Bitch Planet libro 2, Presidenta Bitch

Reseña del segundo tomo de Bitch Planet, un canto a la igualdad por Kelly Sue DeConnick y Valentine De Landro publicada en España por Astiberri.

Por
0
842
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Bitch Planet #6 al 10.
Edición nacional/ España: Astiberri.
Guión: Kelly Sue DeConnick.
Dibujo: Valentine De Landro y Taki Soma.
Formato: Cartoné, 144 páginas.
Precio: 18,00 €.

 

Es imposible empezar esta reseña sin por lo menos mencionar la multitudinaria reivindicación que vivimos el pasado día 8 a nivel mundial en favor de la igualdad de derechos entre personas de distinto género, en especial, en nuestro país dio como resultado la mayor movilización vista desde la época de la transición, desde la perspectiva del humilde filósofo feminista que aquí firma permitidme que crea que eso nos ha hecho un poquito mejores abriendo paso a soñar que las situaciones narradas en el cómic del que hoy toca hablar se alejen de la realidad, aunque no, no lo hacen y la primera de ellas nos golpea en la cara. Por lo menos que el mundo sepa que hay un gran número de personas que somos No-Conformes.

Hace poco más de un mes salía a la venta este segundo tomo de Bitch Planet por Astiberri, justo aprovechaba ese momento para reseñar el primero de la serie, aquí lo podéis leer, y en él especulaba un poco sobre ese tono de explotation/bloodsport/serie-B que iba tomando según avanzaba que parecía encaminarnos hacia un tipo de historias ya vistas, si bien es cierto que no muy leídas por este querido medio nuestro, pero que podía acabar en un camino predecible, pues no, me equivocaba y eso me ha dado una gran alegría con forma de tomo de cinco números que contienen unas historias con la misma frescura que las del primer tomo.

Antes de comenzar con el argumento principal tenemos una historia que, como decía antes, es de las que te golpea en la cara, ambientada en el pasado y sobre un personaje ya muerto, Kelly Sue DeConnick esta vez con el dibujo de Taki Soma ofrecen un número seis impactante con una historia sobre una familia y un pedófilo que quiere quedarse con una de sus hijas como esposa a base de intimidarlos y chantajearlos, por desgracia nada alejado de la realidad en ciertos países de nuestra actualidad temporal, cuya fuerza nos viene por llevar el tema al mal llamado “primer mundo”. Este número ofrece algo de información sobre la Tierra en el universo Bitch Planet, pero además entre los muchos detalles que tiene me gustaría quedarme con una figura, la de Makoto Maki, el padre de la familia.

La historia de este número tiene un cierto regusto familiar (obviando el tema del pedófilo) hay algo que me lleva a acordarme de las historias de mujeres que escribían textos bajo el nombre de su marido, de parejas que en siglos no tan pasados educaban a sus hijas en igualdad dando un conocimiento que solo estaba permitido a los hombres, un poco bajo la idea esa básica (básica a día de hoy) de que no importa el sexo para la obtención del saber ya descrita por Mary Wollstonecraft en sus trabajos, es decir, es una historia en la que un hombre que considera a su mujer su igual, lucha contra el sistema por ella, por sus hijas y por su propio yo enfocado en su propia ideología. Si alguien esperaba encontrar en la obra de Kelly Sue DeConnick algún tipo de escrito incendiario contra el hombre, de esos que tanto se hablan pero que poco se ven, se va a llevar una sorpresa, aquí se habla de igualdad. Bitch Planet es un historia de amor a la igualdad, lo fue en el anterior tomo y lo sigue siendo en este.

La venganza de Makoto Maki es una parte importante de este arco llamado “Presidenta Bitch” (hoy no nos vamos a volver a quejar de la traducción por no ser repetitivos), un arco donde se continúa el tema carcelario pero, lejos de alargarlo, los autores se disponen a finalizarlo con una revuelta que da lugar al final del tema carcelario para comenzar con la conquista del planeta. Otra figura importante es la de Eleanor Doane, una prisionera que se nos presenta como la que fuera líder del mundo libre en la época anterior al protectorado, quizás en lo que parece una queja a la poca preparación de algunas sociedades cercanas a tener una líder mujer, dejando caer que fue en su mandato en el que el hombre volvió a someter a la mujer por la fuerza. Lo cierto es que aunque se añaden detalles sobre el mundo que rodea a Bitch Planet, sobre lo que sucede y sucedió en la Tierra, es todo muy confuso y nos sigue faltando mucha información, lo cual tampoco es un problema si nos centramos en historia que se nos quiere contar, el rellenar algunos huecos no es una necesidad en este caso.

La importancia de los personajes presentados en el primer tomo disminuye mucho para dejar espacio a los dos antes mencionados y al presidente del protectorado que, en la Tierra, tendrá sus páginas, aun así Kam y Whitney siguen con su conflicto que les llevará a enfrentarse más dialécticamente que en aspectos físicos. El encuentro de Kam con su hermana es una muestra de que esa igualdad feminista tiene sitio para la gente transgénero bebiendo ya de fuentes ideológicas más modernas y sin miedo a abrirse, lejos de quedarse en una igualdad solo de género Bitch Planet es una historia para todas las personas.

El dibujo de Valentine De Landro sigue en la línea marcada por el anterior tomo, con un trazo grueso y una buena narrativa algo carente de fondos, sin embargo en este puñado de números destaca más el color, que ambienta muy bien las diferentes localizaciones, tanto las planetarias como las del interior de la prisión.

El final nos trae sorpresa y nos deja un cliffhanger con no una sino dos revoluciones en marcha de las que, por desgracia, tardaremos en ver su continuación, el número 10, el último de este tomo, fue publicado hace un año y desde entonces no ha salido nada nuevo, su cadencia ha sido de diez números en cuatro años y eso no nos da muy buenas esperanzas aunque los autores han dejado ver su intención de seguir con la colección. Por otra parte hay una serie de cinco números llamada Bitch Planet: Triple Feature! en la que diversos autores nos dan pequeñas historias ambientadas en el universo creado por DeConnick y De Landro, esta serie está ya terminada y hace poco ha salido su recopilatorio, esperemos que desde Astiberri se animen a sacarlo para tener un pedacito más de esta interesantísima serie.

  Edición original: Bitch Planet #6 al 10. Edición nacional/ España: Astiberri. Guión: Kelly Sue DeConnick. Dibujo: Valentine De Landro y Taki Soma. Formato: Cartoné, 144 páginas. Precio: 18,00 €.   Es imposible empezar esta reseña sin por lo menos mencionar la multitudinaria reivindicación que vivimos el pasado día 8…

Bitch Planet libro 2, Presidenta Bitch

Guión - 9
Dibujo - 7.5
Interés - 9

8.5

Presidencial

Bitch Planet continúa dando la misma calidad que en su primer tomo con historias crudas y luchando por la igualdad.

Vosotros puntuáis: 6.18 ( 5 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
  Subscribe  
Notifícame