Cuerda de presas. Luchar contra el olvido

La historia como toda manifestación científica y académica ha sido asfixiantemente machista. Cuerda de presas denuncia algunas de las tragedias ocultas de nuestro pasado más cercano. Son 11 relatos protagonizados por mujeres encarceladas por razones ideológicas durante el franquismo.

Por
0
948
 

Edición nacional/ España: Cuerda de presas. Astiberri. Octubre 2017
Guion:Jorge García
Dibujo:Fidel Martínez
Formato: Cartoné. 96 páginas
Precio:15€

 

“La seriedad de un banco.
La caridad de un convento.
La disciplina de un cuartel”.

Astiberri ha reeditado en tapa dura Cuerda de Presas de Jorge García y Fidel Martínez. Es una excelente oportunidad para acercarse a uno de los cómics más importantes de los últimos años. Un tebeo hondo, intenso y auténtico que enriquece y emociona al mismo tiempo.

La historia se repite circularmente o, para ser más exactos, pendularmente. Así mismo, el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Solo por eso es conveniente enfrentarse a Cuerda de presas. Para intentar aprender de los errores del pasado, de unos más que de otros evidentemente, y también para poder detectar precozmente comportamientos, actitudes y mentalidades que conducen a la barbarie.

Pero además merece la pena acercarse a este pequeño gran álbum porque tanto Jorge García como Fidel Martínez construyen una obra conmovedora, veraz y llena de pasión aunque paradójicamente el tono empleado por García sea el de la frialdad. Hay una voluntad explícita de distanciamiento, de buscar el rigor artístico, de que sean las historias las que hablen por sí solas sin el adorno del subrayado emocional.

Cuerda de presas está compuesta por 11 relatos de extensión variable donde se denuncian las condiciones de vida de las mujeres encarceladas por el franquismo al terminar la Guerra Civil española. Estos relatos están localizados en diferentes prisiones españolas y a pesar de ser recreaciones, muchos de los peores episodios que se cuentan están documentados históricamente. Se publicó por primera vez en 2005.

Jorge García cambia de narrador en cada historia. A veces son las protagonistas las que nos cuentan directamente sus recuerdos o nos llegan a través de entrevistas periodísticas, en otras nos lo cuentan sus hijos. García nos sumerge sin filtros pero también sin estridencias por todo el catálogo de atrocidades que un régimen revanchista e inhumano estructuró en nombre de la ideología, la religión y la decencia.
El franquismo desposeyó a los perdedores de toda humanidad para poder torturarlos, adoctrinarlos y en muchos casos eliminarlos. Las mujeres sufrieron además un plus de crueldad dado el machismo absoluto que imperaba en aquella época, en ambos bandos.

En Cuerda de presas asistimos a traslados en vagones de ganado, a arbitrariedades como la prohibición de pisar la unión entre las baldosas o a atrocidades como depositar un cadáver en una jaula de conejos a la espera de que lleguen los de la funeraria. Hambre, sed, frio, miedo… es la rutina cotidiana de estas mujeres, pero incluso en el peor infierno la humanidad, la solidaridad y la fraternidad se abre paso y en este álbum también asistimos a gestos casi insignificantes que por su valentía adquieren un valor extraordinario.

Fidel Martínez, el dibujante de esta obra nos confesó en su momento: “Cuando Jorge me ofreció la posibilidad de colaborar en el apartado gráfico de Cuerda de Presas, lo que me atrajo de este proyecto no fue el carácter histórico o político de sus relatos (…) sino más bien el intenso humanismo, la profunda compasión y la particular mirada con la que se enfrentó a unos sucesos tan dramáticos”. Entrevista a Toni Boix. Zona Negativa. Septiembre de 2007.

Esta mirada es la que hace particularmente interesante Cuerda de presas. Una mirada llena de horror y de compasión, pero también preñada de indignación y de responsabilidad, la de explicar unos episodios poco conocidos y a menudo cruelmente ocultados.

