centrales de su discurso de investidura, haciendo referencia a la necesidad de contemplar el futuro de los EE.UU. con optimismo e ilusión, para superar los efectos derivados de la ajetreada década precedente.

Una Nueva Frontera que también se abrió en su momento para quienes, con obras como ésta, nos reenganchamos recientemente a este vasto, colorido y divertidísimo universo de héroes y villanos. El Universo DC.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

33 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sputnik
Sputnik
Lector
24 febrero, 2007 11:01

Es una obra que me encanta leer, aunque como bien dices sufre de algún que otro episodio de «presuontosidad» (eso existe?), pero es posiblemente una de mis versiones favoritas del UDC, con la estética años 5o, un color cojonudo, una narración entretenida, fresca y emocionante y posiblemente el mejor Hal Jordan que he visto en muchos cómics.
Aunque me resulta muy extraño que hayan dejado a Cooke saltarse la continuidad así, sin sello de Elseworlds ni nada de por medio.

Oneyros
24 febrero, 2007 12:23

A mi me gusto mucho la miniserie y no creo que se presuntuosa ni nada y creo que aunque no tenga el sello esta claro que es un elseworlds.
Oye sabeis algo de la pelicula que iba a hacer Bruce Timm???

jmponcela
jmponcela
24 febrero, 2007 12:53

¿Asi que los EE.UU. era «atrozmente conservadores» en los años 50 del siglo pasado? Por favor, eso es un topicazo que no resiste el más minimo analisis. A ver, quie alguien me diga tres paises más «progresistas» que EE.UU. durante esos años.

Un No-Premio para el primero que mente un pais soviético.

Luis carlos
Luis carlos
24 febrero, 2007 13:14

Lo siento chicos, pero aunque no deseo provocar una polemica off-topic estoy con jmponcela.

Por un lado el llamado proyecto Venona sí existió, por ridiculo que pueda parecer el antiamericanismo de los años 50 y 60 en las peliculas de Hollywood.

Creo que ya esta bien de hablar siempre de la caza de brujas de McCarthy, y que es hora que las nuevas generaciones sepan realmente que fueron el holodomor en Ucrania, o la chistka (purga) de la era Stalin. ¿Cuantas veces se ha hablado de la guerra de Vietnam, en la que se mencionen los boat-peoples al final de esta, o la nueva guerra entre los comunistas de Camboya (bajo el mando de Pol Pot), y Vietnam? ¿alguien sabe qué pasó en la revolución cultural china ¨el gran paso adelante¨? ¿Quién sabe lo que fueron las chekas?

Por favor, no trato de defender ninguna visión maniquea de la Historia con buenos y malos, pero creo que la civilización occidental (USA, el Vaticano, Israel, etc) ya tiene la suficiente autocritica sana para reconocer sus propios trapos sucios. Tenemos muchas cosas en nuestro pasado de la que avergonzarnos, pero no somos ¨el imperio del mal¨, ni Geoge Bush es el senado Palpatine..

¡Ya está bien que siempren esten señalando con el dedo a los mismos cuando se suelta todo el rollo del fanatismo, la tolerancia y la convivencia!

(Y no digo más que si no ya la liamos).

Animal Man
Animal Man
Lector
24 febrero, 2007 14:56

Retomando el tema del tebeo en cuestión, debo decir que si bien lo esperaba con muchas ganas después de todo lo que lo había leído sobre él y que soy un dcmaniaco, la verdad es que el primer tomo me dejó tan frío que ni siquiera me llegué a comprar el segundo. A ver si me lo releo, me engancha esta vez y le doy otra oportunidad, pero de primeras, personalmente, no me dijo gran cosa, la verdad.

Tomás Pardo
Tomás Pardo
24 febrero, 2007 15:47

No querer ver la ‘caza de brujas’ (en más de un sentido) en los EE.UU. de los 50, su censura (recordar que es cuando se crea el Comic Code Authority y la desaparición de las editoriales menos carcas), el auge de KKK y demás barbaridades es ponerse una venda en los ojos.¿Qué en otros sitios se estaba peor? Claro qe si. Pero no hace falta ir a Asia o a los países del Este. Sólo hay que darle un vistazo a ese país que se llama España y que nos pilla más cercano.

