Catalyst Comix #1-9

Por
1
293
 
Catalyst_Comix_01_portada

Edición original: Catalyst Comix #1-9 (Dark Horse Comics).
Guión: Joe Casey.
Dibujo: Dan McDaid, Paul Maybury, Ulises Farinas.
Color: Brad Simpson.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $2,99.

 

Los que hemos leído a Joe Casey en trabajos superheroicos independientes (como en Butcher Baker) conocemos ya su opinión de que los cómics del género que crean Marvel y DC actualmente le resultan aburridos, tediosos, incapaces de generarle la emoción que él cree que debería, ocasionado por un exceso de conservadurismo (como señala en una entrevista al respecto). Por ello se ha puesto él mismo a escribir los cómics de la manera en que cree que tendrían que ser. Catalyst Comix es una muestra más, entre otros títulos, y es la que nos interesa ahora.

El titulo de la serie refiere, además de a cuestiones de este cómic en sí mismo, a una de las series publicadas durante la iniciativa de Dark Horse de la década de 1990 denominada Comics’ Greatest World, la cabecera Catalyst: Agents of Change protagonizada por un grupo de personajes, que en parte son los que aparecen también en Catalyst Comix, pero no exactamente.

Casey escogió a varios de estos personajes pero no los reunió en un cómic 100% de grupo sino que lo planteó diferente ya desde el mismo formato de la historia: cada número está dividido en tres partes, las cuales tienen por protagonistas a personajes diferentes. Es en cierta forma una antología pero al mismo tiempo no lo es, ya que sus tres segmentos comparten un mismo universo y en cierto punto se relacionan. Asimismo, la primera de las historias en cada número tiene una cantidad de páginas un poco superior, y este “lugar principal” se divide entre los tres a lo largo de los nueve números (es decir, tres para cada uno, y todos reciben el mismo espacio).

Los personajes principales de Catalyst Comix son Frank Wells (conocido como Titan, pero aquí ya no se lo llama así por una razón), Amazing Grace y, por último, una reversión del equipo Agents of Change que presenta a Warmaker, Ruby, Rebel y Wolfhunter. Todos ellos retienen características de los cómics originales de los 90s, pero reimaginados y rediseñados por Casey y sus dibujantes, Dan McDaid, Paul Maybury y Ulises Farinas. Lo mismo sucede con los conceptos de aquel universo superheroico noventero, como ser la ciudad Golden City, que tiene su rol de importancia en esta nueva serie. De esta manera, es en cierto punto una continuación de lo hecho en los años 1990, pero en absoluto hace falta leer aquello para entender esta nueva serie, aunque quienes lo hicieron (y lo recuerdan) tendrán sus recompensas con guiños varios.

Catalyst_Comix_interior_01 Catalyst_Comix_interior_02
Dan McDaid ilustrando la historia de Frank Wells

El escritor eligió personalmente a estos personajes, buscando a los más raros del catálogo que tenía a disposición para hacerlos aún más extraños e insertarlos en sus ideas de guión que rozan el absurdo de varias maneras diferentes: en algunos pasajes la manera de narrar es al estilo más clásico y tradicional de describir lo que está sucediendo, pero escrito de un modo que resulta paródico y divertido; por otros momentos, los planteos cósmicos de amenaza al planeta Tierra y a estos héroes que la están protegiendo se desarrollan con tanto palabrerío que se torna surreal; o también los villanos raros y alocados que intentan, por ejemplo, violar al superhéroe luego de verlo salvando al mundo en lugar de querer vencerlo en un combate. Sin lugar a dudas consigue su objetivo de diferenciarse del mainstream superheroico, pero quizás se aparte demasiado hacia algo que le gusta a él y a unos pocos seguidores más.

Los dibujantes son quienes profundizan la intención de Casey de apartarse de lo hecho por la mayoría de los cómics más consumidos, pero ellos sí lo hacen decidida e indiscutiblemente para bien. Los tres artistas presentan su estilo distintivo, por fuera de los house-style que suelen predominar, y le dan a Catalyst Comix un aspecto gráfico de notable nivel e interés. A ellos se suman el colorista Brad Simpson, trabajando sobre los dibujos de los tres pero de una manera diferente para cada uno, y el rotulador Rus Wooton, quien también se esfuerza en utilizar tipografías y modos de rotular distintos en cada segmento del cómic. Y, para dar el toque final y dar el mensaje deseado a primera vista, también los portadistas son artistas que no suelen verse más que para proyectos ocasionales en los cómics de DC y Marvel: Rafael Grampá, Brendan McCarthy y Paul Pope.

