Batman: Superheavy (1ºparte)

Por
15
4207

Hay una cuestión sobre la que no hay discusión, que los dos últimos Batman han generado mucha discusión, polémica y división. Pero no es momento de hablar del Batman de Morrison sino del de Snyder y fundamentalmente de su último arco argumental, “Superheavy” y señalar que si su Batman no era querido por muchos, este último, aparentemente es aún más vilipendiado, y digo aparentemente porque las ventas siguen siendo -de manera constante durante toda su etapa y en la actual- la mejor de todas las series de DC -solo siendo superado recientemente por el DK3 de Miller (otro Batman controvertido, pero con dos primeros números notables)

Claramente a Snyder siempre se le recordará por su excepcional Tribunal de los Búhos -aunque no hay que olvidar que su Batman Dick Grayson de Detective cómic es memorable-, tras ello es opinión mayoritaria que la “Muerte en la familia” fue en un principio muy prometedora y a causa de ello fue tan decepcionante sus últimos números, Year Zero posiblemente sea su peor y largo arco, y Endgame, bueno, el final del juego, creo que es su segunda mejor obra y la de mejor final (obra que se agradece más siendo en grapa a pesar de ser un arco argumental de varios números, -y permítanme la ironía -¡qué varía según tengas la edición USA o la de ECC!), final que condiciona y deriva en Superheavy.

Bajo este respecto, bien se podría decir, si esa “muerte de Batman” – ¡qué claro que es real! solo que planteada bajo la premisa de la muerte del Batman Wayne, otra cuestión a debatir es ¿por qué ha de asumir el papel de Batman, Gordon, en lugar de aquellos que años atrás batallaron por la capa- fue una idea de Snyder y que ella ocasionó el concepto Divergence o bien fue al revés.

Fuera como fuere es cierto que desde un principio la idea planteada por Snyder – o Didio y Jim Lee– era más que heavy, era Superheavy: Batman pasaba a ser Gordon metido dentro de un robot-conejo (con cierto parecido al Batman de tierra 17) y se convertía en un instrumento policial (igualito que el de Dk3 que golpea y es golpeado por la fuerza policial).

Por ello es normal que de primeras la gente exclamase sus críticas y se bajase del carro con la edición especial de Divergence donde se iniciaba esta historia y más tras el Batman 41 y #42 donde continuaba – eso sí, como hemos dicho antes, Batman seguía liderando las ventas de DC.

1529_batman_superheavy_art01

Yo entiendo esas críticas, incluso de aquellos que les gusta el Batman de Snyder, pero creo que el problema es no lograr – o no querer, lo cual es lógico por cuestión de gustos- entrar en el juego que Snyder plantea, el cual alcanza otro nivel al conocer que tras este arco, el Batman de Bruce Wayne que surja continuará en la cabecera de Detective Cómics– uf, si ha sido pura coincidencia es increíble, y si ha sido planeado, por mi perfecto, pues me parece magnífico.

¿Y cuál es este juego?

No hay duda que el Batman de Snyder se caracteriza por su obscuridad, por su seriedad, por historias que parecen más de terror que detectivescas – he ahí su América Vampire, The Wake, incluso su Detective Comics. Pues bien, el juego que Snyder nos ofrece en Superheavy, en un principio, es no tomarse en serio, ofrecer cierto humor, incluso no esconder cierto grado de parodia. Es decir, Snyder al tomar la decisión tomada tras Endgame de que Batman fuese Jim Gordon y ocupase un robot conejo, era muy consciente de todos los comentarios que se iban a producir a causa de ello, y de ahí las decenas de guiños a las críticas que se iban a producir. En definitiva, en lugar de tomarse Divergente como algo serio, asumiendo que este nuevo Batman era el que iba a estar durante un tiempo (como si ha ocurrido en otras series), Snyder es el primero en ridiculizar este inicio y no escondiendo que podía ser en cierta manera absurdo. A este logro – creo que hacía falta un poco de humor y de humildad, (hecho que ya tuvo sus alabanzas y su acierto en la Liga de Justicia durante una época)-hay que sumarle que las páginas serias e importantes en el devenir posterior, no lo parezcan en una primera lectura.

