Bye Bye Babilonia

Por
2
374
 


Edición original: 2010 – Denöel Graphic
Edición España: 2012 – Sexto Piso Editorial
Guión: Lamia Ziadé
Dibujo: Lamia Ziadé
Entintado: Lamia Ziadé
Color: Lamia Ziadé
Portada: Lamia Ziadé
Precio: 26 euros. Tomo en tapa dura a todo color

 

El tebeo es un medio tan bueno como cualquier otro para contar toda suerte de historias: desde las habituales de corte fantástico que nos prodigan los superhéroes hasta las adaptaciones de los clásicos literarios, pasando por las obras que, como la que nos ocupa relatan un pasaje de la vida de su autora. En este caso no se trata de un cómic sino, como la han definido algunos medios, un cuaderno de recuerdos ilustrados.

Lamia Ziadé es una autora libanesa afincada desde hacia varios años en Francia, donde se formó y ha desarrollado su carrera como ilustradora. En Bye Bye Babilonia cuenta cómo su feliz infancia se troco en pesadilla cuando estalló la guerra civil en el Líbano a mediados de los años setenta. A través de una serie de ilustraciones que recuerdan los dibujos a rotulador de los niños de cierta edad, Ziadé empieza contando las virtudes de un país al que se denominaba la Suiza de Oriente medio y se ponía como ejemplo de estabilidad en unos tiempos (no tan distintos de éstos) en los que la región era un gigantesco campo de batalla. De repente, un día de abril de 1975, el regreso de una merienda familiar descubrió a una Lamia de siete años los horrores de una guerra cuyas consecuencias aún están presentes. Su ciudad natal, Beirut, se convertiría en los años siguientes en sinónimo de caos, muerte violenta y destrucción, hasta el punto de convertirse en escenario de unos cuantos filmes en los que personajes de la quinta de Rambo o el coronel Craddock repartían estopa a los terroristas islámicos de turno.

El voluminoso tomo abarca un período de cuatro años de la vida de Ziadé, con un epílogo fechado en el verano de 1990, en el día de su vigésimo segundo cumpleaños. La guerra civil libanesa, las injerencias de los poderosos vecinos, el eterno conflicto palestino-israelí y los juegos políticos para detener la masacre son expresados en palabras y dibujos que reflejan los recuerdos de una niña que tuvo que crecer rápidamente. Las ilustraciones de productos de consumo venidos de occidentes o de series de anime procedentes de Japón (como Candi Candi o Grendizer) se combinan con detalladas descripciones del armamento con el que se pertrechan las distintas facciones en conflicto. El relato de Ziadé vuelve a traer a la actualidad uno de tantos conflictos olvidados en una región que ha conocido muy pocos períodos de paz a lo largo de su historia. Bye Bye Babilonia trae a la mente de forma casi inmediata el recuerdo de Persépolis de Marjane Satrapi, aunque la forma de ambos trabajos sea bien diferente. Como Satrapi, Ziadé tuvo que abandonar finalmente su país natal para refugiarse en Europa. Treinta años después de los hechos relatados el Líbano sigue sufriendo las consecuencias de los conflictos que azotan a los países circundantes y la lenta reconstrucción se ve interrumpida por episodios de inestabilidad política y escaramuzas.

La edición española está bien realizada y puede echarse una mirada al avance que está publicado en la página oficial de la misma. Se trata de un archivo que recopila una parte del tomo y una cronología de los acontecimientos desarrollados en el Líbano entre 1975 y 1979, constituyendo una buena ocasión para dar una primera oportunidad a un volumen cuyo precio es bastante elevado.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
JaviéBLUNTMAN Recent comment authors
Recientes Antiguos
BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

¿Cómo se llama en el Líbano la saga de videojuegos Call of Duty?

Los Sims.

Javié
Lector
Javié

una premisa muy interesante, este es el tipo de material que muchos ansiamos y que rara vez se presenta por estas tierras, ¿Algún sitio donde se pueda ver un poco mas del arte interior?

Enhorabuena a Luis Javier, presentar algo tan arriesgados, mas en España, siempre es digno de mención, si ademas hablamos de una obra tan aclamada, doble felicitación.