¿Qué todo lo que hizo Norteamérica en los 50 era negativo? Sólo un necio lo afirmaría. Pero no se puede negar evidente.

Y aquí no se comentan las purgas de Stalin, las orgías de sangre de de Pol Pot… o el terrorismo de Israel porque en este cómic ninguno de esos temas se tocaban. Quizás se deje para las clases de historia… o para cuando dichos países publiquen el tipo de cómics que nos gustan. Es que da la impresión que nos gusta mezclar en demasía las ideas políticas personales (y totalmente respetables) con los hobbies.

Sputnik
Sputnik
Lector
24 febrero, 2007 16:33

Estoy deacuerdo con Tomás.
(Punto pelota)

Yayi
Yayi
24 febrero, 2007 17:53

Darwyn Cooke dibuja muy bonito, pero creo que este comic (como gran parte de su obra) está un tanto sobrevalorado.

No quiero meterme en política, pero la pequeña polémica que ha surgido viene de perilla para recomendar a unos y otros «Abajo el Telón», de Tim RObbins. Una peli acojonante de un tío francamente cargante.

Luis carlos
Luis carlos
24 febrero, 2007 18:16

Lo siento, pido perdon porque el tema se ha desviado, y yo soy responsable, pero es que no puedo callarme…

En ningun momento pretendo justificar la censura sobre ciertos temas…. pero lo que me quejo es de esa ¨endogamia ideologica¨ por la que siempre se habla de unas cosas, pero muy rara vez de otras. Se me hace muy irritante esa clase de gente que se creen mejores que las generaciones anteriores, y te sueltan el mismo sermón…. pero que para mi no tienen ninguna credibilidad si nunca le echan las mismas ganas para poner verdes a otros.

¿Qué a mi no me gusta, por ejemplo, el comic de Pope battle de la editorial Funk-o-tron? No lo compro, por supuesto, ni el de Rex Mundi (de Dark Horse, que lo van a sacar al cine la productora de Jhony Deep), ni Chosen de Frank Miller (tambien en proyecto a la gran pantalla), o el famoso predicador de Garth Ernis(proximamente en TV gracias a HBO).

Lo que realmente me cabrea que hay un tio con turbante que dice que hay que barrer del mapa a Israel y el resto del mundo hace como si no nada, pero esos mismos se ponen superchulos, por ejemplo poniendo a Ultimate Rondador Nocturno como un homofobo de campeonato ¿Por qué los que denuncian la presunta homofobia de unos no dicen de cierto pais a punto de conseguuir la bomba atomica en los que los gays son ahorcados en una grua? Eso son dos varas de medir…

Si Marvel Comics quieren poner un personaje como Sooraya Qadir (dust) miembro de los Hellions por mi cojonudo, e incluso paso que haya un supervillano llamado el cruzado, (voy a hacer como que no me he enterado). Pero si aparece el telepredicador Wylian Stryker mostrando todo su odio a Sooraya…a mi de dá un coraje enorme porque yo sé que en la vida real ser copto en Egipto, por poner un ejemplo…

Lo siento, pero estoy cansado de tanto monólogo mediatico, un único punto de vista, sea el cine, juegos de rol o los comics. Yo sé lo que es sufrir la marginación, la intolerancia y el acoso, lo viví en mi infancia y adolescencia y dudo mucho que haya algunos de esos presuntuosos me vayan a enseñar algo que no sepa ya eso.

Todos hemos oido hablar del senado McCarthy o del Watergate…o incluso la atroz matanza de My Lao (guerra de Vietnam) pero vuelvo a preguntar ¿qué fué el proyecto Venona, el holodomor de Ucrania, o las checas, a alguien le suena la masacre de Hue? Yo desde luego no metrago que quin intente contradecirme sepa más de Historia (y eso que soy sólo un internauta que estudió ciencias) si no me contestan a estas preguntas.

Los que enfatizan mucho en ciertos aspectos de la Historia, pero callan olimpicamente de otros (como los fusilamientos de Paracuellos de Jarama, o el levantamiento armado de Asturias en 1934 por poner un ejemplo ¡Y no volvamos a hablar más de ello si no queremos que se acabe el buen rollo!!!!!), con sus medias verdades se merecen el apelativo de manipuladores, y a esos los mando a freir esparragos cuando se creen que me van a decir a mí lo que está bien o mal.

