Batman / Superman Especial #400

A mediados d elos ochenta se celebraron los primeros 400 números de Batman y Superman.

Por
4
4037
 

Edición original: Batman núm. 400 USA, Superman núm. 400 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión:Doug Moench, Elliot S. Maggin.
Dibujo: Al Williamson, Art Adams, Bill Sienkiewicz, Brian Bolland, Frank Miller, George Pérez, Joe Kubert, Joe Orlando, John Byrne, Ken Steacy, Klaus Janson, Marshall Rogers, Mike Kaluta, Paris Cullins, Rick Leonardi, Steve Leialoha, Steve Lightle, Tom Sutton, Wendy Pini.
Entintado: Terry Austin, Kelly Alder.
Color: Joe Orlando, Tatjana Wood, Lynn Varley, Anthony Tollin, Klaus Janson, Jim Steranko.
Formato: Cartoné, 144 págs. A color.
Precio: 15,95 euros.

 

Hay comics destinados a pasar a la historia.

Hay relatos destinados a pasar a la historia.

Y cuando estas dos circunstancias se unen lo que generan son comics míticos, que trascienden al tiempo y a las generaciones para seguir tan interesantes en su propuesta como el día que fueron publicados. Y cuando eso ocurre, lo normal es que sea de forma espontánea, sin artificios, de manera natural, con el simple boca a boca de los aficionados que elevan, sin darse cuenta de ello, a ciertos comics con ciertas historias a la categoría de históricos.

Dos ejemplos de ellos son los especiales dedicados a Batman y Superman, dos sendos números 400, que venían a celebrar tan ilustre cifra dentro de las colecciones homónimas, dedicadas al Hombre de Acero y el Caballero Oscuro.

No es fácil dar con la tecla adecuada a la hora de poner en marcha un número especial dentro de una colección. Se puede optar por usar la cifra redonda para cerrar una etapa o se puede aprovechar el momento para construir una historia auto conclusiva, o varias, que sean capaces de captar la esencia del personaje a lo largo de todos esos años. Para esta ocasión en DC optaron por reunir a un buen elenco de dibujantes relacionados con los personajes en cuestión, y crear una historia en la que poder volcar su talento a la hora de mostrar al público la iconicidad de dos de los personajes más reconocibles del noveno arte.

ECC recopila en un solo tomo los dos números aniversario de Batman y Superman, para rescatar estos dos pequeños clásicos, anteriormente ya publicados en nuestro país, en el caso de Batman, mientras que en el caso de Superman parcialmente cuando Zinco ostentaba los derechos de DC en España.

El tomo abre con la introducción que Stephen King escribió en su día para dar paso al especial dedicado a Batman. Un especial cuajado de arte de primer nivel, cohesionado gracias a la labor de su guionista Doug Moench, que construye un relato diseñado para recorrer cada uno de los puntos definitorios del cruzado de la capa. Moench, consciente de que lo que define al héroe son sus villanos, no duda en soltar a los principales moradores de Arkham, que actúan como espejo de Batman a lo largo de todo el relato.

El arte de Arthur Adams en una de sus pocos trabajos para DC.

La obra, publicada en 1984 (hace ya la friolera de 35 años) trae la versión más clásica de la galería de villanos de Batman, aún pre crisis, con un Robin a la sombra de Batman, como recurso narrativo con el que plantear las preguntas correctas para que Batman pueda responderlas de forma condescendiente, no tanto a Jason, como al propio lector que observa desde el exterior el devenir de la aventura. Moench aprovecha cada porción del relato, estructurado en capítulos dibujados por un autor diferente, para ir sacando a relucir las cualidades del Caballero Oscuro. Hay momentos para la deducción, la investigación, la acción, la reflexión, la meditación, la planificación y la resolución de todo un entramado que hoy se antoja simple, pero del que se puede destilar todo ese sabor tan característico de los últimos coletazos de la Edad de Bronce de los comics. Un especial entrañable por su estructura y concepción que es toda una delicia descubrir como contenedor puntual de toda una época del personaje.

La otra mitad del tomo está dedicado a dar cabida el otro especial aniversario dedicado, esta vez, al Hombre de Acero en manos de Elliot S. Maggin acompañado, como no puede ser de otra forma, por todo un largo listado de dibujantes (con estrellas de la extinta EC Comics) con lo que dar forma a una historia destinada a remarcar la figura de Superman como ente inspirador para la sociedad, entendiendo sociedad como la americana.

Este especial sigue las mismas directrices que las planteadas en el de Batman, con la salvedad que no estamos ante una sola historia, sino frente a varias historias cortas estructuradas a través de un viaje a lo largo del tiempo. Aquí el hilo conductor es descubrir que influencia ha dejado Superman en la sociedad y como esta evoluciona influenciada por su legado.

