Aquaman: Apariciones en otros medios

Un repaso a las apariciones en otros medios distintos al que vimos nacer al rey de los siete mares.

Por
3
1278

– ¿Hay algo más grande que un rey?
– Un héroe…

Aquaman es uno de los héroes de DC Comics más denostados de la historia. Debido a su imagen en el imaginario y la cultura popular, es considerado por algunos como uno de los héroes menos útiles y sobre todo más desconocidos de todo el universo DC. No obstante, estos prejuicios surgen principalmente por una mezcla de dos aspectos: algunas de sus apariciones en medios diferentes al cómic, que daban una imagen naif e infantil del personaje, siendo además muy poco aprovechado, y por un desconocimiento del público general por parte del personaje, e incluso por muchos aficionados y lectores de cómics de superhéroes. Así pues, la imagen que transmite el icono en un momento determinado se popularizó de tal forma que esa fue la que quedó en el imaginario colectivo, ya que nunca más gozó de una popularidad igual que pudiera contrarrestar esa primera imagen transmitida en la serie Super Friends. Años después, fue utilizado como broma recurrente a lo largo del tiempo, preformando la realidad de tal forma que Aquaman quedó como un personaje irrisorio del cual burlarse. Una imagen que ha cambiado en los últimos años, gracias a la estupenda etapa en el cómic de Geoff Johns, que recoge esas bromas de forma inteligente y autoparódica para el personaje, y le da un toque duro y violento que no habíamos visto en mucho tiempo. Y sobre todo, gracias a Jason Momoa, que interpreta al actual Aquaman en el DCEU, y cuya película está próxima a estrenarse, que ha conseguido librar al personaje definitivamente de esa terrible imagen, situándolo ahora más como un badass graciosete y molón con su participación en Justice League (2017), a falta aún de ver la película el próximo 21 de diciembre.

A través de este artículo, vamos a repasar esas múltiples y diferentes versiones del personaje en otros medios diferentes al que le vieron nacer, el cómic, para que cada uno de vosotros saque sus diferentes reflexiones sobre el personaje, y sobre la problemática planteada en esta breve introducción. Os sorprenderá el hecho de que existe una mayor variedad incluso que en los tebeos, lo cual pienso que habla en favor del personaje, y nos permite disfrutar del mismo en diferentes medios y en según qué momentos, etapas de nuestra vida o estados de ánimo.

Cine

Empezamos con el plato fuerte, el que nos lleva a celebrar este mes especial de Aquaman aquí en ZN, el séptimo arte. Se ha hablado de una película de Aquaman desde hace más de diez años. Todos ellos, como tantos otros proyectos de la época con el personaje, con Wonder Woman o incluso con la Liga de la Justicia, fueron proyectos fallidos que ni siquiera llegaron a salir de una charla de despacho en algunos casos, por lo que es absurdo hablar de rumores de quién iba a interpretar a Arthur Curry y quién no.

Fue en 2014 cuando, con el anuncio del DCEU de manera oficial y serie en la San Diego Comic Con, se dijo que Jason Momoa, actor hawaiano conocido por su interpretación de Khal Drogo en la primera temporada de Juego de Tronos, había sido contratado para interpretar a Aquaman en las futuras películas de DC. Todos los fans del rey de los mares estaban emocionados ante la idea de que Aquaman, vilipendiado durante años por la opinión pública con una imagen bastante ridícula, pudiera tener una película en la que sea el protagonista y no esté relegado a un segundo plano como personaje secundario o incluso como cameo. No obstante, las primeras reacciones no fueron especialmente positivas, como todo lo que rodea al DCEU prácticamente desde el principio. A muchos no les convencía la elección del actor al no tener un parecido físico con el personaje original del cómic. Y lo cierto es que su primera aparición en pantalla no vino precisamente a derribar esos muros de opiniones negativas, sino más bien a fortalecerlos más, ya que, al final de Batman V Superman (2016), Aquaman hace un corto cameo en un vídeo privado que ve Wonder Woman en su ordenador, y en el que el medio atlante medio humano se dirige a la cámara que le está grabando dentro del mar para romperla con el tridente unos segundos después. No fue el cameo mejor rodado del mundo ni el mejor pensado, pero es el que tuvimos para conocer a Jason Momoa como Aquaman.