Veamos lo que nos ofrece este Superheavy en sus tres primeros números.

Edición Especial Divergente

Apenas ocho páginas, siendo las tres últimas las que nos indican lo señalado previamente:

– Humor ante el peinado de Jim Gordon

Geri Powers le señala: “Atienda: van a tener dudas al respecto y las van a manifestar, pero da lo mismo” (no sólo Morrison sabe hacer metalenguaje y aquí va a ver de sobra)

1529_batman_superheavy_art02

– A continuación le pregunta: “¿Está dispuesto a ser Batman?” Y Gordon con cara de asustado a meterse en Rookie dice “Por supuesto que no” y ya con la imagen imponente del robot conejo añade, “Y quiero que conste que es la idea más absurda de la historia de Gotham City”

– Y finalmente termina el cómic con las palabras que cualquiera en la posición de Jim Gordon diría: “Bueno ¿dónde tengo el dichoso batmovil? Es hora de divertirnos”.
Últimas palabras como absoluta declaración de intenciones, y con cuya premisa hay que tomar los cómics posteriores, aunque sin duda alguna, el arco argumental esconde otra pretensión que nos lo ira proporcionando en pequeñas semillas, siendo la primera, la primera página de Batman #41

Batman #41

Este cómic como grapa -sobre todo en su edición USA- como concepto es excepcional, con una primera y última página que sirven como envoltorio a la diversión peligrosa que señalaba Gordon, siendo estas dos todo lo contrario. La primera página es maravillosa, pues muestra a las claras la doble vertiente de Superheavy en sus dosis justas: las palabras del discurso de Geri Powers – marca de la casa Snyder – nos indica por donde va ir una trama, la cual ocupa el resto de las páginas, excepto la última, y por otra parte el dibujo, sobrio, que fascina por su misterio, el cual se mostrará en la última página, donde habrá cinco viñetas manteniendo la misma atmósfera, y apenas un globo de diálogo, que nos avisa que lo de Endgame no era lo que parecía ser, aunque sí lo fue- como hemos señalado antes- y este Superheavy pude tener más chicha de lo que parecía en las páginas previas, y de igual modo que las palabras iniciales indicaban un camino, las últimas indican otro.

Del resto de las páginas podemos destacar lo siguiente:

-Las cosas siguen sin ser tomadas en serio o con cierto humor, de ahí que las palabras que siguen al discurso es un diálogo entre dos policías: “¿Qué diablos es esa cosa?” Pregunta uno arma en mano, “Un lunes por la mañana en Gotham”, responde la comisario – que tiene un relativo parecido al Joker, ¿o solo me lo parece a mí? Un pequeño error del gran Capullo.

-Lo siguiente es una historia cotidiana en Gotham, un peligro que desborda a la policía de Gotham, con la consiguiente llegada de Batman para solucionarlo, pero todo ello con humor, como bien dice Gordon: “Últimamente, es como si toda la ciudad estuviera del revés”, en relación a la batseñal -pero son palabras dirigidas a todo el arco argumental.

-Los gags son continuos: las dudas de Gordon, su “Bat-ir al saltar, el flashback de tres meses atrás, observando el entrenamiento de tres jóvenes policías más aptos que él para ser el Batman policial, pero una foto entrañable de uno de ellos le hace entender que él es el más adecuado para ser Batman, así como no olvidarnos que Jim Gordon, es también un gran detective: “¿No os dais cuenta? No es ningún monstruo”

