DC en los Eisner 2020 – parte 2

Repasamos los candidatos que la editorial de Burbank tiene en categorías como mejor colorista, portadista y serie limitada, entre otras.

Por
0
1032

Después de repasar las candidaturas de DC en algunas de las máximas categorías, echamos un vistazo a otras aspiraciones de la editorial en los Premios Eisner 2020. Es difícil predecir un resultado en este tipo de distinciones, teniendo en cuenta que quien vota son los profesionales del medio y que cada año pueden guiarse a través de una u otra tendencia. De hecho, todos los premios de disciplinas artísticas presentan una difícil predicción, sujeta a criterios muy subjetivos. Pero vamos a poner el foco de atención en las nominaciones que ya de por sí demuestran un especial reconocimiento al trabajo de la editorial.

En la categoría de Best Limited Series, Mejor serie limitada, donde DC no gana desde 2014 cuando fue premiada 2014 The Wake, título de Scott Snyder y Sean Murphy del ya extinto sello Vertigo, tenemos a Naomi entre las candidatas. La serie de Brian Michael Bendis, David Walker y Jamal Campbell, pertenece a la línea Wonder Comics, enfocada, siempre a priori, a un público joven. Se trata de una entrañable serie homónima protagonizada por un personaje creado por el propio Bendis, en su afán por explotar su creatividad en una línea en la que tiene carta casi blanca para campar y satisfacer sus inquietudes. Naomi es una adolescente adoptada, fascinada por Superman y sus batallas, que busca descubrir sus orígenes y por el camino descubre secretos inimaginables.

Es un título que tiene un aporte sentimental del autor, pues Bendis tiene una hija adoptada y ha volcado en cada página de este relato su amor como padre hacia una nueva heroína a la que ya ha hecho aparecer en un arco de Action Comics, Young Justice, Legion of Super-Heroes: Millennium y otros títulos de su control. Es un personaje simpático, sus historias son entrañables y ha venido para quedarse en DC tanto como quiera Bendis que así sea. Compite con Ascender, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen (Image), título que, personalmente, podría llevarse el galardón; Ghost Tree, de Bobby Curnow y Simon Gane (IDW); Little Bird de Darcy Van Poelgeest y Ian Bertram (Image) y Sentient, también de Jeff Lemire con el siempre genial Gabriel Walta (TKO).

En la siguiente candidatura nos vamos al premio de Best Graphic Album—Reprint, que podríamos traducir como mejor reedición, con la última victoria dceíta en 2011 de Wednesday Comics, editado por Mark Chiarello. Este año opta con Cover, vol. 1, el tomo de la serie de Brian Michael Bendis con David Mack que publicaron para su sello Jinxworld. Es muy interesante encontrar que la llegada de Bendis a DC está trayendo como resultado este tipo de distinciones, pues siendo objetivos, su aportación más allá de su trabajo en Superman (personaje con el que ha dejado grandes historias en sus dos años de trabajo, pero alguna que otra controvertida decisión) está siendo muy positiva por la variedad de sus historias, los huecos que han ocupado en la oferta de la editorial y, sobre todo, la calidad de los cómics.

En el caso de Cover, se trata de una serie casi experimental, con un diseño gráfico de Mack y una narración fuera de los cánones convecionales en el cómic mainstream. Fue una mini serie de 6 números, recopilada en un único tomo el año pasado. Contaba una historia basada en hechos reales que sorprendía por su electricidad y desenvoltura. Con una banda itinerante de inadaptados sociales que hacen cómics protagonizando un relato en que sus perfiles coinciden exactamente con los de los candidatos reclutados para la reunión de inteligencia y contrainteligencia de una agencia de espías. Una historieta que ningún fan acérrimo a los cómics, del género que sea, debería perderse. Una lectura rápida, intensa y muy disfrutable. Tendrá difícil llevarse el premio, porque estará compitiendo con grandes nombres y grandes obras: Bad Weekend del siempre eficaz Ed Brubaker y Sean Phillips (Image); Clyde Fans/Ventiladores Clyde, del maestro Seth (Drawn & Quarterly); Glenn Ganges: The River at Night, sw Kevin Huizenga (Drawn & Quarterly); LaGuardia, sw Nnedi Okorafor y Tana Ford (Berger Books/Dark Horse) y la obra maestra Rusty Brown, del incomparable Chris Ware (Pantheon), que en mi opinión todo lo que no sea premiarle sería una sorpresa.

El trabajo de David Mack en Cover es tan notable que está nominado en la categoría de Best Painter/Digital Artist, Mejor artista con técnicas digitales, siendo el segundo dibujante de DC en recibir una nominación junto a Steve Pugh, aunque con esta diferenciación de categorías. Ésta, por cierto, es un título de nueva creación. Mack es un dibujante excelente, tal vez no es de los más mediáticos. Tiene un estilo personal diferenciador, alejado de los convencionalismos. Había trabajado con Bendis anteriormente, en las series de Alias y Jessica Jones. Además, es conocido por su etapa en Daredevil como guionista y artista a principios de siglo y la serie Kabuki en Image, en el año 98. En Cover dibuja y colorea, combina páginas con siluetas de personajes y tintas bitono con otra de gran belleza ensalzadas con acuarela. Con escasos fondos, pero centrado en el desarrollo de personajes y el curso de la narración, realiza un trabajo de altura.

Optando a este premio competirá contra Didier Cassegrain, por Black Water Lilies (Europe Comics); Alexandre Clarisse, por Diabolical Summer (IDW); Léa Mazé, por Elma, A Bear’s Life, vol. 1: The Great Journey (Europe Comics); Julie Rocheleau, Wrath of Fantômas (Titan) y Christian Ward, Invisible Kingdom (Berger Books/Dark Horse).

El trabajo de David Mack está a un nivel tan alto que también ha recibido otra nominación como Best Cover Artist, mejor artista de portadas. La última vez que un artista de DC se llevó este galardón fue en 2015, por el mes especial en que el añorado Darwyn Cooke realizó portadas alternativas de la mayoría de series. En este caso, la labor de Mack también títulos de otras editoriales como American Gods, Fight Club 3 (Dark Horse), además de Cover ha merecido la atención del jurado. En las portadas de Cover jugó con fondos blancos y tonos rojos, siluetas con trasfondos de rostros y montajes que ayudaban a transmitir el misterio de la trama.

Sus rivales serán Jen Bartel, Blackbird (Image Comics); uno de mis favoritos, Francesco Francavilla, por su labor en Archie, Archie 1955, Archie Vs. Predator II, Cosmo (Archie); la española Emma Rios por Pretty Deadly (Image); Julian Totino Tedesco, Daredevil (Marvel); Christian Ward, Machine Gun Wizards (Dark Horse) e Invisible Kingdom (Berger Books/Dark Horse).

Sin salir de una categoría artística, encontramos a Matt Hollingsworth nominado al premio Best Colorist, mejor colorista. La suya es una de las facetas a veces olvidada del trabajo de los creadores de cómics. Hecho real, pero injusto, pues cuando se habla de equipos creativos se tiende a nombrar sólo al guionista y dibujante, obviando que en la mayoría de ocasiones en el cómic americano, sobretodo el de superhéroes, del color se encarga una tercera persona. Y es quien ayuda a ensalzar los dibujos y crear sensaciones en el lector con su gama de tonalidades, los brillos y los oscuros. En este apartado, DC no gana desde 2014, cuando Jordie Bellaire recibió el premio por su trabaje en Tom Strong and the Planet of Peril y otras series.

Hollingsworth opta al premio por sus coloreados de Batman: Curse of the White Knight y Batman White Knight Presents Von Freeze , además de Little Bird y November (Image). Es un currante con más de veinte años de carrera que ha trabajado en Daredevil, Alias, Preacher, Hellblazer, Catwoman, Ojo de Halcón, The Punisher y muchos más, trabajando con dibujantes como Sean Murphy, Steve Dillon, Darwyn Cooke, Alex Maleev, Michael Gaydos y muchos otros. Estará compitiendo contra: Lorena Alvarez, Hicotea (Nobrow); Jean-Francois Beaulieu, Middlewest, Outpost Zero (Image); Molly Mendoza, Skip (Nobrow) y el que puede ser el favorito, Dave Stewart por Black Hammer, B.P.R.D.: The Devil You Know, Hellboy and the BPRD (Dark Horse); Gideon Falls (Image); Silver Surfer Black, Spider-Man (Marvel).

Por último, hay dos nominados de DC que optan a ganar en la categoría de Best Lettering, mejor rotulador o letrista. Esta es una distinción en la que DC, históricamente, ha recibido una gran cantidad de premios gracias, exclusivamente al trabajo de Todd Klein, quien desde 1993, año de la primera entrega de este título, ha ganado la friolera de 18 premios Eisner. Un gran artista, un tremendo artista, que sobre todo con trabajos del sello Vértigo y la franquicia de The Sandman se ha llevado el reconocimiento del jurado tantas y tantas veces. El año pasado recogió su último galardón por Batman: White Knight, Eternity Girl y Books of Magic, entre otros trabajos de distintas editoriales.

Este año Deron Bennett aspira a engrosar la lista de premios en la categoría sin la presencia de Klein. Bennet ha trabajado en Batgirl, Green Arrow, Justice League, Martian Manhunter y otras series fuera de DC como Canto (IDW); Assassin Nation, Excellence (Skybound/Image); To Drink and To Eat, vol. 1 (Lion Forge) y Resonant (Vault). Pero no estará solo en cuanto al personal de Burbank, ya que tenemos a Clayton Cowles en la lista de nominados, quien es letrista de Aquaman, Batman, Batman and the Outsiders, Heroes in Crisis, Superman: Up in the Sky y Superman’s Pal Jimmy Olsen. También de Bitter Root, Pretty Deadly, Moonstruck, Redlands, The Wicked + The Divine (Image); Reaver (Skybound/Image); Daredevil, Ghost-Spider, Silver Surfer Black, Superior Spider-Man y Venom (Marvel).

Competirán contra otros autores pluriempleados como Jim Campbell, Black Badge, Coda (BOOM Studios); Giant Days, Lumberjanes: The Shape of Friendship (BOOM Box!); Rocko’s Modern Afterlife (KaBOOM!); At the End of Your Tether (Lion Forge); Blade Runner 2019 (Titan); Mall, The Plot, Wasted Space (Vault); Emilie Plateau, Colored: The Unsung Life of Claudette Colvin (Europe Comics); Stan Sakai, Usagi Yojimbo (IDW) y Tillie Walden, Are You Listening? (First Second/Macmillan). Ciertamente, esta es una categoría que me resulta, realmente, imposible de esbozar ningún mínimo pronóstico.

Y estas son todas las aspiraciones de DC en los Eisner de este año. Si hay algo cierto es que todas las nominaciones de DC son trabajos y trabajadores que realmente merecen la distinción del mayor premio de la industria del cómic. Pero el criterio, o las simples decisiones, que tome el jurado este año, les den o no el galardón, no será más que una opinión más que no quitará un ápice del mérito que merecen. Si hay algo positivo en esta cantidad de nominados es que DC sigue contando con buenos profesionales en su plantilla y publica propuestas muy interesantes, que a veces pasan desapercibidas a la crítica y ventas, pero que ofrecen experiencias verdaderamente disfrutables a los lectores.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments