Entrevista a Garth Ennis

Por
34
903

A estas alturas de la vida, que Garth Ennis (Irlanda del Norte, 1970) no necesita más presentación que el nombre es un hecho. Obsesionado con temas como el belicismo, la hiperviolencia o la religión, enormemente fiel a unos colaboradores gráficos (Dillon, Fabry, Ezquerra, McCrea) a los que le unen por igual la amistad y la compenetración, e incapaz de dejar a nadie indiferente, este guionista que aprovechó la cima de la invasión británica para afincarse editorialmente en Estados Unidos lleva participando durante más de dos décadas en algunos de los títulos más reseñables del imaginario popular historietístico: de Crisis (True Faith) o 2000 AD (Juez Dredd), a Avatar Press (Crossed) o Dynamite Entertainment (The Boys), pasando por los sellos adultos más asentados de las dos grandes (Hellblazer, Predicador o PunisherMax, entre otras).

Con todo ello en mente y ante el anuncio de que Ennis sería uno de los invitados al 29º Salón del Cómic de Barcelona, desde Zona Negativa Raúl Martín se puso manos a la obra y preparó una ambiciosa batería de preguntas para repasar junto al guionista toda su trayectoria profesional. Pero ¡ay! el irlandés loco es quien es, y la expectación por entrevistarlo y su disponibilidad hicieron que a la organización le fuera imposible concertar encuentros individuales con todos los medios que lo solicitaron. En su lugar, y como otros años, optaron por disponer una suerte de ruedas de prensa con presencia de diversos medios generalistas y especializados; rueda de prensa que en nuestro caso grabamos íntegramente y que reproducimos hoy aquí (al igual que probablemente harán otras webs aparte de nosotros y Es la hora de las tortas, con la que hemos colaborado para publicar simultáneamente el contenido), con la pregunta que pudo hacerle el bueno de Raúl en rojo. La coordinación, la traducción, la transcripción y la maquetación han corrido a cargo de José Torralba. Sin más dilación, ahí van las (jugosísimas y, como no podía ser de otra manera, polémicas) declaraciones de Garth Ennis durante nuestra sesión.


Garth Ennis durante el coloquio (click para ampliar). © Fotos: Alberto Vicente Jiménez

Entrevista a Garth Ennis

Háblanos sobre Jennifer Blood, la nueva serie que estás escribiendo para Dynamite… ¿de dónde surge la idea del personaje y cuáles son sus motivaciones?

Garth Ennis: Jennifer Blood es algo que empecé a pensar hace un año o año y medio… parcialmente es una justiciera –el clásico personaje propio del vigilantismo– y parcialmente es un ama de casa. Creo que lo que la inspiró fue… no sé si conocéis Weeds por aquí ¿ama de casa por el día, traficante de drogas por la noche? Pues mi personaje es ama de casa de día y justiciera asesina por la noche. Y es una historia muy ligera y alegre. No está concebida para tomarla muy en serio, en la línea del Hitman que hice hace diez años. Tiene un tono muy desenfadado; en la línea del material más cómico que he hecho. Es un cambio agradable en definitiva, porque todo lo que he estado haciendo últimamente es muy oscuro, muy macabro y muy serio: The Boys no hace más que volverse más y más oscura; Crossed es un material notablemente duro; y las historias bélicas que escribo no son precisamente para echarse unas risas. Así que ha estado bien hacer algo con un tono muchísimo más desenfadado.


Los protagonistas de The Boys, a punto de liarla

Tras tratar temas como el sexo y la religión en el cómic, ¿cuál es el siguiente tabú que quieres demoler?

GE: [Risa contenida] En realidad no me propongo ir derribando tabú tras tabú uno detrás de otro o escribir sobre psicópatas extremos por la psicopatía en sí misma; simplemente me siento inmerso en esa clase de temas. No obstante, a menudo suelo decir que no creo que mis cómics sean particularmente extremos… si los comparas con otros cómics sí, lo son claramente, no hay duda, porque esos presentan monstruos superpoderosos contra superhéroes. Pero si ves mis cómics en su contexto, en un contexto más amplio (televisión, cine, novelas), entonces creo que encajan mucho mejor y no parecen tan, tan extremos. Por eso prefiero aproximarme a mi trabajo dentro de un contexto más amplio; porque, sí, al lado de los superhéroes siempre voy a parecer un enfant terrible, pero no creo que sea lo mejor para entender mis historias.

Viendo tu obra en The Boys o tu trabajo en el sello Avatar ¿alguna vez un editor ha puesto límites a lo que querías hacer?