Por cierto, hablando de comunistas…¿alguien ha leído Superman rojo? ¿y qué le ha parecido? A mi me ha llamado la antención el final, de cómo se completa el ciclo……

Sputnik
Sputnik
Lector
24 febrero, 2007 18:33

Pero es que Cooke no se posiciona en este cómic criticando lo chungos que eran los 50. Muestra una época y punto. New Frontier es la puesta en moderno, si quieres, de la Edad de Plata sucedida en los 50.
Aunque sí suelta un sermón, a base de citar a Kennedy, un tanto cargante para mí.

En cuanto a superman rojo, para mis gusto empieza bien y acaba mal, con cambio de dibujante a peor incluído. El hecho de que acabe peor de lo que empieza se explica por el hecho de que iban a ser cuatro numeros pero obligaron al autor a terminar en el tercero (o eso dice él en su web).

Toni Ribas
Toni Ribas
24 febrero, 2007 19:13

Luis, como bien dicen más arriba, se habla de los Estados nidos en los 50 porque es de lo que habla el cómic. Si se hubiese reseñado Palestina o Gorazde de Joe Sacco o Pyongyang de Guy Delisle no tendrían pie dichos comentarios.

Porque puesto a desbarrar hacia un lado, nos podríamos preguntar cómo es posible que un país que crea monstruos como Bin Laden, Sadam Husein o Noriega y apoya a otros como Pinochet, Videla o Somoza se pueda tener en cuenta su criterio de lo que es libertad. Y si hablamos de locos con armas nucleares podemos mencionar a Israel… y tampoco nadie pide explicaciones. Como tampoco se piden cuando los terrorista de 11S son de Arabia Saudí, se entrenan en Afganistan y en cambio se invade Irak.

Y sí, tan cierto es lo que dice Luis, como lo que digo yo o otros en este post. Pero insisto, las legítimas neuras de cada uno se deben presentar en su sitio o en su momento. Si no, llenaremos de odios y mierdas un foro cuya finalidad es otra. Hay muchos foros más acordes (o no) a tu ideología a los que les encantaría compartir/rebatir tus ideales. Pero Zona Negativa no es el lugar.

Luis carlos
Luis carlos
24 febrero, 2007 19:53

Lo siento, pero justamente porque no quiero que haya incitación al odio, es necesario que todos por un lado sepan tener una sana autocritica, y por el otro tener la suficiente madurez como para comprender que otra persona, simplemente por no pensar de la misma manera que tu, va a ser un monstruo que se come a todos los niños que no se toman la sopa. Los debates ideologicos, en vez de imponer dogmas, lo que deberian ser algo así como una partida de ajedrez en la que cada uno se esfuerza en comprender los pensamientos del otro para preparar la respuesta.

Estoy viendo que en esta sociedad actual la convivencia se está deteriorando mucho…. porque hay presuntuosos que juzgan sin esforzarse en comprender la mentalidad del otro… y cada vez los prejuicios se van asentando. Y es triste porque mientras unos asumen el pasado, lo que otros hicieron antes…. otros sin embargo se creen libres de culpa, y por tanto con superioridad moral para criticar a los demás. Esto fomenta un sentimiento de recelo que a la larga acabará en abierta hostilidad.

Yo puedo aceptar que Fulano critique a Zutano, pero me cansa que siempre se diga lo mismo, como un panfleto propagandistico, y nunca hablen de otras cosas, que o bien son mucho más prioritarias en la actualidad.. o que son una verguenza olvidarlas en el pasado.

Si me permitis el comentario creo que DC si algo ha pecado es de ser…demasiado fantástico o idealista, de no haber conectado con un publico con los pies en la tierra, que busca situaciones y situaciones relativamente realistas con las que identificarse.

A mi me gusta de Superman su nobleza como personaje, pero se me hace muy repelente que con sus superpoderes todo lo tenga ¨chupado¨. De Batman se me hace increible que en plan kung-fu consiga derrotar a mafiosos armados con metralleta…(suspensión de la incredulidad a hacer puñetas).

