Banana Fish 1

El pez que atrae a la muerte

Por
1
800

Edición original: Shogakukan
Edición nacional/ España: Panini Cómics.
Guión: YOSHIDA Akimi
Dibujo: YOSHIDA Akimi
Formato:Rústica con sobrecubierta. 376 páginas
Precio: 15,95€

El de Banana Fish ha sido un caso curioso en el mundo del manga. Se trata de un título de hace tres décadas, que la mayoría de aficionados desconocía, hasta que en 2018 el estudio de animación japonés MAPPA se encargó de realizar su adaptación al anime en una serie de 24 capítulos. El buen hacer de los responsables de dicha adaptación, que actualizaron la historia, la facilidad para visionarlo gracias a las plataformas de streaming, la aprobación de la crítica especializada y el entusiasmo con el que fue recibida por el público otaku, que la aplaudió y recomendó fervientemente, propiciaron que una masa considerable de aficionados se interesase por el material de origen y pidiese insistentemente su publicación.

Este manga fue publicado en las páginas de la revista Bessatsu Shōjo Comic, de la editorial Shogakukan, entre 1985 y 1994. Su autora, YOSHIDA Akimi, realizó una labor encomiable al derribar las convicciones de géneros y abrir el shojo a otro tipo de historias que hasta entonces le eran ajenas. Su elegancia a la hora de abordar temas escabrosos como la pornografía infantil e introducir las relaciones homosexuales en un thriller de acción le valieron para mantener la atención de sus lectores durante diez años y convertir su trabajo en un referente histórico del manga.

El arranque del argumento de Banana Fish nos traslada a Dong Tam, una base militar situada en el Delta del Mekong, en el año 1973, en los estertores de la Guerra de Vietnam, 1 año y 10 meses antes de la caída de Saigón, donde un soldado del ejército americano dispara de forma repentina e inesperada a sus compañeros, matando a tres de ellos antes de ser abatido por los demás. Cuando se acercan a su cuerpo herido para averiguar qué ha ocurrido, este solo acierta a balbucear las palabras Banana Fish

A continuación se produce un salto temporal que nos lleva a Nueva York, en el año 1985, donce conocemos al protagonista de esta historia, Ash Lynx, un joven criado en las calles a quien sus 17 años no impiden ser el jefe de una banda de delincuentes y demostrar habilidades propias de una persona más experimentada. Ash y su banda colaboran asiduamente con los hombres de Papa Dino, un alto dirigente de la mafia, que lo ha utilizado como juguete sexual desde que era un niño y que tiene intereses ocultos relacionados con ciertas actividades delictivas, que propiciarán una guerra de bandas.

Por otra parte, la autora mostrará la intervención policial en este conflicto entre bandas, el conocimiento que estos tienen de sus participantes y las dificultades a las que se enfrentan para frenar la ola de violencia. A este contexto llegan desde Japón para realizar una investigación periodística sobre bandas criminales el reportero Shun’ichi Ibe y su joven asistente, Eiji Okumura, quien se verá envuelto en la disputa entre las bandas y establecerá una estrecha relación con Ash.

Desde un primer momento la autora pone sobre la mesa sus habilidades para desarrollar un interesante guion, siguiendo los cánones del cine americano policíaco y de acción, propios de las décadas de los 70 y los 80, utilizando los elementos comunes del género y ensamblándolos perfectamente, al mismo tiempo que introduce en ella mecanismos ajenos al mismo, los cuales la enriquecen y la dotan de una personalidad propia.

A pesar de sus múltiples méritos en el planteamiento argumental y el desarrollo del guion, el trabajo de Yoshida se resiente en el aspecto gráfico, donde demuestra poca ambición y se percibe poco preocupada por epatar a los lectores con su desempeño artístico, fiándolo todo a los aciertos anteriormente mencionados. El dibujo carece de dinamismo y resulta demasiado acartonado, a lo que se añade una pobre estructura de las páginas, con grandes viñetas y un escaso uso de los fondos, así como, en algunas ocasiones, una torpe narrativa secuencial, con transiciones demasiado bruscas entre viñetas. En todo caso, también es justo mencionar un interesante diseño de personajes, que bebe mucho del de Otomo, el dominio del lenguaje gestual y la certería para recrear la tensión y la crudeza de ciertas situaciones, aprovechando la carencia de elementos de distracción, acertando también de pleno al transmitir la personalidad del protagonista a través de sus gestos y miradas.

Tras ser la licencia más solicitada por los aficionados en el Salón del Manga de Barcelona de 2018, Panini Cómics, bajo su sello Panini Manga, anunció el pasado mes de julio que ampliaría su línea manga con este título. Publicado finalmente en el mes de octubre, mantiene el formato que la editorial está utilizando para sus grandes publicaciones de cómic japonés. Se trata por tanto de un volumen A5, de tamaño 15 x 21 cm encuadernado en rústica con solapas, sin incluir páginas a color y recopilando dos tomos originales en cada número. Así, mientras la recopilación original japonesa consta de 19 tomos, a la edición española le corresponderán diez volúmenes.

Edición original: Shogakukan Edición nacional/ España: Panini Cómics. Guión: YOSHIDA Akimi Dibujo: YOSHIDA Akimi Formato:Rústica con sobrecubierta. 376 páginas Precio: 15,95€ El de Banana Fish ha sido un caso curioso en el mundo del manga. Se trata de un título de hace tres décadas, que la mayoría de aficionados desconocía,…

VALORACIÓN GLOBAL

Guión - 8.5
Dibujo - 6.5
Interés - 8.5

7.8

Banana Fish es una historia llena de virtudes que, a pesar de algunas carencias en el plano artístico, brillan con luz propia junto a un atrevido discurso que choca frontalmente contra algunos de los cimientos de su género para salir victorioso. Sin duda, se trata de uno de los mangas más interesantes publicados el año pasado.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Artículo anteriorLa Reina Olvidada
Artículo siguienteVengadores Costa Oeste (2018)
Doppelgänger. Abandoné la Logia Negra y llegué a Málaga, España, en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa. Un día, un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana, a través de la banda de Moebius. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron las posibilidades del medio y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
0 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
sparkyal Recent comment authors
Recientes Antiguos
sparkyal
Lector
sparkyal

Me gusto tanto el anime que el manga ha caído. Un manga que ha envejecido muy bien.