Batman – Adaptación oficial de la película de Tim Burton (1989)

¿Listos para un viaje al recuerdo?

Por
21
2866

Edición original: Batman: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guion: Dennis O´Neil.
Dibujo: Jerry Ordway.
Entintado: Jerry Ordway.
Color: Steve Oliff.
Formato: Cartoné, 152 páginas. A color..
Precio: 18,95 euros.

No hay reseñas más difíciles de escribir que las que están asociadas a un momento personal.

Los comics son como pequeños recipientes de ámbar que solidifican en su interior recuerdos, emociones y sentimientos que, de alguna extraña manera, quedan atrapados entre sus páginas para no perderse nunca más. Una especie de discos duros que almacenan mucho más que las historias que se pueden leer en ellos.

Así que en esas estamos, hablando de un cómic de forma personal, rompiendo cualquier atisbo de las normas que rigen esta casa, volando de forma irremediable a 1989 gracias a la publicación, 30 años después (un poquito más si hacemos las cuentas de forma rigurosa) de un trabajo que tan solo había visto la luz una vez en nuestro país en septiembre de tan relevante año, de la mano de Ediciones Zinco, en dos formatos, grapa y prestigio, adaptando la película que supuso todo un cambio, no solo para el personaje de Batman, sino para la legión de aficionados que vieron como la dignidad regresaba al personaje gracias a la extraordinaria labor Tim Burton.

Así que primero hay sesgo emocional. Segundo, sesgo generacional, pues pude vivir aquello de primera mano. Y tercero, no voy a poder evitar el personalizar cada palabra de esta reseña, por lo que espero no me lo tengáis muy en cuenta y quede entre nosotros, ¿vale?

No descubro nada a nadie diciendo que el 29 de septiembre de 1989 llegó a España (con unos meses de retraso, ya que la película se estreno en junio en USA) la Batmanía. No existía Internet, los ordenadores estaban en pañales, siendo los de 8 bits los que todavía copaban el mercado (Amstrad, Spectrum, Commodore y MSX), y la década llegaba su fin con la firme promesa de que los años noventa iban a ser auténticamente revolucionarios.

Las noticias sobre la película fueron llegando a los lectores de comics, sobre todo, a través de los correos y la sección de noticias de la editorial Zinco. En ellos se iba hablando de los actores contratados, los rumores sobre el rodaje, el guion y en tono de la película. No había otra forma de saber más, pero nos parecía suficiente.

La editorial Zinco, la que aquellos días tenía los derechos de publicación de DC Comics, se volcó con la fiebre que despertó la cinta de Burton publicando ese año una ingente cantidad de obras alrededor del Caballero Oscuro. Entre todas destacan dos: el especial de Batman y Hulk ilustrado por un impresionante José Luis García-López y escrito por Len Wein y las dos ediciones de la adaptación de la película (en los dos formatos ya citados, cada uno con una portada distinta).

Y lo recuerdo como ayer mismo, estaba con mis padres en unos grandes almacenes y en la sección especial habilitada para dar asilo a todo tipo de productos, fueran o no comics, relacionados con Batman, se exhibían todas estas obras, además del especial 50 aniversario publicado en mayo, números de la serie regular, así como mochilas, chapas, estuches y bolígrafos con el emblema de Batman. Aquel día fui muy afortunado. Lo digo abiertamente ya que ese día no fue necesario hipotecar todo el mes para poder acceder a esos dos comics tan especiales, el de Batman con Hulk y la adaptación de la película, porque mis padres (desde aquí debo volver a expresar lo agradecido que les estoy por su apoyo silencioso en esto de leer comics), me compraron ambos para disfrute de mi persona.

Ya había podido ir al cine a ver la película, una de las primeras que fui a ver solo con otro amigo, el culpable de que empezara a leer de forma regular, y poder tener entre tus manos la adaptación de la película significaba mucho para un chaval de 12 años. Tal vez deba aclarar esto.

A finales de los años 80 loe vídeo empezaba a ser más común en España. Llegaba, pero no estaba al alcance de todos los bolsillos y en mi casa aún tardaría en llegar unos tres años más. No tener vídeo no permitía el alquiler de la cinta o la compra de la misma, así que el cómic era la forma más directa de poder recuperar todas las sensaciones que pude vivir en la sala de unos de los cines más grandes de mi ciudad.

Leer aquella edición, la prestigio, era como poner la cinta en el vídeo y ver la película una y otra vez.