DC debería potenciar los elseworlds con historias en la que los superheroes pudieran cambiar el curso de la Historia a lo bestia, incluso derrocar regimenes políticos (como hacen los de Authority).. ¿alguien sabe si hay más comics DC tan…¨comprometidos¨ como el superman rojo, o el ¨Batman: guerra santa¨ de Frank Miller?

Sputnik
Sputnik
Lector
24 febrero, 2007 20:17

¿qué es Batman: Guerra Santa?

Y, bueno…Superman Rojo no es que sea muy «comprometido», a mí entender, aunque puso muy nerviosos a unos cuantos editores.
Ni THE NEW FRONTIER (cómic sobre el que estamos comentando, en principio xD) es un cómic con una finalidad ideológica, por mucho discurso del 4 de Julio que haya en el epílogo. El mismo Cooke explica al final del libro II que todo esto en realidad va de una fantasía (idealizada,infantil) de como unos tíos que tienen un montón de superpoderes deciden ayudar a la humanidad.
En realidad me gusta esa fantasía en los superhéroes DC, más cercana al idealismo que a la realidad, quizás porque en nuestra realidad hay que actuar como un cínico quieras que no y el de los superhéroes es un género escapista, que nos muestra un lugar más simple y hermoso, infantil si queréis, que el nuestro (aunque luego aparezca batsie y suelte su frase-sentencia lóbrega y pesimista o violen y maten a Sue Dibny, pero ésa es otra historia bien distinta y no tiene que ver con New Frontier).

Luis carlos
Luis carlos
24 febrero, 2007 20:31

Yo más bien soy partidario de la tesis de Michael Ende, el autor de la Historia Interminable, de que la fantasia no es un escape de la realidad, sino una forma más suave para anfrontarla.

Y Batman: Holy terror, (lo siento, me he equivocado en el titulo) que yo sepa todavía inedito, es un comic de Batman, por ¨sin city¨ Frank Miller en la que los villanos son…¿a qué no lo adivinas? ¡Llevan barba y turbante! (y no es Ra´s al´ghul, pero caliente, caliente).

Y a mi tambien me gusta los heroes moralmente ideales, pero una cosa es ser bueno, y otra ser tonto. Lo divertido es que tengan la suficiente….humildad como para sentirse vulnerable, a un paso de meter la pata a lo grande, y aún así esforzarse en dar lo mejor de si mismos, aún a costa de grandes sacrificios.

Lo que me gusta de los heroes de ficción no es que sean perfectos y lo solucionen todo, sino que animen a otros a ser mejores, o al menos no cometer los mismos errores.

Sputnik
Sputnik
Lector
25 febrero, 2007 16:03

MMMmmmhh me da que no vamos a ver ese DVD por aquí ni de coña. Mierda!
Igual hay que ponerle unas velas a David Hernando o así

Luis Carlos
Luis Carlos
25 febrero, 2007 18:31

Yo creo que la venda, o mejor dicho las anteojeras, como la de los burros, es sólo hablar de unas determinadas cosas y no de otras. Miralo de este modo…¿cómo se sintieras si te pinchasen los cuatro neumaticos de tu coche, pero el policia en de ir a los responsables te pone (con su parte de razón) una multa por mal aparcamiento y encima te echa una amonestación de campeonato. ¿a qué fastidia esas dos varas de medir? No me molesta que se hable de ciertas cosas…sino que se haga pero sin embargo se pase por alto descaradamente otras. Eso es manipulación.

Tambien me fastidia que despues de mencionar datos u hechos historicos en vez de darme la razón o intentar refutarme (o simplemente decir que no quiero discutir sobre el tema) se me remita otra vez el mismo sermon, como una cotorra adoctrinando. ¡odio los debates en los que nadie enseña o aprende nada! Asi que por favor que alguien de diga que no me repita más, porque parece que no me hacen caso.

—-

La series de animación y las peliculas son las mejores ideas que ha tenido DC para promocionarse. ¡A ver cuándo veremos la liga de la Justicia en el cine! ¿quién hará el papel de Wonder Woman? (por cierto, ¿no habia un comic ilustrado por Alex Ross en la que WW deja claro que no le gustan los… burkas?) El espiritu de la verdad creo que era su titulo.

