Capucha Roja y Los Forajidos-Primera Temporada

Capucha Roja vuelve a tener forajidos a su lado, la amazona rebelde, Artemisa y Bizarro el monstruoso clon de Superman.

Por
5
1953

Edición original:.Red Hood and the Outlaws Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Red Hood and the Outlaws núms. 1 a 11 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guion:Scott Lobdell
Dibujo:Dexter Soy, Mirko Colak, Tom Derenick, Kenneth Rocafort
Entintado:Dexter Soy, Mirko Colak, Tom Derenick, Kenneth Rocafort
Color:Verónica Gandini, Dan Brown
Formato:Rústica, 272 páginas. A color.
Precio:24,95 €

El comienzo de la etapa más aplaudida de Capucha Roja por fin está aquí. El Jason Todd de Rebirth, escrito por el incansable Scott Lobdell, es un nuevo comienzo para los forajidos, tras el fallido intento en los N52, donde el desfiguramiento de sus protagonistas y el continuo cambio de statu quo de Jason, no permitieron asentarse a la serie en ningún momento, abocando el título al fracaso. Con la iniciativa Renacimiento, muchas de las series de DC fueron relanzadas con éxito con una subida importante en la calidad, como es el caso de esta que nos ocupa. ECC publica este tomo después de sacar al mercado Capucha Roja El Forajido-Primera Temporada que incluye los números 26-36 que nos mostraba un Jason Todd solitario preguntándose qué había ocurrido con sus compañeros de batalla. Ahora edita el comienzo de esa historia con este libro que comprende los números 1-11, por lo que será necesario una segunda temporada de Los Forajidos para enlazar con la primera del Forajido y una segunda de esta para continuar la historia donde la dejamos inicialmente. Si tienes que leer varias veces el párrafo para entenderlo lo comprendo. En parte por la explicación y sobre todo por la errática publicación por parte de ECC del Robin resucitado por excelencia. En esto sí es el más destacado, lo siento Damian. Por resumir, el tomo Los Forajidos, cronológicamente, va antes que El Forajido, aunque este se publicase primero.

El cómic, como casi todo lo que escribe Lobdell sobre Jason (son prácticamente todos los cómics del antaño pupilo) comienza con el protagonista recordando su origen. Era un joven maleante, fue Robin, le mataron, volvió de mal humor con Batman, perdió la batalla y desde entonces va dando tumbos sin encontrase a sí mismo, siempre con la disyuntiva de seguir las normas de su mentor o no. Es obvio que el origen del personaje pertinente siempre está patente en sus cómics y más aún en uno como Capucha Roja, sin logros importantes en la historia río de la compañía, su nacimiento como antihéroe es lo más reseñable, siendo además un origen potente, detonante de los (muchos o pocos) fans que pueda tener el personaje. En esta ocasión no está mal escrito y el cariz de reebot del Renacimiento hace que se lea como necesaria la recapitulación. Que se sienta de más no es culpa de este cómic sino de las otras muchas veces que Lobdell lo ha contado.

Este tomo se encuadra durante el Renacimiento, acción editorial que recuperaba el clasicismo, movimiento que se ha visto diluido hasta la inexistencia actual con sus líneas maestras olvidadas por DC Cómics. Por ejemplo, Nightwing, el primer Robin, volvía a Bludhaven en una trama que contaba con Blockbuster, recordando la genial etapa de Dixon y McDaniel. El segundo de los Robin no iba a ser menos y Máscara Negra, importante en la saga Bajo la capucha, será el enemigo a batir. La relación entre héroe y villano intenta ser inteligente, complicada y astuta, pero no acaba de conseguirlo y se torna un tanto absurda. No es el punto fuerte del arco. Ese lugar está reservado para la interacción de Jason con quienes serán sus nuevos compañeros, a los que encuentra de forma orgánica en la trama.

Artemisa, una amazona renegada que destila carisma en cada una de sus apariciones supone un contrapunto interesante a Jason, ahora él no es el personaje más badass del grupo. Esta sensación se incrementa al ver sus interacciones con el tercer forajido, Bizarro, donde Jason muestra su inexplorada empatía. Nada más empezar a leer sus diálogos y acciones, el trio se consagra como una formación muy a tener en cuenta por la química que destilan juntos.¿Una trinidad de segunda? Ni siquiera, esa recaería en Nightwing, Superboy y Wonder Girl, Donna Troy o quizás Cassie Sandsmark. Aunque si esta última hubiera retrocedido un poquito más a su juventud de lo que ya lo ha hecho en Young Justice, podría formar una trinidad kids junto a Damian y Jon, los Supersons. Ah no, que Jon ha crecido. Si alguien quería leer una trinidad en miniatura ya sabe que no puede hacerlo gracias a Bendis. Una trinidad de tercera es lo que forman estos forajidos, sin ser la numeración peyorativa, porque molan muchísimo, tienen gran carisma y son sucedáneos con identidad propia, abrazando su oscuridad y angustia vital diferenciándose claramente del triunvirato original. Además, en DC saben poner nombres (sin duda hay excepciones) y no la llaman de tercera sino Trinidad Oscura, subtítulo de este tomo, que suena mucho mejor.

Tras este primer arco Jason se plantea la idoneidad de tener en su equipo a Bizarro, un Superman con mentalidad infantil, malas pulgas y dificultades para el aprendizaje resulta peligroso y buscará consejo en Alfred. No, la verdad es que no, su visita a la Batcueva se debe a que al igual que Bruce, quiere estar preparado por si alguna vez tiene que matar al amigo de la “S”, en este caso al revés. Un número emotivo que sirve para cohesionar más al Robin asesino y al Superman monstruoso.