GE: En The Boys, en concreto, no. No en Dynamite, que es donde actualmente se publica. Pero cuando The Boys empezó probablemente sepas que lo hizo en WildStorm, una división de DC Comics, y la dejaron libre –o, mejor dicho, se libraron de ella– a los seis meses. Y no fue tanto una cuestión de sentido de la mesura o de personajes depravados o de líneas argumentales sino más bien una desaprobación del cómic por entero. La razón era que los personajes superheroicos de The Boys se parecían demasiado a los personajes superheroicos que DC publica, y no puedes tener a personajes que se parecen a los que vendes en camisetas, a los que pones en menús de comidas y de los que haces películas en un cómic como The Boys haciendo las cosas que hacen en The Boys. Así que se libraron de ellos en un suspiro, pero nadie en Dynamite me ha dicho jamás nada.

Te daré otro ejemplo: también trabajo para Avatar Press. He hecho con ellos Crossed, Las Crónicas de Wormwood y alguna que otra historia bélica. Su editor es William Christensen. Y lo cierto es que él ya había traspasado los límites de lo que yo mismo publicaría mucho antes de que yo lo conociera. Así que tanto en Dynamite como en Avatar tengo dos casas en las que me siento muy feliz y en las que no me tengo que preocupar por ningún sentido de la mesura.


Crossed, o la hiperviolencia apocalíptica como cuento moral

En tus primeras obras en Crisis tratas las problemáticas de la religión vinculadas a un contexto local muy concreto que supongo que has vivido. Y luego cuando cambias al mercado norteamericano sigues tratando los mismos temas, las nuevas problemáticas vinculadas a la religión pero en un nuevo contexto como puede ser la búsqueda personal de Dios o las nuevas iglesias, la familia en el sur profundo. Me interesaba ver cómo habías adaptado este interés tuyo por la problemática religiosa a este nuevo contexto.

GE: Mi interés por la religión siempre viene marcado por un cariz negativo a la hora de abordarla. Parto de una base atea y veo los efectos de la religión y la fe en la gente y en la sociedad. Es algo ya presente en True Faith –que era, efectivamente, una de las primeras– y que me llevé al mercado americano cuando empecé a escribir cómics allí.

Siento una profunda fascinación por toda una serie de cosas que no me gustan nada; y la religión es una de ellas. Y cuando exploro esto, por ejemplo en Las Crónicas de Wormwood, lo que hago es utilizar a los personajes de la Biblia: Jesús, Dios, el Anticristo, el Diablo, las meretrices de Babilonia… utilizo esos personajes como si fueran personajes de ficción, que es lo que son para mí, de la misma forma en que lo hizo Alan Moore con los personajes de la literatura victoriana en The League of Extraordinary Gentlemen: uso a los personajes de la Biblia y hago lo que quiero con ellos. Por tanto, sí, la religión es algo que siempre llevo conmigo a casi todos los proyectos que abordo, pero nunca me veréis enfocarla desde una perspectiva positiva: las historias sobre religión, siempre desagradables, unifican mi obra por el tratamiento que les doy… siempre negativo.

En su obra aparecen personajes con grandes poderes. Pueden ser de origen divino, de origen demoníaco, superheroicos o con grandes armas… que raramente utilizan para el bien; antes al contrario. Es decir, es prácticamente el reverso del comic-book norteamericano habitual (superhéroes). ¿Tiene una falta absoluta de fe en el género humano? ¿Es un escéptico convencido? ¿Piensa que el poder corrompe definitivamente?

GE: Creo que esencialmente es así, sí. Yo no diría que soy completamente escéptico cuando hablo de la gente, cuando hablo de la humanidad… pero sí que me gusta indagar en la decadencia gradual, la desintegración gradual del núcleo moral de los personajes a medida que abusan de su poder. Es algo que resulta casi inevitable.

Si os fijáis, en The Boys hay dos personajes –Carnicero, el líder, y Hughie, su segundo al mando más o menos– a través de los cuales exploro las dos posibles aproximaciones al poder: Hughie lo rechaza, no lo quiere, se asusta de él y no quiere cargar con la responsabilidad de tenerlo; mientras que Carnicero por el otro entiende que necesita ese poder para conseguir unos fines que no son otros que los de controlar a todos los superhéroes y evitar así que acaben destruyendo el mundo, destruyendo millones de vidas y arruinando la sociedad. Y aunque Carnicero sabe que todo aquello que le da miedo a Hughie le afecta y le corrompe, asume y acepta su poder porque está absolutamente determinado a cumplir con su trabajo.

Creo que probablemente sea una buena forma de sopesar el efecto del poder en la gente y en la sociedad: empiezan con la mejor de las intenciones determinados a cumplir con su trabajo, pero gradualmente se acostumbran a ser poderosos y se corrompen. La carrera de cualquier político de éxito lo ilustra mejor que nada.


