(Cine) Objetivo: Terrum

Por
15
540

Director: Aristomenis Tsirbas
Guión: Aristomenis Tsirbas
Reparto: Luke Wilson, Evan R. Wood, Brian Cox,… (voces)
Solotresd (7,5)

Sinopsis: En un rincón de la galaxia, los habitantes de cierto planeta viven en paz. Viviendo en ciudades sin polución, flotan por el aire, tienen una vida feliz y dan gracias a la Naturaleza. Mala es una chica alegre que se divierte con su amigo Senn volando con extraños artilugios hasta los confines conocidos, sitios recónditos a los que está prohibido acceder. La comunidad está dirigida por el sacerdote, que vela por los suyos bajo un cálido manto de protección. Pero de pronto algo se interpone entre ellos y la estrella que les proporciona luz: resulta ser una nave humana, un Arca con los últimos humanos que tuvieron que huir de la Tierra y de otros planetas próximos ya colonizados y destruidos. De la gran nave surgen cazas para capturar a los nativos, pero un accidente hace caer a Jim Stanton en manos de Mala. Superadas las primeras desavenencias, lucharán juntos para evitar la guerra por el territorio, donde además los humanos pretenden crear oxígeno “artificial” para suplantar el aire presurizado que usan los nativos, pero ese oxígeno es mortal para ellos. En una situación donde solo puede prevalecer una opción, ¿es posible evitar la guerra y hacer coexistir ambos mundos?


Senn y el sacerdote buscan a Mala, Jim y el robot Giddy


Valoración: Muy grata sorpresa esta de Objetivo: Terrum, o mejor dicho, Battle for Terra en el original, una cinta de 2007 que nos llega ahora, en una época que no “molesta” a las grandes firmas de la animación (Pixar, Dreamworks,…), en un entretiempo entre Navidades y las fiestas de Semana Santa, donde se suelen estrenar los grandes títulos. Dirigida por el canadiense de origen griego Aristomenis Tsirbas (que colaboró en el apartado digital de Titanic y ha creado varios cortos premiados), no está auspiciada por ninguna distribuidora mainstream (en Latinoamérica fue distribuida por Lionsgate, mientras que en España no aparece ningún logotipo conocido). Si consultamos quién distribuye, nos aparece que la compañía Solotresd está detrás de la película, los mismos que estrenaron no hace muchos meses Las Aventuras de Sammy y que tienen en cartera Animals United (¿un clon de Madagascar?) y Movida Bajo el Mar 2, amén de perpetrar una herejía al retocar la clásica La noche de los muertes vivientes para que veamos los zombies en 3D. Estas cartas de presentación no presagiaban nada bueno, pero nunca hay que perder la esperanza. Y es que mientras me dirigía a la sesión de preestreno junto con mi sobrina estaba pensando lo aburrida que sería la travesía de soportar un producto desconocido, aparentemente mal hecho y con diseños de personajes feísimos. O sea, los ánimos estaban por los suelos y en modo “vamos a hacer que esto pase lo más rápido posible”.


Pero nada más lejos de la realidad. Ya desde los primeros compases la cinta captó mi interés: lo primero que me gustó es la banda sonora, creada por el polaco Abel Korzeniowski, que hasta la fecha había regrabado la banda sonora de Metrópolis de Fritz Lang, o la versión en cine de 30 días de Noche, entre otros. Otro aspecto que me llamó la atención es el plantel de actores y actrices que habían prestado sus voces para tal proyecto: Rosanna Arquette, Brian Cox, el veteranísimo James Garner poniendo la voz al sarcástico robot Giddy, Danny Glover, Mark Hamill (especialista en poner voz a dibujos y videojuegos, más allá de su papel en Star Wars), Danny Trejo o Ron Perlman. Sin ser sinónimo de calidad, es de suponer que la mayoría de estos actores se implicaron en el proyecto al ver que era interesante guión mediante, por muy barata que fuese la producción.

