Aquaman #12

Retomamos la serie regular de Aquaman en su nueva etapa DC You.

Por
0
1170
 
aquaman_num12

Edición original:Aquaman núms. 41 a 43 USA, Divergence Aquaman USA .
Edición nacional/ España:ECC Ediciones.
Guión:Cullen Bunn.
Dibujo:Trevor McCarthy, .
Entintado:Jesús Merino, Walden Wong .
Color:Guy Major.
Formato:Rústica, 80 págs. A color. .
Precio:7,50 euros.

 

Como ya se hizo la semana pasada vamos a avanzar e intentar poner al día la serie de Aquaman empezando por su tomo número 12, ya que el anterior arco argumental, Torbellino, se analizó a conciencia cuando fue publicado en USA.

Este año Aquaman cumple 75 años. Se une, por tanto, al selecto grupo de héroes de DC que llegan a tan significativa cifra, como Superman, Batman, Green Arrow, Green Lantern, Flash y Wonder Woman. Un club selecto de héroes que ya han trascendido el paso del tiempo, alcanzando la categoría de iconos culturales. No es de extrañar que Aquaman forme parte de esta primera tanda de personajes puesto que por concepto y desarrollo su historia pasada y reciente está plagada de buenas historias. Aquaman es la dualidad extrema manifestada a través del cargo que ostenta en Atlantis y su responsabilidad para con su pueblo, mientras que, por otro lado, dada su propia naturaleza híbrida, también siente como cercano el mundo de la superficie. Algo que lo impulsa a intentar unificar ambos mundos de culturas tan diferentes, ejerciendo de monarca y héroe, marido y padre (durante un cierto periodo de tiempo), con un trasfondo psicológico que a día de hoy muy pocos guionistas han sabido explotar y mucho menos ver.

Y es esa doble faceta la que hace atractivo a este personaje. Editorialmente los héroes acuáticos no terminan nunca de funcionar bien, sus colecciones aparecen y desaparecen de las tiendas, de forma fugaz en algunas ocasiones, mientras que en otras disfrutan de etapas más que memorables. Podría decirse que su última serie, la que arrancó con la llegada de los Nuevos 52, forma parte del selecto grupo de historias relevantes para el personaje, siendo el tomo que nos ocupa el primero que recibe los cambios que la iniciativa DC You desencadenó en el Universo DC.

La directriz editorial era clara. Los personajes con serie propia debían experimentar un cambio radical respecto a lo que se había estado viendo hasta entonces, lo que motivó la aparición de nuevos uniformes y sobre todo nuevas situaciones en las que los personajes cambiaban su status de forma drástica. Aquaman no iba a ser menos.

aquaman-43-atlan-and-thule

Su guionista Cullen Bunn y el dibujante Trevor McCarthy son los encargados de plasmar ese cambio, ese viraje a la dirección que llevaba la serie, para plantearnos una historia donde los porqués se irán resolviendo intercalados a medida que la trama avanza. Nos presentan un Aquaman con un nuevo uniforme, similar, a grandes rasgos, al que el personaje llevó durante la interesante etapa de Peter David. Pero no se trata de un cambio estético, sino de algo más profundo con un Aquaman perseguido por su pueblo, al que acusan de traidor, mientras él se limita a seguir cumpliendo con la misión de eliminar las incursiones de unos entes dimensionales que amenazan la paz tanto del mundo de la superficie como la de los océanos. Un toma y daca constante de enfrentamientos y huidas que permiten a Bunn ir desgranando la información que nos va a poder hacer entender las razones del nuevo traje, la espada que lleva y por qué su pueblo lo quiere capturar.

La historia que plantea Bunn resulta entretenida, más por la forma en la que es narrada, que por su interés real. Bunn acaba con el binomio de rey y héroe lanzando al personaje a ser un proscrito de su gente (algo similar a lo que plantean Venditti y Jensen en Green Lantern), lo que no acaba de engranar bien con el desarrollo de la trama. La excesiva repetición de recursos de los que hace gala Bunn restan credibilidad y generan la sensación de que todo está forzado. La parametrización de la historia está bien siempre y cuando no se pierda en desarrollos pétreos y ese fluir orgánico de los acontecimientos quede oculto por la estricta planificación. Y aun así, con este lastre, la historia se deja llevar por el interés que suscita el ir descubriendo que hay detrás de ese cambio, esas armas y esos acontecimientos que rodean al personaje de un número a otro.

Añadir más información sobre la trama desvelaría los diferentes ítems que Bunn ha marcado como relevantes y arruinaría la lectura de todo aquel que no lo haya hecho, por lo que tan solo añadiremos que estamos frente a un Aquaman muy distinto al que hemos estado viendo hasta ahora, muy centrado en su parcela heroica, en el que la historia quiere dejarnos entrever el constante acoso al que se ve sometido, el estrés que eso le genera y como reacciona frente a esta nueva situación.

DC-Sneak-Peek-Aquaman-1-34783971-2_08-1

Bunn resuelve muchos de los conceptos de forma muy elegante, pero en otros se queda corto por no ser capaz de llevarlo un paso más lejos, aunque no se le puede acusar de ello porque desde el principio nos deja claro que estamos frente a un largo arco argumental en el que van a suceder muchas cosas y por tanto ya habrá tiempo para seguir desmenuzando esas buenas ideas que ha logrado plantar en la historia.

Un cómic interesante, con el defecto de no tener suficiente garra, pero con importantes conceptos con los que poder llegar a historias de alto octanaje argumental con las que someter al personaje a nuevos retos. Bunn será el encargado de llevar a Aquaman hasta Rebirth, momento en el que Abnett lo sustituirá. Hasta que eso ocurra solo nos queda ver que nos depara con su trabajo y si será capaz de cerrar bien, y no en falso, una de las mejores series de los Nuevos 52.

  Edición original:Aquaman núms. 41 a 43 USA, Divergence Aquaman USA . Edición nacional/ España:ECC Ediciones. Guión:Cullen Bunn. Dibujo:Trevor McCarthy, . Entintado:Jesús Merino, Walden Wong . Color:Guy Major. Formato:Rústica, 80 págs. A color. . Precio:7,50 euros.   Como ya se hizo la semana pasada vamos a avanzar e intentar poner…
Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Cambio de rumbo.

Romper el status quo esta bien, pero siempre y cuando se sepa hacia donde se quiere ir. Solo queda esperar un poco más para ver si lo planteado tiene algún propósito concreto o no. Paciencia.

Vosotros puntuáis: 8.6 ( 3 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame