DC Comics: La guía definitiva de personajes

Por
17
9705

 
guia dc1

Autor: Brandon T. Snider
Edición original: Dorling Kindersley (DK). Junio 2011
Edición española: TimunMas. Octubre 2013
Formato: Cartoné, 208 páginas
Precio: 16,95 €
Valoración:

 

Encarar la reseña de un producto de éstas características supone afrontar prácticamente los mismos retos qué se le plantearon al autor. Porque no estamos ante un cómic que pueda valorarse por su dibujo, su narrativa y demás elementos propios del medio, sino frente a un producto derivado cuyas motivaciones y objetivos son bien distintos. Por consiguiente, antes de valorar el producto que tenemos entre manos es muy importante averiguar y comprender cuáles eran esos propósitos. Este plan, de todas formas, es extrapolable a cualquier otro ámbito aunque los críticos pertenecientes a dichos ámbitos se olviden de aplicarlo en la mayoría de las ocasiones. Tomen ustedes, por poner un ejemplo al crítico de cine estándar de un medio generalista. Tomaremos este ejemplo porque es en este medio en el que las divergencias entre crítica y público suelen ser más abismales. Este crítico de cine, eligiendo un día al azar valorará las películas de La2 y de TCM con una media de cuatro estrellitas. Las películas que hayan costado más de 100 millones de dólares tendrán una media de una estrellita y media. Ojo, no estoy argumentando que a cualquier producto cultural haya que valorarlo únicamente por su éxito comercial, que es muy distinto. Lo que pretendo argumentar es que cuando uno de estos productos logra cumplir sus objetivos a pies juntillas resulta llamativo que un señor argumente que el visionado de esa película es lo peor que podríamos hacer en nuestras vidas. Que dicotomía la del crítico. O negar cualquier mérito posible y escupir a la cara de Pacific Rim o entender que el 90% de sus espectadores consiguieron ver lo iban buscando.

Así pues, antes de llegar a valorar La guía definitiva de personajes habremos de averiguar cuáles eran sus propósitos iniciales. Los de su edición original, y no la que nos llega ahora de la mano de TimunMas. Y es que en mi opinión la edición española cuenta con dos problemas añadidos que no se han sabido afrontar desde la editorial. Y quizá haya sido así porque sus responsables tampoco entendieron cual era el target del producto que tenían entre manos. Es decir, en total contamos con tres cuestiones a analizar, siendo alguna derivada de otra. Veamos:

Problema nº 1: Marketing.

Sin saber a ciencia cierta cómo funcionan los mecanismos internos de Planeta DeAgostini, es muy llamativo que una editorial que publica cómics desde hace lustros tenga una filial que anuncia un producto basado en cómics y que lo hace mal. Analizando la nota de prensa difundida a los medios encontramos hasta 3 errores en nombres de los personajes. Errores sólo existentes en la publicidad, no en la guía, que no contiene ninguno.

Además, esa nota de prensa constaba de frases como “¡Imprescindible para los amantes del género!” o “Una guía ideal para todos los fans de los cómics”. Otro error de bulto, porque si quieres dirigirte a los fans de toda la vida, mal empiezas si te presentas con erratas por delante y un texto simplón. Es decir, los responsables no han entendido a quién debían dirigirse (eso lo veremos más adelante) y de paso han subestimado al público al que sí se han dirigido.

Páginas dedicadas a Batman y a Krypto, el superperro. guia dc krypto
Páginas dedicadas a Batman y a Krypto, el superperro. (Fuente: RTVE)

Problema nº 2: Desactualización.

Esto abunda en el problema que antes describíamos. La obra original data de Junio de 2011, antes de que todo el Universo DC quedara aniquilado y sustituido por otro distinto. Por entonces ya se sabía que pasaría, pero al menos llego al mercado cuando los personajes que describía eran los que podíamos encontrar en los cómics de DC. Ya no es el caso. Hace dos años que muchos de los personajes de esta guía o bien son muy distintos o bien ni existen (Oráculo, Stephanie Brown como Batgirl, Manhuenter, la JSA, etc). Es algo que ya podemos intuir tanto por el logo de la portada como por los diseños, que esta guía es un viaje al pasado. Una guía del Viejo Universo DC. Y todo “amante del género” lo sabe, así que mal haces si intentas convencerle de que esto es “La guía definitiva de Personajes DC”.

– Problema nº 3: Público potencial.