Pidiéndole cuentas ficcionales a Dios en Predicador

El cómic y el cine están cada vez más relacionados. Hay globalización cultural, hay una moda constante de adaptaciones de cómic a cine y también de productos de cine que luego se convierten en cómics. E, incluso ya se está hablando y lleva tiempo hablándose de la adaptación televisiva o cinematográfica de Predicador. Yo quería saber si, según su criterio, este transvase entre los dos medios, entre el noveno y el séptimo arte, es algo positivo o algo negativo.

GE: Lo único que ha pasado es que los cómics se han puesto a la altura de todo lo demás. Las productoras están siempre buscando ideas y, una vez que la puerta se abrió hace diez o quince años con las películas de Batman y X-Men, se dieron cuenta de que podían usar los cómics como una suerte de banco de ideas. De tal forma que nos unimos a novelas, obras de teatro, series de televisión y a otras fuentes de inspiración de Hollywood. No hay nada particularmente sorprendente al respecto.

En cuanto a Predicador, todo lo que puedo decir es que cada dos años más o menos alguien compra los derechos, todo el mundo se emociona, se nombra a un director, nombran a estrellas para el proyecto… pero luego nunca pasa nada. Hace ya quince o dieciséis años que salió el primer número y desde ese mismo verano en Hollywood ya se estaba pensando en hacer una película. Y no pasó nada. Así que cuando me hablan de películas tiendo a decir que lo creeré cuando lo vea.

Hay cierta controversia con las así llamadas “novelas gráficas”. Hay gente que dice que eso es una etiqueta para el mercado, hay quien dice que es un movimiento de vanguardia, hay quien dice que es un estilo como el de Maus y similares. ¿Crees que representan una amenaza para el comic-book tradicional o que son simplemente otro campo para explorar o que son una nueva industria? ¿Qué opina de que los cómics sean ahora objeto de estudio académico?

GE: Bueno, respecto a la última noción, me parece estupendo el hecho de que los cómics sean estudiados como cualquier otra materia. Respecto al término “novela gráfica”, que creo que surgió a la palestra hace como veinticinco años aunque no sé quién lo usó primero… me parece bien. Lo que significa para mí en un cómic como The Boys es que puedo aproximarme a la “novela gráfica” con el énfasis en lo de “novela”, y puedo tratar cada número como un capítulo de esa novela. Así que me siento como si estuviera escribiendo una novela gráfica de noventa capítulos y un día pudiera tener en la estantería los doce recopilatorios. Es algo que aprendí con Predicador, con Hitman y con Punisher: que no tengo que preocuparme de que cada número suponga un comic-book completo sino considerarlo como el capítulo de una novela gráfica en el que puedo hacer que la historia se desarrolle, puedo dejar que las cosas respiren y puedo escaparme de las restricciones del cómic mensual tradicional. Así que de todos los significados ése es el que yo escojo para “novela gráfica” y la verdad es que me va bien.


La insumisión llega hasta el infierno en Las crónicas de Wormwood

Raúl Martín: Si no recuerdo mal su último trabajo para la línea Vertigo fue Historias de la guerra, que terminó en 2003. Me gustaría que explicase un poco los motivos por los que decidió pasar de Vertigo a otras editoriales como WildStorm, Avatar, Image o Dynamite, y si tiene planes en un futuro cercano de realizar nuevamente trabajos para el sello Vertigo.

GE: Voy allí donde puedo conseguir las mejores condiciones para trabajar, el mejor trato, el mejor sueldo, la mayor libertad creativa, el mayor control creativo, la gente más competente con la que trabajar. Y Vertigo, al pertenecer a DC, al pertenecer a una gran corporación, sólo me puede ofrecer cierto control creativo, cierta libertad creativa. Y por contra si me voy a Dynamite o Avatar tengo el 100% del control creativo sobre lo que escribo, sobre lo que va a parar a la página. Vertigo no está en una posición de poderme ofrecer eso. Y además en el lado contractual de las cosas hay unas cuantas desventajas a la hora de firmar –incluso un contrato creator-owned– con una megacorporación como Time Warner: en Avatar y Dynamite yo poseo el 100% de todo lo que hago y las ventajas de algo así son tremendamente obvias. Si tuviera que expresarlo en porcentajes, la libertad creativa de la que gozo en Avatar o Dynamite sería del 100% –y aquí estoy hablando simplemente en términos de ser o no ser censurado, por lo que en estas dos editoriales no soy censurado en absoluto–, en Marvel (en la línea MAX) sería del 95% –que está muy bien– y en Vertigo del 60 al 70%. Sencillamente hay un montón de cosas que no podrías hacer ahí.