El cómic español puede presumir, sin embargo, de ofrecer varias obras que fueron pioneras en la denuncia de la represión franquista. Paracuellos de Carlos Giménez es la primera que nos asalta a la memoria y también del mismo autor Barrio y 36-39 Malos tiempos así mismo tenemos Un largo silencio de Miguel Gallardo, Un médico novato de Sento Llobel, El arte de volar de Antonio Altarriba y Kim o incluso Las serpientes ciegas de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí. Pero para tejer sus relatos el guionista se fijó en un referente algo más lejano.

Jorge García afirma: “En realidad, el referente en historieta fue la serie “Evaristo” de Carlos Sampayo y Francisco Solano López. Con gran economía de medios, Sampayo y Solano López relataron los casos del comisario Evaristo Meneses, un célebre policía argentino cuyas aventuras se desarrollaron a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado. Leí cada historieta al menos cuarenta veces para aprender a armar argumentos con sustancia, administrar las elipsis, jugar con el campo-contracampo y reducir el diálogo a su mínima expresión“. Entrevista a Toni Boix. Zona Negativa. Junio de 2007.

El dibujo de Fidel Martínez es otro de los grandes alicientes de esta obra. Partiendo de un blanco y negro riguroso el artista sevillano va alterando su estilo en función de la historia concreta que va contando, siempre con una función narrativa.

La elección de la gráfica siempre influye en el relato que vas a ilustrar porque es importante que lo que vayas a dibujar esté en sintonía con lo que quieres contar”. (…)
En el caso de Cuerda de Presas mi idea era hacer que el lector se parase un poco más en cada viñeta para retardar un poco más el tiempo del relato y, de esta forma, crear la sensación de que esas historias contadas en muy pocas páginas podían durar un poco más”. Entrevista a Toni Boix. Zona Negativa. Septiembre de 2007.

El abanico de influencias del dibujante de Hacerse nadie es amplio y selecto. Él a menudo cita en las entrevistas a José Muñoz y a Alberto Breccia pero también recuerda a Will Eisner o a Milton Caniff, a Santiago Sequeiros o a El Cubri e incluso a Jack Kirby o a John Romita Sr que considera como su primer referente en la infancia.
El estilo de Martínez es expresionista y también elegante. Estructura su página con tres tiras de dos viñetas, esquema que rompe en contadas ocasiones y sólo para poner en valor aquella secuencia concreta. En Cuerda de presas, Martínez confiesa que no pudo evitar sentirse involucrado personalmente en los hechos que narraba y que este sentimiento de rabia influyó en el trazo, en la iluminación y en definitiva en la realización gráfica de toda la obra.

La decisión de Astiberri de reeditar este álbum es un gran acierto. La opción de darle un formato con tapa dura también. Se ha variado algo el tamaño para que la caja (la superficie real dibujada sin los márgenes en blanco) quedara mejor proporcionada, sin embargo a mí me hubiera gustado que el libro tuviese un tamaño un poco más grande, al menos el formato de un álbum europeo, para apreciar aún mejor el elegante expresionismo de Fidel Martínez. La impresión es correcta y el papel bueno. El precio de 15€ me parece ajustado.

En realidad una obra como Cuerda de presas no tendría que ser una excepción, pero lo es. España es un país donde escribir o dibujar sobre episodios como los expuestos en este álbum no redunda en el prestigio social de los autores sino que les acaba penalizando, es una sociedad que sepulta su pasado en el más oscuro de los olvidos a riesgo de volver a repetir sus errores una y otra vez, es una cultura donde Cuerda de presas supone una luminosa anomalía y no una práctica reparadora y habitual. Aprovechemos ahora que vuelve a estar disponible en nuestras librerías, quien sabe cuánto tendremos que esperar hasta el próximo destello de luz entre tanta oscuridad.

  Edición nacional/ España: Cuerda de presas. Astiberri. Octubre 2017 Guion:Jorge García Dibujo:Fidel Martínez Formato: Cartoné. 96 páginas Precio:15€   “La seriedad de un banco. La caridad de un convento. La disciplina de un cuartel”. Astiberri ha reeditado en tapa dura Cuerda de Presas de Jorge García y Fidel Martínez.…
Guión - 8
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

8.7

Necesaria

Una obra emocionante e imprescindible.

Vosotros puntuáis: 9.4 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment