Animacomic 2014: Los autores

Por
1
258

Si algo destacó en la edición de este año del Salón de la Animación, Manga y Cómic de Málaga no fue sólo la sorpresiva cantidad de gente que decidió acercarse al evento, sino también la presencia de un cúmulo de autores que aportaron veteranía y sabia nueva y que, dado el tamaño reducido de un evento de estas características, estuvieron más cerca que nunca de todos los aficionados que no dudaron ni por un instante en sacarse fotos con ellos, recabar sus firmas y dibujos y, por qué no, charlar con ellos en cualquiera de los puntos del Salón en los que te los podías encontrar. Así, a los veteranos Luis Royo, Alfonso Azpiri y Esteban Maroto se les unieron los no tan veteranos Rómulo Royo y El Torres y el recién llegado Raúl Cimas y entre todos dieron luz al salón a base de charlas, entrevistas, firmas y diferentes actividades donde participaron.

Akira Comics dio el pistoletazo de salida

Lo curioso es que, entre tantos autores, quién dio el pistoletazo de salida e inauguró la sala de conferencias no fue ninguno de ellos sino Jesús Marugán, dueño de Akira Comics, quien se prestó ante una pequeña cantidad de público asistente (aunque el propio Jesús me confirmara más adelante que se esperaba bastante menos) a dar una charla el sábado bien temprano y dio un exhaustivo repaso a la trayectoria del cómic en nuestro país durante los últimos 20 años. Y es que Jesús no es un librero cualquiera, su veterana tienda de Madrid ganó en el año 2012 el premio Eisner a la mejor tienda de cómics del mundo, siendo la primera tienda europea en recibir dicho galardón, muy codiciado por cierto entre los libreros americanos. Su charla fue toda una sorpresa ya que a pesar del madrugón que llevábamos algunos nos mantuvo pegados a la silla pues se trató de una charla bien contada, amena y extremadamente divertida.

Jesús Marugán (izq) y Jorge Cabrerizo, organizador de Animacomic
Jesús Marugán (izq) y Jorge Cabrerizo, organizador de Animacomic

Y es que, ¿En qué punto está el cómic español hoy en día? ¿Cómo ve un librero la evolución de una tienda desde los años 80 hasta el día de hoy? Muchos son los factores, por supuesto, y Jesús fue desgranando muchos de ellos: la aparición de Watchmen, que hizo tomarse en serio a los superhéroes –a pesar de ser una sátira/crítica–; el fenómeno Dragon Ball, la película de Akira, la aparición de la saga Canción de Hielo y Fuego, los fenómenos japoneses tales como Pokémon o Naruto y las numerosas adaptaciones cinematográficas de superhéroes que hicieron salir del cine a señoras intrigadas por la relación amorosa entre Jean Grey y Lobezno, algo hasta entonces sólo al alcance de los incomprendidos seguidores de los cómics americanos. Todos estos factores han contribuido a que la librería de cómics deje de ser un sitio sucio, pequeño, grisáceo y oscuro y aparezca como un negocio amplio en el que se dan lugar diferentes generaciones que hablan y comparten experiencias y donde el usuario no habituado se deja aconsejar bien para hacer regalos o bien para comprarse algo para sí mismo. Una buena charla que reivindicó por activa y por pasiva el papel del librero en la expansión del mundo de las viñetas y que también dejó caer la importancia de autores españoles y europeos que han contribuido a alargar la edad y mejorar la salud de un mundo tan fascinante como es el del tebeo.

Raúl Cimas, demasiada pasión por lo suyo

Por la tarde fue el turno del novato –en el mundo del cómic– Raúl Cimas quien apostaba por convertir su conferencia en una especie de charla humorística en la que retrataba su genial sentido del humor y abría a más de uno la boca en pos de soltar unas buenas carcajadas. Nuevo como es él en el mundo del cómic, su conferencia (posiblemente la más numerosa de cuantas se hicieron en el salón) terminó, inteligentemente, en su terreno. Abocó por subrayar con su sentido del humor sus líneas argumentales más clásicas, aquellas que no solo el cómic que presentaba –Demasiada pasión por suyo– lleva por bandera sino su carrera artística en general, criticando el humor mínimo y estableciendo que los flipados son lo que mas le apasiona en el mundo, para bien y para mal. Muchas fueron las anécdotas contadas, teniendo especial importancia aquellas que versaban sobre su famosa exnovia, protagonista de gran parte de sus monólogos y entrevistas (a uno le dan ganas de conocerla para comprobar si de verdad alguien puede ser tan pedante).