Los siguientes números nos cuentan más sobre Artemisa y su búsqueda del Arco de Ra, su relación con Akila y su vida en Bana-mighdall, la colonia de mujeres guerreras oculta tras una mística tormenta de arena. El viaje de la amazona en busca del sagrado arco lleva a los forajidos a Qurac para nuevo recordatorio de los traumas de Jason. Salvo por esto y la relación con Máscara Negra, el cómic está muy bien llevado, con un interesante desarrollo de las relaciones entre los personajes, con un Jason que brilla más cuando se centra en los demás que cuando se centra en él mismo, suele hacerlo para rememorar sus traumas una y otra vez. Tropos de Lobdell, este y dar un golpe de timón a la serie nada más esté asentada, por suerte aquí no siente esta necesidad a diferencia de la primera serie de Los Forajidos durante el New 52. Al menos Capucha Roja no es el único que se enfrenta a sus demonios. Artemisa también se ve inmersa en un temor recurrente, por novedosa, resulta más interesante su parte. Incluso Bizarro se verá en esta tesitura, ser Superman o tratar de serlo, debe ser una obsesión para el engendro.

Del dibujo se encarga en su gran mayoría Dexter Soy, acompañado de Mirko Colak y Tom Derenick en el número sobre Bizarro y Kenneth Rocafort que se ocupa del prólogo que da comienzo al viaje a Qurac. Soy tiene grandes ilustraciones, muy trabajadas y se muestra contundente con un buen acabado, dando un dibujo resultón gracias en gran parte al color de Verónica Gandini que dota de tonos vibrantes y muy apropiados cada una de las páginas, pero le falta regularidad en el cómic y en muchas viñetas directamente “pasa” de preocuparse por los fondos. Además, su narración no es la mejor. Un arte que sometido a un análisis exhaustivo exhibe sus defectos, pero que gracias a sus enérgicas imágenes cumple sobradamente con el encargo pudiéndose considerar por muchos un buen dibujo.

Un muy buen cómic sobre Capucha Roja a pesar de las taras de su guionista empeñado en recordar lo atormentado que está Jason. Con una buena construcción de personajes, al igual que la relación entre ellos y que deja con ganas de saber más de estos desencaminados héroes. Jason Todd no tenía esta química con Starfire, tampoco “cuidaba” igual de Arsenal. El antiguo Robin encuentra en sus nuevos aliados caracteres que requieren el foco de la narración dejándolo a menudo como coprotagonista y es aquí donde el libro y el personaje se sienten más a gusto. Jason Todd y sus seguidores necesitaban un cómic como este.

Edición original:.Red Hood and the Outlaws Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Red Hood and the Outlaws núms. 1 a 11 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guion:Scott Lobdell Dibujo:Dexter Soy, Mirko Colak, Tom Derenick, Kenneth Rocafort Entintado:Dexter Soy, Mirko Colak, Tom Derenick, Kenneth Rocafort Color:Verónica Gandini, Dan Brown Formato:Rústica, 272…

Trinidad bien ensamblada

Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Buen tomo que tiene sus virtudes en las interacciones de nuestros protagonistas que cuenta con los tropos habituales a Scott Lobdell con el personaje, sin embargo, tiene páginas muy inspiradas en lo que es una buena lectura tanto si eres seguidor del personaje como si quieres empezar a conocerlo.

Vosotros puntuáis: 7.88 ( 4 votos)
Artículo anteriorDC Fandome
Artículo siguiente#ZNCine – Las noticias de la semana #2 Agosto 2020
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, todo lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos. Sueño con contemplar Themyscira sobre mi nube Kinton con un anillo verde en el dedo y una “S” roja en el pecho. Cómics, coleccionismo, cine, videojuegos, motos, fútbol, NBA… demasiados intereses para tan escasa bolsa y tan poco tiempo. Orgulloso y agradecido de formar parte de esta histórica web, a la que he leído durante tantos años.
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pepeparker
Pepeparker
Lector
11 agosto, 2020 15:03

Está muy chulo este cómic lo acabo de leer y Scott Lobdell está genial, yo no le veo ningún momento malo en este cómic. Sí estoy de acuerdo con Artemisa la tía es genial jajaja

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
11 agosto, 2020 15:43

Ligero y entretenido, sin más (ni menos). Pero no es el comic que llevará a Jason donde algunos esperamos.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Justiciero Desmesurado
22 agosto, 2020 17:16

Leido, y de acuerdo con ambos.

En su momento debio ser la caña porque Lobdell aqui escribe bastante mejor que en todo lo pre-renacimiento junto. Pasado esto,tenemos un reciclado de lo que conto (mejor) Winnick unos años atras de Jason contra Mascara Negra, Jason y el crimen organizado, Mascara Negra y su Bizarro (Antes Amazo) aliñado con los tropos de rigor de su pasado de niño callejero, Batman y el Joker y su barra. Que ya es un poco cansino, cada recopilatorio con lo mismo. El segundo es mas interesante por menos sobado, pero mucho mas simple sobre todo como se trata Qurac y Bana-Mighdall. Del monton con buena factura visual (Soy esta mejor aqui que en otros trabajos). Pero vamos,que incluso con sus cosas me gusto mas el tomo de Jason en solitarioque me hiciste leer, Paulo XD

Saludos!