¿Creeis que algún veremos en la pantalla Batman: el regreso del caballero oscuro, de Frank Miller? Una vez leí que se tanteó que Clint Eastwood hiciera ese papel..

¿Alguien sabe algo de Batman: Reign of Terror (1998)? Está ambientado en la Revolución Francesa..

The Question
The Question
25 febrero, 2007 20:13

Jo, la línea ‘Jiménez Losantos’ afecta a parte de nuestros ilustres visitantes. Está muy bien acusar de querer ver sólo una parte del problema… cuando sólo se ve una parte del problema. ¿Nos aplicamos aquello de predicar con el ejemplo?

Nadie te refuta tus planteamientos porque lo que quieres es un confrontamiento político en una página que habla de cómics. Quizás si visitas los foros de Libertad Digital o de El País encuentres lo que buscas. Tú te encontrarás más cómodo entre eruditos de la materia y nosotros podremos disfrutar de los cómics sin preocuparnos del color de la camisa de quién postea.

¿Te das cuenta que sólo a ti te interesa hablar de política?

Luis-Carlos
Luis-Carlos
25 febrero, 2007 20:45

Lo siento, pero es que no me gusta que haya cierta tendencia a aparecer como villanos….digamos que como el comic (y peli) de V de Vendetta, o como sale retratado el gobierno de USA en Watchmen. Es una espina que tengo bien clavada en mi alma… (y en mis mensajes critico la forma de tratar los temas politicos en los comics, u otros medios, pero no de la politica en sí)

Pienso que hay mucho subtexto y mucho topicazo ideologico, y al final la gente se van a dar cuenta y los van a mandar a freir puñetas, como el cine español actual.

Una buena historia, sea un libro, una peli o un tebeo, es la que te hace un poco más sabio, y no simplemente la que te repite una ¨moraleja¨ que ya conoces de montones de veces. Parecen un monologo en la que sólo se escuchan a si mismos, en la que la otra parecen un muñeco de ventrilocuo. ¿dónde estan las historias en la que mostrar (realmente) todos los puntos de vista te obligan a reflexionar?

Y lo siento, no me tomeis como un troll o buscabroncas.

Toni Boix
25 febrero, 2007 21:12

Entiendo lo que planteas, Luis Carlos. En ningún momento me has parecido Losantos. Aunque también debes entender que si David hablaba de esa parcela de la historia es porqué es la que toca el cómic.

Está claro que nuestro mismo país vive inmerso en una cultura de la confrontación que sistemáticamente busca el sesgo y el partidismo para atacar al oponente.

Pero la reseña de David y el New Frontier no era el lugar para hacer historia del mundo cuando sólo se estaba hablando de la historia de Estados Unidos.

Batman Reign of Terror es un precioso elseword guionizado por mike w barr y dibujado por josé luis garcía lópez que guardo como oro en paño en mi tebeoteca 😉 Aviso, no lo he leído. Lo tengo exclusivamente por los bellos dibujitos del gallego emigrado por dos veces.

Sputnik
Sputnik
Lector
25 febrero, 2007 21:24

Pero
a ver…
Una buena historia no es la que te hace más sabio, eso es una chorrada, es como si todo debiese contener un mensaje claro y moraleja encubierta.
La Odisea,mira la puñetera Odisea. Una gran historia. Bien narrada, con su parte de fábula moral, pero no demasiada y además trampeada (Homero era contrario al gobierno para quien creó la Odisea)…la Odisea es entretenimiento, la segunda gran obra de entretenimiento (la Iliada fue antes).
New Frontier no está ni de lejos al nivel de la Odisea, pero es entretenimiento, de igual manera.
El entretenimiento narra situaciones que hacen eso, entretener, y éso es lo básico.Puede hablar del bien y el mal, mover personajes de aquí allá, explorar significados profundos o no… pero si no lo hace no significa que sea un producto mal hecho. Puedes entretener de forma magistral sin reflexión…de hecho el entretenimiento nunca está creado para reflexionar.
El buen entretenimiento no.
Después hay obras que, además de ser de entretenimiento, son de reflexión. Bien.
New Frontier no es una de ellas, nene.