Raúl Cimas dio la nota humorística al salón
Raúl Cimas dio la nota humorística al salón

De sus palabras más serias vinieron los mensajes mas reveladores de su carrera. Uno de ellos fue el cierre total de la posibilidad de que Muchachada Nui pueda volver alguna vez dadas las diferencias creativas de sus autores. Recordó las diferentes carreras que han tomado sus integrantes, incluso diciendo que todos han tenido que pasar por trabajos que no eran del todo de su gusto (el reciente Torres y Reyes de Joaquín Reyes, el paso de Julián Lopez por el programa de Eva Hache o el paso del mismo Raúl por Buenafuente) y que las diferencias creativas en la actualidad serían tan grandes que sería imposible volver a hacer algo como Muchachada Nui, realizada en un momento de sus vidas en el que la sinergia creativa los unía de forma irremediable. Comentó también su miedo por entrar en un mundo como el del cómic y aprovechó para agradecer el recibimiento que su cómic estaba teniendo, subrayando al final que ya estaba en la preparación de un segundo. Bienvenido sea.

Malefic Time, uno de los protagonistas

La comitiva de Malefic Time, liderada por el veterano ilustrador Luis Royo y su hijo, Rómulo Royo, estuvo presente en salón para mostrar su obra a los numerosos fans que allí se presentaron. Malefic Time es un universo de ficción creado por padre e hijo en el que convergen numerosos productos multimedia, desde discos de música (donde el grupo Avalanch adquiere gran protagonismo) hasta películas en Blu Ray animadas o cómics manga. El producto central de todo este universo postapocalíptico son los libros ilustrados por el propio Luis Royo e hijo en el que se narra la aventura principal y cuya primera parte, Apocalypse, obtuvo un gran éxito en ventas por parte de la editorial Norma. El eje del Animacomic era la presentación del segundo tomo, 110 Katanas y sus autores no se cansaron durante los dos días del evento de firmar los libros a las largas colas de aficionados que esperaban a ver como Luis Royo, uno de los históricos de la ilustración de este país, les hacía alguno de sus fascintantes dibujos.

Los Royo firmaron un gran numero de libros a los asistentes
Los Royo firmaron un gran numero de libros a los asistentes

Como era de esperar no faltan en su obra atractivas chicas y tonos oscuros y apocalípticos. Tampoco épica narrativa que se completada por la novela de Jesús Vilches ambientada en el universo. Con su propio lugar privilegiado en una de las exposiciones del salón, Malefic Time fue una de las grandes protagonistas del evento teniendo también su propia conferencia donde los Royo explicaron en que consitía este ambicioso proyecto y establecieron una amena charla donde el protagonismo fue a recaer en los autores frente a los grandes poderes empresariales que de alguna manera u otra acaban poniendo trabas a la labor creativa. Al final, todos de acuerdo: cuanta más libertad tenga una obra, mejor será su contenido.

Esteban Maroto y Alfonso Azpiri regresan con proyectos personales

Si bien no es un regreso propiamente dicho, pues para regresar hay que irse y ambos autores siempre han estado ahí, los dos veteranos autores si que han regresado a hacer trabajos personales fuera de las grandes estructuras empresariales y apostando por nuevos modelos de negocio que les permiten una libertad creativa sin precedentes. Creo que ninguno de estos dos autores necesitan presentación alguna pues son de sobra conocidos entre el veterano público pero si conviene puntualizar en que estamos ante dos de los autores patrios más conocidos fuera de nuestras fronteras, siendo Esteban Maroto un dibujante estrella que ha toqueteado con todos los géneros y ha sido uno de los dibujantes más conocidos a nivel mundial (cabe recordar que ha sido responsable, entre otras cosas, del bikini rojo de Red Sonja) y Alfonso Azpiri es un ilustrador de gran recorrido que ha ilustrado carteles para cine y míticas portadas de videojuegos cuando el photoshop era poco menos que un sueño en la cabeza de algún futuro informático.

