Colección Jim Starlin nº 4. El Guantelete del Infinito. Estela Plateada.

Ron Marz y Ron Lim narran el tie-in de la colección de Estela Plateada con el evento el Guantelete del Infinito.

Por
5
2643
 

Edición original:Silver Surfer v3, 51-59 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Ron Marz.
Dibujo:Ron Lim.
Formato:Tomo en tapa dura, 224 páginas.
Precio:19,95€.

 

Hoy es día 27 de Abril de 2018 y queridos lectores, probablemente estéis como yo mirando el reloj a todas horas, para ver si la aguja se mueve y podéis de una vez salir de casa y acudir al cine a ver Vengadores: Infinity War, el crossover más esperado del cine de superhéroes y la culminación de ese titánico proyecto que película a película construye Marvel Studios y que empezó en 2008 con Iron Man.
Sin embargo, en Zona Negativa seguimos haciendo nuestro trabajo, reseñar aquellos cómics que consideramos relevantes, llegándole el turno en este caso al tie in de Estela Plateada en el evento El Guantelete del Infinito. Y es que, aunque no lo veamos esta tarde o noche en pantalla grande, el que fuera el enfrentamiento más grande contra Thanos jamás contado tuvo como uno de sus mayores protagonistas al surfista de plata. Sería Norrin Rad quien descubriría que Thanos estaba vivo, quien trataría de poner sobre aviso a Los Vengadores, y quien intentaría por todos los medios parar al Titán Loco, por los medios que fueran necesarios como hemos visto en los anteriores tomos de la colección.
Por ello, era evidente que la colección de Silver Surfer, debía recoger la importancia que para el personaje tenían los malvados planes de Thanos, en la medida en que no fueran narrados en el evento principal, pero esta vez y, tristemente sin los guiones de Jim Starlin, que sería sustituido por Ron Marz, un viejo conocido de la colección que ya había guionizado algunos de los números de la colección.

De este modo, el volumen comienza con un atribulado Estela Plateada que es testigo de cómo Thanos construye en medio del cosmos un gigantesco monumento a la muerte desde el que recibe a quienes osen arrebatarle el Guantelete del Infinito, siendo el lector testigo de cómo hasta aquellos seres superpoderosos invadidos de algo tan etéreo y divino como el poder cósmico, son capaces de sentir impotencia cuando nada pueden hacer para salvar el universo al que juraron proteger.
Así, veremos cómo Estela intenta advertir al planeta tierra de lo ocurrido, llegando a enfrentarse con el Rhino (enemigo mítico de Spiderman) cuando el villano libera a unos tigres del zoo para que estos no tengan que sufrir el apocalipsis venidero.

Pero sin duda, el punto álgido de este cómic es aquel en el que Estela reflexiona sobre sí mismo, su vida, con sus errores y virtudes, y su papel en el universo a través de una fructífera conversación con la encarnación antropomórfica de la realidad virtual (que por cierto, resulta bastante machista incluso en su época, al manifestar que todas las mujeres “son irracionales” sin venir a cuento de nada y sin pudor alguno). Así, el personaje llegará a barajar su propio suicido, cometido por su madre y por su madre antes que él y en distintos momentos de su vida, al verse incapaz de hacer nada para poder dar salvación a quienes son subyugados por alguien como Thanos, tan omnipotente que es más que un Dios.
Por otro lado, en este volumen Ron Lim nos presentará a Galactus sin el casco, descubriendo el lector que bajo el mismo había un rostro bastante humano, como de todas formas ya se vio en la miniserie de Hércules de Bob Layton como mi respetable compañero Luis Javier Capote Pérez me ha recordado, viéndosele también vestido “de calle” en sus orígenes narrados por Stan Lee y Jack Kirby, información que poseo de la mano de mi no menos respetable compañero Sergio Robla.

Este tomo también nos regalará un curioso número en el que los Kree se aprovechan de Estela Plateada para llevar a cabo sus tejemanejes políticos, demostrándosenos una vez más, que en cuestiones de luchas de poder, nadie rivaliza con la frialdad Kree.

Por otro lado, en este tomo se muestra a La Muerte enamorada de Thanos al haber sido esclavizada por éste, lo que no deja de ser un error de continuidad, puesto que como vimos en el evento principal La Muerte, no respondía a los anhelos del Titán Loco, llegando éste a crear de la nada a un homólogo femenino llamado Terraxia para suscitar sin efecto alguno los celos de la parca.
En cuanto al dibujo, Ron Lim sigue incansablemente al pie del cañón en la colección del surfista plateado, siendo el dibujante que más números de toda esta colección en cómputo global dibuja, y con un estilo que sin ser increíble es muy bueno y cumplidor, siendo capaz de cumplir con sus plazos sin retraso alguno, y recreándonos una visión de Estela y de Thanos épica, llegando a protagonizarse un medieval enfrentamiento mental entre ambos como paso previo a parar a Nébula cuando ésta está en posesión del Guantelete del Infinito.
No obstante, estamos ante un volumen que resulta prescindible para el lector, que no tendrá acceso a nada especialmente jugoso que no haya visto ya en el evento principal, siendo un notable bajón el que Starlin no esté a los mandos de la colección del surfista plateado para estos números, si bien los mismos resultan entretenidos y de compra recomendada para completistas y acérrimos de los personajes.

  Edición original:Silver Surfer v3, 51-59 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Ron Marz. Dibujo:Ron Lim. Formato:Tomo en tapa dura, 224 páginas. Precio:19,95€.   Hoy es día 27 de Abril de 2018 y queridos lectores, probablemente estéis como yo mirando el reloj a todas horas, para ver si la aguja se…
Guión - 6.5
Dibujo - 7.5
Interés - 6

6.7

Galáctico

Ron Marz y Ron Lim narran el tie-in de la colección de Estela Plateada con el evento el Guantelete del Infinito.

Vosotros puntuáis: 5.06 ( 8 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Raúl GutierrezhammanukaiwetronicAuthorityAlejandro Ugartondo Recent comment authors
Recientes Antiguos
Alejandro Ugartondo
Autor

Concuerdo contigo sobre el bajón que supone este tomo respecto a los tres anteriores.

Respecto al comentario “machista” que mencionas, yo lo interpreté de otra forma. Estela está justificando su pasado y hablando de los problemas que tuvo con su prometida porque ella tenía unas necesidades diferentes a las que tenía él. En ese momento Realidad Virtual le suelta eso de que las mujeres “son irracionales” que yo lo interpreto más como una pulla a Estela por no haber sabido interpretar lo que le pedía Shall-Bal. A fin de cuentas Estela se había comportado de forma muy egoista con ella y aun así estaba intentado justificar su comportamiento para con ella. Por eso el comentario de Realidad Virtual yo lo veo más como un “si claro, el problema era la irracionalidad de ella y no tu egocentrismo, no? Anda ya! “

Authority
Lector
Authority

Que en un tomo de 200 páginas tengas que hacer mención al horroroso e insoportable machismo, porque en una conversación entre dos personajes uno diga tenía problemas con su prometida y el otro lo justifique (o no) diciendo que es porque las mujeres son irracionales, te hace merecedor del trofeo whiteknight de oro.
Vaya tela con el flanderismo que impera en la sociedad.

kaiwetronic
Lector
kaiwetronic

Oye… eso del ‘flanderismo’ me ha gustado…!!
Recuperemos la libertad de expresión (personal y artística) que tanto echamos de menos los que vivimos los 80, y que tanto sufrimiento costó conseguir a varias generaciones de españoles…!!

hammanu
Lector
hammanu

Cuanto echo de menos los 80 y 90 cuando la gente no era tan susceptible y ahora como en un estado Orwelliano hay que medir cada palabra para no herir a nadie.

Seguramente en un futuro incluso películas como la Chaqueta Metalica o el Sargento de Hierro serán censuradas para no herir a las futuras generaciones con apelativos mal sonantes o molestar a minorías que se integrasen en el ejercito. Vivimos con cuidar lo que se dice como si sufrieramos una dictadura.

Pues si tuviera Raul que reseñar novelas o escritos de hace muchísimos años deja el comentario de este tomo en propaganda feminista.