Cómo ya hemos comentado anteriormente y cómo ha quedado patente en los otros dos problemas, TimunMas no ha sabido (o al menos es la impresión que deja) explicar quién es el verdadero público de esta obra. Y es que si queremos valorarla seriamente no nos queda otra que comprender que ese público es un público infantil o pre-adolescente que esté empezando a aficionarse a los cómics y o que sienta curiosidad por saber qué personajes pueblan el universo de Batman y Superman. Las pistas están ahí para quién quiera verlas, empezando por una portada (y contraportada) brillante. Siguiendo por comentarios como “Animal Man usa una chupa de cuero porque piensa que mola” y terminando con otros pequeños detalles como el de que Barbara Gordon se quedó paralítica por un accidente. Esto último, dado que el libro no contiene errores de bulto, quiero creer que es una manera de obviar sucesos traumáticos como el ocurrido en La Broma Asesina.

guia dc

Atendiendo a todo lo dicho, analicemos ahora el contenido de las más de doscientas fichas de las que consta esta guía. Cada una de ellas consta de:

– Nombre del personaje en español y un subtítulo. Ejemplo: El Joker, el príncipe payaso del crimen.

– Breve descripción del personaje. Ejemplo: Lex Luthor se cree la mente más brillante de la Tierra. Lo mueve una necesidad de poder y usa su genio maligno para poner a prueba y destruir a Superman, quien frustra constantemente sus planes de dominación mundial. Luthor ha sido encarcelado varias veces, pero de alguna manera, siempre encuentra la manera de escapar.

– Datos generales. Nombre real, profesión, estatura, peso, base, aliados y enemigos.

– Anécdota o historia del personaje (e imagen). Ejemplo: Cuando Cazadora apareció por primera vez en Gotham City, Batman dudó en aceptarla por sus rudos métodos de hacer justicia. Él la vigiló durante un periodo de prueba y, tras ver cambios positivos, la aceptó en su círculo de confianza.

– Breves detalles del traje o del personaje. Ejemplo: Silencio se cubre con vendajes para ocultar su identidad.

– Poderes. Ejemplo: Etrigan tiene conocimientos muy amplios de magia, aunque prefiere destruir a sus enemigos con su aliento llameante. Su tosco fuerzo le da una gran fuerza y resistencia. Jason Blood, el álter ego del demonio, es un poderoso hechicero que tiene profundos conocimientos de magia.

Todo este acompañado de una imagen que generalmente está bien escogida, ya que está extraída de los cómics o portadas y no es una imagen genérica del personaje. Es decir, lo dibujantes elegidos suelen ser los más representativos de DC Comics. Únicamente leyendo los textos de ejemplo que tenéis arriba uno comprende perfectamente que el público de esta obra no es principalmente un treintañero que lleve leyendo cómics 20 años, sino todo lo contrario. No por casualidad los verbos matar o asesinar están prácticamente obviados en toda la guía, salvo en casos insalvables como el de los padres de Batman y similares. Es una guía muy general (en caso de grupos, todo el grupo comparte una página) con datos muy generales y normalmente edulcorados. Es un regalo de navidad para un sobrino, un hijo o un conocido de corta edad que quiera saber se otros superhéroes que no sean los ahora omnipresentes Vengadores. Quizá el mayor problema que pueda tener es el de haber espetado el orden alfabético original pese a haber traducido los nombres que se usan en español aquí. Debido a esto podemos encontrarnos páginas consecutivas con Black Adam, Canario Negro y Mano Negra, en vez de encontrarlos en la B, la C y la M respectivamente. Es cierto que cada página usa un código de colores propio y quizá no hay querido romperse cierta estética, pero no haciéndolo se pierde más que se gana. Es mucho mejor hojear la guía para encontrar cualquier personaje que tener que recurrir al índice.

En definitiva, y atendiendo a ese público antes descrito, La guía definitiva de personajes sí puede ser útil y entretenida, pero no desde luego para lectores mayores de edad o con ciertos años de lecturas a sus espaldas. Seguro que con todos los datos sobre la mesa coincidiréis en que así es.

17 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
7 noviembre, 2013 13:20

– Efectivamente, Mr.Rivas: En la última visita a mi librería la estuve ojeando y coincido plenamente con usted.
En mi caso, se va para dos sobrinos de 11 y 9 años a los que siempre les voy dando cositas repetidas de mi cole y les voy comprando otros comics para que vayan instruyéndose bien jovenzuelos a degustar una de las pasiones de su amado tio.
Luego vendrá, cuando ya sean más mayores y quieran indagar para saber más y más, cuando comienzen a pillarme mis comics y el problema sea mio para recuperarlos ay! ay!
Pero, bueno, de eso ya me preocuparé a su debido tiempo.
Esta guía para Reyes les cae a los dos.