Me gustaría añadir que en estos momentos –y no sé si esto es cierto– los cómics americanos están viviendo un tiempo de crisis. Es algo que pasa en ciclos de tres años en tres años. Y creo que esta vez la víctima va a ser el tipo de colecciones adultas que publica la línea Vertigo. Creo que el hecho de que no vendan bien va a generar recortes en la línea y que Vertigo va a sufrir severas limitaciones. Si sobrevivirá o no, es algo que no sé. Y creo que a cambio veremos a un montón de dibujantes y guionistas hacer desviarse del camino a los superhéroes para hacerlos un poco más violentos y un poco más sexuales. Eso es lo que va a pasar esta vez. Y por eso creo que es un buen momento para que la gente como yo estemos alejados de la línea Vertigo para estar en editoriales donde tengamos más control sobre nuestro trabajo.

Raúl Martín: ¡Qué pena!

GE: Pues sí. Vertigo estuvo consiguiéndolo durante veinte años, lo cual es muy impresionante para un sello de una editorial de cómics ubicada en la macrocorporación más grande del planeta. Pero ya sabes: más bien es como si hubieran tardado en descubrir lo que estaban haciendo y pillarlos.

Hablando de regresos… vuelves a trabajar para Marvel. Háblanos un poco sobre cómo ha sido el proceso y sobre en qué colección o colecciones vas a trabajar.

GE: Sólo tengo un proyecto en Marvel y probablemente saldrá el próximo año: Nick Furia; el Nick Furia que solía reflejar en el PunisherMax. Por tanto, no es el tradicional super-espía de SHIELD, sino más bien el combatiente molón. La historia transcurrirá durante unos cuarenta años y se ambientará en Francia, Indochina, Cuba (a principios de los sesenta), Vietnam (en los setenta), Nicaragua y El Salvador (en los ochenta). Y también veréis el cuadro completo de lo que es la CIA.

Respecto a volver a Marvel… para mí, ir o no a un sitio depende de la gente: Si hay buena gente, si hay gente en la que pueda confiar, si hay gente con la que sienta que puedo trabajar o con la que pueda en general estar a gusto en su compañía… Así que aunque en Marvel no posea los personajes y no tenga los beneficios de ser dueño de lo que hago, mientras disfrute escribiendo al personaje –Nick Furia y The Punisher– y mientras Joe Quesada, Axel Alonso o Nick Lowe sigan siendo editores me sentiré seguro trabajando allí, porque sé que me cuidarán, que cuidarán mi trabajo, que me darán la máxima libertad posible y que harán del sitio un lugar cómodo para trabajar. Marvel es mucho más franca y honrada que DC. Sabes lo que puedes esperar de ellos. Y para mí eso es el factor definitivo.

Además de todo eso, cuando todo el mundo ha conseguido ser ascendido últimamente (Joe a alto jerarca creativo… no estoy seguro del título que tiene; Axel a editor jefe; a Nick también lo han ascendido según creo) eso significa que todo el mundo lo está haciendo bien y uno se alegra porque les vaya bien. Será bonito volver para hacer esa historia de Nick Furia en la que he estado pensando los dos últimos años.


Una visión distinta de un icono de la Marvel en PunisherMax

En tus cómics siempre abordas un tema para mí recurrente que es un poco la relación de colegas, de amistad, de compañeros. Me gustaría saber si te gustaría trabajar en alguna pareja clásica de superhéroes tipo Batman y Robin o cualquier pareja de héroes similar.

GE: Las relaciones entre colegas son siempre una buena cosa sobre la que escribir pero creo que soy la última persona que deberías dejar cerca de Batman y Robin [RISAS] Sólo hay una broma obvia y terrible que puedas hacer con ellos y yo iría directamente a hacerla, así que mejor mantenerme alejado [tras nuevas risas, adopta un tono más serio]. Creo que Batman, en solitario, es un personaje interesante… yo no leía cómics de superhéroes cuando era pequeño y el primero que recuerdo haber leído es El regreso del caballero oscuro, así que tuve un buen bautismo en los superhéroes en general y en Batman en particular. Pero fue toda una sorpresa para mí, cuando acabé El regreso del caballero oscuro y quise seguir leyendo más cómics de superhéroes y más cómics de Batman, encontrarme con que nada podía compararse en absoluto. Así que nunca podré hacer lo que un fan quiere ver porque no he sido nunca un buen fan de superhéroes.

Enlaces recomendados

  Ficha de Garth Ennis en la Comic Book Database

  Entrada correspondiente al autor en la Wikipedia.

  Todos los textos sobre Garth Ennis en Zona Negativa.

  Artículos en Zona Negativa a propósito de Bloody Mary, Crossed (1 y 2), El soldado desconocido, Historias de la guerra, Jennifer Blood, Nick Furia, Predicador y The Boys. Además, también os aconsejamos revisar el artículo que Raúl Martín escribió sobre Crossed en De Vertigo.