Desde la elección de los personajes hasta las ideas para la historia, pasando por los artistas en todos los aspectos y, por supuesto, también por la manera de ejecutarlo concretamente, Casey procura hacer algo que compita desde la diferenciación con los cómics superheroicos mainstream y señale su opinión respecto a ellos. De tal modo, en las páginas de Catalyst Comix se encontrarán muchas referencias entre críticas y burlonas a los modos de hacer actuales de aquellas publicaciones.

Catalyst_Comix_interior_03 Catalyst_Comix_interior_04
Paul Maybury dibujando Amazing Grace

En este mismo sentido, pero en lo que respecta al aburrimiento que dice que le generan, el escritor se planta desde la vereda opuesta empezando su historia, literalmente desde la página 1, con una amenaza que podría destruir a nuestro planeta partiendo de la supuesta profecía del fin del mundo en diciembre de 2012 (año en que comenzara a idear estos guiones); en lugar de que ese sea el clímax de la historia, es la introducción que derivará en los conflictos que afectan a cada uno de los personajes luego de ese evento de casi destrucción mundial.

Desde allí se desarrollan tres maneras distintas de abordar el género de cómic de superhéroes, con tipos de historias diversos: uno súper poderoso que intenta hacer el bien mayor y lucha por encontrar la manera de hacerlo y con sus conflictos internos; otra que lo hace de manera altruista al mismo tiempo que protege una ciudad y combate contra todo lo que la amenaza a esta y al planeta; y un grupo de cuatro personajes que no saben bien lo que hacen y son controlados sin saberlo por quien los reunió, con oscuras intenciones.

En esencia sigue inscribiéndose en tópicos propios del género superheroico, ya que nunca fue el objetivo de Casey salir de este sino contar historias en él de maneras diferentes a las acostumbradas; es decir, su foco estuvo puesto más en las formas que en el contenido básico… aunque este núcleo esté rodeado de muchos elementos del contenido que contribuyen a la distinción del mainstream.

Analizando el resultado desde los fríos números de ventas, sin embargo, confirmamos la hipótesis enunciada de que Casey no sería muy acompañado en su idea, con un primer ejemplar que alcanzó apenas las 8 mil copias y terminó en el #9 con 2300 y su tomo recopilatorio superó por poco las 500 (en base a datos de The Comics Chronicles). Esto deja demostrado que por algo el mainstream sigue funcionando tal como funciona, las editoriales independientes son marginales a este funcionamiento, y que cuando estas últimas logran un éxito comercial es en la mayoría de los casos con un concepto que excede a lo superheroico.

Catalyst_Comix_interior_05Catalyst_Comix_Interior_06
Ulises Farinas se ocupa de los Agents of Change

No obstante, Catalyst Comix está muy por encima de esos niveles de ventas que simplemente no acompañaron por la razón que sea. No se trata del caso de un producto que por apartarse de lo mainstream sea demasiado extraño hasta llegar a un sinsentido injustificado, ni tampoco es de mala calidad. Puede no gustar el guión de Casey, sus ideas o su manera de escribir, pero no deja por ello de tener su capacidad para narrar bien su historia de principio a fin, entretener, divertir, ofrecer una lectura interesante y que no sea lo tedioso, aburrido y poco emocionante que él critica. Y esto además está plasmado por artistas de alto nivel que elevan la calidad del cómic ideado por el guionista; claro que ninguno de los tres es renombrado, aunque tienen potencial para serlo en el futuro, con pocos años de carrera todos ellos. Si los interiores y no las portadas hubieran estado a cargo de Pope, McCarthy y Grampá, seguramente serían otros los números de ventas.

En conclusión, Catalyst Comix es todo lo que Casey quería que fuera: un cómic de superhéroes que no repite lo mismo de siempre. Con lo cual, es una muy buena oferta para quienes gusten del género pero ya estén aburridos de lo que hacen Marvel y DC semana a semana, mes a mes, año a año. Nada más, y nada menos.

  Edición original: Catalyst Comix #1-9 (Dark Horse Comics). Guión: Joe Casey. Dibujo: Dan McDaid, Paul Maybury, Ulises Farinas. Color: Brad Simpson. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: $2,99.   Los que hemos leído a Joe Casey en trabajos superheroicos independientes (como en Butcher Baker) conocemos ya su opinión de que…

Review Overview

Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 7.5

7.5

Una muy buena oferta para quienes gusten del género superheroico pero ya estén aburridos de lo que hacen Marvel y DC habitualmente.

Vosotros puntuáis: Be the first one !

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Cassidy Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Cassidy
Lector
Cassidy

Pues yo soy de los que siguió el universo superheroico noventero de Dark Horse, que la verdad no estaba mal. Me pica la curiosidad como habrán continuado con el personaje de Titan después de lo que le hicieron en cierta miniserie (que a mi me encantó en su momento por cierto). Pero a pesar de mis ganas, las páginas de Ulises Farinas me han echado un poco para atrás, sinceramente.