Batman: Momentos decisivos

Por
4
1136

Edición original: Batman Turning Points TPB USA.
Guión: Chuck Dixon, Ed Brubaker, Greg Rucka.
Dibujo y entintado: Bob Smith, Brent Anderson, Dick Giordano, Javier Pulido, Joe Giella, Paul Pope, Steve Lieber y Claude St. Aubin.
Color: Tom McCrow, Shannon Blanchard, Glenn Whitmore, John Kalisz y Patricia Mulvihill.
Formato: tomo recopilatorio de 128 págs., encuadernado en cartoné.
Precio: 10,95 €.

“La verdadera amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y vencer los embates del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.”.

La cita que precede a estás líneas, atribuida a George Washington, se antoja especialmente adecuada a la hora de analizar la estrecha relación que desde el mes de mayo de 1939 mantienen Batman y James Gordon. En la primera viñeta del Detective Comics #37 se podía observar a ambos personajes –el primero, bajo la identidad del acaudalado Bruce Wayne– charlando distendidamente, viéndose interrumpida la conversación por una llamada telefónica que serviría para alertar al Comisario de Policía de Gotham City del primero de los incontables crímenes que resolvería junto al Caballero Oscuro. Sin saberlo, Bill Finger y Bob Kane estaban sentando las bases no sólo de una leyenda, sino también de una amistad forjada, precisamente, sobre el sufrimiento y el vencimiento de los embates del infortunio.

Batman: Momentos decisivos nació no sólo con la vocación de retratar la evolución de esta singular relación, sino también de analizar las consecuencias de algunos de los más significativos acontecimientos vividos por ambos personajes en títulos como Batman: Año uno, Una muerte en la familia, La caída del murciélago, o La broma asesina. La primera etapa de Batman como justiciero enmascarado, las reticencias de Gordon acerca del papel de Robin como escudero de su maestro y mentor, la pérdida de Jason Todd, las lesiones de Barbara Gordon, o la irrupción de Azrael, son tan sólo algunos de los “momentos decisivos” rememorados en esta obra. Un proyecto ciertamente intimidatorio, para el que DC Comics contó con el talento, el oficio y los conocimientos de tres escritores que durante la última década han enriquecido la mitología del hombre murciélago: Greg Rucka, Ed Brubaker y Chuck Dixon.

Pero si la lectura del nombre de estos tres guionistas evoca la habitual calidad de sus trabajos, no resulta menos espectacular la nómina de dibujantes que, encargados de las portadas – Tim Sale, Javier Pulido, Howard Chaykin, Joe Kubert, Ty Templeton y Paul Pope– o de las páginas interiores –Steve Lieber, Brent Anderson, Joe Giella, Dick Giordano, Paul Pope–, contribuyen a la causa. De este modo, las cinco historias recopiladas en este tomo arrojan luz y taquígrafos sobre instantes íntimos y personales, tan intensos como representativos de la especial afinidad compartida entre los dos personajes. Pequeños fragmentos que, puestos en conjunto, ofrecen un nítido retrato de una amistad madura y sólida, cimentada sobre la comunión de principios, sueños y valores.

Pero pese a las buenas intenciones, se presenta de nuevo un mal endémico y de carácter casi inevitable en las obras corales y más concretamente, en las antologías de cómics que parten de una temática común: la irregularidad. Efectivamente, en Batman: Momentos decisivos el resultado fluctúa de lo inspirado a lo anodino, hasta alcanzar un nivel medio aceptable, que salvo determinados pasajes merecedores de mayor consideración, no confiere a este título una posición especialmente destacada entre los cientos de obras que pueblan la nutrida bibliografía del Hombre Murciélago. No cabe duda de que con estos impresionantes mimbres, bien se podría haber construido un cesto mucho más consistente, no en vano nos estamos refiriendo a algunos de los más reputados autores del panorama contemporáneo, cuya interacción no parece todo lo cómplice y fluida que cabría esperar.

El pasaje que en mi opinión sobresale por encima del resto, al que hacía referencia en líneas anteriores, se desarrolla en Compañeros de armas, quinto y último capítulo que destaca por el grafismo del siempre interesante Paul Pope –aunque más encorsetado y menos brillante que en anteriores y posteriores aproximaciones al Caballero Oscuro–, por una emotiva y significativa secuencia protagonizada por Batman y Gordon, y en definitiva, por la sensación de que su lectura confiere orden y sentido a la sucesión de instantes revisitados en estas cinco historias.

Pese a sus defectos, Batman: Momentos decisivos se antoja como un sentido aunque homenaje a dos personajes curtidos en mil batallas. Dos veteranos, de vuelta de todo que, echando la vista atrás, quieren convencerse de que las crueles vicisitudes padecidas, y el sufrimiento y los daños colaterales ocasionados, se han visto de algún modo compensados por los indudables logros alcanzados. Dos compañeros, efectivamente, viejos como las estrellas. Estrellas cuyo brillo imperecedero arroja esperanza sobre las oscuras calles de Gotham.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

Enlaces de interés


Página web oficial de Ed Brubaker.
Página web oficial de Greg Rucka.
Página web oficial de Chuck Dixon.
Página web oficial de Brent Anderson.
Blog oficial de Paul Pope.
Entrevista a Brent Anderson, publicada en Zona Negativa.
Entrevista a Javier Pulido, publicada en Zona Negativa.
Reseña de Batman: Momentos decisivos, publicada en Zona Negativa.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raul Lopez
Admin
24 enero, 2009 13:09

Este es uno de esos tomos que termina cayendo antes o después… aunque eso si, antes tengo que pillarme el batman año 100 que lo puse en la carta de los reyes y al final no cayo…

sputnik
Lector
24 enero, 2009 18:12

Año 100 es La Hostia. Respecto al grafismo de Pope en este tebeo… es que lo entinta otro.