Primera aparición de Aquaman en el cine, en Batman V Superman

En la Comic Con de San Diego de ese mismo año, pudimos ver un breve tráiler de Justice League en el que Bruce Wayne va buscando en una taberna a Arthur Curry, el cual acaba encontrando e intercambiando un momento cómico en relación a sus poderes de comunicación con los seres marinos. Lo típico vamos. Después se nos muestra a Momoa adentrándose en el mar con un jingle rockero de fondo en una escena bastante molona que cambió considerablemente la percepción de la gente sobre el actor y el personaje. Algo que se fue consolidando con los subsiguientes tráileres en el que se nos mostraba al rey del mar repartiendo leña a diferentes parademonios, siempre con un tono cómico acompañando al personaje.

Un tono que no hizo sino confirmarse en la película, con un ya famoso gag en el que Aquaman abre su corazón mientras está apoyado en el lazo de Wonder Woman sin ser consciente de ello, por supuesto. Muy afortunada fue también la presentación del personaje, salvando a un marinero del fondo del mar y volviéndose a adentrar en el mismo tras beberse una botella de whisky, algo que ya vimos en el primer tráiler. También pudimos ver en esta película a Mera, interpretada por Amber Heard, en el ataque de Steppenwolf a Atlantis para intentar recuperar la caja madre que está situada allí. Al parecer, Willem Dafoe que interpreta a Vulko, también apareció en la película, pero fue eliminado del metraje final. No obstante, por lo general Momoa transmitió muy buenas sensaciones en su interpretación de Aquaman, que es quizás algo distinta de lo que estamos acostumbrados en el personaje, más cómica y menos dramática y seria, pero convenció, al igual que la mayoría del casting, al público y a la crítica. No obstante, el filme tenía otros aspectos que la taquilla no perdonó, convirtiéndose así en el primer fracaso del DCEU y condicionando a éste en su planificación a medio-largo plazo.

No fue el caso de Aquaman, que siguió manteniendo los planes para su película, puesto que desde 2015 estaba en desarrollo, con la contratación de James Wan como director y coguionista junto a Kurt Johnstad y Will Beall. Un guion que dio muchos tumbos, puesto que en noviembre de ese mismo año fue contratado David Leslie Johnson-McGoldrick para reescribirlo y unos meses más tarde Will Beall volvió otro guion, que fue finalmente el que prevaleció, continuando la producción a partir de entonces. Durante todo este tiempo se fue anunciando el casting, a los ya presentados Heard y Momoa, se les unió Willem Dafoe como Vulko, Patrick Wilson como Orm, Yahya Abdul-Mateen II como Black Manta y la superestrella Nicole Kidman como Atlanna, la madre de Arthur. El rodaje comenzó en mayo de 2017 y finalizó en octubre, poco antes del estreno de Justice League. Poco sabemos sobre la historia, salvo que está ambientada después de los eventos de Justice League, y basada en buena parte influenciada por la etapa en el cómic de Geoff Johns, presidente de DC Films por aquel entonces, y en concreto en la sagas de La fosa y El Trono de Atlantis. Los tráileres, de momento, no han hecho sino aumentar el hype entre los aficionados, incluido ese extenso tráiler de siete minutos que sorprendentemente no desvelaba nada importante, pero que nos ponía a todos con los dientes largos.

¿Será Aquaman el éxito que se augura?

Dejando a un lado el cine de imagen real, nos metemos de lleno en el universo animado de DC, en donde Aquaman no ha tenido tampoco una presencia particularmente importante, siendo en la mayoría de los casos un personaje secundario en películas de la Liga de la Justicia como The New Frontier, Trapped in Time o Crisis on Two Earths, o cameos en películas de Lego y la reciente Teen Titans Go. No obstante, vamos a destacar su participación especialmente en dos: Throne of Atlantis (2015) y The Flashpoint Paradox (2013). En la primera, es interpretado por el actor Matt Lanter, y nos cuenta la historia desde su propio origen de Arthur Curry, que descubre un día ser el heredero de Atlantis y unos poderes espectaculares. Se une a sus desde entonces compañeros de la Liga de la Justicia para detener a su hermano Ocean Master, rey usurpador de Atlantis, que quiere invadir la superficie y dominar el planeta. Como podrán haber observado los lectores de cómic, está basada en el arco del mismo nombre de la etapa de Geoff Johns en la serie regular del personaje, solo que con los eventos y la vida de Aquaman narrados de una forma mucho más acelerada.

En el caso de Flashpoint Paradox, Aquaman, al que le da voz Cary Elwes, no tiene el rol de protagonista, cuyo peso recae en Barry Allen, pero sí tiene un papel importante en la película en tanto en cuanto es el causante junto a Wonder Woman de la situación catastrófica en la que se encuentra el mundo por la guerra en la que ambos están envueltos, posicionándose así como uno de los antagonistas de la historia. Aquí vemos a un Arthur Curry, ya como rey de Atlantis, mucho más oscuro y violento de lo que hemos visto jamás, que está absolutamente consumido por la venganza, y no duda en arrasar el planeta entero con tal de vengarse de Diana por asesinar a su esposa Mera. Tanto es así, que en la batalla final llega incluso a despedazar y asesinar a Cyborg ante la mirada impotente de Flash, y después hacer explotar Atom para arrasar con todo el planeta, como una muestra terrible de su corrupción y crueldad. Sin duda una de las mejores películas animadas de DC, y una de las versiones más interesantes y diferentes que nos han mostrado del personaje.

Series

Continuamos con el bello mundo de la animación puesto que las primeras apariciones de Aquaman se realizaron en series de animación para televisión. En concreto, su primera aparición fue en 1967 con el estreno en la CBS de la serie The Superman/Aquaman Hour of Adventure, protagonizada por Superman y Aquaman. Básicamente, era una mezcla de diferentes segmentos de las series The New Adventures of Superman y The Adventures of Superboy en donde se intercalaban con nuevos segmentos de las aventuras de Aquaman junto a otros personajes como Aqualad o Mera, y sus caballitos de mar, con episodios de una duración de 60 minutos. Posteriormente, los 36 segmentos de las aventuras de Aquaman fueron emitidos como una serie independiente de episodios de 30 minutos hasta el año 1970, y fue interpretado por el actor Marvin Miller, en una serie que supuso un éxito en su momento, especialmente entre los más pequeños, y que contaba con una psicodélica intro no apta para epilépticos.

Pero si la primera serie en la que apareció Aquaman tuvo éxito, lo de Super Friends fue algo absolutamente espectacular. Estrenada en 1973 en la ABC y producida por Hanna Barbera y DC Comics, se mantuvo en antena la friolera de trece años, con un total de nueve temporadas y 109 episodios. La serie narraba las aventuras de algunos de los miembros de la Liga de la Justicia, entre los que estaban siempre fijos Batman, Superman, Wonder Woman, Aquaman y Robin, y se iban añadiendo temporada a temporada algunos miembros más, como Atom, Flash o Green Lantern. Super Friends es el principal motivo por el que Aquaman ha tenido la incansable fama de personaje ridículo a lo largo de las últimas décadas. A pesar de que mantenía más o menos todos los poderes que le caracterizan, como la superfuerza o la telepatía con animales marinos, de alguna manera el personaje estaba desaprovechado, y sus poderes parecían poco pragmáticos y útiles en comparación con los de sus compañeros, lo que provocó esa fama de personaje inútil e irrisorio que después tantas otras series han aprovechado para hacer chanza, como South Park o Padre de Familia, entre otras muchas. Fue interpretado por Norman Alden en las dos primeras temporadas, y en el resto por Bill Callaway.