Rockeros Saludos

Obaysch
Obaysch
Lector
7 noviembre, 2013 13:45

“Animal Man usa una chupa de cuero porque piensa que mola”

Really? ¿¿¿Animal Man usa una chupa de animal muerto???

En la Wikipedia dicen que es tejana.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
7 noviembre, 2013 13:48

me estoy bajando origen secreto:historia de d.c.comics.un documentel del 2010.

¿alguien lo ha visto?¿merece la pena?.

Ianu
Lector
7 noviembre, 2013 13:51

Había, cuando yo era pequeño y editoriales ya extintas publicaban los cómics, guías de este tipo e, incluso, álbumes de cromos con este formato que describes. A mí me encantaban, con sus descripciones simples

No creo que sea malo, sólo que el público al que va destinado no somos nosotros. Por tanto, el problema nº3 no es tal.

El problema nº2, para mí, tampoco lo es, porque he optado por considerar toda la última revolución DeCita como algo temporal (que lo será, tanto como la muerte de Superman o las múltiples muertes de la Tía May). Todo el nuevo Universo DC tiene tan poco poso que hace que las versiones anteriores cojan tanto peso como para resultar más oficiales que las actuales.

Eso sí, al igual que ocurría cuando era pequeño, me repatea que se usen ilustraciones de dibujantes diferentes para montar las páginas.

Y así el único problema de productos como este es que se hayan anunciado como algo que no son.

husmorpheus
husmorpheus
Lector
7 noviembre, 2013 13:52

Pues yo sólo le eché una ojeada y sí que encontré un error de bulto: no sale Wally West pero sí la ficha de su hija “Impulso”. En la misma, sí que se menciona a su padre… etiquetándolo cómo “el primer Flash”.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
7 noviembre, 2013 14:40

Desde luego, no es para mí. Empezando por esa portada brillante que echa para atrás. Le eché un ojo y, la verdad, no me gustó. Y a mí sí me pareció algo hecho para niños, con esos circulitos en los dibujos con textos en plan “Fulanito lleva estas muñequeras porque lanzan rayos”.

Y tampoco me gustan las ilustraciones sacadas de cómics. A mí, para este tipo de cosas, me gustan más las ilustraciones típicas en las que se presenta a los personajes de frente, espalda y perfil.

Jordi Molinari
Autor
7 noviembre, 2013 15:45

lanu, ya llevamos 2 años del nUDC, y no se irá a ninguna parte – prueba de ello es que parece ya planificado el evento de septiembre 2014.

Como tampoco se fue la CoIE, ni otros cambios que han habido en estos últimos 25 años. Seguramente dentro de unos años – posiblemente cuando DiDio ya no esté al poder -, se haga otra “Hora Cero” para terminar de ajustar ciertos cambios arrastrados por no hacer un reinicio total (y ojo, que CoIE se hizo, con años de planificación detrás, y en menos de una década, pues eso, Hora Cero para intentar seguir adelante…).

Yo más que asumir que ellos consideran que es temporal, más bien sería una visión de “cuando nosotros dejamos de publicar, así estaban las cosas…”.

cazacabezas
cazacabezas
Lector
8 noviembre, 2013 9:58

Me han resultado muy curiosas las observaciones de Iván en los primeros párrafos en cuanto al éxito de un producto y su relación con la crítica y demás. No creo, dicho sea con todo el respeto, que el trabajo de un crítico artístico (sea ese arte cine, comic o pintura) sea valorar los objetivos comerciales (entendidos tales como su alcance popular) de un producto como parte fundamental de su crítica. Para mi un crítico se tendrá que ceñir a los aspectos puramente formales de la obra y abstraerse de los demas. De acuerdo en que muchos de ellos (sobre todos los de los medios generalistas) no parecen entender muy bien esto, pero no deja de ser la propia idiosincrasia de la crítica artística.

Pongamos por ejemplo este tomo. Parece más que evidente por su formato, por la naturaleza de su contenido, por el sello con que se edita y sobre todo por las fechas en que sale a la luz, que su objetivo es “hacer caja” con vistas a las navidades. Es un artículo de regalo, no de consumo del lector tradicional de comics. ¿Debería un crítico esperar a las cifras de venta del mismo para elaborar su crítica? Yo no lo veo así, la verdad.