Tanto me impresionó el trabajo de Burton que cuando meses después, cuando el vídeo ya estaba a la venta y un amigo que si tenía vídeo la alquiló, la metimos en el vídeo y nos grabamos toda la película en una cinta de audio para poder escuchar los diálogos en bucle. Así que imaginar lo importante que esta nueva edición por parte de ECC, no solo para todos los que estuvimos aquel año para poder vivirlo, sino para todos los que no pudieron vivirlo.

La nueva edición llega con un añadido extra que la hace más atractiva y son las reproducciones, en blanco y negro, de los dibujos de Jerry Ordway. Esto permite poder apreciar el enorme trabajo que realizó este dibujante en un trabajo que estaba destinado a ser uno de los más famosos de su carrera.

Pero para este trabajo no se contrató a un guionista del montón, o alguien para que realizara un trabajo meramente alimenticio, pues se trataba de llevar a las viñetas la película que estaba arrasando en la taquilla en todo el mundo y por ello, en DC Comics, confiaron en el talento de Dennis O´Neil para que trasladara el celuloide al papel.

Leer hoy esta obra, sin la carga emocional, que espero haber sabido transmitir, puede resultar decepcionante. Treinta años son muchos años y la cinta de Burton ha perdido la frescura del momento, no su valor, ojo, pero si esa innegable frescura adicional que tiene toda película cuando se estrena bajo ciertas condiciones culturales. Unas circunstancias que estaban enfocadas en sacar a Batman del pozo visual en el que fue sumergido hasta el ahogamiento en la serie de los años sesenta. Así que el lector de hoy puede ver en esta obra un objeto cuyo valor está en ser un producto editado para remover recuerdos o, en el caso de no tenerlos, convertirse en un cómic con un pasado peculiar que merece la pena descubrir.

Y si he de seguir siendo frío, calculador y objetivo, se debe añadir que la película es en fondo y forma respetuosa, correcta, satisfactoria, ni excelente ni lamentable, capaz de seguir un esquema muy claro que no es otro que la traslación a la gran pantalla de los elementos más significativos del Señor de la Noche y plasmarlos de forma literal (con las licencias necesarias propias del medio).

Y hasta aquí toda la objetividad de la que soy capaz.

Película y adaptación al cómic son, sin duda alguna, un hito en cada una de las artes que representan. El trabajo que desarrollan O´Neil y Ordway es de una factura tan elegante que apabulla, siendo capaces de tomar todos los elementos representativos de la película y plasmarlos mediante el uso del lápiz y la tinta.

Si se analiza la obra se pueden ver que no se limita a trasladar los fotogramas a las viñetas, sino que es capaz de rellenar huecos, de aportar nueva información sobre el trabajo de Burton, con imágenes que explican momentos en los que el espectador no percibe bien que ocurre en medio de la oscuridad imperante a lo largo de los 126 minutos de metraje. Ese hábil uso del noveno arte para marcar un tempo, que luego será el lector el que acabará por definir, es lo que hace especial esta adaptación. Hay espacio para lo nuevo, para el añadido hábil e inteligente con el que no solo revivir los momentos claves de la película, y hacerlo tantas veces como quieras, sino también para apreciar el detalle de todo eso que no puede verse en la gran pantalla.

Esta edición no es una mera curiosidad, es la publicación de una porción de historia del séptimo y del noveno arte hábilmente fusionados. Algo que O´Neil recuerda al lector desde la primera página en la que hace un hábil juego de palabras, mientras Ordway plasma las primeras viñetas del cómic dentro de fotogramas, sobrevolando una sala de cine llena de espectadores que miran fascinados lo que ocurre en la gran pantalla. No hay mejor forma de definir este trabajo que con esta primera página. Una obra maestra de las adaptaciones cinematográficas y una obra que merecía poder volver a estar disponible en nuestro país después de tanto tiempo perdida en el limbo editorial.

Podría analizarse más y mejor este trabajo. Sin duda alguna. Sin embargo, esta pequeña porción de recuerdos solidificados son los que mejor pueden expresar lo que hay detrás de esta obra. No ha sido posible separar mente y alma y por tanto os pido disculpas por ello. Os invitamos a pasar por aquí y dejar vuestra historia con este cómic tan especial y a compartir esos momentos especiales que de alguna forma quedaron guardados para la eternidad entre sus páginas. Y los que no lo hayáis leído nunca, esta es vuestra oportunidad para tener un cómic para el recuerdo. (Ignorar la parte fría y calculadora, la que intenta ser objetiva de esta reseña, y a ver qué pasa).

Pasar y disfrutar. Pasar y sentaros en la butaca y contarnos vuestra historia.