Aquaman paseando por el mar en Super Friends

Más de una década estuvimos sin prácticamente volver a ver a Aquaman fuera del cómic, y eso que ya se estaba publicando una de las etapas más populares del personaje, la de Peter David. Fue en el año 1999, en el noveno episodio de la tercera temporada de Superman: The Animated Series, titulado con un poco de sorna A Fish Story, en el cual el personaje aparece con su clásica indumentaria de armadura naranja y guantes y botas verdes, y con un tono de piel algo más bronceado. En este único episodio en el que aparece, Aquaman es secuestrado por Lex Luthor debido a una disputa por unas actividades empresariales del millonario psicópata que pueden poner en peligro Atlantis y el mar. Tras una dura pelea, Aquaman está a punto una vez más de invadir la superficie, pero es disuadido por Superman y se marcha advirtiendo de que los humanos cuiden mejor el mar en el futuro.

Y no sería hasta la serie animada de Justice League en 2001 y a su secuela, Justice League Unlimited, que volveríamos a ver a Aquaman, como personaje secundario e invitado en algunos episodios, más no como principal, una vez más. En esta ocasión fue interpretado por Scott Rummell, y su indumentaria era algo distinta de lo que estábamos viendo en otras apariciones. En esta ocasión, se opta por darle un estilo similar al Aquaman de Peter David que justo acababa de terminar su etapa en la serie regular del personaje publicada por DC Comics, esto es, pelo largo, barba, y un gancho en el brazo izquierdo. Una lástima que solo apareciera en cuatro episodios a lo largo de las dos series, y como cameo en otros tantos.

El fiero Aquaman de Justice League Unlimited

Volveríamos a verle sin embargo con un protagonismo algo más marcado en la serie de Cartoon Network Batman: The Brave and the Bold, junto a Mera, su hijo y su compañero Aqualad. Estamos ante la encarnación más amigable y divertida del personaje con mucha diferencia. Aparecía en varias ocasiones con su familia en momentos cómicos, casi como de un Peter Griffin o un Homer Simpson se tratase, y siempre afrontaba las situaciones con optimismo, humor e incluso cantando diversas canciones de su propia invención para animar a los demás, como por ejemplo a su viejo amigo Batman, en momentos complicados. La serie cesó su emisión en 2011, tras tres temporadas y 65 episodios, y fue interpretado por el mítico John DiMaggio, la voz detrás de personajes como Bender de Futurama. El aspecto que lucía es el de la indumentaria clásica de Aquaman, con la salvedad de llevar esta vez una barba bien lucida.

Le veríamos después en 2010 en otra serie de animación de Cartoon Network, Young Justice, en la cual tiene presencia como personaje secundario y mentor de uno de los personajes principales, Aqualad. En esta ocasión es interpretado por Phil Lamarr y lleva una indumentaria también muy clásica, manteniendo la barba que lucía en sus apariciones anteriores.

Aquaman en familia en Batman Brave and the Bold

Con esto habríamos acabado la trayectoria de Aquaman en series de animación, y ya solo nos quedaría hablar de su aparición en una serie de imagen real. Hablamos de la famosa Smallville, que relataba la juventud y después madurez de Clark Kent en su pueblo natal. En el tercer episodio de la quinta temporada, emitido en 2005 y titulado Aqua, haría su aparición Aquaman interpretado por el actor Alan Ritchson. En esta encarnación, aparece con un aspecto similar al de los cómics, algo más joven de sus últimas apariciones animadas, y con un traje en dos partes naranja y verde. Mantenía sus poderes habituales, pero sin embargo tenía algunas otras debilidades, como que el hecho de permanecer mucho tiempo sin tocar el agua podría afectarle a sus capacidades pulmonares y a su piel. Formó parte de la Liga de la Justicia y apareció en un total de cinco episodios hasta la última y décima temporada, en donde también apareció su mujer Mera.

