B. Traven. Retrato de un anónimo célebre

Por
2
634
 


Edición original: Futuropolis – 2007
Edición España: Sexto Piso Editorial – 2012
Guión: Golo
Dibujo: Golo
Entintado: Golo
Color: Golo
Portada: Golo
Precio: 23 euros (novela gráfica en tapa dura de 144 páginas)

 

La profusión de obras de carácter biográfico, histórico o divulgativo que encontramos de un tiempo a esta parte en el mercado hace ocioso repetir cualquier justificación acerca del valor del cómic como herramienta de comunicación del conocimiento, pero llama gratamente la atención que un recurso que siempre ha estado disponible esté siendo empleado últimamente con mayor profusión. Nuevas editoriales se incorporan al mundo de la viñeta mediante la presentación de productos de mayor o menor calidad pero bajo la forma de publicaciones cuidadas y dignas.

Sexto Piso vuelve a lanzar la versión en español de una obra realizada por otro autor a caballo entre Francia y el mundo árabe. En este caso hablamos de Guy Nadeau, (más conocido profesionalmente por su pseudónimo “Golo”) un artista francés afincado desde hace bastantes años en Egipto que ha arrostrado con la tarea de contar la historia de Bruno Traven, un misterioso escritor cuya vida (verídica o narrada) atraviesa y se enreda con los acontecimientos que sacudieron el mundo desde los días de la Belle Époque hasta la sublevación zapatista en la región mejicana de Chiapas. El texto de contraportada, que también hace las veces de nota de prensa, explica perfectamente la dificultad de contar la biografía de una persona que se opuso totalmente a trabajos de esa naturaleza: B. Traven, o Traven Torsvan, o Hal Croves, o Ret Marut, nació en Chicago el 3 de mayo de 1890, o en San Francisco el 25 de febrero de 1882, o en esta última fecha pero en Schwiebus, Alemania. Bruno Traven, que se fabricó una treintena de identidades y una media docena de nacionalidades, estuvo preso en varios países y llegó a robar para no morir de hambre. Fue actor, carbonero, recolector de algodón, guionista y, sobre todas las cosas, escritor.

El misterio inherente a la identidad de Traven se justifica no solo en la decisión personal de esconderse a la vista en un tiempo donde esa decisión era más fácil de llevar a la práctica sino además por el riesgo inherente a algunas de las actividades desempeñadas por el caballero. Traven / Torsvan / Croves / Marut fue todo cuanto se cuenta en la publicidad de la novela gráfica pero siempre que tuvo ocasión se encargó de alzar la voz (de palabra y por escrito) en lo referente a la precaria y dramática situación sufrida por los obreros alemanes, los marineros de todo el mundo o los indígenas de Méjico. Sus relatos narrarían los horrores que el capitalismo desenfrenado imponía a las clases trabajadoras, siendo traducidos a múltiples idiomas, publicados en todo el mundo y trasladados al ámbito cinematográfico. De estas adaptaciones destaca sobremanera la mítica El tesoro de Sierra Madre (John Houston, 1948) pero así como el filme ha pasado a los anales del séptimo arte, la obra original y su autor han quedado un poco olvidadas. La tarea de rescate realizada por Golo obedece según el propio ilustrador a la necesidad de recuperar el testimonio de una persona que vivió en unas circunstancias que, desgraciadamente, no parecen ser tan distintas de las que nos acompañan ahora. Traven fue una voz que se alzó, muchas veces en solitario, para denunciar los desmanes de los mercados y la miseria del estamento obrero.

La novela tiene dos partes fácilmente diferenciables. La primera viene articulada en torno a los contradictorios datos existentes en torno a los primeros años de la vida de Traven. ¿Alemán o estadounidense? ¿De Chicago o de San Francisco? ¿Actor o escritor? ¿Anarquista o socialista? Un par de pinceladas en torno a sus escarceos en los escenarios de la Alemania imperial deja paso a la crónica de la fallida revolución germana que estalló al final de la I Guerra Mundial y provocó la caída del Káiser. Traven, quizá bajo el pseudónimo de Ret Marut, afrontó la tarea de contar los acontecimientos que jalonaron la breve y sangrienta historia de la República Soviética de Baviera y el advenimiento de una República de Weimar a la que consideraba una nueva versión del viejo imperio engalanada con otro disfraz. Sus intentos de partir a Estados Unidos se ven dificultados por la confusión en cuanto a su identidad. Ni las autoridades norteamericanas ni las de otros países europeos como el Reino Unido u Holanda creen la versión de su origen yanqui, así que el protagonista tendrá que jugarse el cuello como fogonero en un ataúd flotante donde las condiciones laborales no son muy distintas del esclavismo.

La suerte llevará a Traven hasta Méjico, donde a través de los más variopintos oficios conocerá la realidad de un país donde las contradicciones y abismos sociales son más profundos y acusados que en Europa. Sus viajes por el país azteca le llevarán a abrir los ojos a los valores y cultura indígenas, los cuales defenderá frente a una clase terrateniente que percibe sus obras como un peligro real para el mantenimiento del orden establecido. Conocerá a Augusto Sandino y a Diego Rivera, y las novelas que recogen sus vivencias le convertirán ya en los años treinta en un escritor célebre. El advenimiento del fascismo y el hecho de que algunos terratenientes aposentados en Méjico simpatizaran con ese movimiento determinaron que Traven creara nuevas identidades que le permitieran moverse con libertad por la región.

Golo ha conseguido rescatar sin lugar a dudas la fascinante existencia de un enigmático personaje cuyas palabras parecen resonar en el movimiento indígena de Chiapas y cuyas vivencias resultan inquietantemente cercanas en unos tiempos en los que la destrucción del Estado de bienestar parece cosa segura. Las ilustraciones que componen la novela llaman poderosamente la atención por los sutiles cambios de estilo que, en ocasiones, dan a su trazo una versión oscura del clasicismo franco-belga. Blanco y negro o color, alegoría o realismo, parece que Guy Nadeau ha querido que su homenaje a Traven sea tan rico, variado y contradictorio como la propia vida del homenajeado.

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sputnik
Sputnik
Lector
30 agosto, 2012 20:41

 El artículo me ha intrigado un montón y he ido a la librería, donde no lo tenían. Por tanto no lo he podido ojear y, en realidad, me falta la información más relevante… al margen de lo interesante de la historia o de que las ilustraciones “llaman la atención”, ¿qué tal está? 😀