Pero si la música ya presagiaba algo bueno, las mejores sensaciones se confirmaron cuando pasaron los minutos y comprobé que eso es algo mas que un entretenimiento banal. La sorpresa vino cuando la trama se aleja de situaciones y diálogos trillados, planteando escenas adultas o dejando oír replicas del robot Wall-e-alike de lo mas sabrosas, ya sea con humor sarcástico o dejando ver que es un aparato bastante más inteligente de lo que parecía, aunque le cueste procesar la lógica de los nativos terráqueos.

La cinta no trata a los niños de tontos, es más, se incluyen al menos 3 escenas que podrían considerarse realmente adultas, entre ellas una prueba extrema puesta por el general del ejército invasor a Jim, haciéndole escoger entre la vida de Mala y la de su querido hermano también alistado al ejército y mucho más leal a las órdenes del pérfido general (eso es, no cuestiona su comando). Los diálogos son vivos, creíbles, dinámicos, no sobra ninguna escena y en ciertas ocasiones tienes el placer de ver como la platea adulta realmente disfrutaba con la historia realmente sorprendida de lo que estaba viendo. Es de esos pases gratuitos que realmente hacen un bien a la carrera comercial de la cinta, creando (esperemos) un buen boca oreja entre madres y padres. Eso sí, aunque esté autorizada para todos los públicos, creo que no debería verse por debajo de los 7 años, ya que hay escenas de difícil comprensión para un niño (los nativos que quieren ser llevados/matados por los invasores del Arca cuando aún piensan que son Dioses, o las razones por las cuáles hay un suicidio en la historia, etc). Aparte hay ruido y efectos especiales que pueden asustar a un crío de 3/5 años, aparte de que no entendería nada porque la historia no es de malos contra buenos, sino que entre los malos también hay gente que quiere proteger a los buenos, creando un amalgama de grises que da mucho juego, amén de algunos diálogos entre Mala y el robot algo difíciles de captar.


La captura no capta -ejem- la espectacularidad del instante


Pero no solo nos encontramos escenas de corte adulto: para ser una producción relativamente barata (y esto se nota en ciertos momentos), se las arregla para saldar algunos momentos bellos, como el descenso de uno de los cazas invasores con el rojizo “Sol” detrás, a cámara lenta y con efectos de calor, o la presurizada y blanca cámara donde Stewart sufrirá una agonía a manos de Jim. Los restos de la gran máquina-araña creadora de oxígeno queda como metáfora del paso (pisada) del hombre en un nuevo planeta, además de un monumento a la guerra (y a la paz), siendo una imagen muy icónica cuando se ve en pantalla grande.

El ser humano siempre puede meter la pata y la zarpa en sitios nuevos, es su especialidad

Battle for Terra tiene un ambiente característicamente de ciencia ficción, y está basada en un corto del mismo nombre dirigido por el mismo Tsirbas. Recuerda poderosamente a Galáctica, por el hecho de ser un grupo de humanos en busca de un planeta que habitar, con un trasfondo donde la Tierra original ya ha desaparecido y el ser humano necesita salir al espacio para sobrevivir. El problema es que en esta ocasión no es una colonización, sino una invasión. El viaje pacífico de la misma Galáctica o Star Trek hasta los confines del espacio se torna en una lucha por la vida, ya que el Arca está en las últimas y le quedan muy pocas reservas de oxígeno. El plan del general es oxigenar con una máquina la superficie del planeta, sabiendo que ese oxígeno es letal para los nativos. El propio diseño del Arca, las salidas y entradas de los cazas, la música, los efectos especiales,… todo recuerda a las mejores experiencias en el campo de la sci-fi. De hecho el asunto del oxígeno trae al espectador curioso pendiente todo el rato si son consecuentes con su propio guión o no, y efectivamente sí lo son.



El mensaje que plana por encima de toda la historia es la de que la guerra nunca es la respuesta. Incluso en momentos críticos se puede encontrar una solución consensuada. La clave es conocer al enemigo, entender sus razones, tener capacidad para el diálogo, buscar insistentemente la paz, nadie dice que sea fácil. Bien podría considerarse una metáfora de la situación entre israelitas y palestinos. Aunque utópico, el mensaje queda bien difundido, sin “monólogos de moralina”, sino que está repartido entre varios personajes, incluyendo los del consejo que están en contra de la invasión sin más (esa escena y las ganas de empezar a matar nativos me trajeron a la memoria las escenas del Coronel Shikishima en las reuniones con el “Consejo de sabios” de Neo Tokio en Akira).