Por último, solo nos queda comentar aquel proyecto de serie de televisión propia que acabó por desgracia hundido antes incluso de poder zarpar. Un proyecto de serie live-action desarrollado por Miles Millar y Alfred Gough en 2006 que finalmente la CW decidió no adquirir. Se llegó a rodar el piloto, y contrataron a Justin Hartley como actor para interpretar a Arthur Curry, algo sumamente extraño, ya que Hartley era de sobra conocido por la audiencia por interpretar a Oliver Queen en Smallville, pero al parecer los creadores se justificaban en que pretendían realizar una serie completamente independiente. La serie iba a narrar la juventud de Aquaman en el descubrimiento y aprendizaje de sus poderes y la búsqueda de su madre, raptada por una malvada sirena llamada Nadia. Sea como fuere, la serie nunca pudo ser desarrollada, y el piloto se liberó en 2006 por iTunes, consiguiendo al parecer récord de descargas y unas críticas favorables.

Alan Ritchson interpretaba a Aquaman en Smallville

Antes de continuar con el siguiente apartado, os dejo con este interesante e ilustrativo vídeo que nos muestra la evolución del personaje en diferentes series y películas de animación a lo largo de su historia.

Videojuegos

Como no podía ser de otra manera, Aquaman también ha tenido sus aventuras en el viejo mundo de los bits, una industria que genera tanto e incluso más dinero que las nombradas anteriormente, y que no hace sino aumentar y crecer año tras año, convirtiéndose en una de las disciplinas artísticas más importantes de la actualidad, y también de las más completas, porque en ellas intervienen todo tipo de profesionales: programadores, ilustradores, guionistas, músicos, etcétera.

Y aunque la primera aparición de Aquaman es en el videojuego de lucha Justice League Task Force para la SNES y la Megadrive, lo cierto es que su más destacada aparición fue en un videojuego protagonizado por él mismo: Aquaman Battle for Atlantis, algo que por cierto no volvería a ocurrir jamás, y con razón, puesto que es considerado por muchos expertos como uno de los peores videojuegos de todos los tiempos. Lanzado en la primera Xbox y en Gamecube en el año 2003, Battle for Atlantis nos permitía manejar a Arthur Curry por Atlantis mientras derrota a diferentes enemigos para intentar salvar su reino de la amenaza de Black Manta. La historia se narraba sin voces, a través de imágenes estáticas con viñetas para expresar los diálogos, como si de un cómic se tratase. El problema era que esas imágenes no eran ilustraciones realizadas por artistas de cómic, sino imágenes fijas de los diseños de los personajes del videojuego, que, aunque para la época no eran gráficos horrendos, el resultado de tal mejunje narrativo era bastante ridículo. Las críticas fueron terribles, ya que además del apartado narrativo, la jugabilidad era un desastre. Los escenarios eran prácticamente los mismos, y los controles, especialmente en las batallas, eran angostos y torpes, con combos cortos y planos que permitían poca variedad, y que sin embargo tenían una extraña y larga lista de golpes que podías realizar con el personaje. Como punto positivo, quizás se podría comentar el atrevido diseño de Aquaman, que estaba inspirado en la etapa de Peter David, que finalizó cinco años antes, con su característico arpón en el brazo izquierdo, lo cual es un buen guiño a los lectores del cómic en aquella época.

No obstante, tal fue el fracaso del juego, que las compañías implicadas en el desarrollo y publicación del mismo, desaparecieron poco después. En el caso de TDK, fue vendida ese mismo año a Take Two, para después renombrarse en la actual 2KGames, y en el caso de Lucky Chicken Games, que fue el estudio que llevó acabo el desarrollo, fue también comprado por una compañía de videojuegos para móviles, y dejaron las consolas para centrarse en el desarrollo de juegos para móviles.