página_16

-Criticado ha sido el diseño de Rookie, pues Capullo nos muestra que hay más diseños -homenaje- y con ello apreciamos que Capullo no es ajeno a la diversión que es este cómic (y no será el único dibujo paródico), de ahí las tremendas palabras de Gordon/Snyder: “¿Por qué no le pegáis un anuncio publicitario encima y lo dais por zanjado…?…Porque os aseguro que nada de esto es Batman Lo dicho, frase lapidaria. Y de igual modo la respuesta de Geri, “No, Jim, no lo es. Pero si quieres formar parte de ello tendrás que hacer un esfuerzo para aceptarlo” Palabras que claramente son dirigidas a nosotros, a los lectores, y sinceramente, si el esfuerzo es quitar un poco de dramatismo y añadir dosis de parodia, bienvenido sea, porque el devenir posterior lo merece, pues es ni más o menos que un nuevo Batman Wayne

-Fijaros que hasta el mismo Capullo reconoce que su diseño es extraño y va a ser criticado que hasta el villano de turno pregunta a su rehén: “¿Dónde está tu héroe ahora, eh? ¿Esa cosa de ahí afuera? No es más que un espectáculo de luces y metal. Ni siquiera parece Batman.” E igualmente es consciente que el traje negro de Gordon mola más y así lo dice Batman Gordon: “¿qué tal ahora…así está mejor?”

– Esa misma página finaliza con el mismo discurso de pedir paciencia al lector “¿Puedes aceptarlo y tratar de tener fe en ello? ¿En este Batman?” Por ello hay que agradecer a Snyder que sea honesto, no nos está vendiendo un nuevo Batman que si sale mal puede ser desechado y hacer regresar al Batman Wayne, no, al igual que Morrison, muestran a las claras que es una ausencia momentánea, y si en el caso de Morrison, Bruce Wayne regresa tras un viaje por el tiempo, el de Snyder se trata más bien de un viaje interno, que comienza con la frase de la última página, “¿Bruce Wayne…?

Batman #42

Es un cómic menos cachondo, pero más completo. Y lo es porque aun ofreciéndonos gags, nos presenta los tres personajes principales de Superheavy, y nuevamente cada uno en la dosis adecuada para el momento actual; el principal va a seguir siendo Batman Gordon y por ello ocupa la mayoría de las páginas, al final de ellas se menciona al gran villano de este arco y finalmente un par de páginas de Bruce. Todos ellos perfectamente descritos, a pesar de tener diferentes páginas y uno siendo solo una mera mención – tremenda e impactante será su futura aparición.

Pero primero deberíamos comenzar diciendo, que igual que el anterior número, este Batman #42sigue siendo una delicia como grapa -aquí con la inclusión de la etapa constantemente descafeinada de Detective Comics, se pierde ese efecto, y permitirme una duda ¿Con la próxima llegada de Snyder a Detective Comics, se venderá el nuevo Batman en conjunto con el Detective (como han hecho hasta ahora con la excusa de ser el contenedor de Batman) o bien se venderán aparte sabiendo que ambas, en un inicio, serán compradas por los lectores. Y en relación a esto, otra pregunta ¿Por qué la Liga de la Justicia de Johns tiene que ir con la JLU en lugar de con la Liga de la justicia de Hitch? La respuesta la sabemos todos.

La primera y la última página están de nuevo interconectadas, magníficas las dos, y con igual profundidad- La primera manteniendo la broma del nuevo Batman, y la última pasándolo a la realidad, y ello planteado con dos visiones de lo mismo: los dos Batman, una enfrenta a los Batman muñecos y la otra a los Batman persona o más bien aquellos que están debajo de Batman.

Esa primera página es muy cachonda -y excelentemente dibujada, y es que en este cómic hay páginas cuyo dibujo es una delicia, otro ejemplo, es el Batman de ladrillos- y continúa la declaración de intenciones de Snyder y Capullo en el número anterior; no hace falta que los lectores exclamemos nuestra crítica, pues ellos ya lo hacen por nosotros: “Me da igual lo que digan, este es Batman, es la pura verdad” dice alguien que sujeta el Batman clásico de Capullo, y añade al Batman robot conejo que agarra otra mano, “¿Esa cosa? Pueden hacer todos los juguetes que quieran, pero…ni en broma. No. O sea, venga ya, ¡ni siquiera tiene batmovil!” Palabras que en este mundo podrían ser dichas por cualquiera, tanto por quien la dice – que habrá que descubrirlo en las últimas páginas, y que son una delicia de color, de diálogo y por quién aparece finalmente en ellas- como por los lectores o por el mismísimo Jim Gordon, que en la página siguiente, exclama la misma duda al no tener batmovil.

Veamos lo que podemos destacar de las páginas restantes:

-Las páginas dedicadas a Batman Gordon van por el mismo derrotero que en el número anterior, sus dudas y sus gags o parodias; el tema de su bigote, de su característico hábito sustituido por unos parches muy graciosos, el batcamión, las bataplicaciones, etc.

-Y antes de la lucha de Batman ante otro monstruo o villano del mes, una página importante aunque en principio no lo parezca, aquella en la que Rookie salta del batzeppelin y habla sobre los Narrows.

-La batalla hace un impasse con la fabulosa página del enfrentamiento entre el imponente Batman de ladrillo y el empequeñecido Rookie, dando paso a un flashback que nos va señalar que esos monstruos lo son gracias a una semilla y que al igual que favorece la aparición de poderes ocasiona la muerte.

-La batalla continua, pero es lo de menos, pues lo importante es lo dicho, los Narrows, la semilla y las palabras del villano cuando es derrotado de una manera bastante graciosa – y que dice mucho de la postura que va adoptar Gordon con respecto a este Batman institucional-: “Esta cultivando todo un jardín con nosotros…Mr. BLOOM”

-Tras poner sobre el tablero ese segundo personaje en el que va estar centrado Superheavy – y sin duda a Snyder se le puede criticar muchas cosas, pero no de que ha sido original ofreciendo dos villanos que pueden permanecer en la historia de Batman, por una parte El tribunal de los Búhos y por otra este Mr. Bloom (y no olvidemos el genial villano de su Detective Comics)- faltaba el tercero. Es entonces cuando vemos quienes movían los muñecos de Batman, dos chicas que siguen debatiendo sobre los Batman y piden consejo a alguien que si le conoció: Duke Thomas, personaje incorporado brevemente en Endgame, para que tuviese una gran importancia en una nueva serie, We are Robin, y una pequeña pero vital importancia en Superheavy – y cuidado con lo que nos deparará este personaje tras este arco.

Cuando Duke va a contestar a la pregunta de si conoció a Batman, una mano se apoya en su brazo y le pregunta “¿Todo va bien por aquí?” y la respuesta de este es “Si. Claro ¿Cómo no? Todo va de perlas…” y el siguiente cuadro muestra la imagen de “…Sr. Wayne”

blogger-image-2094475595

-Apenas aparece en dos páginas, pero nos muestra el cambio profundo producido en Bruce – como indica a Duke que le llame-, es un Bruce feliz, sonriente, y además es el mejor Bruce dibujado hasta ahora por Capullo. Ya no parece un jovenzuelo por el que no han pasado los años -y no hablo de su imagen en el Tribunal de los Búhos, sino en la propia Endgame, en la que no sé cómo el Joker es capaz de descubrir en el desfile que tras el traje de Batman estaba Grayson, con el parecido tan grande que tiene con Bruce. Lo dicho, este Bruce ya es un hombre y presenta una barba que le queda de lujo. Lo dicho me encanta.