Internet nos hace descubrir muchas cosas que de otra forma serían muy difíciles de detectar. Sitios webs como IMDB te hacen dar cuenta de detalles, casualidades, colaboraciones imposibles, etc. Y una simple búsqueda por Google Imágenes nos desvela que Battle for Terra fue infantilizada para su pase en España. Primero, el título rebaja la sensación de que se va a ver un enfrentamiento por un territorio por parte de los nativos contra los invasores, que además somos los propios seres humanos. El título así es más neutro, y deja espacio para la duda. El cambio más importante viene dado por el póster promocional, enseñando las caras de los protagonistas, un póster insulso, genérico, y más si lo comparamos con el original, donde se ve claramente el estallido de la guerra, con naves, explosiones, etc. Alguien de la distribuidora española tuvo a bien cambiar estas dos cosas para rebajar la edad propicia para comprar una entrada, y aunque esté catalogada para todos los públicos, es evidente que con estos cambios se ha buscado maximizar las ventas de entradas a todo tipo de público infantil, mientras que si se conservaba el cartel original había el riesgo que ciertos padres conservadores eligiesen otra opción para distraer a sus retoños, no sea caso que ese peli “llena de violencia” les perjudique. En el fondo no consiguen nada, porque una vez metidos en la sala los críos se encontrarán, al menos, con una historia bien hilvanada, con un argumento que evita el sopor, situaciones límites y diálogos más que correctos, amén de las escenas anteriormente mencionadas. Que no es nada del otro mundo, pero que un crío bastante pequeño puede no asimilar. Entonces llegan los lloros en la sala. Pero claro, ya han pasado por taquilla, que es lo que importa.


Cartel original de la cinta, mucho mas guapo, donde vas a parar….

El nivel técnico de la película es justo, con un diseño de personajes pobre y genérico, sobretodo los humanos, aunque los nativos también se parecen mucho todos. El corto presupuesto (entre 4 y 8 millones de dólares) hizo tomar decisiones como cortar las piernas a los nativos, o imitar las animaciones en ciertas partes (pelo, etc). En cambio se consiguen bellas imágenes, escenarios variados y consistentes, una apropiada lucha aérea, buena iluminación, en definitiva, todo lo inanimado sale con una buena factura. Aunque estas limitaciones no impiden que se disfrute de una buena historia. Siguiendo la senda de la moda del 3D, diremos que en este caso sí hay ciertos momentos en que se nota, o tiene un buen uso (las volvas de nieve, los vuelos acrobáticos con los aeroplanos, etc) Pero lo que realmente se recuerda es la película, si es buena o mala, no si vemos los disparos de los cazas salir de la pantalla. Personalmente recuerdo las películas “en 2D”, y mejor no doy mi opinión sobre el “invento de las gafitas”. En este caso la película se rodó en 2D, pero con la opción de añadir posteriormente una cámara más para lograr el 3D. O sea, no fue nativamente rodada en tres dimensiones, pero el resultado no es el peor que he visto en las salas. La propia página web promocional nos desvela que tuvieron que usar varios programas de renderizado para completar toda la película. Concretamente usaron Lightwave 3D y Maya, y que al juntar los resultados a través de un puente que conectaba los dos programas, el resultado les satisfizo.