Portada de Aquaman Battle for Atlantis

Después de tan magno tropiezo, no volvimos a ver a Aquaman protagonizar un videojuego, y volvió a aparecer de personaje secundario en otros juegos como Justice League Heroes para PS2, Xbox, NDS y PSP en 2006, publicado ya por Warner Bros Games, que era un videojuego de aventuras en el que desde una vista cenital controlábamos a diferentes héroes del universo DC para cumplir ciertas misiones mientras nos enfrentábamos a diferentes enemigos. En el caso de Aquaman, no era ni siquiera un personaje principal, y que además no era particularmente divertido jugar con él, ya que sus movimientos se reducían a un par de patadas, puñetazos y una especie de “kamehameha” de agua. No obtuvo muchas mejores críticas que el anterior, desde luego, y tampoco parece que lo mereciera.

Tras una breve participación en el videojuego para Wii y NDS Batman: The Brave and the Bold, basado en la serie homónima de la que ya hemos hablado antes, la siguiente aparición relevante de Aquaman fue en DC Universe Online, el ya famoso videojuego multijugador online que salió en 2011 en PC, PS3 y Xbox 360, y después en PS4 y Xbox One. Nos planteaba un escenario en el cual cada jugador personalizaba al máximo su personaje, y decidía sus poderes, aspecto y ética moral, de tal forma que podía escoger si quería ser un villano y unirse a The Society, o un héroe y formar parte de la Liga de la Justicia. Aquaman en concreto aparece en una misión en la cual es controlado por Circe y manipulado para atacar la superficie, siendo nosotros los encargados de luchar contra él y contra la villana para impedir sus planes.

Aquaman en el primer juego de Injustice

Aunque no acudió a la cita de Mortal Kombat vs DC Comics, sí que vimos a Aquaman siguiente juego de la extinta Midway Games, que fue comprada por WB Games, y fundado un estudio sucesor, NetherRealms, que desarrollaron, aparte de más juegos de la saga Mortal Kombat, un videojuego de DC Comics que supuso un antes y un después en muchos aspectos: Injustice, Gods Among Us, publicado en 2013 para casi todas las plataformas disponibles en ese momento. Injustice es básicamente un videojuego de lucha, pero con una historia espectacular, algo de lo que carece el género en los últimos años. Nos plantean un mundo distópico en el que Superman, tras perder la cabeza y asesinar al Joker, gobierna el planeta con mano de hierro deteniendo e incluso ejecutando a todos los villanos, o a cualquiera que ponga en entredicho su régimen. El papel de Aquaman en esta historia es un poco ambiguo. Por una parte, está el Arthur Curry que viaja de otra realidad alternativa hacia la de Injustice y se une a los insurgentes de Batman que pretenden derrocar el régimen de Superman, y por otra está el Aquaman de esa realidad que está recluido en Atlantis y opera de forma independiente al régimen de Superman, al que por otra parte está considerando unirse. Lo interesante del juego es ver como ambos Aquaman se enfrentan y cada uno acaba en bandos distintos, con filosofías diferentes, siendo a priori el mismo personaje. A nivel jugable, Aquaman es uno de los personajes más potentes del juego, con combos largos y poderosos que restan bastante vida, y que no son particularmente difíciles de ejecutar. Ataca principalmente con su tridente, y tiene uno de los movimientos especiales más violentos y brutales de todo el juego, pudiendo casi equipararse con alguno de los fatalities de Mortal Kombat.