Sputnik
Sputnik
Lector
25 febrero, 2007 21:28

de reflexión intelectual profunda, me refiero, claro. No de reflexión sin más.

Tomás Pardo
Tomás Pardo
25 febrero, 2007 22:22

Jo, si sólo se aguanta lo que te hace más sabio a tomar por culo el 95% de la literatura, el 98% del cine, el 99% de los cómics y el 100% de los videojuegos. ¿Has hecho alguna vez algo por el puro placer de pasar el rato? Te aseguro que es tan enriquecedor como imprecindible para el ser humano.

Lo siento, pero V de Vendetta es una puta obra maestra en todos los sentidos.

Y sigo negándome a hablar de política en un foro de cómics. Quizás soy raro o quizás tengo sentido del momento y del lugar.

Tomás Pardo
Tomás Pardo
26 febrero, 2007 0:35

Pasando un poco del tema del post y con ganas, por mi parte, de olvidarme de todo esto (es lo que tiene mezclar las convicciones de cada cuál con la diversión, que te acabas cansando), pero parece que una parte de la sociedad nos quiere meter en un mundo Disney. Un lugar en donde lo políticamente incorrecto y lo que sea diferente del pensamiento único sea perseguido o censurado. Da lo mismo que hablemos de series de TV, anuncios de moda o cómics.

¿Os habéis parado a pensar que hoy en día sería impensable series infantiles como Pipi Calzaslargas o los dibujos de la Warner (los autenticos)? Si le dan caña a Shin chan…

No existe un interés en saber porqué piensan los otros así. Simplemente se pide que cambien de opinión y punto.

Por cierto David, tu reseña es genial… igual que el cómic.

Luis Carlos
Luis Carlos
26 febrero, 2007 12:13

* Toni Boix, muchas gracias por tu buen rollo.

* Spunitk, yo sigo pensando que una buena historia no sólo debe ser entretenida, sino tambien estimular intelectualmente.

* Tomas Pardo. No discuto que Alan Moore, el creador de V de vendetta sea un maestro en su oficio, pero me cansa ya el rollo antisistema.

Necesitamos que haya gente que nos lleve la contraria, porque nos obliga a madurar nuestras convicciones, pero los criticos tambien deben reconocer sus limitaciones y sus errores, porque si no estamos en un dialogo de sordos.

* David, yo soy una persona muy cabezota, pero no un fanatico, y no he lanzado ningun insulto contra nadie en concreto de ese foro. Lo que he criticado es hacer un juicio de valor sobre la sociedad norteamericana de los años 50, por ejemplo, sin tener en cuenta otros datos que considero relevantes para comprender esa parte del pasado.

Es cierto que me he ido off-topic, pero si por ejemplo sale en catwoman annual 1 donde Talia al Ghul (la hija de Ras´ al goul) lucha contra los cruzados en el siglo XIV… siento que eso ya lo he visto montones de veces.

No os pido que me deis la razón, sino simplemente sugiero que lo sensato es escuchar y contrastar todas las versiones y opiniones para despues reflexionar sobre eso, tratando de evitar influencias como el miedo o la sobervia, que nos conducen a los prejuicios.

* Y sobre la correción politica pienso que hay mucha tolerancia (salvo la ocasional pataleta como las mias) para por ejemplo la serie Padre de Familia..(en youtube ví el trailer de una imaginaria secuela de la Pasión de Cristo…)

http://www.youtube.com/watch?v=NqH2dGettBw

(Sinceramente la que me hizo gracia fue la de Terminator ¡Poncios pilatos a las siete!)

Sin embargo algunos ponen el grito en el cielo por la Apcalypto, la ultima de Mel Gibson.

Incluso los llamados politicamente incorrectos, en realidad no dejan de seguir unos canones y limites establecidos…porque veo que casi siempre se meten con los mismos…pero rara vez con otros.

Toni Boix
26 febrero, 2007 13:21

Jeje, por qué será que en todo esto coincido con Luis Carlos. Debo ser de aquellos con los que se meten sistemáticamente y que luego no podemos levantar voz.