En definitiva, Objetivo: Terrum ofrece más de lo que parece al espectador que apueste por su historia. Incluso englobada en el cine infantil, se las arregla para ofrecer una propuesta ágil, bien narrada y ejecutada. Una historia antibélica y pro naturista envuelta en una carcasa de ciencia ficción que se pregunta hasta donde somos capaces los humanos de llegar para sobrevivir, aniquilando otras especies por el camino si es necesario, aparte de desgraciar cualquier cosa que tocamos, incluidos planetas enteros. Por suerte aún hay individuos dispuestos a sacrificar lo más preciado por salvar la situación, abortar la guerra e intentar vivir en paz, ya que no hay mejor antídoto para la guerra que el conocimiento mutuo entre las especies. Objetivo:Terrum consigue captar la atención del espectador adulto pese a un diseño de personajes pobre pero con un desarrollo de la historia original y un sentimiento de respeto hacia el espectador menor de edad. Todo ello conforma una más que apreciable propuesta de ciencia ficción de mediana bella factura para que los públicos que empiezan a deleitarse con el cine tengan una toma de contacto con este género. Es una demostración que con más de 3 años de trabajo se puede crear una buena película fuera de los grandes estudios actuales, con buen hacer, cariño por el producto y sin querer tomar a nuestros menores como imbéciles. Todo lo que podría haber sido Planet 51 y no llegó a ser nunca.


Poster alternativo de presentación, evidentemente no en España



15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mila
Mila
Lector
26 febrero, 2011 13:08

Por lo que cuentas, me resulta casi ofensivo que cintas como esta pasen desapercibidas mientas que grandes bodrios cinematográficos como la sobrevalorada (tanto en historia como en actuaciones) AVATAR recaudan millones.

Mila
Mila
Lector
26 febrero, 2011 13:16

Muy buena la crítica, pero cabe añadir que Animals United no tiene absolutamente nada que ver con Madagascar, aunque si bien es cierto que copia algunos gangs a peliculas de animación como a Ice Age y el momento de Scratch con las pirañas.

Pandoranachios
Lector
26 febrero, 2011 13:29

Me junto con MIla. ¿Cómo es posible qué cosas como estas pasen desapercibidas y engendros como Avatar recauden tanto? Esperemos que sea rentable y eso permita que vayan saliendo más películas por el estilo.

Pandoranachios
Lector
26 febrero, 2011 13:29

Me junto con MIla. ¿Cómo es posible qué cosas como estas pasen desapercibidas y engendros como Avatar recauden tanto? Esperemos que sea rentable y eso permita que vayan saliendo más películas por el estilo.

Mac
Mac
26 febrero, 2011 17:53

A Mila y Pandoranachios: Avatar recaudó tanto principalmente por tres motivos:

Gustó a más gente de la que pensáis.
El gasto que se hizo en promoción fue brutal.
Gracias a que era en 3D, el precio por entrada era mucho mayor. Fue la película que más recaudó, no la que más gente vió.

Me parece sorprendente que Objetivo: Terrun haya tardado 3-4 años en llegar a España. Irá a verla, posiblememte en 3D, porque, de momento, sólo veo el 3D en las películas de animación. En el resto es un asco.

quitus
quitus
Lector
26 febrero, 2011 18:46

pues, no lo entiendo.
Avatar es lo mismo pero hipertofriado y en algunos aspectos mejor.
El discurso moralista es el mismo.
Otro tema es creer (incluso ahora) que Avatar iba destinada al público adulto (lo cuál empieza a ser un fail de cuidado).
 

Mila
Mila
Lector
26 febrero, 2011 19:01

Mac, soy consciente de que Avatar gustó al público. Lo que no entiendo es la razón.
Si, unos efectos increibles y un espectaculo visual sorprendente… Pero es una historia repetida mil veces, infatilizada para atraer a jovenes a las salas y muy MUY previsible (no miento al decir que desde el la primera toma de contacto con Pandora -y hablo de antes de que aparecieran los nativos- ya sabía como iba a acabar la película y por qué -incluyendo quien sobreviviría y quien no).
Llamadme fantasma, pero es la pura verdad.