En Injustice 2 (2017), Aquaman vuelve a aparecer en escena, y aunque al principio se niega a ayudar a Batman en su lucha contra el malvado Brainiac, el villano del juego, haciendo gala de su egoísmo innato, ya que no parecía afectar a su reino, después no tiene más remedio que hacerlo al capturar Braniac Atlantis, e intentar después liberarlos. En la batalla final, se pone del lado de Superman, ya que considera que Brainiac es demasiado peligroso para dejarlo vivo, como también apuntaba el hombre de acero. Paradójicamente, pierde el control de Atlantis en el final en el que Superman vence a Batman y recupera el poder, y Arthur se ve obligado a utilizar un dispositivo de Lex Luthor para viajar al pasado del primer juego e intentar vencer a Superman para volver a recuperar el control de su reino. A nivel jugable, Aquaman es prácticamente el mismo, con la salvedad de que han suprimido algún movimiento poderoso que nos permitía además encajar combos con mayor facilidad, algo que ahora es más complicado y se convierte en un personaje más equilibrado. No obstante, y al igual que el resto de los personajes, gana en personalización, pudiendo cambiar casi cualquier parte de su armadura y su tridente con un montón de ítems distintos que además potencian sus características.

Y por supuesto, Aquaman no se ha perdido la cita en los videojuegos de Lego, apareciendo como personaje jugable en Lego Batman 2 y 3, Lego Dimensions y Lego DC Super-Villains.

Merchandising

Por último, pero no menos importante, abordamos este amplio y variado sector del merchandising, en el que Aquaman también ha tenido su presencia, especialmente en los últimos tiempos. Desde sudaderas, camisetas, calcetines, calendarios de adviento, hasta tazas, carteras, llaveros o lámparas, y por supuesto trajes, con tridente incluido, que los más aficionados al cosplay podrán disfrutar. Aquaman, como icono cultural y popular perteneciente a la industria del entretenimiento, está presente en todos los productos que nos podamos imaginar, en mayor o menor medida lógicamente.

No obstante, yo voy a destacar las figuras, que las hay de todo tipo, articuladas, estáticas, de plástico, de resina, más caras, más baratas… Empezando por los famosos Funko Pop, esas figuras cabezonas de personajes famosos de la cultura popular, de los cuáles ya tenemos a la venta prácticamente todos los personajes importantes de la próxima película de Aquaman: Orm, Mera, Black Manta y Aquaman en varias versiones. Vienen con su característica cajita, miden nueve centímetros y rondan los 18 euros de precio.

Figura de Funko Pop

Por otra parte, también tenemos las Kotobukiya, de las cuáles son famosas especialmente esa línea que en su día sacaron de los héroes de DC en la etapa New 52. Estas son figuras de PVC no articuladas con un estilo manga, aunque no de una forma tampoco muy intensa y oriental, que le dan un toque muy especial. En el caso de Arthur, viene con el diseño de su armadura clásica y su tridente. Mide unos veinte centímetros y el precio ronda los 65-70 euros. Sobra decirlo, por supuesto, pero estamos hablamos siempre de productos con licencia oficial, no de imitación, ya que para eso tenemos otras opciones más baratas y con una calidad muy inferior.

Figura de Kotobukiya

Continuamos con otra línea de figuras bastante popular como son las Diamond Select. Con una búsqueda sencilla que hagáis en internet vais a comprobar que el 70% de los productos de merchandising que os encontréis sobre Aquaman van a ser sobre la película, y las figuras sobre el Aquaman de Jason Momoa. Ahora mismo hay una auténtica avalancha de figuras del Aquaman de Momoa, y en el caso de Diamond Select no iba a ser diferente. La figura que nos proponen en esta marca es un Aquaman no articulado con el traje y el tridente de la película Justice League, sobre una base que es una roca y una pequeña ola golpeando por detrás como un diorama. Personalmente, la considero una de las figuras con mayor relación calidad-precio que existen actualmente en el mercado, puesto que aparte de su calidad artística, su magnífica pintura y sus detalles, tiene un precio muy competitivo, unos 40 – 45 euros, y una altura de 23 centímetros. Para todo aquel que quiera una figura de Aquaman de buena calidad y de un precio no demasiado excesivo, esta es sin duda una de las mejores opciones posibles en el mercado actual. Además, tienen en preventa otra figura del Aquaman de Momoa con el traje clásico que vimos al final del tráiler de la película, a un precio similar. Y para los más nostálgicos, también tienen otro tipo de figuras con el diseño clásico de los cómics, e incluso un busto de resina del Aquaman de las series Justice League y Justice League Animated que hemos comentado antes.

