El Castillo de las Estrellas 2. Los caballeros del Éter

Conclusión de El Castillo de las Estrellas, excelente homenaje a Julio Verne realizado por Alex Alice en esta aventura espacial ambientada en el siglo XIX

Por
1
1536
 
El castillo de las estrellas 2

Edición original: Le Chateau des etoiles. 1869 La conquete de l’espace vol.2 FR (Rue de Sevres).
Edición nacional/ España: Julio 2016 (Norma Editorial).
Guión: Alex Alice.
Dibujo: Alex Alice.
Color: Alex Alice.
Formato: Cartoné. 68 págs.
Precio: 18,00€.

 

Con El Castillo de las Estrellas, Alex Alice dio un giro a su carrera y nos brindó un relato de ciencia ficción retro apto ara todos los públicos con el que conjuraba un sentido homenaje a artistas y visionarios como Jules Verne y Hayao Miyazaki. Más de un año ha tardado en llegarnos la conclusión de este primer ciclo argumental de la obra, pero la espera ha valido la pena y Alice nos ofrece un desenlace a la altura de las expectativas creadas.

Recordemos que este proyecto nació como un experimento personal del autor, toda una estrella en Francia, en el que publicó la historia completa en seis entregas en formato magazine de gran formato a imagen y semejanza de las revistas ilustradas del siglo XIX. Una propuesta en la que contenido y continente se daban la mano para ofrecer una experiencia más completa al lector. Una inmersión en la que el formato escogido añadía un elemento más de ambientación a un relato que pretendía recuperar el sentido de la maravilla que destilaban las novelas especulativas que proliferaron a finales del siglo XIX, impulsadas por la imaginación despertada por las maravillas científicas que vieron la luz en aquella época. El propio autor reconoce a Jules Verne como su inspiración para el relato aunque algunos elementos fantásticos que aparecen en este segundo tomo también hacen pensar en otros autores como Edgar Allan Poe, Edgar Rice Burroughs o incluso algo de Lovecraft al alejarse de supuestos científicos para adentrarse más en el campo de la pura fantasía.

Recapitulando el argumento del tomo anterior, el joven Seraphim y su padre viajan a Baviera invitados por el rey Ludwig quien les propone continuar con los experimentos sobre el éter que llevara a cabo la madre de Seraphim antes de desaparecer en un accidente durante un vuelo de pruebas. En Baviera se dedicarán a construir la primera nave pensada para viajar por éter del espacio, pero una conspiración de la vecina y belicosa Prusia, precipitará los acontecimientos y provocará el despegue prematuro de la nave con Ludwig y Seraphim a bordo. Este segundo tomo inicia la acción en este justo momento en el que la tripulación de la nave del éter emprenderá un viaje hasta la Luna donde descubrirán los increíbles secretos que esconde el Éter y mucho más de lo que esperaban.

Concebida como una serie por capítulos pero que forman una única historia, esta segunda entrega mantiene el excelente nivel demostrado en el tomo anterior y el ritmo narrativo no sólo se mantiene sino que se incrementa al adentrarse la trama en el viaje espacial lleno de desafíos y retos. Cada uno de los capítulos que forman esta conclusión están repletos de momentos de tensión y descubrimientos sorprendentes que elevan el sentido maravilloso relato. Un sentido acentuado por su propia naturaleza anacrónica que le confiere un encanto especial al conjunto. La forma en la que se presentan y confirman supuestas teorías científicas, que cualquier lector actual sabe falsas, como si se tratara de una obra escrita en el siglo XIX permite recuperar la intención pedagógica de las obras de Verne (también se hace mención a hechos ciertos sobre el vuelo espacial) haciendo que el homenaje no sea simplemente estético sino también intencional. Todo un logro por parte de Alice que se confirma como un autor completo muy interesante que presta tanta atención al guion como al apartado visual de la obra.

En la parte gráfica, donde se vuelve a hacer patente la influencia de Miyazaki a la hora de definir el estilo visual de la obra, Alice lleva un paso más allá los logros con el color directo que había conseguido en el tomo anterior y nos regala una bellísimas estampas del espacio y del paisaje lunar. Con la acción desplazada al espacio, la libertad creativa del artista aumenta y se nota sobre todo en la concepción de los paisajes del lado oculto de la luna, realzados por una paleta de tonos suaves. De la misma, la narrativa del autor sigue siendo impecable y, sin recurrir a composiciones forzadas, consigue algunas planchas realmente efectivas a la hora de mostrar los acontecimientos mostrados. También se permite el lujo de regalarnos algunas planchas a doble página como la del entrañable diagrama de secciones de la nave, el despegue de la misma entre fuegos artificiales o las impactantes imágenes del clímax en la Luna. En general, una nueva delicia visual que confirma a Alice como el gran artista que es.

En definitiva, estamos ante uno de los álbumes más esperados de este año y que a buen seguro satisfará a todos los que disfrutaron de la entrega anterior. Una obra llamativa e interesante capaz de apelar a la capacidad de fascinación y maravilla que todos llevamos dentro y que además deja abierta la posibilidad de seguir explorando este fascinante mundo propuesto por el autor.

  Edición original: Le Chateau des etoiles. 1869 La conquete de l'espace vol.2 FR (Rue de Sevres). Edición nacional/ España: Julio 2016 (Norma Editorial). Guión: Alex Alice. Dibujo: Alex Alice. Color: Alex Alice. Formato: Cartoné. 68 págs. Precio: 18,00€.   Con El Castillo de las Estrellas, Alex Alice dio un…

Valoración

Guión - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 9

9

Excelente

Brillante conclusión de esta aventura para todos los públicos bendecida con el increíble dibujo de Alex Alice

Vosotros puntuáis: 8.6 ( 2 votos)
Artículo anteriorAquaman #12
Artículo siguienteDC anuncia miniserie con Adam Strange y Hawkman
Nací con la democracia en este país y casi aprendí a leer con Mortadelo, Asterix y Tintín. Mi primer contacto con los superheroes fue con un Pocket de Ases de Bruguera protagonizado por los Defensores y el Doctor Extraño lo que tuvo dos consecuencias: que me volviera un marvelita convencido y que sienta predilección por los personajes no tan relevantes de la Casa de las Ideas. Desde entonces he ampliado mi rango de lecturas y gustos aunque matengo mi condición de Marvelita y me sigue chiflando Tintín.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
fer13
fer13
Lector
18 julio, 2016 1:20

Aprovecho para pedir una reedición del tercer y último tomo de Siegfried que esta descatalogado desde hace tiempo y deja coja la obra del Sr Alice.