Batman y Robin 2

Por
6
642
 

Edición original: DC Comics
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Peter J. Tomasi
Dibujo: Patrick Gleason
Entintado: Mick Gray
Color: John Kalisz
Formato: rústica, 96 págs.
Precio: 8,95€

 

El primer volumen de Batman y Robin publicado por ECC Ediciones hace cuatro meses me dejó con un muy buen sabor de boca. Peter J.Tomassi se notaba desde la primera viñeta que entendía a los personajes, por qué se comportaban como lo hacían, y cual era exactamente la relación entre Bruce y Damian con todos sus claroscuros. Aunque el antaño editor no inventa nada nuevo, consigue con su enfoque darle un sentido a la serie para distanciarla del resto. Si quieres ver como evoluciona Damian y si terminará convirtiéndose en el hijo que Bruce desea has de leer esta colección porque es aquí donde se desarrollará y crecerá como persona, para lo bueno o para lo malo.

Damian es el protagonista absoluto de esta serie, de la misma forma que cuando en términos cinematográficos decimos que un actor se come la pantalla, lo mismo se podría aplicar a la figura de este carismático personaje, todas y cada una de sus apariciones tienen sentido, suyos son los mejores dialogos y las mejores apariciones. Como no, por él es tambien por quien sufrimos al ver porque tenebrosa senda puede ir su vida si decide abrazar el mal como hacía prever el final del anterior volumen. Y con ese pequeño pero importante detalle arranca este nuevo volumen, con Nadie intentando separar al pequeño de su padre y mentor para moldearlo de la misma forma que antaño su padre le moldeó a él y a Bruce. Y en el caso de Damian todos sabemos lo que le gusta flirtear con un lado y otro del filo del cuchillo.

Este no es un volumen para nuevos lectores, para Peter J. Tomasi no existen las historias contadas con el TPB en mente, lo entiende como una gran historia de continuará, que va evolucionando como sus personajes, de esta forma vemos como Damian se acoge a la tutela de Nadie aunque con un plan en mente, en paralelo veremos como Bruce nos contará la historia del villano de esta historia, aunque pueda parecernos forzado cuando lleguemos al momento clave no solo nos parecerá una buena maniobra del guionista sino que además entenderemos que al igual que este nuevo Robin, Tomasi tampoco deja nada al azar. De hecho, el primer capítulo y medio de este volumen nos puede parecer a priori que ha bajado el notable nivel de la anterior entrega, una sensación que desaparecerá por completo cuando lleguemos a uno de los puntos álgidos de la historia, uno que nos recordará poderosamente a cierta escena del Joker jugando con una barra de metal entre sus manos. No será el único momento de tensión y es que en sus páginas esconde un paso hacia el vacío para Damian, un acción que a buen seguro traerá consecuencias importantes en su relación con su padre y sobretodo en su crecimiento como personaje.

Como podeis suponer, el presente volumen es altamente recomendable para aquellos que compraron el primer volumen, la historia mantiene el alto nivel con el que ya nos sorprendieron hace unos meses y si Peter J. Tomasi demuestra con cada viñeta que conoce a los personajes, su entorno y sus pensamientos más oscuros, el dibujo del siempre genial Patrick Gleason le va a la zaga regalándonos algunas escenas realmente impresionantes como las cuatro páginas con las que cierra el segundo capítulo del volumen (Batman and Robin #6) o la batalla entre Batman y Nadie.

En resumidas cuentas, una notable segunda entrega que a buen seguro no defraudará a aquellos que disfrutaron del anterior volumen, ni tampoco a los fans del pequeño Damian.

Páginas interiores de Batman and Robin #5

En cuanto a la edición de ECC Ediciones no difiere mucho de lo que ya estamos acostumbrados, tomos de 96 páginas en rústica con un precio de 8,95€, eso si, esta vez me quiero detener en un aspecto al menos para mi muy importante, y es que una de las novedades que ha traído consigo esta editorial es que sus cómics vienen plagados de artículos ya sean introductorios, explicativos o promocionales. El universo DC en España no ha gozado de la continuidad y la popularidad que por ejemplo si ha tenido el universo Marvel así que la forma de atraer lectores es mediante este tipo de textos que no solo te pongan en contexto con la obra que estas leyendo sino que además te descubran otras obras similares en cuanto a temática a lo que estas leyendo.

Con ese objetivo este volumen se complementa con un total de hasta seis páginas de artículos divididas de la siguiente forma: un artículo introductorio de Toni Boix de una página, un artículo de doble página explicativo de Fran San Rafael sobre el maestro Ducard, una entrevista proveniente de la edición americana a los autores de Yo, Vampiro (atentos a esta serie que sorprenderá a más de uno), un artículo de una página también escrito por Enrique Rios sobre el guionista de esta serie, Joshua Fialkov, y un último artículo también de Enrique Rios sobre Deadman.

Yo como articulista que colabora con varias editoriales se lo que cuestan este tipo de textos y por tanto aplaudo la iniciativa de ECC Ediciones de crear un contenido propio e interesante para lector que enriquezca la edición.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
11 octubre, 2012 10:20

Sin duda una de las mejores series del reboot, especialmente por su retrato de personajes y, en especial y obviamente, de Damian. Ya quedaba claro en el anterior tomo que la relación paterno-filial iba a dar mucho juego, pero en estos cuatro números es donde se ve realmente que la serie no sólo pertenece a Damian sino que cubre un nicho importante en la personalidad de Batman: en ninguna de las otras series he visto a un Batman tan desatado y caótico, dejado llevar por la rabia, el dolor y la preocupación de perder a su hijo.

Por supuesto, el dibujo de Gleason tiene el 50% de la responsabilidad en el éxito y brillantez de la serie, siendo tan expresivo con los sentimientos de los personajes como plástico y preciso en su caracterización más dinámica.

En resumen, un must-have. Ahora a esperar al próximo tomito con la Noche de los Búhos y la banda de villanos tróspidos de Terminus.

Dillinger
Dillinger
Lector
11 octubre, 2012 11:46

Hombre, la mayoria de esos articulos más que para informar o completar la serie, están para promocionar otras colecciones de la casa así que no lo veo yo como algo tan relevante o al menos digno de elogiar.

Encima muchas de esas entrevistas se repiten entre las diversas publicaciones.

Cassidy
Cassidy
Lector
11 octubre, 2012 11:55

Coincido totalmente con Reverend. Una joyita de serie, ojalá se mantenga el nivel durante mucho tiempo.

samanosuke
samanosuke
11 octubre, 2012 12:47

 Yo seguiría muchísimas más series de ECC si hubieran ajustado algo más el precio: Batman y Robin, Liga de la Justicia Oscura, Yo Vampiro, etc. Siento decir que sus cómics me parecen caros, la edición es aceptable sin más tanto en el formato endeble como en el maquetado y traducción (en Batwoman hay numerosas faltas ortográficas y gramaticales), y no tiene ningún sentido que las series que se editan por arcos argumentales como Animal Man o Batwoman salgan más caras que los tomos que recogen cuatro números… Espero que vayan puliendo estas cositas, porque ya lo de los precios populares que prometieron al empezar lo doy por perdido.

pelayo
pelayo
Lector
11 octubre, 2012 14:30

Comprados y leidos ambos tomos de una tacada, me dejó muy buen sabor de boca el conjunto, incluso me sobresaltó cuando

Aviso de Spoiler

  Batman, de pura rabia por lo que le ha hecho a Damian, casi se le va la olla y liquida a Nadie metiéndole la cabeza en la cubeta de ácido

, lo cual encaja bastante bien con esa explicación que le da al chaval de que, por supuesto, la tentación de liquidar permanentemente a los malos siempre está presente para Batman, pero que es una línea a no cruzar porque a la larga será su perdición (sí, Frank, hablan de tí). Por otro lado, claro que me ha surgido la eterna pregunta de “¿qué hace Batman poniendo en situaciones de riesgo físico y/o muerte a niños -Damian tiene 10 años-?¿está loco o está loco?” En el caso de los Robins anteriores no había excusa alguna (al margen de las razones editoriales e históricas que todos conocemos), pero en el caso de Damian está mejor traído: yo lo comparo con Dexter Morgan. Damian tiene un potencial para el mal enorme (eso de matar animales es muy mal signo); en manos de Thalia, de cualquier otro o por libre, el chaval acabará mal-mal-mal, así que Bats lo mantiene cerca y lo tiene entretenido como único remedio para que no acabe siendo el digno nieto de Ras al Ghoul o peor, sino que educarlo como Robin es necesario para que controle la bestia interior… aunque eso acabe costándole la vida.

Y por último, el triángulo de afectos (o la incapacidad de expresarlos) entre Batman-Damian-Alfred es divertido y promete una evolución interesante y digna de ver.

Raúl Peribáñez
Raúl Peribáñez
Lector
24 diciembre, 2012 17:20

“Hombre, la mayoria de esos articulos más que para informar o
completar la serie, están para promocionar otras colecciones de la casa
así que no lo veo yo como algo tan relevante o al menos digno de
elogiar.”

Si te refieres a las entrevistas a los autores de The New 52, entonces sí, ese material procede de la edición americana y es promocional a más no poder. En cambio, los artículos escritos para la edición española tienen una finalidad púramente informativa; la editorial no obliga a hacer referencias a determinados cómics, sino que es el articulista quien las hace por decisión propia.