Dark Ark 2, de Cullen Bunn y Juan Doe

Reseña del segundo tomo de Dark Ark. La serie de Aftershock, por Cullen Bunn y Juan Doe, llega a su ecuador.

Por
2
961
 

Edición original: Dark Ark 6-10.
Edición nacional/ España: Planeta Cómic.
Guión: Cullen Bunn.
Dibujo: Juan Doe.
Formato: Tomo, 128 páginas.
Precio: 14,95 €.

 

Esta semana volvemos con Aftershock y nos ponemos al día con lo publicado en España por Planeta con este segundo tomo de Dark Ark, que salía a la venta el pasado mes de julio. En este caso también volvemos con autores de los que tratamos diversas obras, en primer lugar está Cullen Bunn, escritor de series como Harrow County, Punk Mambo o Asgardianos de la Galaxia entre muchas otras, que para esta editorial realizó, además del primer volumen de esta serie, la irregular Unholy Grail. Lo mismo ocurre con el dibujante, Juan Doe tenía muy poca carrera antes de entrar en Aftershock pero su estilo llamativo le concedió un lugar en la primera serie, y única, de Brian Azzarello para la editorial, American Monster, la cual lleva años inconclusa, de ahí que Doe se moviera para este Dark Ark con Bunn. Por desgracia se puede decir que la aportación de ambos autores para la editorial no ha sido precisamente para tirar cohetes, Unholy Grail partía de una buena idea pero se iba desinflando por el mal desarrollo de los personajes, entre otras cosas. Si hablamos de American Monster podemos echar más la culpa al guion de Azzarello y a su abandono del proyecto, porque es verdad que Doe hacia un trabajo interesante que contrastaba con el estilo del escritor.

Pero recapitulemos un poco con respecto a este Dark Ark. La idea inicial es sumamente original, la de un Arca como la de Noé pero donde un hechicero llamado Shrae, por órdenes del gran demonio, guarda a los monstruos para que sobrevivan al diluvio y lleguen al nuevo mundo. La presentación de aquel primer tomo era algo errática, lenta, tardaba en arrancar, pero hacia la mitad la historia pegaba un interesante giro, una guerra interna avivaba nuestro interés y nos acababa por dejar un número final en el que se introducía un nuevo concepto, a saber, que el arca oscura debía proteger a la de Noé, porque si los monstruos querían sobrevivir en el nuevo mundo necesitaría comida. Empezábamos la lectura con una historia floja pero acabábamos con ganas de seguir, gracias a que mejoraban el ritmo e introducían conceptos interesantes.

El punto más flojo de aquel primer tomo lo ponía Juan Doe, aunque seguía con su estilo de American Monster su trazo cambiaba y ya no era lo mismo, por desgracia en este segundo tomo va incluso a peor, partiendo de la base de que el color y los brillos no le favorecen nada, y es cosa suya porque él mismo es el colorista, pero además da la impresión de que va todo el tomo con prisas, es verdad que la serie no sufrió ningún retraso, pero igual le hubiera venido bien parar un poco. No es un autor que tenga problemas con la narrativa, en ese sentido cumple, pero formas y caras expresan poco, demasiado simple para lo que intenta hacer.

El principal problema que le veo a este tomo, que ya me pasaba en menor medida con el anterior, es que da la impresión de que todo está muy alargado. La historia de Dark Ark dura quince números, ya publicados en Estados Unidos, y que aquí serán tres tomos, aunque ya hay una continuación titulada Dark Ark: After the flood de la que se han publicado cinco números sin más programados de momento. Todavía tenemos Dark Ark para rato, pero el problema no es que se esté estirando la historia, los problemas del arca pueden dar para mucho, sino que se estiran los arcos argumentales demasiado, por ejemplo, lo que se cuenta en este tomo se podía haber hecho en dos números, no en cinco. Se dan demasiadas vueltas a lo mismo hasta el punto que cuando se intenta dar una sorpresa al lector se ve venir de lejos, precisamente por haber incidido demasiado en el tema.

El problema deriva no solo de que Juan Doe alarga la acción en sus páginas hasta la extenuación, sino que Cullen Bunn da mucha cabida a una trama que ni es la principal ni afecta a esta de manera importante. Podía haber hecho un arco intermedio en el que resolvieran diferentes problemas que surgen a raíz de llevar monstruos tan diversos en el arca, en vez de eso plantea un solo problema y lo alarga casi cinco números.

Shrae se debe enfrentar a una diosa primigenia, y esto plantea diversos temas interesantes, como que es anterior al dios monoteísta que produce el diluvio y no pretende dejarse matar ni seguir sus órdenes. Hay una idea de fondo que, aunque muy tratada, no deja de ser interesante, la de cómo las ideas de los viejos dioses van desapareciendo de las sociedades según se alzan nuevas religiones, y la resolución está bien, pero hay demasiadas páginas por medio en las que apenas se dice nada.

Otra parte del cómic está dedicada a contar, a modo de flashbacks, como Shrae y su familia hacían el arca, ayudados por otras personas que querían sobrevivir, y me pasa lo mismo que con la trama antes mencionada, que hay páginas de más, que se habla demasiado sobre el tema y que no se dice mucho, es cierto que se hace para dar más importancia al personaje de Janris, pero con una conversación bastaba porque la fuerza de esta chica se ve mejor por lo que le pasa luego que por los retazos del pasado. No todo es malo, los autores siguen teniendo alguna buena idea, la manera en la que Shrae selecciona los que entran en su arca es una de ellas, pero también plantea un dilema, que el hechicero no parece tan malo como para ser un siervo del demonio, parece más una persona confundida y eso lastra un poco al personaje.

Se puede decir que la continuación de Dark Ark no está a la altura del primer tomo, que ya de por sí no era un estreno estelar, habrá que ver si la conclusión hace que merezca la pena este viaje y si Bunn y Doe demuestran las capacidades que ya han tenido en otras obras.

  Edición original: Dark Ark 6-10. Edición nacional/ España: Planeta Cómic. Guión: Cullen Bunn. Dibujo: Juan Doe. Formato: Tomo, 128 páginas. Precio: 14,95 €.   Esta semana volvemos con Aftershock y nos ponemos al día con lo publicado en España por Planeta con este segundo tomo de Dark Ark, que…

Dark Ark 2

Guión - 5.5
Dibujo - 5
Interés - 5

5.2

Hundiéndose

No es un cómic fallido, pero no tiene nada que resaltar. Muy plano y alargado.

Vosotros puntuáis: 2.96 ( 3 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
César
César
Lector
12 agosto, 2020 12:41

Yo ni llegué al segundo tomo y vendí el primero. Mediocre tirando a malo. Aburrido.