Sin entrar en comparaciones, el trabajo que se despliega en el especial de Superman resulta más osado en el planteamiento aspirando a transmitir no solo la esencia del héroe, sino su leyenda, su mito, a través del tiempo, mostrando a Superman como fuente de inspiración y superación, como historia pasada que consuela a las almas cansadas, con secretos que perduran en el tiempo, fruto de estudio y conjeturas, de sueños y fantasías… incluso hasta llegar a un final temporal en el que la humanidad trasciende su propia esencia. Todos son relatos breves, concisos, que elevan al personaje a la condición de icono atemporal.

Dos especiales con objetivos comunes y resultados dispares, que rescatan lo valores esenciales que los definen como personajes de ficción que han transcendido a símbolos culturales en sendas historias que captan el presente de sus protagonistas al tiempo que miran al futuro con esperanza, en una década crucial para el género de superheroes, los años ochenta, destinada a cambiarlo todo, desde la forma de entender a los superhéroes, hasta la manera de escribirlos y dibujarlos. Una revolución que no solo se quedó en lo meramente creativo, sino que también sacudió los mismos cimientos de la industria que veía como la oscuridad se estaba cerniendo, lentamente, sobre unos héroes que querían seguir brillando.

  Edición original: Batman núm. 400 USA, Superman núm. 400 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión:Doug Moench, Elliot S. Maggin. Dibujo: Al Williamson, Art Adams, Bill Sienkiewicz, Brian Bolland, Frank Miller, George Pérez, Joe Kubert, Joe Orlando, John Byrne, Ken Steacy, Klaus Janson, Marshall Rogers, Mike Kaluta, Paris Cullins,…

Pequeño clásico.

Guion - 7
Dibujo - 8
Interés - 8.5

7.8

Dos obras que rescatan para los lectores de hoy el pasado de los dos héroes por excelencia dle Universo DC. Dos especiales que marcan el fin de una era y recuerdan la grandeza de Superman y de Batman.

Vosotros puntuáis: 8.88 ( 9 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
ipso_factoEzeDrury Walkerulexryu Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
ulexryu
Lector

Yo aún conservo la edición del Batman 400, publicada por Zinco, con muchísimo cariño.
Una delicia de cómic en el que no falta ningún villano. Si acaso, el único que falta es Grayson, ya que el Robin del cómic es Jason Todd (aunque apenas se nota).

El cómic de Batman que nunca, jamás, me canso de recomendar.

Drury Walker
Lector
Drury Walker

Queda claro que, en la coyuntura de la época, DC lo dio todo en esas conmemoraciones. Tendrían que pasar muchos años para tener un número conmemorativo semejante para el murciélago.

Es el gran fin de fiesta del batman Pre-crisis (aun quedaria un epilogo en Detective que seria el equivalente a estar en un after) en el que Moench emplea la división por capítulos como manera de justificar el ramillete de dibujantes (especialmente brillantes Sienkiewicz y Kubert). No se cierra la historia (nunca se cierra), no están todos los enemigos (echo especialmente de menos a Maxie Zeus) pero es la culminación de toda una época hecha con cariño. El planteamiento puede no ser original hoy, pero en su momento sí: es la primera fuga masiva de Arkham (con la Penitenciaria a la vez, aún no existia blackgate) lo que suponia un reto inédito y enorme para el personaje. También es interesante ver al Killer Croc pre-Bane, ya que después de que éste usurpara sus atributos hubo que reinventarlo como un monstruo atávico. Un número de interés histórico, con todos los aciertos y fallos de su época. Y además los de ECC han incluido el texto de King. Qué más se puede pedir?

La historia de Superman, superada la primera del colegio excesivamente naive, es un muestrario con joyas (el segmento meta de Miller es brillante, el del desaparecido Rogers emocionante y hay más). Yo lo cogí pensando que era el precio a pagar por tener el de batman y fue una muy agradable sorpresa.

Eze
Lector
Eze

Excelente reseña y totalmente de acuerdo. Dos números magníficos. Solo una pequeña aclaración, creo que el 400 de Batman data de 1986, y el de Superman es del ’84, pero me pueden bailar los años también.

ipso_facto
Lector
ipso_facto

Creo que lo comenté en algún otro post, pero me vuelvo a repetir aquí: el contenido de este tomo es irreprochable. Solo por el desfile de grandísimos dibujantes ya merece la pena. Pero la edición es lamentable: la reproducción de tintas y colores es más que deficiente, y la edición en cartoné no enmascará la torpezas de una edición que, atendiendo al material que publica, merecía un mayor cuidado. ¿Se han digitalizado alguna vez estos materiales? De se así, ¿porqué ECC no ha recurrido a materiales remasterizados? Porque mi impresión es que ha tirado de fotolitos antiguos, lo que no deja de ser una torpeza.