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga (izq) junto a Alfonso Azpiri
Francisco de la Torre, alcalde de Málaga (izq) junto a Alfonso Azpiri

Dicho esto, ambos autores vienen de la mano de una nueva editorial IFAA, con la pretensión de alejarse de los cánones empresariales y editoriales que tienden a desmerecer la libertad del autor. Alfonso Azpiri se dejó caer por el salón para hablar con los asistentes de su nuevo libro Spectrum, reedición por parte de esta nueva editorial de su mítico libro que recopila las portadas no menos míticas que el autor realizó durante los años 80 para los videojuegos del también mítico sistema del mismo nombre. Con más de 20 páginas extra, esta edición se presenta en dos ediciones, rústica –más barata– y cartoné, y se realiza con un sistema bajo demanda que es toda una novedad: cuando compramos el libro a través de internet, éste se imprime con una nueva técnica digital y es enviado a nuestra casa. Por ello, no existe stock del mismo y no es posible encontrarlo en librerías. Si bien se añade un toque de exclusividad, puede resultar en cierto modo riesgoso al no poder escudriñarlo en la estantería de una librería. Sólo el tiempo dirá si merece la pena. Junto al mencionado Spectrum también habló de su otra novedad, un especial sobre Lorna recopilando ilustraciones del propio Azpiri sobre el personaje.

Esteban Maroto repasó su carrera con los asistentes a su presentación
Esteban Maroto repasó su carrera con los asistentes a su presentación

Por su parte, Esteban Maroto presentaba dos obras suyas completamente nuevas: Mujeres de leyenda y los Mitos de Cthulhu. Basadas en la misma técnica de imprenta que la comentada para Spectrum, la primera de las obras se basa en establecer un homenaje a grandes figuras femeninas de la historia como Salomé o Andromeda mientras que la segunda se basa, como su propio nombre indica, en la obra de H.P Lovecraft. Lejos de incidir en el contenido de estas obras, Esteban Maroto aprovechó su presentación para hablar de su filosofía de vida y de su visión de lo que es una industria por la que el propio Maroto ha tenido que caminar no sin dificultades. Habló de dibujar para otros, de dibujar para uno mismo y de vivir de lo que a uno le gusta, además de criticar un sistema de vida como el actual en el que nos imponen lo que debemos hacer. No pareció estar muy agusto entre tanto superhéroe a pesar de haber tenido que dibujarlos para sobrevivir a lo largo de su vida y apostó por nuevas técnicas de venta como el crowfunding que, por cierto, también se encuentra entre las formas de venta de la nueva editorial para la que está publicando.

La novedad como punto central

Si algo se presumía en la presencia de estos autores era la novedad. Novedad en las formas y en los contenidos porque, si bien su trayectoria es veterana, la forma en la que estos autores presentaban sus obras era una forma novedosa que intentaron plasmar y explicar a lo largo del salón. Por su parte, los Royo apostaban por un ambicioso proyecto multimedia en el que distintos formatos audiovisuales se unían para contar una historia, algo nunca visto en el cómic español hasta la fecha. Por otro lado, tanto Esteban Maroto como Alfonso Azpiri se unían a una nueva editorial con unas formas tan novedosas que sería imposible augurar éxito o fracaso a su misiva. El Torres también andaba por ahí presentando las obras que la editorial Aleta le publica en nuestro país y presumiendo de un relativo éxito que le sigue en sus andanzas por Estados Unidos, algo también novedoso y, como no, arriesgado. Y novedad también era Raúl Cimas, un viejo conocido de la televisión que trae su mundo a las viñetas y que apuesta por ser uno más en este pequeño mundillo. Novedad es la palabra, sí, e ilusionante el contenido.

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
ross andru
ross andru
Lector
14 julio, 2014 15:05

Jesús Marugán: me gustó mucho su exposición. Se lamentó de que no pudiera venir Laura Barrachina. También comentó el éxito de las cartas Magic.

Raúl Cimas: auténtico y genuino humorista. Un crack.

Luis Royo y Rómulo Royo: Fue la ponencia más dinámica. Me gustó mucho su original y arriesgado proyecto.

Jesús Vilches: no conocía a este novelista. Por recomendaciones de Luis y Rómulo sus obras son adictivas.

Esteban Maroto: parece que renegara de su trabajo en DC y Marvel, aunque él mismo dijo que no estaba en contra del cómic de superhéroes, lamentaba que no hubiese una industria del cómic más potente en España. La solución a la crisis es la aportación de nuevas ideas. Me sorprendió porque no esperaba a Esteban Maroto tan crítico y quise preguntarle por Crónicas de Atlantis pero me cortó el rollo.

Alfonso Azpiri: me quedé con las ganas de asistir a la presentación de la franquicia Azpiri pero creo que coincidía con el taller de Agustín Padilla al que sí asistí.

El Torres: Asistí a su taller de guión. Hice los deberes y ví la película “The cabin in the woods” (La cabaña en el bosque) con guión de Joss Whedon, aunque no me convenció mucho el conjunto general de la película.