Del midmo modo, no es dificil entender que este tipo de productos suelen estar elaborados a toda prisa por las editoriales (de ahí los errores en las notas de prensa a los que se refiere en el artículo, por ejemplo) pero eso no es excusa para que un crítico se muestre más o menos magnánimo en su estudio, ya que su objetivo no es tener en cuenta los condicionantes técnicos o económicos que han envuelto la obra, sino la calidad de la obra en sí.

Perdón por el rollo, pero es un tema que siempre me ha llamado la atención. Y perdona si te he molestado en algo, Iván, te aseguro que no era mi intención, pero tu enfoque del asunto que comento me parece tan interesante como discutible.

Ianu
Lector
8 noviembre, 2013 11:39

Jordi Molinari, llevo bastantes años leyendo cómics. A Superman le han cambiado el traje muchas veces, pero siempre termina teniendo el de la Silver Age.

Una prueba de que las versiones anteriores a todas estas remodelaciones son más perdurables la encuentras en proyectos como All Star Superman o similares, que vuelven al icono que todos conocemos.

Cargarte lo conocido con el fin de enganchar nuevos lectores es un truco que se lleva haciendo desde hace mucho, pero se solía hacer con más elegancia (léase el Superman de Byrne) o con otros sistemas(mira los Flash que ha habido).

Ocioso
Ocioso
Lector
8 noviembre, 2013 11:41

“¿Qué le regalamos por Reyes al nieto, o al sobrino, o al hijo del vecino?”
“Le gustan los Supermanes y eso”
“Pues vamos al Cortinglés a ver que encontramos”
“Mira, aquí salen todos. Pues esto”

Si es un chavalín que está empezando a leer tebeos es un buen regalo porque no se va a dar cuenta si hay errores o está desfasado, pero como ya tenga cierto conocimiento de los personajes se va a encontrar con el típico regalo de los abuelitos, los titos, o los vecinos, que son muy majos y tal, pero…

Jordi Molinari
Autor
8 noviembre, 2013 11:54

Pero lanu, si precisamente para eso sirvió a fin de cuentas el nUDC: para cargarse a todo lo que se había ido acumulando las últimas décadas para dejar casi a perpetuidad los iconos de la Silver Age.

Justito ha ido que no involucionaran a Dick como Robin, y que dejasen a Hal Jordan como único Green Lantern como han hecho con Barry Allen como único The Flash…

Ianu
Lector
8 noviembre, 2013 12:51

Jordi Molinari, es cierto que han dejado a los grandes personajes (y, de paso, los famosos)de la Silver Age, pero:

-Les han cambiado el traje (puede parecer una tontería, pero para mi es esencial)
-Les han eliminado gran parte del trasfondo y/o orígenes
-Los han rejuvenecido.

Jordi Molinari
Autor
8 noviembre, 2013 13:15

No me parece tan esencial lo del traje, dado que para mi es más definitorio su logo, y tanto el de Superman como el de Batman han ido mutando a lo largo de estos 75 años.

Lo segundo es cierto, ¿pero acaso no hicieron lo mismo con la CoIE? Ciertamente, con el paso de los años, se fueron recuperando paulativamente cosas, aunque por ejemplo en el caso de Superman, muchas de las cosas más emblemáticas de la Silver Age no empezaron a regresar hasta más de 15 años después.

Y salvo en casos que afecte el tener hijos o cosas por el estilo, que les hayan rejuvenecido es algo casi anecdótico. Quizás en algún evento futuro, de esos que sirvan para ajustar la realidad, asuman que eso de 5-6 años para los principales héroes se queda corto y le añadan 2-3 más, especialmente en casos como Batman y Green Lantern.

Pero por más que moleste el nUDC, ha llegado para quedarse. Irá mutando, como el universo post-CoIE lo hizo con eventos tales como Hora Cero y Crisis Infinita. Pero esto no es Heroes Reborn, no llegaremos un buen día en un futuro muy próximo donde nos levantaremos, y todo volverá a estar como antes de Flashpoint. Sería un error más tremendo aún que el causado por el propio Flashpoint.

Jordi Molinari
Autor
8 noviembre, 2013 21:23

Bienvenido a 1985.

AlexCruz
Lector
10 noviembre, 2013 0:33

Una pequeña reseña biografica; unos pequeños datos personales de su expediente y una pequeña explicacion de sus poderes… Y dibujos aqui y alla. Muy corta la limitada esta Guia de personajes, le hacen falta mas diseños de personajes y darle mas carne de su historia, pero con las crisis de continuidad infinitas, ya no se sabe que esta en continuidad y que no para escribir una reseña.