Edición original: Batman: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guion: Dennis O´Neil. Dibujo: Jerry Ordway. Entintado: Jerry Ordway. Color: Steve Oliff. Formato: Cartoné, 152 páginas. A color.. Precio: 18,95 euros. No hay reseñas más difíciles de escribir que las que…

Historia sobre papel.

Guion - 6
Dibujo - 8
Interés - 10

8

Una adaptación cinematográfica que vino a apuntalar el fenómeno que puso en marcha la película de Tim Burton. Un trabajo sincero, abierto a la innovación, fiel a la cinta original, de factura elegante que no dejará indiferente a ningún aficionado a Batman.

Vosotros puntuáis: 7.6 ( 16 votos)
21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
4 marzo, 2020 11:33

Ufff golpe directo al corazón. Probablemente este sea mi primer comic de superheroes (ya venía leyendo Asterix, Mafalda,Condorito, Patoruzú, todo lo que hubiera en el kiosco) porqué fue el primero que editó en Argentina Editorial Perfil, dando inicio a lo que acá llamamos “Generación Perfil”. Tenìa 6 años, así que no pude ver la peli en el cine (mi papa me la contó solo para enloquecerme), ni tenía video, pero salió un programa de la tarde (con Macu Mazzuca!), Batimanía, que pasaba la serie de los ’60, y cada tanto pedacitos de la peli. Ahhhh enloquecimos todos tomando la merienda y cuando me compraron la adaptación…camino sin retorno. La peli tuve que esperar que la pasaran en TV, pero con los comics no pare nunca: Perfil empezo a publicar de todo, llegaban los rezagos de Zinco…non stop. Respecto del comic que mas decir: O’ Neil y Ordway! De este ultimo es de lo mejor que le he visto, un paso adelante respecto de Adventures of Superman. Y del guion, se acuerdan el giro del final respecto de la peli? Cuando la vi finalmente no entendia que pasó jeje. En fin, de los comics mas importantes que hayan pasado por mi vida.

Grijaldo
Grijaldo
Lector
4 marzo, 2020 11:42

Muy identificado con el texto, aún tengo la primera edición de este cómic.
La Batmanía, que tiempos.

SOY UN PUTO ANCIANO JODER!!

Juan Iglesia Gutiérrez
Autor
4 marzo, 2020 11:57

Maravilloso, Gustavo. Esta peli nos marcó a muchos. 9 añitos tenía cuando me compraron la adaptación en grapa en un kiosko de mi barrio un día de septiembre. Luego cayó el (por otro lado nefasto) álbum de cromos, uno de los pocos que terminé en su momento y sin “atajos”, sobre a sobre y cambiando en el patio del colegio. Para mi desgracia, no pude ver la peli hasta enero.
¿Cuántos de los aquí presentes no llevaban la cuenta de los tebeos que salían en la contraportada? … ESTE ES EL AÑO DEL MURCIÉLAGO
Inolvidable.

Maxi
Maxi
Lector
4 marzo, 2020 13:13

Tengo la edición de zinco pero esta de ECC es una maravilla. La verdad, se han superado con eso de poner la versión en inglés en blanco y negro. No es el mejor cómic de Batman pero es un clásico.

ParkerLewis
ParkerLewis
Lector
4 marzo, 2020 14:00

Ayer mismo compré este tebeo y me parece maravillosa la edición: se puede comparar la página hecha a lápiz y entintada y la página publicada con el color. Los autores están fabulosos pero el problema lo tengo con la película. No la vi en el cine (aunque tenía 17 años ya) pero la vi posteriormente en Canal +. La película siempre me ha parecido soporífera, vamos, yo hasta me dormí viéndola. Veo un problema de casting con Batman y con el Joker y la historia es bastante floja. Nunca entendí porque están tan bien valorada pero reconozco que el márketing les funcionó a la perfección. Y de la segunda parte, mejor ni hablamos.
Por cierto, eso de que el vídeo estaba llegando a finales de los 80 no es cierto. A mi casa llegó a finales del año 86 y en mi clase prácticamente todo el mundo tenía un vídeo en su casa.

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Gustavo Higuero
4 marzo, 2020 18:04

En mi casa ya teníamos VHS desde el 82 y mi padre no compro el Beta o 2000 porque decía que no tenían futuro (y acerto) yo la vi en el cine con catorce tacos solo y me lo pase pipa. Ya que junto con las de Superman de Reeves era una película que no parecía una cutrada integral y que apostaba fuerte. Ahora es fácil criticarla porque el cine y la narrativa en supers han evolucionado mucho, pero como bien dice Gustavo fue una revolucion en su época, como bien lo fue T2 de James Cameron y el uso digital del T1000 que nos dejo con la boca abierta, y en los cines tenias colas que daban la vuelta a la esquina

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  hammanu
4 marzo, 2020 22:25

T2 es la mejor pelicula de acción jamas hecha y punto. No me vengan con Matrix o alguna otra bosta…

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  Dr Kadok
5 marzo, 2020 0:16

A mi Terminator me parece la saga con una premisa más pobre y repetitiva de la historia. Es un deja vu constante.

