Blake y Mortimer 24. El testamento de William S.

Nueva entrega de Blake y Mortimer a cargo de Sente y Juillard que nos presentan una entretenida intriga alrededor del testamento de William Shakespeare

Por
2
1805
 
Portada Blake y Mortimer 24

Edición original: Blake et Mortimer 24: Le testament de William S. FR (Blake et Mortimer).
Edición nacional/ España: Enero 2017 (Norma Editorial).
Guión: Yves Sente.
Dibujo: André Juillard.
Color: Madeleine DeMille.
Formato: Cartoné. 68 págs.
Precio: 16,00€ .

 

Norma nos trae puntualmente (apenas un par de meses después de su aparición en Francia) la nueva entrega de las aventuras de Blake y Mortimer, la célebre pareja de aventureros británicos creados por Edgar P. Jacobs. Esta aventura vuelve a contar con un guion de Yves  Sente y con los elegantes dibujos de André Juillard, los dos autores que más historias del dúo han realizado tras el creador de los mismos.

Tras sorprender a los seguidores de Blake y Mortimer con una propuesta tan peculiar y ambiciosa como La vara de Plutarco, en la que ofrecieron una precuela en toda regla de El secreto del Espadón, primera aventura publicada de los personajes, Sente y Juillard regresan a la época de finales de los años 50 para proponernos una aventura muy diferente a la de la entrega anterior.

Una cena en un palazzo veneciano acaba con un sorprendente descubrimiento: el posible testamento literario de William Shakespeare. Este hallazgo provocará el agrio enfrentamiento entre dos sociedades británicas enfrentadas durante siglos por la polémica de la existencia o no del célebre dramaturgo. Por un lado está la Logia de Oxford que defiende que Shakespeare no existió y que sus obras fueron escritas por otros autores y por otro lado está la Sociedad de Defensores de William Shakespeare cuya presidenta es Sarah Summertown, una vieja amiga de Mortimer. En juego está el prestigio y una cuantiosa fortuna para aquella organización que demuestre tener razón. Por ello Mortimer se una a Elizabeth, la hija de Sarah, en un viaje a Italia para intentar desentramar el misterio del testamento. Mientras tanto, Blake se quedará en Londres persiguiendo a una peligrosa banda de delincuentes que parece tener una extraña relación con el caso del testamento. 

Lo primero que llama la atención de esta nueva entrega es el cambio de registro respecto a la entrega anterior de la serie. En esta ocasión sus responsables se alejan del género de espías, de la acción y la ciencia ficción para adentrarse en una propuesta que mezcla la intriga detectivesca con la fabulación histórica. Los autores se basan en ciertas teorías que ponen en duda la autoría de las obras del dramaturgo inglés y en los muchos misterios que aun existen sobre su vida y obra. Mezclando hechos reales como la existencia de los oxfordianos (que defienden que el autor de la obras fue el Conde de Oxford Edward de Vere) o las diferentes variantes del nombre de Shakespeare que se han usado para publicar sus obras (incluyendo el Shake-speares al que se alude en el cómic) con elementos inventados se nos propone una versión inventada de la biografía del bardo, que a la postre acaba siendo lo más interesante del relato.

A pesar de que esta historia cuenta con un equipo artístico tan solvente como el formado por Sente y Juillard, esta es una de las entregas más flojas hasta el momento, debido sobre todo a un guion carente de garra y excesivamente lineal. El escenario planteado podría haber dado lugar a un interesante juego del gato y el ratón entre los héroes y sus rivales intentando desentrañar el misterio del testamento ambientado en evocadores parajes italianos, pero el desarrollo que hace Sente es demasiado plano, con enigmas que no suponen un desafío para los protagonistas y sin una verdadera amenaza que se cierna sobre ellos. Como ejemplo de esto, baste decir que una de las escenas de mayor tensión y acción del relato se produce cuando Mortimer se olvida de conducir por derecha mientras va en un Ferrari por las carreteras italianas. Además la acción se interrumpe en varias ocasiones para retomar el relato de la vida de Shakespeare, lo que perjudica al ritmo del relato, que ya de por sí tarda en empezar lastrado por una trama argumental paralela que no aporta mucho al conjunto.

Portada alternativa por Andre Juillard

El que se mantiene impecable en su labor es André Juillard quien vuelve a dar un recital de trazo elegante y línea precisa. Adaptando su estilo a los cánones estéticos de Jacobs, Juillard nos deleita con su gusto por el detalle, su ambientación trabajada y su atención al gesto de sus personajes, a los que dota de expresividad y personalidad con su dominio sobre la línea clara. Sin duda, el trabajo de Juillard es uno de los principales alicientes de esta obra y no defrauda en absoluto.

En definitiva, un trabajo de factura visual impecable pero con un guion correcto pero sin nervio que hace que esta entrega no sea algo memorable a la altura de unos personajes del calibre de Blake y Mortimer.

  Edición original: Blake et Mortimer 24: Le testament de William S. FR (Blake et Mortimer). Edición nacional/ España: Enero 2017 (Norma Editorial). Guión: Yves Sente. Dibujo: André Juillard. Color: Madeleine DeMille. Formato: Cartoné. 68 págs. Precio: 16,00€ .   Norma nos trae puntualmente (apenas un par de meses después…

Valoración

Guión - 7
Dibujo - 8.5
Interés - 6.5

7.3

Notable

No es la mejor entrega de la serie pero sí un excelente juego de detectives de sabor clásico y factura impecable.

Vosotros puntuáis: 7.46 ( 3 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Argonas
Argonas
Lector
29 enero, 2017 1:14

Creo que se debería de mencionar en este análisis que después de 25 álbumes, los señores de Norma editorial han metido la pata hasta el cuello: El lomo de la colección de Blake y Mortimer siempre ha sido naranja, pues en este álbum es ROJO. PUTADON. SUPERCHAPUZA.

Krokop
Lector
30 enero, 2017 17:43

Es curioso ver una mujer en la portada de una entrega de ‘Blake y Mortimer’, y que vayan apareciendo en las nuevas entregas, además con papeles que no son de mera comparsa e integrándose naturalmente en las aventuras.
Ahora que nos damos cuenta de que en algunos cómics no se les daba la bola que merecen, el caso del señor Jacobs es particularmente llamativo, porque salvo una anciana ama de llaves a la que Mortimer felicitaba por la cena, es que prácticamente no aparecían personas que usasen sujetador en sus cómics. A mí me llamó la atención particularmente en su momento, ‘El misterio de la Atlántida’, porque mostraba toda una civilización, para la que el autor había diseñado vestuario, naves, ciudades enteras… ¡Y todo eran tíos!