Llegamos ahora a un punto más exclusivo y un escalón superior en los modelos y marcas de figuras. Hablamos ahora de las Hot Toys, que son figuras que se caracterizan por tener un realismo absolutamente fidedigno con el personaje, y con un nivel de detalle asombroso. En este caso en particular, tienen en preventa una figura del Aquaman de Momoa que saldrá a la venta en enero o febrero, que viene con su traje y tridente de Justice League, y acompañado en la caja con manos y tridentes intercambiables. Otra particularidad de las Hot Toys que las distinguen muy bien de otras figuras como las Figuarts de Bandai, es que, a pesar de ser articuladas, no se perciben prácticamente los nexos y puntos de articulación. Con una altura de 33 centímetros y un precio de 250 euros, es ahora mismo una de las opciones más recomendables para todos aquellos que quieran tener una figura de Aquaman y se aburran de exhibirla siempre en la misma posición, pudiendo moldearla a placer siempre con un resultado elegante y de calidad. Al parecer, también se ha visto la misma versión de la figura, pero con el traje clásico del personaje que vemos al final del tráiler, aunque personalmente no he podido verla en preventa en ninguna tienda online, sino en vídeos e imágenes de distintas convenciones de cómic.

Figura de Hot Toys

Cerramos este apartado, y el artículo como tal, hablando de un tipo de figuras muy especial y particular, que son quizás las más exclusivas de todo este mundo: las figuras de resina. La resina es una sustancia natural que producen las plantas que se solidifica al entrar en contacto con el aire, y que utilizamos los seres humanos también para elaborar distintos productos como el barniz o determinados adhesivos. En el caso de las figuras, la resina les proporciona un carácter muy distinto a las figuras de otros materiales. Aparte del detalle con el que suelen quedar los moldes, la pintura se ve especialmente bien en este tipo de figuras, con un brillo muy particular que prácticamente las hace cobrar vida. Debido a la dificultad de fabricación y al exclusivo material con el que se realizan, las figuras de resina suelen tener un precio elevado. Además, el material es más frágil que el de una figura de PVC, por lo que cualquier golpe puede romperla en mil pedazos, así que lo mejor es guardarles y exhibirlas en vitrinas de cristal. Os dejo con dos figuras, una de DC Collectibles de Aquaman y Mera abrazados en un estupendo diorama de 40 centímetros diseñado por Patrick Gleason e inspirado en la saga Sub-Diego, por un precio de 200 dólares, y otra figura de Aquaman montado en un caballito de mar, hecha por XM Studios con un material distinto como es la porcelana, pero que también tiene una calidad espectacular, así como su precio: 500 dólares.

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Cristian Miguel SepulvedaEmmanuel TovillasBea Bordez Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Bea Bordez
Lector
Bea Bordez

Interesante recorrido por la vida audiovisual del personaje, no voy a negar que de niña me parecía ridículo por su vestimenta y poderes principalmente, pero la versión de la serie animada de la Liga de la Justicia cambió mi visión del personaje y es la que más me gusta. Un saludo.
Pd: si bien la imagen ridícula que tenía de Aquaman era por la serie Súper friends, la principal culpable de que no le tomara en serio fueron éstos cortos:
https://m.youtube.com/watch?v=VfH0D7vVJDw

Emmanuel Tovillas
Lector
Emmanuel Tovillas

Muy buen informe acerca de este gran personaje tan menospreciado. Solo una aclaración, el juego Justice League Heroes es un buen beat ’em up con toques roleros en el cual podemos usar varios personajes de la liga que iremos destrabando así como distintas versiones de cada uno. También se pueden levelear los poderes. Está muy lejos de ser la basofia que fue el de Aquaman.