Toni Boix
26 febrero, 2007 13:27

Coñas aparte, confieso que soy católico con sensibilidad social de izquierdas. Eso hace que me encuentre en la acera de enmedio, en tierra de nadie. Experimentando en propia carne como unos y otros se amparan siempre sistemáticamente en la media verdad y soportando estoicamente como también de manera sistemática los medios de comunicación presentan sólo la cara de la Iglesia que les interesa presentar. No niego que esa Iglesia exista. Existe y me escandaliza a mí más que a los de fuera, pero no es en absoluto la única que existe, aunque sí, por desgracia, la única a la que se le da bombo y platillo.
Y decir lo que he dicho ya es ser políticamente incorrecto para los powers that be, tanto los de un lado como los de otro.

Mark David Chapman
Mark David Chapman
26 febrero, 2007 13:33

Una pregunta, que significa exactamente que hay mucha tolerancia con Padre de familia????a mi me parece que se se quieren partir el pecho de jesus, bin laden o bush pueden hacerlo….al que no le guste que no lo vea y punto, no????

Luis-Carlos
Luis-Carlos
26 febrero, 2007 19:37

Cuando digo que hay mucha tolerancia con Padre de Familia quiero decir que cuando alguien le falta el respeto a la religión cristiana, sea la serie de Padre de Familia, el repelente Ned Flander de los Simpsons o el ¨hablando con Jesus¨ de South Park. Hay gente que se molesta, por supuesto, pero la cosa no es tan grave como para pegarle cuatro tiros a una monja que trabaja en un hospital somalí.

La verdad es que me parece cansino los mismos tópicos de siempre… ¿cómo se sentirian, por poner un ejemplo, los fans de la musica gótica o del heavy metal, si todo los medios de comunicación le estuvieran restregando en la cara las…(Muy off-topic)

Aviso de Spoiler

diecinueve puñaladas que sufrió sor Maria Laura Mainetti en Chiavenna (Sondrio, Italia) por tres chicas menores de edad, durante un rito satánico.

¿Verdad que no se debe generalizar? 😉

No me importa que se hable de determinados temas, por espinosos que sean…. pero lo que me molesta es que llegan a ser tan monotemáticos. Es muy infantil ponerse unas anteojeras para echarle la culpa de todo a los que tienen más poder…(por ejemplo los mutantes….o la alta burgesia).

Aviso de Spoiler

¡Qué poco original el anti-papa que aparece como villano en el comic Curse of the Spawn!

Fabio Rodriguez
Fabio Rodriguez
30 octubre, 2007 18:57

Me encanto la serie, en verdad y me parece perfecto (dado que son el pais de la «libertad» y la «democracia») que se hagan este tipo de historias que muestran algo de la autrocritica que deberia tener el pueblo americano.

Porque es cierto que la URSS tuvo campos de concentracion y que Iran ahorca homosexuales y Cuba,Venezuela y etc, etc. nadie lo pone en duda…

Pero convengamos que el mundo esta mas que enterado de todo esto por la eficientisimia maquina propagandisticaa «lava cerebros» yanki

Pero muy pocos americanos saben siquiera que ellos fueron el unico pais que ha utilizado armas de destruccion masiva, que ellos propiciaron el poder de Sadam Hussein, armaron a Bin Laden,que apoyan a Israel que viola sistematicamente cuanta resolucion de la ONU se aprueba y no pasa nada y que se ha apropiado de territorios que ya hace 2000 años tienen otros dueños ( y no vengamos con los derechos histroicos porque entonces habria que devolverle America entera a los indigenas y repatriar a todos los descendientes de los paises colonizadores..como se veria esto, en la para nada xenofoba y ahora nueva rica y «primermundista» España?)

y con respecto a la homofobia ya basta, yo se muy bien lo que es el mundo gay y no hay sub-cultura mas discriminadora y cruel como la homosexual con el gordo, el feo, el portador de HIV, el pobre..por favor dejemos el cuentito de los pobres homosexuales perseguidos que hoy por hoy occidente vive una apologia de la homosexualidad en donde reina la promiscuidad, la frivolidad, la pedofilia, la pornografia ,el narcicismo patologico y el vacio vincular…

Esta serie de Dc me parece excelente por el nivel de autocritica que demuestra lo que habla muy bien de la salud mental y moral de algunos americanos

Fabio de Montevideo