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Vansalth
5 marzo, 2020 0:28

De Terminator solo exiten DOS películas. Las otras sobran porque la ultima es un pseudoreboot a la moda para incluir a otras etnias y mujeres protagonistas (aunque ya Sarah Connor era una mujer de armas tomar en la segunda parte) Por no aportar nada a sido un fracaso absoluto

Juan Iglesia Gutiérrez
En respuesta a  Dr Kadok
5 marzo, 2020 18:49

La Jungla de cristal, en mi humilde opinión. Aunque considero a T2 “algo más” que una película de acción. Pero para gustos…

Y para romper la media, debo decir que el vídeo entró en mi casa en el año 2000 XDDDDDDD

Gab27
Gab27
Lector
En respuesta a  hammanu
5 marzo, 2020 21:45

La diferencia es que T2 sigue siendo hoy una peliculasa a diferencia de Batman que ha envejecido bastante mal..

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Gab27
5 marzo, 2020 22:13

Pues si asi lo miras el Superman de Donner también… pero son películas echas con encanto y muy exitosas en su época. Por desgracia las costuras en películas de efectos especiales es muy fácil sacarles defectos: No tienen nada que ver desde las escenas de acción o efectos con lo que estamos acostumbrados a ver hoy en dia

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  hammanu
6 marzo, 2020 11:44

Voy por partes diría Jack:
1) Duro de Matar (mirá que acá les ponen nombre horribles pero uds se pasaron…) es la competidora directa, ahi coincido que es tema de gustos, para mi sobrevive más al tiempo T2 puedo verla mil veces y no le encuentro una falla (en lo suyo obvio). Puede ser que sea ese “plus” que nombras: la de Bruno es accion pura, T2 es ciencia ficcion de tortazos…Completaría el podio con dos de Arnoldo y Jaime también: Depredador y Aliens.
2) Tambien coincido en que Batman, quizas la pelicula que vi mas veces en mi vida junto con varias de las nombradas, me parecia Ciudadano Kane + El Padrino hace 30 años…y bueno, no lo es. Pero me sigue pareciendo que tiene ls estètica y música perfectas, un buen tempo, grandes personajes, y de hecho creo que todas las adaptaciones desde entonces han tenido que buscar la vuelta para no parecerse y ser buenas igual. He dicho.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
4 marzo, 2020 19:46

Ay, aquella banda sonora de Danny Elfman…

Kaulso
Kaulso
Lector
5 marzo, 2020 0:55

Me sorprende ver aquí la aceptación que tiene la edición que se ha marcado ECC (y también la propia DC) con este cómic. ¿No os parece un poco descabellado la decisión de alternar las páginas originales en inglés con las páginas normales de cómic? Es curioso, no lo niego, pero como experiencia lectora y de edición es algo que personalmente no creo que funcione muy bien. Lo más “lógico” hubiera sido poner dividir el cómic en dos, primero el cómic normal seguido y al final los originales… pero eso yo.

Mr. Cesar
Lector
En respuesta a  Kaulso
5 marzo, 2020 10:51

Totalmente de acuerdo, Kaulso. Lo comentamos el otro día mi libero y yo y a ninguno nos gustó la marcianada que se ha marcado ECC. A mi me sacaría de la lectura constantemente, pues casi parece que sufro un TOC cuando se trata de leer (es por eso que el manga editado como en origen nunca me ha gustado).

En cuanto al cómic en sí, soy del grupo que está próximo a la cincuentena y tengo el ejemplar de Zinco (¡la grapa corrientona, eh!, que en aquellos años no entendía pagar más por lo mismo aunque tuviera tapa dura y mejor papel). Lo leí en su día y no lo he vuelto a releer en los 30 años que ha pasado en la estantería (sin embargo, la película de Burton la habré visto más de 10 veces en estos años). Es una muy buena adaptación, pero una adaptación al fin y al cabo. Se nota –y se aprecia– el interés de O’Neil de salirse un poco del guión y que Ordway se lo tomó en serio y no se limitó a clavar fotogramas de la peli. Sus personajes son muy parecidos a los actores protagonistas, sobre todo el Joker de Nicholson y el traje de Batman que, lejos de ser el típico de los cómics, adapta la máscara rígida y la armadura musculada así como el logo en relieve del pecho. Mención a parte merece su interpretación del Batmóvil y sus gatches en general, muy realistas y próximos a los de la película.