Mac
Mac
26 febrero, 2011 19:40

Mila, estoy contigo en que la historia era previsible y repetida mil veces, pero no por eso deja de ser resultona.
Mira que las productoras no se cansan de hacer remakes de película antiguas (y no tan antiguas) y la gente sigue yendo a verlas a pesar de saber el final, por no decir todo el desarrollo de la película.
Personalmente pienso que, desde un punto de vista generalista, la dejadez por parte de las grandes productoras de crear argumentos nuevos se ha contagiado al público y este se deja arrastrar por esa corriente de cine fácil y sencillo que les haga pasar un rato entretenido y poco más. De aquí a unos pocos años, el Oscar al mejor guión original va a quedar obsoleto.

quitus
quitus
Lector
26 febrero, 2011 21:17

en serio, nadie pensó que ese guión “simplista” de Avatar era hecho expreso, para ganarse al público infantil (americano preferentemente) ?(llámemosle pre-Disney Channel)
de ahí esas referencias nada veladas al “mito americano” de Pocahontas.
Avatar “es el” Harry Potter de Cameron.
 

Ocioso
Ocioso
Lector
26 febrero, 2011 23:26

Mila ha comentado el :no miento al decir que desde el la primera toma de contacto con Pandora -y hablo de antes de que aparecieran los nativos- ya sabía como iba a acabar la película y por qué -incluyendo quien sobreviviría y quien no.
Este Cameron siempre tan previsible.
Fuí a ver Titanic, y en cuanto salió el barco pensé “esto se hunde, vaya si se hunde”.

Spiter-man
Spiter-man
27 febrero, 2011 19:13

Este Cameron siempre tan previsible. Fuí a ver Titanic, y en cuanto salió el barco pensé “esto se hunde, vaya si se hunde”.
XD
Desde luego la historia de Avatar no es nada original, pero es que directamente estáis despreciando el buen hacer de James Cameron. Es una lástima que no se haya prodigado más, pero la verdad es que es un director de cine de acción cojonudo, y eso en Avatar se nota.

Carlos Ramos
Carlos Ramos
1 marzo, 2011 0:20

Cameron está sobrevalorado. Quitando la de Alien y Terminator (que tampoco es que sean obras maestras…) dudo que podamos salvar nada más de su carrera. Los frikis somos así…

Ocioso
Ocioso
Lector
1 marzo, 2011 0:33

Carlos Ramos ha comentado: Cameron está sobrevalorado
 
Discrepo. Aliens, los dos Terminator, y Mentiras arriesgadas son obrones maestrones dentro del cine de acción, entretenimiento y/o efectos especiales. Y Titanic es…Titanic.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
1 marzo, 2011 2:23

Cameron está sobrevalorado. Quitando la de Alien y Terminator (que tampoco es que sean obras maestras…) dudo que podamos salvar nada más de su carrera. Los frikis somos así…
Para nada. Cameron siempre da al público lo que espera de él… y un poco más.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
1 marzo, 2011 3:22

Me junto con MIla. ¿Cómo es posible qué cosas como estas pasen desapercibidas y engendros como Avatar recauden tanto? Esperemos que sea rentable y eso permita que vayan saliendo más películas por el estilo
Cuando la veáis, sabrás los motivos por las que pasó desapercibida. Yo la empecé a ver hace meses y aún no he encontrado un aliciente para terminar su visionado. La historia no es nada original y los diseños son tan sosos que aburre mirarlos.
Es cierto que la historia de Avatar no es original. El explorador de un grupo de conquistadores que se integra con los nativos y se acaba poniendo de su lado no tiene nada de nuevo, pero es un guión sólido y lleno de acción, con buenos actores, con diseños y efectos especiales acojonantes y dirigida con mano firme por James Cameron. Independientemente de la pasta que se gastaron en publicidad, lo raro sería que Avatar hubiera pasado desapercibida porque es una película de acción que te mete en ella (sobre todo en 3D). ¿Que dos días después no te acuerdas de ella? Vale. Pero te has pasado dos horas del carajo. Y éso es lo que se ve en la cara de la gente que sale del cine. Por algo así, merece la pena pagar la entrada.
 
De todas formas, me resulta curioso que en foro de cómic -sobre todo americano- donde llevan 40 años dando vueltas sobre los cómics de Kirby, se desprecie a una película tachándola de ser una versión de Pocahontas. ¿Acaso en el cine no hay ninguna película que adapte una novela u otra película?
¿Será que consideramos menor  al cómic y por éso exigimos mucho menos a un tebeo que a una película?