Leave a Reply

34 Comentarios en "Entrevista a Garth Ennis"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Carlos Martí
Lector

Lo siento, pero Garh Ennis es ese tipo de guionista al que encuentro repetitivo y aburrido, de la hornada de la marca “mira que cabrón soy”. The boys, por ejemplo, es un producto que me inquieta por cuanto parece destilar un especial odio/rencor hacia los superhéroes, lo que me llevó a considerar si no podría encerrar un especial odio/rencor hacia un determinado grupo social que, al ir en contra del particular autoconcepto del guionista que quiere tener de sí mismo, lo muestra oculto bajo otra forma que pueda aceptar conscientemente. Imaginemos que, por ejemplo, el concepto superheroico simbolizase… una determinada raza, como pudiera ser la comunidad negra. ¿Qué tal quedan así las siguientes proclamas?:
“¿Quienes se creen que son esos superhéroes para hacer lo que les de la gana? ¿Te has acostado con un superhéroe? ¡Qué asco! Los superhéroes no son sino unos pu… cab… a los que hay que tener atados en corto. Todos los superhéroes no piensan sino en foll… y en jo… Habría que aplastar la cabeza de los superhéroes con unos bates de béisbol”.
En alguna ocasión ya lo dije, pero un comic que no aspira más que a mostrar violencia por violencia, a la burla y desprecio de personajes que llevan con nosotros décadas gracias al talento de muchos artistas, a reflejar un listado de “cabronadas” y burradas, no es sino el pobre reflejo del escaso talento. Equivalen, en mi concepto, a los belenes estébanes y programas tipo Noria y Sálvame que encuentran audiencia en base a gritos, insultos, peleas y morbo fácil. Es muy fácil burlarse o degradar un concepto establecido, pero el mérito está en ser capaces de crear algo nuevo, algo que perdure. Pero para eso hace falta talento creativo y no destructivo.
Luego, claro, habrá quien diga que hay bajo esa capa de roña hay toda una historia profunda… como en una peli porno.

the drummer
Lector

‘soy la última persona que deberías dejar cerca de Batman y Robin … sólo hay una broma obvia y terrible que puedas hacer con ellos y yo iría directamente a hacerl’
Qué grande Garth Ennis!!! espero con ansias su colección de Nick Furia, como sea la mitad de buena que la del bueno de Frank Castle vamos a disfrutar de lo lindo

Tiegel
Lector

Nunca habría imaginado que en Max hubiera más libertad creativa que en Vertigo
 
Pd: que le dejen hacer un elseworlds de Batman y Robin!

Dr. Fleming
Lector

“Luego, claro, habrá quien diga que hay bajo esa capa de roña hay toda una historia profunda… como en una peli porno.”
 
Claro. El final del tomo 7 de The Boys no es un clímax emocionalmente desgarrador que hace que te preocupes realmente por lo que les va a pasar a los personajes. Es puro porno. ¿No? :).

Jordi T. Pardo
Autor

El mejor Garth Ennis es el de Demon, Hitman, Hellblazer y Predicador. Es un autor con talento, aunque a veces pueda parecer que no, pero en muchas ocasiones simplemente no sabe poner algo de mesura en sus trabajos y estos se acaban conviertiendo en grandes gamberradas y poco más, y ello a pesar del potencial que reflejan en algunos aspectos. Cuando le apetece es capaz de lograr una gran caracterización de sus personajes y construir tramas originales con un humor negro muy bien llevado pero, claro, cuando le apetece…

xerox24
Lector

Gracias por la entrevista, Raúl.
Inmortal su Predicador, le pese a quien le pese.

Titan
Lector

Qué poco me gusta este tío…

nenoskoda
Lector

Garth Ennis es un gran guionista y lo ha demostrado en muchas ocasiones. Es cierto que a veces tiende al exceso y a la salvajada, pero sería injusto ponerle la cruz por esas obras.
Personalmente me quedo con sus primeros trabajos para DC: Hitman, Demon, Predicador, pero su Castigador para Max es realmente bueno, Crossed impresiona y asusta y The Boys es una buena serie.
 
Lo mejor de Ennis es que es un guionista con estilo propio, distinto a cualquier otro, que escribe un tipo de historias que, pueden gustarte o no, pero que no te dejan indiferentes, lo que en un mercado con tanto guionista insípido, es de agradecer.
 

the drummer
Lector

Me encanta este tipo, pero coincido con la opinión expresada por alguien en este mismo foro (disculpas, no recuerdo quién) que afirmaba que Ennis da lo mejor de si mismo cuado está sujeto a un cierto control de la editorial de turno (como puede ser el caso del Punisher Max) que cuando está totalmente ‘desatado’ (Crossed); está claro que, como prácticamente todo guionista, tiene obras mayores (en este caso, muy grandes) y menores, pero son muy pocos los autores que pueden presumir de no haber escrito nunca una obra mediocre o, directamente, mala; a pesar de lo anterior, alguien que ha escrito series como Preacher o el citado Punisher es digno de mis respetos; incluso series concebidas como mero divertimento, como la actual The Boys, son muy disfrutables (al menos para mi aunque, como en todo, entiendo que habrá a quien no le guste).