Por cierto, el primer VHS que entró en casa de mis padres fue en el 86. Nos lo regalaron unos amigos mejicanos con pasta, en agradecimiento por quedarse unos días en nuestra casa. En aquellos años no lo tenía mucha gente y se consideraba un aparato de lujo, aunque yo soy de “provincias” y a lo mejor en otros sitios no era así.

LECTOR FURIOSO
LECTOR FURIOSO
Lector
5 marzo, 2020 11:20

Pues todas las ganas que me habían entrado de comprarlo, gracias al Proustiano artículo, se me han pasado de golpe al enterarme del abominable formato. Lo siento pero a mí una cosa así me saca de la lectura. Y creedme si os digo que no soy el típico lector pejiguera, pero es que personalmente no le veo sentido.

Y respecto al video, yo no tuve hasta principios de los 90. Pero la primera película que intenté alquilar fue “Holocausto caníbal”. Y digo “intenté” porque el dueño del videoclub me echó un sermón que no os podeis ni imaginar y concluyó diciendo que no me dejaba alquilarla hasta que no trajera una autorización firmada por mi padre. Bueno, un grupo de amigos buscamos a un muchacho mayor, que la alquiló y todos felices. Bueno, felices no, porque pillé un trauma que me ha obligado a verla repetidamente para tratar de trivializarla y reducirla a lo que es: una cinta con mucha mala leche, moralmente asquerosa y fétida (lo de los animales no tiene perdón de Dios, aunque no fue desgraciadamente el primero. ¿Cuantos de vosotros habeis visto “La huelga”, opera prima del genial Sergei Eisenstein?), pero con una labor de dirección fascinante a la hora de enfatizar el Horror y dañar al (masoquista) espectador.

Ay! Ojalá pudiera volver a ver esa primitiva edición VHS de Playfilms Video, con los rótulos en español.

Saludos cordiales!

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  LECTOR FURIOSO
5 marzo, 2020 22:22

En mi casa se grabo el Mundial del 82 con la mascota valenciana, tenia cintas con capítulos de Benny Hill, el Spiderman de los 60 o cuando vino a España por primera vez el coro del ejercito soviético y las películas de los Monthy Python que echaban a las tantas con incluso el cartelito de que se podía herir la sensibilidad a personas religiosas (Siendo curioso porque hasta en los 90 los británicos no la pudieron emitir en la BBC)

Duende
Duende
Lector
5 marzo, 2020 16:37

Este fue el primer cómic de Batman que tuve en mis manos. Bueno, no, estoy recordando según escribo que con los muñecos de “Super-Poderes” venía un mini-comic, así que ese fue mi primer tebeo de Batman. Bueno, al caso, que esta película me marcó a mis 11 años y cuando vi el tebeo en una Feria del Libro les rogué a mis padres que me lo compraran (la edición de grapa, que el dinero daba para lo que daba) para revivir una y otra vez lo que me impactó en la pantalla.
Desgraciadamente con el paso del tiempo acabé perdiendo ese cómic, pero el recuerdo de la peli permanece en mi memoria. Me dirán lo que quieran, pero esa banda sonora no ha sido superada por ninguna otra de cine de superhéroes desde entonces (La de Superman de John Williams juega en otra liga)

Ah, en mi casa el video no entró hasta finales de 1990, y en mi clase lo tenían 4 o 5

Gab27
Gab27
Lector
6 marzo, 2020 10:09

Mi padres tuvieron un video club por esa época, yo tendría unos siete años así que recuerdo mi casa siempre llena de VHS, por todas partes, consumiendo cine desde que tengo uso de razón y BATMAN fue también pionera en otra cosa, el VHS era color amarillo y en la tapa que era negra tenía el símbolo grabado en dorado.. Era la manera de luchar contra la piratería, si te alquilaban el VHS amarillo sabías que era original.. Con el tiempo tuve ese VHS, y aún lo debo tener guardado en una caja aunque, esa caja está se quedó en Argentina y yo crucé el charco a España hace diez años..
Hablando del cómic, recuerdo haberlo visto, yo creo que lo tuve, pero me engaña la memoria, de lo que sí estoy seguro y recuerdo perfectamente es haber tenido y leído mil veces el de BATMAN VUELVE también dibujado por O’Neill..