-La última página es emotiva y como hemos dicho produce un estupendo cierre a la grapa, si al principio estaban los dos muñecos, ahora están frente a frente, Bruce y Gordon, y es bastante gracioso las palabras que pronuncia Jimbo ante la pregunta de Bruce de quien es, “Es sencillo, Soy Batman. Y tenemos que hablar”. Y digo que es gracioso, porque si ya en la primera página el Batman conejo a pesar de su envergadura empequeñecía ante el Batman clásico, aquí, es ridículo por mucho corte mohicano y mucho entrenamiento de bíceps, que Gordon se proclame Batman ante un Bruce imponente, que aunque feliz y sereno, un cuadro más arriba nos ha ofrecido un rostro fuerte y temible – el cual no volverá aparecer hasta pasados muchos números y que será vital para el final de la historia

Y es adecuado terminar este análisis que con la publicación en España del Batman #43, y más cuando el objetivo de este análisis era conseguir que aquellos que no se hayan animado a seguir este arco por las críticas recibidas, lo hagan, o que aquellos que tras el primer número lo dejaron, la retomen teniendo en cuenta el punto de vista aquí dado. Por ello creo que el reciente Batman #43 es una estupenda oportunidad para engancharse a la última historia que el Batman de Snyder y Capullo tendrán bajo esta cabecera.

Les aseguro que no les decepcionara.

Continuará.

Autor: Pedro Pascual Paredes

15
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
9 Thread replies
3 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
Manuel Acosta GuzmanCristian Miguel SepulvedaIgverniPedro Pascual Paredesredson Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Rafajimot
Lector
Rafajimot

Buenos dias. Lo que no he entendido muy bien es porque dices que El final del juego .. es mejor leerlo en grapas. ¿A que te refieres con eso?. Y por que cambia si leer la serie con la edicion ECC o la de USA?

flashpoint
Lector
flashpoint

Alguna vez se iba a escribir algo así. Claro que todos esperamos que algún Lobdell lo hiciera para que los fans le dieran buenas intenciones, pero como es Snyder se da manga ancha.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

desde el momento en que snyder(o capullo,tanto monta) le quitan 30 años de encima a gordon,ya me resulta dificil “entrar en el juego”.

me lo he comprado,basicamente,por el dibujo de capullo,pero la historia es un puro disparate.

Igverni
Lector

Hola, Pedro.
Leí con atencion tu articulo, aunque no estoy demasiado de acuerdo con el fondo. Sobre gustos…

Yo compro Batman en grapa USA, y ahora que estamos a punto de acabar la etapa de Snyder en Batman, lo mejor que se me ocurre de su trabajo es que fue ambicioso, y realmente intentó contar historias diferentes del personaje.

Pero una cosa es la intencion, loable por supuesto, y otra la ejecucion, que globalmente calificaria de deficiente.

Quizá ese ha sido el problema global, la excesiva ambición. Todas las historias tenian que ser “game-changers”, contar solo una buena historia con el personaje parece que no era suficiente. Y yo me conformaba con una “sencilla” buena historia…

Los buhos es su unica historia redonda. Muerte en la familia fue muy decepcionante, Año Cero larga y aburrida, contando en 12 numeros lo que otros hicieron (mucho mejor) en 4, y Endgame correcta sin mas.

Y en lo relativo a Superheavy, aún entendiendo los motivos de fondo de la historia (relanzar al personaje de Bruce Wayne), y a falta del ultimo numero, un bluf en toda regla.

Saludos!!

Cristian Miguel Sepulveda
Autor

Muy buen artículo Pedro, hacía falta alguien que defendiera y resaltara las virtudes del “Batconejo”, que a mí también me está gustando, pero es quizás el arco que más se está criticando y menos está gustando de la etapa Snyder.

Manuel Acosta Guzman
Lector
Manuel Acosta Guzman

Hola, recién me inmiscuyo en los cómics por el dato que se revelará en JL #50 y según internet hacía falta que leyera Endgame, así que lo leí y después de eso vi que continuaba con superheavy pero luego al estar buscando esos números, vi que “baticonejobot” salía también en detective comics….. entonces de momento ya no supe ni cual número era de qué cómic y pues ahora estoy algo confundido. Debo leer ambos? No importa si sólo leo superheavy? Tu guía podría serme de mucha ayuda. Gracias de antemano