Lgos1983
Lector

¿Aburrido y repetitivo? ¡Oh, jamás, mis jovencitos! Todas las  perspectivas y experimentaciones son necesarias en el medio de la arte. En efecto, el Señor Ennis no tiene el dominio de estructura narrativa de los consagrados Gaiman y Moore. Pero el contenido artístico-humano no se agota solamente con las exacerbaciones fabulísticas de un Gaiman ni con la densidad filosófica de un Moore. Creo que las acideces lisérgicas de Morrison y las bromas asesinas de Ennis, dos tipos muy debatidos, poseen su urgencia en el escenario de los cómics.
En el caso de Preacher, me identifico con la fuerza de realidad a que el irlandés narra los resultados del amor y amistad, la vida misma… Ok, nunca conocí a nadie con cara de culo o un santo que no se pierde un disparo… Sin embargo, Preacher habla de una noche en el bar, con una botella de uisquí en la mano, un Marlboro en la mesa, al lado del mejor amigo y con la novia en el regazo…
(Perdóname el español fanfarrón desde Brasil…)

nenoskoda
Lector

Es muy fácil burlarse o degradar un concepto establecido, pero el mérito está en ser capaces de crear algo nuevo, algo que perdure. Pero para eso hace falta talento creativo y no destructivo.
 
Ennis ya ha creado algo que perdura. Su Predicador es uno de los grandes cómics de los 90 y su Castigador para Max es el rasero porque el que ahora se mide cualquier historia del personaje.

erviaj
Lector

despues de crossed no se como puede dormir bien por las noches………..

Ocioso
Lector

erviaj ha comentado: despues de crossed no se como puede dormir bien por las noches
 
En vez de ovejitas cuenta billetes hasta quedarse dormido.

molon labe
Lector

Garth Ennis es un crak, estoy seguro que llego a Barcelona con una maleta hasta arriba de Carlsbergs,
me encanta lo borrico que es.
 

B_zombie
Lector

Con esa carita que pide a gritos que la abofeteen!

Elmo
Lector

Ennis rules!
Este tio es el amo!Que es repetitivo?y quien no?ademas si la formula funciona….

Raul Martin
Lector

Uno de los motivos por lo que me gustó entrevistar a Garth Ennis es que soltó todo lo que soltó con una naturalidad que rozaba lo ingenuo. No creo que este señor interprete su propio personaje, sino que realmente comulga con lo que explica. Al menos a mi me convenció. Y si fue capaz de ello en una mañana de resaca, ni me imagino de lo que podrá convencer a un pobre e ingénuo dibujante o editor durante la noche, con unas copas, en un pub…
 
Cambiando de tema, creo que en un aspecto en el que Ennis es uno de los 5 mejores del cómic USA es con los diálogos. Cuando el irlandés apunta bién y le acompaña un buen dibujante que recree correctamente la escena, los diálogos son dignos de mirar de tú a tú al trabajo de cualquier otro autor.

Elokoyo
Lector

Me encanta Ennis. Reconozco que tiene trabajos mejores que otros e incluso algunos no me gustan, pero no deja indiferente.
Tiene un estilo y sello propio que lo hacen reconocible enseguida. Para mí es un soplo de aire fresco en el panorama de comic “mainstream” actual. Todas sus obras tienen aspectos comúnes, como el resto de autores como Gaiman, Moore o cualquiera que queráis… todos son recurrentes en algo: magía, fantasía, onirísmo, etc…. pero eso tampoco es malo: o entras en el juego o te quedas fuera.

Yo de ennis me quedo con Predicador, Punisher y Hitman sobretodo. The Boys sólo he leído el 1er tomo y ya está, pero me gustó mucho. El resto de sus obras me gustan sin llegar a entusiasmarme como las anteriormente mencionadas, pero me parecen muy dignas y divertidas. Sobretodo reivindíco su “The Pro” que es simplemente genial.

Aviso de Spoiler

La escena de la prostituta haciéndole una mamada a “Superman” -ya me entendéis”- es simplemente genial. Y además la super-eyaculación provoca un accidente aéreo… jajajajajaja

Algo así sólo se le podía ocurrir a Ennis. Simplemente genial. Y algo que me gusta mucho de sus personajes son los lazos de amistad y camaredía que se establecen entre ellos. Genial.

La entrevista me ha parecido muy buena y me han sorprendido las impresiones que deja Ennis acerca de la libertad de Marvel y DC. Siempre pensé que DC era menos restrictiva que Marvel, pero veo que estaba equivocado, al igual que pensaba que en tema de beneficios también DC le daba más al autor que Marvel. Al menos antes era así según entrevistas que leí hace años de algunos autores, que decían que DC daba más royalties que Marvel por sus obras.

Y muy a mi pesar -no sabéis cuanto- reconozco que desde hace unos años a esta parte Marvel le esta dando 10 patadas a DC en tema de publicaciones, política editorial, sagas, etc… Y eso que soy un fan acérrimo de DC y me gusta más su mitología que la de Marvel, pero desde que Bendis, Quesada y Alex Alonso están en Marvel, la cosa ha mejorado muy mucho y realmente están sucediendo cosas en sus colecciones y con sus personajes. Han hecho evolucionar el Universo Marvel… que ya le tocaba.

DC también está haciendo cosas muy interesantes con sus personajes, pero me da la impresión que ha reaccionado tarde y que aún no ha encontrado una dirección clara por la que evolucionar.

Pero bueno, volviendo al tema que nos ocupa: una muy buena entrevista de Ennis que abarca casi toda su trayectoria y da su opnión sobre el panorama actual del comic.

¡¡¡BRAVO!!!

Johnny99
Lector

a mi me suele gustar mucho, e insisto, su trabajo mas equilibrado me parece the punisher: maneja con maestria un personaje ya conocido por todos, dandole nueva vida y un tono “adulto” ( que mal suena) que le alejó del comic de superheroes

Roy D. Mustang
Lector

Me encanta Garth Ennis. Se que es un guionista bastante criticado por el hecho de burlarse de los superhéroes que ahi están desde hace décadas, así como de otros temas sociales o incluso rutinarios, también que les odia (aunque esto último me choca y desconcierta bastante); pero en mi opinión sus guiones, en especial como ha reflejado en Demon o, mejor dicho en Hitman o en la reciente The Boys (que apenas he leido pero ya se por donde van los tiros), son algo totalmente entretenido y sobre todo una parodia, y que tienen cierto carisma (un tanto cuestionable por muchos) que parte de la intención de provocar a los lectores.
Creo que lo mejor para leer un comic de Garth Ennis es tener ciero sentido del humor. Negro, añado. De ahi que piense que quien no tenga este tipo de humor, raramente disfrutará de los cómics de Ennis, o que incluso no vea mas allá de un humor a lo teta-culo-pedo-pis, que haberlos los hay.

Lord Deu
Lector

Por la entrevista a Ennnis, podemos sacar como conclusion que hay gente que trabaja mejor con menos libertad creativa…..

miguel
Lector

offtopic (perdon): ¿qué fue de aquel concurso de Ibañez?

Captain Taylor (Saca tus sucias patas de encima, mono asqueroso!)
Lector
Captain Taylor (Saca tus sucias patas de encima, mono asqueroso!)

Tratándose de Ennis, siempre se me acusará de parcialidad. Disfruto enormemente todo lo suyo que leo y hasta sus “peores” Punisher me han hecho pasar un rato más que gratificante. Inmejorable en el desarrollo de personajes y certero y punzante en sus diálogos -de esos que relees para intentar memorizarlos y soltarlos en algún momento ante ajenos al cómic para quedar como un idiota…- 
 Recomendaría a todo el mundo sus “Historias de la Guerra”, ese tomo de Planeta con el que he triunfado regalándolo a todo aquel que estuviese de cumpleaños, fuese o no lector de tebeos.   

X-ternon
Lector

Roy D. Mustang
ha comentado
“Creo que lo mejor para leer un comic de Garth Ennis es tener ciero sentido del humor. Negro, añado. De ahi que piense que quien no tenga este tipo de humor, raramente disfrutará de los cómics de Ennis, o que incluso no vea mas allá de un humor a lo teta-culo-pedo-pis, que haberlos los hay.”
Pues a mi el humor negro, aunque no siempre, me hace gracia, y lo poquito que he leído de Ennis me ha parecido muy rabieta infantil y humor de caca, pedo, pis pero ya digo que he leído poco y cosas sueltas y bastante menores, puede que haya leído lo peor de Ennis (seguro) o puede que sencillamente no conecte con su obra (seguro también), pero ese poco que he leído me ha parecido muy flojo.

Juan Luis Daza
Autor

Pues para mí Ennis es un de mis autores favortios del mercado del cómic, desde hace tiempo, aunque no sea un guionista perfecto y no siempre acierte.
 
Es un narrador puro, muy de la vieja escuela. Sí, puede que sea bastante  dado al exceso en muchos de sus trabajos y a lo mejor debido a ello (como ya se ha comentado en esta web alguna vez) no explota más unas aptitudes decididamente sólidas para la narración. Pero el tipo trata de manera poco común temas que a mí me interesan profundamente como la violencia, la religión, la guerra o la amistad (sobre todo con esta última a veces ha creado jodidos tratados sobre compañerismo).
 
Me gusta mucho su vertiente más madura y seria, como su intachable Punisher MAX, War Stories o Predicador, pero también disfruto con productos más iconoclastas como Crossed o The Boys. De todos saco algo que me interesa o agrada notablemente.
 
Con respecto a que retrate de esa manera tan desagradable a los superhéroes yo me considero una persona con la mente lo suficientemente abierta como para aceptar que un autor los pisotee bestialmente, aunque sean personajes que me gusten. Un poco de autocrítica nunca viene mal. Es más, cuando veo a Ennis poniéndolos de degenerados o imbéciles (¿alegoría de la gente de color han dicho por ahí arriba?, ni de coña, en todo caso sería una degeneración por parte de Ennis de la “pura” y “superior” raza aria) no me queda más remedio que reirme por pensar si tiene algún trauma con ellos, pero también darle su mérito por morder la mano que le da de comer.
 
Lo dicho, uno de los grandes, que para mí (casi) siempre es un seguro de vida para comprar un cómic escrito por él.

salebaaay
Lector

DC esta teniendo lo que se merece, aunque la ame es genial que escritores alzen la voz en protesta, si ha de cancelarce toda la linea vertigo, que asi sea, con perdon de hellblazer
 
ennis es un tipo desenfadado, pero tambien tiene un lado en serio, y ambos lados los hemos podido disfrutar en sus comics, y ambos lados me gustan, tipos como el caen muy bien es igual a mark millar y rao te bendiga

nenoskoda
Lector

DC esta teniendo lo que se merece, aunque la ame es genial que escritores alzen la voz en protesta, si ha de cancelarce toda la linea vertigo, que asi sea, con perdon de hellblazer
 
¿Y tú piensas que los lectores vamos a ganar algo con que cancelen todas la colecciones de Vértigo?
 

miotxan
Lector

aunque últimamente sus obras no me dice mucho – no me gusto Crossed ni Las Crónicas de Wormwood – creo que es un buen guionista.Aunque a veces tienda al exceso y a la barbaridad.pero sabe manejar muy bien los tiempos narrativos y si no hay tenemos el “Hábitos peligrosos” de Hellblazer o “Nacimiento” de Punisher.Amén de que Predicador es una gran obra.Ah y siempre revindicaré The Pro.Simple y llanamente brutal.

frankie frank
Lector

Ennis es muy predecible. Me aburre

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

Enhorabuena por la entrevista. Me ha gustado mucho. Este fragmento me ha gustado tanto que he tenido que ponerlo en mi blog (enlanzando a la entrevista): “Creo que probablemente sea una buena forma de sopesar el efecto del poder en la gente y en la sociedad: empiezan con la mejor de las intenciones determinados a cumplir con su trabajo, pero gradualmente se acostumbran a ser poderosos y se corrompen. La carrera de cualquier político de éxito lo ilustra mejor que nada”.
Considero que Ennis tiene grandes obras como “El Predicador” a tener muy en cuenta y que está lejos del estilo de Millar, que me parece más simplón que el de Ennis.

 

theDwarf
Lector

Muy bonito que aborde el “tema de la religion” desde una perspectiva Atea… lo malo es que SOLO HABLA del catolisismo… parece obcesionado con el… y sus tramas paranormales solo beben de la mitologia Cristiana… eso no me habla a mi de un hombre ateo, mas bien de un hombre obsesionado con el cristianismo, sus mitos y sus verdades, nada mas.

El Hermano Vudu
Lector

No habla de la religion desde una perspectiva atea, habla de la religion desde una perspectiva Garth Ennis: Una perspectiva anticatolica, que no atea ,con la que te puedes reir mucho si tienes un determinado sentido del humor. Aunque ya se repite mucho con el catolicismo, me gustaria mucho que pasase a otras religiones como la musulmana por ejemplo.

New_Rodro
Lector

Nick Furia; el Nick Furia que solía reflejar en el PunisherMax. Por tanto, no es el tradicional super-espía de SHIELD, sino más bien el combatiente molón. La historia transcurrirá durante unos cuarenta años y se ambientará en Francia, Indochina, Cuba (a principios de los sesenta), Vietnam (en los setenta), Nicaragua y El Salvador (en los ochenta). Y también veréis el cuadro completo de lo que es la CIA.”
 
¡ME ACABO DE CORRER DEL GUSTO! 🙂

nenoskoda
Lector

eso no me habla a mi de un hombre ateo, mas bien de un hombre obsesionado con el cristianismo, sus mitos y sus verdades, nada mas
 
 
Creo que Ennis, como mucha gente, desprecia particularmente la religión en la que le educaron.
Leyendo sus obras me da la sensación de que odia la estructura de la iglesia y la -según él- hipocresía que la rodea. Que no se cree para nada esas “verdades” que tú dices y que sólo ve, critica y se ríe, corrupción.

wpDiscuz